viernes, 20 de julio de 2018

MOP reconoce limitaciones en el aeropuerto de Santiago y señala avances en la mesa técnica de mejoramiento de servicios

Por Ricardo J. Delpiano

SCL pasajeros hall público 2 (RD)
Foto: Ricardo J. Delpiano
Desde la posición del viajero, que diariamente ve afectado su tránsito en el aeropuerto de Santiago por las deficiencias de atención de los organismos públicos, el subsecretario de Obras Públicas, Lucas Palacios, comenta el éxito de la segunda reunión intersectorial de la mesa de trabajo conformada en el mes de junio. Una instancia que según la autoridad ha permitido que emerjan los primeros avances mientras se hace un reconocimiento de la situación actual del terminal aéreo.

“En primer lugar, queremos empatizar con los miles de pasajeros que llegan día a día y que ven que cada vez el servicio es más deficiente. Queremos empatizar todos los actores que participan en este proceso y que permiten que este sistema funcione. Hoy nos reunimos y estamos trabajando en conjunto para determinar todas aquellas soluciones que podamos implementar en el más corto plazo para que el aeropuerto pueda funcionar de la mejor forma posible”, comenta Palacios al término de la sesión mientras se realiza un recorrido por el aeropuerto.

En representación de su cartera, explica que existen ciertas limitaciones y restricciones que dificultan el ingreso al aeropuerto, los procesos de embarque y de conexión de los aviones a los puentes de embarque, lo que se suma a un aumento en el número de operaciones que se realiza diariamente. La apreciación entregada es la segunda instancia –al menos pública- que una autoridad del Estado -y del presente Gobierno- realiza en un intento por asumir la responsabilidad que les compete pero por sobre todas las cosas, muestra intención por buscar soluciones con urgencia considerando las obras que se efectúan.

“Tenemos un aeropuerto que nos quedó chico, actualmente estamos atendiendo a cerca de 22 millones de pasajeros, en circunstancia que tiene una capacidad para menos de 16 millones de pasajeros, por eso está funcionando esta Mesa Técnica a petición del Presidente Sebastián Piñera, del Ministro de Obras Públicas y de la Ministra de Transportes”, agrega el subsecretario.

La mesa técnica tiene como objetivo coordinar acciones entre los organismos públicos y los entes privados que intervienen en el aeropuerto con el fin de reducir lo más posible las deficiencias que existen en la atención en puntos clave del terminal como migraciones, revisiones de seguridad, Aduana y Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), que actualmente generan cuellos de botella, ralentizan procesos y afectan la experiencia del pasajero.

Producto de estas situaciones y ante el incremento del flujo de pasajeros, las largas prácticamente se han convertido en una realidad constante en el aeropuerto de Santiago, generando una carta negativa de presentación que opaca los avances conseguidos como por ejemplo, las nuevas experiencias impulsadas por el actual concesionario, las propias líneas aéreas u otras entidades privadas. Algunas de estas son por ejemplo, el mejoramiento de la oferta de tiendas comerciales, locales de comidas y bebidas, inversiones de nuevas salas VIP, bibliotecas públicas entre otras. Las deficiencias tienen en algunos casos afecciones en los procesos de embarque lo que afecta la puntualidad de los vuelos y toda la cadena de valor.

La mesa técnica está encabezada por el MOP, el Ministerio de Transportes, la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), Carabineros, la Policía de Investigaciones (PDI), SAG y Aduanas, además de Nuevo Pudahuel, sociedad concesionaria que administra, amplía y construye el nuevo aeropuerto de Santiago. Por la complejidad del sistema aeronáutico chileno, la coordinación intersectorial es fundamental dado que ningún organismo tiene injerencia sobre el otro, lo que incluye al concesionario, que pese a actuar sobre un área determinada, no puede intervenir directamente.

En la segunda sesión de la mesa técnica, los actores involucrados expusieron la situación y propuestas de solución a corto plazo. “Nosotros estamos implementando planes de contingencia en forma permanente y que nos han resultado y eso es una buena noticia. Si bien es cierto hay algunas fases críticas, las hemos solucionado en coordinación con el MOP y los otros servicios”, comenta, el director de Aeronáutica, general Víctor Villalobos.

Nicolás Claude, gerente general de Nuevo Pudahuel, destaca la iniciativa emprendida por el Estado. “Este trabajo que se está desarrollando con todas las autoridades bajo el liderazgo del MOP es sumamente importante. Manejar un terminal más allá de su capacidad es posible, pero necesita o implica una coordinación y una optimización fuerte de todos los procesos. Este es el trabajo que se está llevando a cabo hoy con todas las entidades y es lo que permitirá llegar a las fechas de entrega del nuevo terminal”.

Desde su llegada a fines de 2015, el concesionario ha intentado reducir los problemas de los cuellos de botella en el principal terminal aéreo de Chile facilitando con seis meses de anticipación las proyecciones de tráfico de pasajeros de manera tal que cada organismo público en el aeropuerto pueda destinar la dotación de personal o equipamiento para atender los flujos de una manera rápida y eficiente.

A pesar de que este tipo de instancias deben ser de carácter permanente, el trabajo que se realiza es valorable. Por ahora, el objetivo de la mesa técnica tiene el objetivo de mejorar la coordinación hasta fines de 2020 cuando esté operativo el nuevo terminal internacional (futuro terminal 2), que permitirá ampliar la capacidad para 38 millones de pasajeros.

jueves, 19 de julio de 2018

SCL Maintenance abre nuevas instalaciones reforzando la posición del aeropuerto de Santiago como centro reparador

Por Ricardo J. Delpiano

SCL Hangar SCL Maintenance (RD)
Foto: Ricardo J. Delpiano
A pesar de contar con una trayectoria de casi una década y una cartera no menor de clientes, SCL Maintenance prácticamente venía un centro reparador ignorado por el público general. Tal vez hasta ahora, ya que con la habilitación de la primera etapa de sus nuevas instalaciones, la empresa ganará una mayor visualización, además de contar con espacios más adecuados para ampliar la oferta de sus servicios y dar soporte al creciente número de aerolíneas que operan en el aeropuerto de Santiago.

Ubicados en el sector norte del recinto aeronáutico, las instalaciones de la primera etapa de SCL Maintenance consisten de oficinas, centro de operaciones, salas de reuniones y de capacitación, casinos y vestuarios para el personal, además de una cantidad importante de almacenes para albergar los diferentes repuestos de sus aviones. El proyecto a cargo de Carlos Romero y Christian Mardones, dos técnicos de mantenimiento aeronáutico y directores de la empresa, se entiende como la evolución de un objetivo y del compromiso por brindar un trabajo de excelencia.

“Esto comienza en 2009, con un cliente que volaba tres veces por semana a Santiago”, cuenta Romero. “De a poco comenzamos evolucionar hasta llegar a esto”. Hoy la pequeña empresa deja sus primeros espacios de trabajo en un galpón en la zona sur del aeropuerto para llegar a un lugar más amplio que permitirá no solo brindar un mejor trabajo a sus clientes sino proyectar crecimientos a futuro. “Hemos ido de a poco construyendo esto y llegamos a esta primera etapa, porque se ve que hay mucha necesidad en el mercado. En la necesidad de enfrentar este crecimiento hemos incorporado también a un nuevo accionista a este empresa”, amplía su socio.

Según cuentan sus directores, SCL Maintenance es hoy el principal centro de reparador del aeropuerto de Santiago por la cantidad de clientes con los que trabajan entre los que están Avianca, Avianca Brasil, GOL, United Airlines, UPS y recientemente, JetSMART, que ha seleccionado a la capital chilena como base principal de sus operaciones.

“Acá no hay ningún centro reparador como nosotros”, dice Mardones, asegurando que la evolución obtenida responde a la experiencia adquirida por su equipo técnico en líneas aéreas nacionales y extranjeras, además de un trabajo minucioso de casi una década con los cuales han ganado una cierta reputación en el país y en la región. Su posicionamiento puede chocar con algunas visiones que en su momento realizaron otros centros reparadores en el país que anticipaban una reducción de talleres producto de la consolidación de la industria. Desde la opinión del ejecutivo, eso no se ha manifestado por el crecimiento mismo de la industria y de la economía materializado en la llegada de nuevas compañías que aumentan las oportunidades para todos.

SCL Maintenance posee el reconocimiento de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC Chile) como Centro de Mantenimiento Aeronáutico (CMA) y de la Administración Federal de Aviación (FAA) que la certifica como Repair Station. Adaptándose a los requisitos específicos y criterios operativos de sus clientes, también cuenta con un personal bilingüe especializado con licencias de la Agencia Nacional de Aviación Civil (ANAC) de Brasil y la Administración Nacional de Aviación Civil de Argentina. En los próximos meses esperan tramitar la certificación de la Agencia Europea de Seguridad en la Aviación (EASA) con lo cual podrían atender a las líneas aéreas europeas.

Entre los servicios que ofrecen están todo lo relacionado con el mantenimiento en línea, siendo esa su especialización y principal característica para capturar las necesidades de las aerolíneas, ya que para estas colocar un servicio de mantenimiento en un tercer país “es extremadamente costoso”. “Podemos cambiar desde una ampolleta hasta un motor. Estamos completamente capacitados para la flota Boeing 737 en todas sus categorías, B757/B767, B777 y B787, la familia Airbus A320 y A330 y los Embraer ERj190, es decir tenemos capacidad para atender al 95% de aviones que aterrizan en el aeropuerto de Santiago”.

SCL Maintenance proyecta a corto plazo hacerse cargo de la licitación de uno de los espacios eriazos contiguos con el fin de construir una plataforma para estacionar aviones y realizar el mantenimiento de una manera más eficiente a los aviones, hecho que impactará positivamente en el ordenamiento y liberalización de espacios en la plataforma. “Esto ya nos quedó chico ya que estamos preparados para 12 compañías aéreas y estamos recibiendo interés de muchas otras”, adelanta Mardones.

Actualmente, la inversión de las nuevas instalaciones alcanza aproximadamente a los CLP1.200 millones en su plan inicial cifra que irá aumentando con la apertura de la nueva infraestructura aún en construcción como de otros proyectos. SCL Maintenance emplea aproximadamente a 80 personas pero estiman que en el corto plazo ese número pueda incrementarse impulsado por la atención que brindarán a los nuevos aviones que JetSMART planea incorporar.  “Fácilmente puede crecer a 200 personas”, destacan.

Las instalaciones de SCL Maintenance junto con la cantidad de operadores que tiene como clientes, contribuyen a reforzar la posición del aeropuerto Arturo Merino Benítez de Santiago como un recinto aeronáutico integral capaz de atender a un creciente número de líneas aéreas en la medida que expande su infraestructura tanto de terminales y áreas de movimiento como de servicios. Además de esta empresa, otros centros de mantenimiento del aeropuerto para líneas aéreas son los de LATAM Airlines y SKY.

miércoles, 18 de julio de 2018

Avianca y SKY triunfan con sus propuestas de servicios al ser premiadas como las “mejores” en SkyTrax 2018

Por Ricardo J. Delpiano

Avianca A320 BOG (Benjamín Concha)
Foto: Benjamín Concha
En una región en la que las líneas aéreas se encuentran en una completa transformación, Avianca y SKY, vieron un respaldo significativo de parte de los pasajeros y clientes de todo el mundo al ser votadas como las mejores en sus respectivas categorías en los premios SkyTrax 2018. Para el presente año, la aerolínea colombiana es la “Mejor Línea Aérea de Sudamérica” y la que ostenta la “Mejor Clase Económica de Sudamérica”, mientras que la chilena es la “Mejor Línea Aérea Low Cost”, además de conseguir el cuarto puesto a nivel de región entre todas las aerolíneas independiente de sus modelos de negocios.

La premiación denominada World Airlines Awards que la consultora SkyTrax entrega anualmente  es considerada como los “Oscar de la aviación”. La elección de las aerolíneas ganadores se realiza por las opiniones y votos de los propios pasajeros de 160 países quienes expresan su opiniones respecto a la satisfacción de productos y servicios que ofrecen tanto en tierra como en el aire.

En el caso de Avianca, el premio entregado en Farnborough International Airshow (FIA) 2018, se entiende como un respaldo a su propuesta de servicios legacy que entrega a sus clientes en un periodo de fuerte presión que este tipo de líneas aéreas están recibiendo en la región, como consecuencia del crecimiento del segmento de bajo costo y tarifas bajas (LCC, por sus siglas en inglés). En ese contexto, el triunfo es también un reconocimiento explícito al trabajo que la compañía ha realizado al homogeneizar rápidamente sus productos y servicios tras el periodo de fusión entre todas las aerolíneas que integran el grupo.

Para Hernán Rincón, CEO de Avianca, la distinción que otorgan los viajeros “nos indica que vamos en la ruta de vuelo correcta por obtener la preferencia de los clientes y nos anima a continuar adelantando esfuerzos por ofrecerles a nuestros pasajeros un servicio de clase mundial”.

Avianca obtuvo el primer puesto en la región seguida por la brasilera Azul Linhas Aéreas (que también es “Mejor Línea Aerea Regional de Sudamérica”), LATAM Airlines en tercer lugar, la chilena SKY en cuarto puesto y Aerolíneas Argentinas, en el quinto. Si bien el premio es para el grupo de Avianca Holdings S.A., el enfoque de servicios que el grupo controlador mantiene para las otras firmas “Avianca” en Brasil y en Argentina, permite que los pasajeros de estas empresas también accedan a una oferta reconocida globalmente por su alto estándar.

En la clasificación mundial, Avianca es la línea aérea número 51, ubicándose por detrás de Vietnam Airlines y por delante de Saudia. A nivel de región es la que obtiene la mejor clasificación, seguida por Azul en el puesto 53 y LATAM en el puesto 63 con un descenso de cuatro puntos respecto al ranking 2017.

Para SKY, ser electa como “Mejor Línea Aérea Low Cost de Sudamérica” y obtener el cuarto puesto entre todas las compañías aéreas de la región sean LCC o tradicionales, es sin duda un triunfo doble que evidencia el trabajo de una joven línea aérea que es capaz de emerger en un competitivo escenario, superar desafíos y transformarse adecuadamente, para ofrecer a sus pasajeros un producto accesible, constante y de alta calidad. Tomando en cuenta su propuesta de servicios, el galardón es un ejemplo de que es posible construir una LCC de alta calidad.

“Este premio es muy importante porque lo entregan los mismos pasajeros, ya que son ellos los que votan por la que consideran la mejor aerolínea en las distintas categorías y estamos muy agradecidos de que nos hayan elegido”, comenta Holger Paulmann, CEO de SKY.

La categoría “Mejor Aerolínea Low Cost de Sudamérica” es una de las más importantes del ranking establecido por la consultora y al igual que otras, distingue la calidad de una compañía aérea en la zona donde opera. El premio obtenido acompaña a otros reconocimientos obtenidos por SKY, ya sea entregados por la propia SkyTrax como en ámbitos locales desde el año 2015. Desde la compañía, lo interpretan como “un resultado producto de un exitoso plan de negocios que ha implicado la futura renovación total de la flota, la incorporación de nuevas tecnologías, y la mejora en todos sus procesos operacionales y comerciales”.

“Esto no solo nos ha convertido en la Mejor Aerolínea Low Cost de Sudamérica, sino que también en una de las compañías aéreas más puntuales del mundo y  una de las más seguras, tras obtener este año la renovación de su certificado de seguridad IOSA”, asegura Paulmann desde FIA 2018.

Sky A319 CC-AJF new colors taxiing (RD)
Foto: Ricardo J. Delpiano
En su categoría como LCC en Sudamérica, SKY supera a líneas aéreas como EasyFly, GOL y Viva Colombia (hoy Viva Air), así como a otras compañías, lo que sin duda le representa una positiva carta de presentación ante pasajeros y socios comerciales. Con una nueva renovación de la flota, la ampliación de nuevos servicios y una expansión de la empresa más allá de las fronteras de Chile, SKY está llamada a ser una de las líneas aéreas líderes a nivel sudamericano.

En la premiación SkyTrax 2018, las mejores líneas aéreas a nivel mundial son Singapore Airlines, Qatar Airways, All Nippon Airways (ANA), Emirates, Eva Air, Cathay Pacific, Lufthansa, Hainan Airlines, Garuda, Thai Airways. Entre las LCC en el mundo, el ranking corre en primer lugar para Air Asia, seguida de Norwegian, easyJet, Jetstar, Air Asia X, WestJet, IndiGo, Southwest, Eurowings y Scoot.

martes, 17 de julio de 2018

Air France – KLM fortalecerá su presencia en China por medio de un fuerte JBA con China Southern y Xiamen Airlines

Por Ricardo J. Delpiano

Air France - KLM tails (Luis Colima)
Foto: Luis Colima
Intensificando aún más la tendencia de una competencia entre bloques de líneas aéreas a nivel global, Air France – KLM junto a China Southern y Xiamen Airlines anuncian la creación de un fuerte acuerdo de negocio conjunto (JBA) en rutas entre Europa y China. El nuevo JBA permitirá transportar 1.250.000 pasajeros por año consolidando la oferta de Air France y KLM, como de sus socios chinos en una de las rutas más demandadas en el mundo.

La decisión de unificar fuerzas responde a las estrategias que las compañías aéreas están adoptando con el fin de fortalecer sus operaciones y alinear estrategias con el fin de asegurar la sostenibilidad del negocio en el tiempo frente a escenarios más desafiantes por contextos geopolíticos, una competencia más fuerte con un creciente número de actores y nuevos modelos de negocios. La unión con sus socios chinos demuestra que el foco de la estrategia de Air France – KLM continúa mirando hacia el Este, con el mercado chino como principal objetivo.

Con el anuncio dado a conocer este lunes 16 de julio en Ámsterdam, las cuatro líneas aéreas unen dos JBA que mantenían para construir una alianza poderosa que favorezca una mejor alineación de políticas y estrategias comerciales. Al existir más partes involucradas, las operaciones existentes como las que se puedan coordinar en el futuro, tendrán mayores incentivos para mantenerse dado el interés de cada empresa por trabajar en la comercialización de cada ruta. De esta manera, los pasajeros se aseguran hacia el futuro una mayor oferta en todo sentido.

KLM mantiene un JBA con China Southern desde 2006 en la ruta Ámsterdam – Beijing, al cual después se une Xiamen Air en 2015 para la ruta Xiamen – Ámsterdam. Posteriormente, Air France y China Southern crean un JBA para las operaciones París (CDG) – Guangzhou. Como resultado, los pasajeros contarán con dos centros de conexiones en Europa (París (CDG) y Ámsterdam), además de cinco hubs en China (Beijing, Chengdu, Guangzhou, Hangzhou, y Xiamen).

Según indican las líneas aéreas, se optimizarán las conexiones y los itinerarios, además de ofrecer beneficios en los respectivos programas de lealtad para los viajeros en las rutas incluidas en el JBA.

“En 2016, celebramos 10 años del joint venture entre KLM y China Southern, hoy fusionamos los dos existentes en uno sólo”, dice Pieters Elbers, CEO de KLM. “Estoy orgulloso de este joint venture porque intensifica los intereses de Air France  - KLM en China. Uniendo fuerzas ofrecemos a nuestros clientes una red extensa y única entre Europa y China”.

Patrick Alexandre, vicepresidente ejecutivo Comercial, Ventas y Alianzas de Air France – KLM enfatiza en la cooperación con China Southern y Xiamen Airlines al combinar los joint ventures. “Nuestro único joint venture preserva los beneficios para nuestros clientes y salvaguarda la posición de Air France – KLM en China”.

Si bien el JBA que se crea está circunscrito a las rutas entre Europa  y China, sus implicancias van más allá, así como sus beneficios. En primer lugar, representa una nueva muestra de consolidación de la industria aérea y una intensificación de la competencia entre bloques tanto a nivel bilateral como multilateral. En segundo lugar, se trata de una acción local o regional pero con consecuencias globales, ya que no sólo los pasajeros que se trasladen entre los mercados mencionados serán beneficiados, sino cualquier viajero podrá acceder a una mejor coordinación de vuelos y conexiones, junto a múltiples hubs que brindan acceso más directo a distintas ciudades.

Air France y KLM son líderes europeas en el mercado chino. La línea aérea francesa mantiene vuelos desde París (CDG) hacia Beijing, Shanghái (PVG), Hong Kong, Guangzhou y Wuhan, mientras que la firma holandesa conecta Ámsterdam con Beijing, Shanghái (PVG), Chengdu, Hong Kong y Hangzhou. Además de atender China, las dos compañías ofrecen una extensa red en el Lejano Oriente atendiendo las principales ciudades de esa región con vuelos propios y con códigos compartidos a través de sus socios en SkyTeam que incluyen a China Eastern, China Southern, China Airlines, Korean Airlines y Xiamen Airlines.

Con el fin de enfrentar una creciente competencia en rutas a Asia, disputadas directamente con las líneas aéreas del Medio Oriente, en especial Emirates y Qatar Airways, Air France – KLM ha intensificado su estrategia de alianzas y JBA con compañías como Delta en los Estados Unidos, Virgin Atlantic en el Reino Unido, Jet Airways en India y China Eastern en China, además de la nueva asociación conjunta creada. De esta manera, asegura importantes corredores de comunicación entre Este y Oeste, con una alta calidad de servicios, multiplicidad de alternativas de viaje y un rol trascendental de los aeropuertos como articuladores de redes y servicios.

A diferencia de las fusiones, los JBAs son flexibles, modificables y temporales, pudiendo ser incluso focalizados, según el mercado. Las empresas que incurren en este tipo de acuerdos, pueden disponer más de uno según sean sus necesidades. Distintos actores de la industria, han calificado a los JBA como “el futuro del transporte aéreo” por medio de los cuales las líneas aéreas buscan fortalecer sus negocios y ofrecer más servicios a los pasajeros a través de una cooperación más estrecha entre todas las partes participantes.

Junto con trabajar en rutas, Air France – KLM, China Southern y Xiamen Airlines cooperarán en handling en los aeropuertos, catering y servicios de mantenimiento, como por ejemplo en el caso de los motores de los Boeing 787 de Xiamen Airlines que serán atendidos por Air France – KLM Engineering & Manteinance. Las cuatro líneas aéreas agregan que se están discutiendo cooperaciones en otros ámbitos como la carga. 

lunes, 16 de julio de 2018

JetBlue selecciona el Airbus A220 por mayor eficiencia y mayor flexibilidad en comparación con los Embraer ERj190

Por Ricardo J. Delpiano

JetBlue A220 (Airbus)
Foto: Airbus 
La neoyorquina JetBlue se ha convertido en el primer cliente que encarga el nuevo A220. Si bien por ahora es sólo un Memorándum de Entendimiento (MoU), las 60 unidades son consideradas como el puntapié inicial del nuevo impulso comercial que Airbus promete al avión de Bombardier bajo la nueva alianza que ambos fabricante han establecido y que desde el 1º de julio está en vigencia.

El MoU de JetBlue considera al modelo A220-300 (ex CS300) con el cual reemplazará a todos los Embraer ERj190. La razón de la compañía está sustentada por una mayor eficiencia operacional y flexibilidad en comparación con la flota que reemplaza, permitiéndole incrementar la capacidad y explorar nuevos mercados sin afectar sus planes de expansión desde distintas ciudades foco.

“Estamos actualizando nuestra flota pensando en el futuro de JetBlue, y la impresionante autonomía y economía operativa del A220-300 nos proporciona flexibilidad, además de obrar en favor de nuestras principales prioridades financieras y operativas”, dice Robin Hayes, CEO de la aerolínea. “A punto de celebrarse el vigésimo aniversario de JetBlue, el A220, en combinación con nuestra flota de A321 y de A320 reconfigurados, nos ayudará a brindar la mejor experiencia a bordo a nuestros clientes y a lograr nuestros objetivos financieros a largo plazo en nuestro continuo y disciplinado crecimiento de cara al futuro”.

Por su capacidad de llevar hasta 150 pasajero en clase única, el A220-300 permite a JetBlue llevar más pasajeros y atender desde sus ciudades base mercados de menor densidad de pasajes con una mayor economía, que antes no podía atender de manera eficiente con los ERj190. En comparación con la capacidad de estos últimos (100 asientos), el A220 permite incrementar hasta en 50 asiento más por vuelo generando más eficiencias y capacidades para sumar más pasajeros a través de políticas de estimulación a través del precio, sin comprometer el modelo de negocios.

Desde hace algunos años, JetBlue ya venía explorando alternativas para reemplazar su flota ERj190 que prácticamente estaba reservada a rutas específicas como el puente aéreo Nueva York (LGA) – Boston, entre otras. Considerando el número de unidades encargadas, el reemplazo será a razón de 1:1 por lo que existirá un crecimiento significativo entre 2020 y 2025. Los ERj190 comenzarán a dejar la flota de la aerolínea neoyorquina a partir de 2020.

El crecimiento por asiento va en sintonía con las acciones que la compañía está realizando para optimizar su actual flota, proceso que incluye el incremento de la cantidad de asientos por avión (12 plazas más en los A320, por ejemplo) y una mayor preferencia por los modelos de mayor capacidad. Como parte del plan, JetBlue ha modificado ha cambiado, además, sus pedidos actuales de 25 unidades del A320neo a su versión más grande el A321neo. Los A321neo y A220 de JetBlue estarán equipados con motores Pratt & Whitney GTF.

“La elección por parte de JetBlue del A220 para complementar su creciente flota de la familia A320 supone un enorme respaldo tanto al A220 como a la manera en que estos dos aviones pueden funcionar juntos para introducir mayor flexibilidad en la redes de las aerolíneas y brindar una magnifica experiencia a los pasajeros”, resalta Eric Schulz, CCO de Airbus. “JetBlue podrá́ sacar partido de la incomparable eficiencia del A321neo y del A220-300 y ventaja de las cabinas más espaciosas y atractivas para los pasajeros que cualquier otra de aviones de su categoría de tamaño”.

Airbus señala que el A220 “dará respuesta a un mercado mundial de aviones de pasillo único más pequeños, que se estima en unos 6.000 aparatos a lo largo de los próximos 20 años”. El fabricante europeo fabrica, comercializa y presta servicios de apoyo al A220 en el marco del acuerdo recientemente firmado y materializado en el CSeries Aircraft Limited Partnership (CSALP).

“La asociación CSALP entre Airbus, Bombardier e Investiment Quebec tiene el compromiso de ofrecer al mundo los mejores aviones en el mercado de 100 a 150 plazas, y la elección del A220-300 por parte de JetBlue demuestra que nuestro equipo está produciendo un ganador”, dice Philippe Balducchi, CEO de CSALP.

domingo, 15 de julio de 2018

GOL apuesta por un mayor crecimiento en rutas medias con la incorporación del B737 MAX 8

Por Ricardo J. Delpiano

GOL B737 MAX 8 1(GOL)
Foto: GOL 
La brasilera GOL Linhas Aéreas ha recibido su primer Boeing 737 MAX 8, iniciando una etapa de modernización completa de sus operaciones que se extenderá hasta el año 2028. Según lo acordado con el fabricante, serán 120 unidades a incorporar gradualmente brindando a la compañía una mayor eficiencia operacional, calidad de sus servicios y principalmente, mayores oportunidades de crecimiento. Se prevé que la incorporación de estos nuevos aviones sea un catalizador en el desarrollo de rutas medias, principalmente entre Brasil y los Estados Unidos.

“La llegada de nuestro primer Boeing 737 MAX 8 es un hito para GOL. El gran diferencial de esta aeronave es la economía de combustible que proporcionará a la compañía, tan pronto como ingrese a la red en agosto. Además, amplía las oportunidades de expansión internacional de la empresa, al poder ofrecer vuelos directos de Brasil a cualquier destino en América Latina y Florida, como Miami y Orlando, disponibles a partir de noviembre de este año”, afirma el vicepresidente de Planificación de GOL, Celso Ferrer.

El B737 MAX 8 posee un alcance de 3.550 millas náuticas (6.570 kilómetros) lo que sumado a la mayor eficiencia de sus motores posibilita la apertura de nuevas rutas y destinos. Como ejemplo, están los tramos sin escalas que se abrirán desde distintos puntos de Brasil hacia los Estados Unidos, sin afectar la capacidad como ocurre con la flota actual y la incorporación de Quito, en Ecuador como nuevo destino de la compañía.

Más allá de las rutas hacia Estados Unidos o Ecuador, por el momento no se anuncian nuevos destinos o rutas. Sin embargo, no se descarta que en un futuro próximo dependiendo de las entregas de nuevas unidades la compañía sume o refuerce otros mercados. En ese sentido, es altamente probable que en los próximos años GOL amplíe su presencia continental especialmente hacia el lado Pacífico o que destinos en el Caribe puedan también ser foco de expansión considerando el enfoque de la línea aérea.

Mientras se incorporan los equipos restantes previstos para el presente año, se espera que el nuevo avión atiendan distintos tramos domésticos como algunos internacionales dentro de la región. Por ejemplo, es posible que la aeronave opere algunas de las frecuencias a Santiago. En el corto plazo, el aporte del B737 MAX en GOL es significativo para la recuperación de la participación de la compañía en el tráfico hacia Norteamérica impulsado por la alianza que mantiene con Delta.

A bordo, GOL mantiene su configuración de cabina flexible con sus productos ya característicos, recientemente homogeneizados con el servicio de Delta para ofrecer a los pasajeros un mismo estándar entre una y otra compañía aérea. Así por ejemplo, destaca la inclusión de GOL + Comfort y el internet a bordo.

Entre las innovaciones, la compañía también destaca el ambiente de cabina que brinda el diseño Sky Interior de Boeing, la iluminación con tecnología LED y nuevos asientos más ergonométricos y ligeros que aportan a una mayor eficiencia de la operación aérea, mientras que para el pasajero entregan herramientas para una “experiencia digital” con toma corrientes y puertos USB que permiten utilizar equipos electrónicos personales. “La aeronave está equipada con una antena que permite el acceso a internet durante el período de vuelo, y a la plataforma completa de entretenimiento gratuito que incluye TV en vivo”, especifican desde la línea aérea.

Las innovaciones alcanzadas por Boeing en el diseño de la familia B737 MAX ofrecen una reducción en el consumo de combustible y emisión de gases contaminantes en un 15% en comparación con la flota actual. La eficiencia operacional del avión sumado a las iniciativas generadas de la compañía entregan una ayuda para la consolidación del modelo de negocios, necesaria para enfrentar la alta competencia que se advierte en las rutas medias.

GOL es la segunda línea aérea de Sudamérica en recibir el B737 MAX 8 después de Aerolíneas Argentinas y la tercera de toda América Latina considerando a Aeroméxico. Durante el segundo semestre, Copa Airlines se unirá a este grupo aerolíneas cuando reciba también la primera unidad de esta familia de aviones, aunque lo hará con la versión MAX 9 de mayor capacidad.

sábado, 14 de julio de 2018

LATAM incorpora en régimen de arriendo temporal dos Boeing 777-200ER a su flota

Por Ricardo J. Delpiano

LATAM B777-200ER CC-BKB (Felipe González)
Foto: Felipe González - Mafespotters
Como parte de las medidas adoptadas para compensar la reducción de capacidad provocada por los mantenimientos preventivos de los motores Rolls Royce Trent 1000 Package C que equipan a algunos Boeing 787, LATAM incorpora de manera temporal dos aviones B777-200ER a su flota. Se trata de dos equipos alquilados a Boeing Capital que operarán en la compañía en rutas selectas desde Santiago.

La primera aeronave (registro CC-BKB) arribó al aeropuerto de Santiago el martes de 10 de julio y operará en la ruta Santiago – Isla de Pascua, con una frecuencia de tres vuelos por semana (de un total de nueve semanales) los días miércoles, jueves y viernes. Se espera que una segunda aeronave se incorpore en los próximos días y opere otras rutas de la línea aérea -que según indican-, será informada oportunamente.

Los B777-200ER son aviones ex Singapore Airlines y están equipados con motores Rolls Royce Trent 800. Además de operar para la línea aérea de Singapur, también formó parte de la flota de Royal Brunei. De acuerdo con LATAM, la configuración de estos aviones es de 30 asientos en Business y 255 en Economy, permitiendo un ofrecer un producto relativamente homogéneo en capacidad a los B787-9. Precisamente, una de sus ventajas es la disposición de la misma cantidad de plazas que las definidas por la compañía para la cabinas Business. Según informa la compañía, los dos aviones operarán con tripulaciones de LATAM, ofreciendo servicios y comidas a bordo bajo los altos estándares que la caracteriza.

La incorporación de los dos aviones adicionales por un periodo de corto de tiempo forma parte de las medidas que LATAM está tomando para compensar la disminución de la flota B787 afectada por los mantenimientos preventivos de motores Rolls Royce Trent 1000 Package C y en menor medida de la serie B, los que corresponden a aproximadamente el 25% mundial de la flota. Entre las acciones emprendidas están el arriendo de un total de siete aviones, incluidos cuatro Airbus A330-200 y un Boeing 747-400 (ya devuelto) a la española Wamos Air, más los dos equipos mencionados a Boeing Capital. Además se han reorganizado itinerarios y cambiado algunos equipos que operan en ciertas rutas.

LATAM es una de las muchas compañías aéreas en el mundo afectadas por las revisiones adicionales y en un tiempo menor al previsto de los motores Rolls Royce Trent 1000, como parte del programa global de mantenimiento preventivo por los problemas en el compresor del motor. Con el fin de evitar cualquier afección mayor que ponga en riesgo la seguridad, los trabajos a los motores es una medida necesaria y todo avión que se encuentra operativo, cuenta con los chequeos correspondientes que brindan garantías a todos los usuarios.

Como consecuencia, actualmente existe una gran demanda de motores y de mantenimiento que han extendido los tiempos de reparación, complicado las operaciones de distintas líneas aéreas entre las que están All Nippon Airways, Air New Zealand, Avianca, British Airways, LOT, Royal Brunei, Thai Airways, Scoot y Virgin Atlantic, además de LATAM. Las más afectadas con esta situación son aquellas que no disponen de aviones de similares capacidades y alcance para compensar la detención forzada de los B787 afectados, ya sea por plan de flota o bien porque culminaron la renovación de su flota con dicho material.

La adquisición de material en arriendo (sea wet lease o dry lease) así como la modificación de itinerarios y una oportuna comunicación, se interpretan como un compromiso de LATAM por ofrecer a sus clientes un servicio transparente, con itinerarios a tiempo y con aeronaves que cumplen con toda la normativa de seguridad de la compañía así como de las distintas autoridades aeronáuticas de los mercados en los que opera. Independiente de lo anterior, “LATAM ofrece a sus pasajeros sus más sinceras disculpas por esta situación y está trabajando con Rolls-Royce y Boeing para mitigar los impactos y reanudar la operación de sus Boeing 787s lo antes posible”.

Actualmente existen ocho aeronaves B787 modelos -8 y -9 fuera de vuelo temporalmente los que corresponden al 40% de la flota B787 de LATAM. Los aviones de la familia B777 son equipos que conocidos en la compañía, con los modelos B777-300ER utilizados para las rutas de larga distancia y alta densidad desde Brasil, y los B777F, que operaron vuelos de carga entre los años 2009 y principios de 2018.

viernes, 13 de julio de 2018

Aeropuerto de Santiago estima un 9% de pasajeros más en vacaciones de invierno en comparación con 2017

Por Ricardo J. Delpiano

SCL embarque nacional 2017 (RD)
Foto: Ricardo J. Delpiano
En sintonía con los crecimientos que en los últimos meses ha experimentado el tráfico de pasajeros en Chile, Nuevo Pudahuel estima que durante la presente temporada alta de invierno se movilizarán más de 33.500 pasajeros en vuelos nacionales e internacionales por el aeropuerto de Santiago. Según el concesionario, la cifra representa un crecimiento de 9,0% en comparación con la misma temporada del año anterior y un 18,0% en comparación a una temporada baja. El tráfico de pasajeros estará distribuido en partes iguales (50%-50%) para viajeros domésticos e internacionales.

Las estimaciones entregadas se interpretan como consecuencia directa de las políticas de estimulación de la demanda y de la anticipación de la compra impulsada por las líneas aéreas, que en vuelos domésticos se manifiesta desde el establecimiento de una alta competencia dominada por los tres operadores principales del país funcionando con un modelo de bajo costo y tarifas bajas (LCC, por sus siglas en inglés) o similar. En vuelos internacionales, la mayor demanda de viajeros se potencia por el incremento de la oferta realizada a través de aumento de capacidad por tipo de aeronaves, frecuencias adicionales y nuevos operadores.

De las nuevas aerolíneas, destaca el aporte de JetSMART en rutas domésticas por encontrarse operando en forma plena con 11 rutas, una flota de cinco aviones funcionando a máxima capacidad y un mayor conocimiento de la línea aérea por parte de los usuarios, además de su acción comercial que genera en sus competidores respuestas que dinamizan el mercado. En rutas internacionales, sobresalen el incremento de frecuencias realizado por KLM a fines de 2017 permitiendo una mayor oferta hacia Buenos Aires (EZE) y Ámsterdam, la operación de tres frecuencias diarias por parte de Avianca Brasil y la llegada de Emirates. La acción de estos dos últimos operadores puede ser significativa en la llegada de turistas desde Brasil, así como en el traslado de chilenos hacia ese país. El caso de la línea aérea Dubái también resalta por la conexión con Asia y el Medio Oriente.

Con un recinto aeronáutico en obras y en plena transformación, la temporada alta representa un desafío para líneas aéreas, para los distintos proveedores de servicios (aeronáuticos y no aeronáuticos, comerciales y no comerciales) y para los organismos públicos responsables. En ese contexto, el concesionario que administra, amplía y construye el nuevo aeropuerto de Santiago destaca el trabajo que se está realizando con las instituciones públicas para reducir los cuellos de botellas en puntos como los filtros de seguridad, migraciones y revisiones de Aduana y del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG).

“Nuevo Pudahuel envía con tres meses de anticipo los flujos de pasajeros diarios y por cada hora, para que Policía de Investigaciones (PDI), SAG, Aduanas y DGAC (AVSEC) puedan organizar el número de sus recursos humanos para asegurar la fluidez en tiempos de espera en sus procesos”, comenta Branko Karlezi, subgerente de Comunicaciones del concesionario.

No obstante, a pesar de la buena disposición que los organismos públicos pueden mostrar o declarar respecto a la mejora en los flujos de tránsito al interior de los pasajeros, la falta de responsabilidad política (individual como común) y de una coordinación efectiva entre las instituciones, no brindan total garantías a los pasajeros a pesar de los esfuerzos desplegados.

Con el fin de intentar terminar con ese negativo historial para la principal puerta de entrada a Chile, gestiones gubernamentales que incluyen a seis ministerios que intervienen en el aeropuerto buscan soluciones a corto plazo, necesarias para enfrentar los problemas existentes durante los años previos a la inauguración de la nueva infraestructura prevista para 2020-2021. Tomando en cuenta ciertas iniciativas, la presente temporada alta puede ser considerada como una oportunidad para evaluar las coordinaciones que se puedan dar y determinar futuras medidas.

Si bien la mejora en la gestión y servicios que los organismos públicos brindan es fundamental para mejorar la experiencia en el aeropuerto de Santiago, los viajeros también poseen una cuota de responsabilidad importante. Como ejemplo, es importante que los pasajeros respeten los tiempos de presentación en el check-in (dos horas en vuelos nacionales y tres en los internacionales), realicen tránsitos inmediatos y rápidos por los filtros de seguridad y migración, organicen su equipaje, de manera tal de hacer más eficientes cada uno de los procesos. Nuevo Pudahuel menciona la importancia de usar los estacionamientos remotos como “Patagua” y “Pehuén” por el alto porcentaje de espacios disponibles. Considerando los traslados entre estacionamientos y terminal, se sugiere que los pasajeros agreguen un tiempo de 10 o 15 minutos a sus tiempos de presentación en aeropuerto.

Como usuarios y proveedores de servicios, las distintas líneas aéreas que operan en el aeropuerto de Santiago deben maximizar sus dotaciones de personal, de manera de reducir las filas en los mostradores. Algo que también se espera en las puertas de embarque, tomando en cuenta las largas filas de pasajeros que se forman tanto por iniciativa propia como por las políticas de abordaje que se utilizan.

Nuevo Pudahuel recalca que si toda la comunidad aérea trabaja en conjunto, las aerolíneas coordinan los horarios determinados por la DGAC para sus operaciones y los pasajeros se toman el tiempo suficiente para arribar sin apuros al terminal, esta época será una buena experiencia para todos.

jueves, 12 de julio de 2018

Avianca cerraría “pronto” una alianza con United que reforzaría la red continental de ambas

Por Ricardo J. Delpiano

Avianca A319 N690AV (RD)
Foto: Ricardo J. Delpiano
A pesar de que reconoce que las negociaciones se iniciaron hace poco tiempo, Hernán Rincón, CEO de Avianca Holdings S.A., ya anticipa que un posible acuerdo con United Airlines estaría próximo a materializarse. En una entrevista con el diario colombiano “El Espectador”, el directivo indica “que desde el punto de vista de los negocios está 99% acordado”. De ser ciertas, su afirmaciones podrían anticipar el inicio de un contrapeso al bloque que American Airlines y LATAM están levantando con su acuerdo de negocio conjunto (JBA, por sus siglas en inglés) ya aprobado en varios países.

La alianza de Avianca con United sería bajo la misma fórmula (JBA) aprovechando las relaciones bilaterales que ambas compañías poseen a través de la red de Star Alliance, la presencia en mercados claves dentro de la región y la complementariedad de centros de conexiones que podrían aportar y fortalecer a las operaciones de cada compañía. La oficialización de las negociaciones -o el comienzo de estas- surgen en la 73va Asamblea General de la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA). En su oportunidad fueron entendidas como parte de los acercamientos entre las dos compañías en el mes de febrero de 2017, con miras a profundizar las relaciones comerciales y establecer mayores mecanismos de cooperación que aporten al negocio.

De acuerdo con las opiniones vertidas a “El Espectador” por parte de Rincón, el JBA no consideraría inversión de capital que permita suponer una inyección de recursos o una participación de otra compañía. “Avianca no está buscando inversiones de capital de United”, expone. El JBA también podría incluir a Brasil aprovechando las intenciones de consolidar “las dos Aviancas”.

United se encuentra analizando minuciosamente sus movimientos en América Latina por medio de inversiones y alianzas estratégicas más que un incremento significativo de operaciones como ocurre por ejemplo con American Airlines que ha anunciado nuevas rutas e incrementos de capacidad. En su planteamiento ha mostrado interés por un JBA con Copa Airlines mientras en forma paralela incrementar su inversión en Azul Linhas Aéreas. Si bien pueden existir coincidencias en los mercados, pareciera que en el corto plazo se tratan de estrategias complementarias que también podrían considerarse como la base para una mayor asociación multilateral en el largo plazo.

Mientras eso llega, el JBA con Avianca toma protagonismo en la estrategia de la línea aérea estadounidense. Rincón ya adelanta una coordinación de operaciones y la posibilidad de combinar las redes existentes. “Una vez se apruebe, vienen los cambios. Me puedo sentar con la gente de United y decirles: ustedes tiene un vuelo de Newark a Bogotá a las 4 de la tarde, si lo mueven a las 2 de la tarde, les puedo dar conectividad a Lima o a Mompox o a donde sea. Eso no lo puedo hacer hoy. Itinerarios, conexiones, frecuencias, todo será acordado. Incluso podemos llegar a extremos de no volar a Newark porque todo lo va a hacer United. Y viceversa: si tengo 30 vuelos a Miami y ellos cinco, pues mejor lo hago todo. Todo esto será para más destinos, mejores conexiones, mejores precios”.

En Norteamérica, Avianca tiene entre sus rutas operaciones desde Bogotá a Boston, Fort Lauderdale, Los Ángeles, Miami, Nueva York (JFK), Orlando y Washington (DC), agregando en el futuro vuelos a Chicago (ORD). Desde Medellín (MDE) a Miami y Nueva York (JFK), mientras que desde Barranquilla, Cali y Cartagena a Miami. Asimismo opera desde Lima a Miami y desde San Salvador a Chicago (ORD), Dallas Ft. Worth, Los Ángeles, Miami, Nueva York (JFK), San Francisco, Toronto y Washington (IAD). Además, están los enlaces desde Managua y San Pedro Sula a Miami, y desde Ciudad de Guatemala a Los Ángeles y Miami. United por su parte mantiene servicios a Colombia desde Houston (IAH) y Newark.

Según estimaciones iniciales de la industria la alianza generaría cientos de millones de dólares en sinergias con una duración inicial de 10 años que puede ser renovada. Por la extensión de la red incluyendo las variadas rutas y frecuencias hacia/desde Norteamérica, el JBA con United viene a reforzar el plan de expansión en el continente con una ganancia equitativa independiente de que sea Avianca la que opere la mayor cantidad de vuelos.

El JBA de Avianca y United busca crear un bloque fuerte que permita a las dos compañías enfrentar de mejor manera a los negocios conjuntos de American Airlines y LATAM, que aún dependen de las últimas aprobaciones regulatorias de parte del Departamento de Transporte (DOT) de los Estados Unidos y el de Chile, y también –aunque en menor medida- del JBA entre Aeroméxico y Delta.

miércoles, 11 de julio de 2018

Boeing establece alianza con Embraer para enfrentar a Airbus y su A220 en un nuevo escenario para los aviones regionales

Por Ricardo J. Delpiano

Boeing Embraer (Boeing Twitter)
Foto: Boeing
Como una respuesta directa a la colaboración que Airbus y Bombardier han establecido para el programa CSeries, hoy rebautizado como A220, Boeing y Embraer llegan a un acuerdo para el establecimiento de una nueva cooperación industrial. De esta manera, las cuatro primeras fábricas de aviones del mundo dan muestras de un nuevo proceso de consolidación de la industria, así como una nueva forma de atender y comercializar los aviones regionales a un menor riesgo en un mercado en transición.

La alianza entre Boeing y Embraer es un acuerdo de negocio conjunto (JBA, por sus siglas en inglés) formada por la división de aviación comercial y de servicios de la firma brasilera con la división de operaciones de desarrollo comercial, producción, marketing y servicios integrales de la estadounidense. Como se trata de un JBA, la figura que se crea no es vinculante con una participación por parte de Boeing del 80% mientras que el 20% restante en manos de Embraer.

“Con esta asociación estratégica nos posicionaremos de forma óptima para generar un valor significativo para los clientes, los empleados y los accionistas de ambas compañías, al igual que para Brasil y Estados Unidos”, afirma Dennis Muilenburg, presidente del Consejo de Administración, CEO y consejero delegado de Boeing. “Esta importante colaboración encaja claramente con la estrategia a largo plazo de Boeing de invertir en crecimiento orgánico y aportar valor a los accionistas, y se complementa con acuerdos estratégicos que promueven y aceleran nuestros planes de crecimiento”.

Para el presidente de Embraer, Paulo Cesar de Souza e Silva, el acuerdo con Boeing “creará la colaboración estratégica más importante en el sector aeroespacial, fortaleciendo el liderazgo de ambas compañías en el mercado mundial”. Estima que la combinación de los negocios generará un círculo virtuoso para potenciar las ventas y producción, mismas que ayudarán a dar sostenibilidad los proyectos actuales y futuros.

Según declaran las empresas, la operación valora el 100% de las operaciones de aviación comercial de Embraer en US$4.570 millones y un valor de US$3.800 de Boeing. Las estimaciones de ambas incrementarán el beneficio por acción del fabricante estadounidense a partir del año 2020 y generará sinergias en costos por US$150 millones anuales sin considerar impuestos a partir del tercer año.

El JBA que se propone se entiende como parte de la evolución de la colaboración que Boeing y Embraer han mantenido por 20 años, pero está directamente impulsada por las consecuencias que genera la asociación de Airbus con Bombardier anunciada a fines de 2017 y materializada el 1º de julio del presente año. Mientras la fórmula europea-canadiense es más equitativa, el mecanismo de cooperación escogido estará dirigido por Boeing, que tendrá el control operacional y de gestión de la nueva compañía que estará basada en Brasil.

La nueva firma resultante bajo el JBA estadounidense brasilero trabajará para atender la demanda de los llamados “aviones regionales” los que se integran al resto de la cartera de aeronaves. De esta manera y al igual que Airbus lo hace con Bombardier, Boeing ingresa indirectamente al segmento de la aviación regional ofreciendo aparatos desde los 70 hasta los 450 asientos.

Tras haber definido una carta de intenciones, en los siguientes meses ambos fabricantes avanzarán en los detalles financieros y operativos de la negociación estratégica, así como en las negociaciones de los contratos definitivos. Como todo JBA, el acuerdo debe tener el visado de los accionistas y las autoridades reguladores de los respectivos países, incluido el Gobierno de Brasil, además de otras condiciones habituales propios de este tipo de acuerdos financieros. De no existir inconvenientes, se estima que la asociación podría materializarse a fines de 2019, entre 12 y 18 meses después de la firma de los acuerdos definitivos. Asimismo, la cooperación de Boeing y Embraer consideran un nuevo JBA en el ámbito de la defensa para promover y desarrollar nuevos mercados y aplicaciones para productos y servicios en esa área comenzando con el KC390, cuyo posicionamiento en el mercado ha estado bajo lo esperado y con ciertos inconvenientes.

Las dos partes indican que la operación no afectará a las previsiones financieras de 2018 de Boeing y Embraer, ni, en el caso de Boeing, a la estrategia de utilización de tesorería o al compromiso de devolver prácticamente el 100% del flujo de caja libre a los accionistas.

El JBA Boeing – Embraer como la asociación Airbus y Bombardier se interpretan como una fórmula interesante con la cual los fabricantes de los “aviones regionales” intentan mantener y generar viabilidad para sus proyectos bajo el alero de los constructores más grandes. Para Airbus y Boeing, este tipo de asociaciones les permiten ingresar a un mercado que antes no atendían mediante un riesgo bajo ya que no necesitarían producir un nuevo modelo de aviones si decidiesen entrar en ese segmento.

Airbus A220-300 en vuelo (Airbus)
Foto: Airbus 
En este proceso, el fabricante europeo toma la delantera por realizar la primera medida e integrar el avión canadiense a su cartera de productos. Previo al Salón Aeronáutico de Farnborough, que inicia la semana entrante y en el cual se esperan importantes pedidos, Airbus hace estreno del A220 luciendo la identidad corporativa característica.

La ahora familia A220 incluye dos modelos, el A220-100 y el A220-300, que antes fueron conocidos con el nombre de CSeries (CS100 y CS300, respectivamente) de Bombardier. Como se ha indicado previamente, los nuevos aviones están en el segmento de 100 a 150 asientos y llegan como un complemento a la familia A320, que por la evolución de la demanda ha evolucionado a un intervalo superior entre los 150 a 240 asientos.

A nivel general, las aeronaves con una capacidad inferior a los 150 asientos y específicamente bajo los 100 asientos, viven un momento de transición considerando el desarrollo de rutas medias, el crecimiento del mercado y la búsqueda de una mayor sostenibilidad de los negocios por parte de los operadores aéreos, dentro de lo cual se incluye también la homogeneización de las flotas. En ese sentido, se entiende que proyectos de nuevas generaciones de aeronaves hayan tenido un resultado más lento a lo inicialmente esperado y por lo mismo apelan a la consolidación con los mayores fabricantes para fortalecer las iniciativas comerciales que den viabilidad a los proyectos para un segmento necesario pero con desafíos pendientes según las condiciones de cada mercado global. Por ahora el primer logro está materializado con la orden por parte de JetBlue por 60 A220-300 para reemplazar a los Embraer ERj190 que opera. 

martes, 10 de julio de 2018

JetSMART intenta mejorar la conectividad de Balmaceda uniendo la ciudad con nuevas rutas

Por Ricardo J. Delpiano

JetSMART A320 1 (JetSMART)
Foto: JetSMART 
Como parte de su expansión, JetSMART suma a la localidad de Balmaceda a su red aterrizando también en la Región de Aysén del Carlos Ibáñez del Campo. A partir del mes de noviembre, la primera compañía de ultra bajo costo y tarifas bajas (ULCC, por sus siglas en inglés) suma vuelos al principal aeródromo de esa región para conectarlo con tres rutas del país y así, mejorar la competencia tanto por destinos como por oferta.

Según el sitio web de la compañía, los vuelos inician el 7 de noviembre comenzando con el tramo interregional Temuco – Balmaceda que operará con dos vuelos semanales, seguido de la ruta a Santiago – Balmaceda planificada con cuatro frecuencias por semana a partir del día 8. Para al día siguiente (9 de noviembre), está fijada la ruta Punta Arenas – Balmaceda que funcionará con un vuelo a la semana.

“Estamos contentos de ofrecer a los habitantes de Aysén la oportunidad de volar en la flota más nueva de América, a precios ultra bajos a Santiago, Temuco y Punta Arenas. Ahora podrán volar SMART, seguros y a tiempo, por pocas lucas”, señala el gerente comercial de JetSMART, Víctor Mejía.

Por primera vez en la historia, la conectividad de Balmaceda va más allá de rutas tradicionales al incluir la conectividad con Temuco, ciudad que también suma un destino nunca antes atendido.  “Actualmente, los habitantes de Aysén no tienen opción para volar directo a Temuco; ahora, con nuestro vuelo podrán hacerlo sin hacer escala en Santiago, sumado a que ya no deberán pagar una tasa de embarque extra. Ahora, nuestras rutas permitirán a nuestros pasajeros ahorrar en tiempo y dinero, conectando directamente estas ciudades”, agrega el ejecutivo.

Cuando JetSMART inicie vuelos a Balmaceda serán cuatro los operadores en esa ciudad y cuatro los destinos atendidos. Por la cantidad de asientos que se ofrecen y tener la mayor demanda, el tramo Santiago – Balmaceda será el que reciba el mayor impacto competitivo con tres operadores con vuelos directos (LATAM y SKY) y sin escalas (LATAM y JetSMART), mientras que la ruta Balmaceda – Punta Arenas tendrá dos líneas aéreas (Aerovías DAP y JetSMART) al igual que Puerto Montt – Balmaceda (LATAM y SKY).

De los cuatro operadores que poseen vuelos a Balmaceda, tres lo harán con una política de incentivos permanentes con dos compañías dentro del modelo LCC y una de carácter híbrido. En esa ciudad, sólo Aerovías DAP mantiene una oferta más tradicional dentro de su rol de conector regional de la Patagonia.

A pesar de que Balmaceda y Coyhaique, así como toda la región de Aysén, es una zona poco densa en población, el aterrizaje de JetSMART en esa localidad se entiende como parte del crecimiento de la red de rutas de la compañía entendida como parte del proceso para generar una masa crítica propia que necesita el modelo de negocios LCC/ULCC. Con ese propósito, la línea aérea apuesta a dinamizar el mercado con su política de estimulo permanente a la demanda a través del precio y la conectividad de la zona desde distintos puntos.

“Queremos más personas vuelen SMART y que la gente del sur de Chile tenga una alternativa más de viajar en aviones nuevos y a precios ultra bajos. Creemos en conectar mejor al país y a precios accesibles, por lo que esperamos que esto permita que más chilenos puedan conectarse en avión, permitiéndoles ahorrarse un viaje que por tierra significa incluso cruzar por Argentina. El precio no será una excusa para quien quiera viajar en avión por el sur de Chile”, puntualiza Mejía.

La inauguración de Balmaceda se suma a los anuncios de la ruta a Arica que se materializarán a partir del mes de octubre del presente años cuando la compañía comience a incorporar cuatro nuevos Airbus A320. Junto con incorporar más destinos, se estima que con la ampliación de la flota, JetSMART esté en mejores condiciones para ampliar frecuencias permitiendo un crecimiento integral de toda la red y de esta forma, avanzar en el crecimiento sustentable del negocio tanto en Chile como en la región. Con Balmaceda en la red son 13 las rutas domésticas que opera la ULCC chilena más una internacional (Lima). 

Actualmente, JetSMART es responsable del 12,5% de participación en el mercado doméstico chileno, tasa que es resultado del más rápido crecimiento que una línea aérea haya tenido en toda la historia aeronáutica del país en un periodo de tiempo inferior de un año. Entre los factores que explican esta situación están la incorporación rápida de una gran capacidad por avión (186 asientos), el incremento significativo de la flota y las políticas permanentes de estimulación a la demanda. 

lunes, 9 de julio de 2018

Nuevo Pudahuel consigue con Emirates una de las mejoras en conectividad más importantes para el aeropuerto de Santiago

Por Ricardo J. Delpiano

Emirates B777-200LR y nueva infraestructura SCL (Benjamín Concha)
Foto: Benjamín Concha
Después de casi dos años de trabajo público-privado, Emirates aterriza por fin en Chile. Su llegada junto con incrementar la conectividad del país, representa lo que viene siendo el mayor logro de la Alianza Público Privada de la Industria Aérea por mejorar la conectividad y competencia aérea.

“El arribo de Emirates significa no sólo el aterrizaje de una las más prestigiosas líneas aéreas a nuestro país, sino que también es la apertura a más de 150 destinos a través de la ruta Santiago – Dubái, a través de Sao Paulo”, comenta Stéphane Taysse, gerente comercial de Nuevo Pudahuel.

La materialización de los vuelos de la línea aérea de Dubái se suman a los logros que Nuevo Pudahuel ha conseguido en el último tiempo al incorporar a la red aeroportuaria a compañías como British Airways, que a principios de 2017 ofrece vuelos sin escalas al hub de Heathrow en Londres o Avianca Brasil, y el desarrollo de otras rutas, de la mano de un trabajo conjunto entre aeropuerto, autoridad y otras organizaciones. Como consecuencia, el aeropuerto de Santiago ha impulsado la apertura de 25 nuevas rutas y han viajado cuatro millones de nuevos pasajeros. “Cada un millón de nuevos pasajeros se crean, directa e indirectamente, 4.500 empleos”, puntualiza Taysse.

Como agrupación intersectorial, APPIA aúna los esfuerzos de la comunidad aeronáutica chilena y actores del turismo en pos de identificar los mercados con mayor potencial, aún cuando cualquier mercado u operador pueden acceder a beneficios transversales al momento de abrir nuevas rutas. Mediante reuniones periódicas, cada actor participante aporta su conocimiento en el área de su competencia para facilitar que todas las etapas de apertura de una nueva ruta sea lo más fácil y eficiente posible.

Tomando en consideración las características geopolíticas de Chile, desfavorable en algunos casos frente a otras ciudades mejor posicionadas geográficamente o con una mayor población o que son centros turísticos más grandes como Sao Paulo, Buenos Aires o Lima, la generación de incentivos es clave para atraer a nuevos operadores. Ese tipo de buenas prácticas si bien es impulsada desde Santiago, pueden ser replicadas también en otros puntos del país por medio de organismos público-privados regionales en conjunto con la autoridad central.

Atraer a nuevas líneas aéreas forma parte de los objetivos planteados por Nuevo Pudahuel en la concepción de su modelo de negocios para el aeropuerto de Santiago. Su propuesta incluye una operación y desarrollo comercial de la infraestructura existente y por construir, además de los estacionamientos y futuros desarrollos inmobiliarios, la ampliación de la capacidad, el desarrollo del tráfico aéreo, y la cooperación intersectorial con las aerolíneas y las autoridades.

En ese contexto, el desarrollo del aeropuerto de Santiago desde el punto de vista de la política de atracción de nuevos operadores tiene una dimensión local, impulsada por líneas aéreas capaces de estimular la demanda, una regional a través de países vecinos y otra intercontinental, con conectividad y enlaces más allá de los que Chile había tenido tradicionalmente. En el caso de Emirates, la gestión no solo incorpora a un nuevo operador sino que también suma un servicio hacia una región distinta como es el Medio Oriente y a un centro de conexiones como Dubái, que nunca antes habían establecidos vuelos directos con Chile, además de sumar a una prestigiosa compañía en términos operacionales como de calidad de servicio.

La acción que Nuevo Pudahuel está realizando coincide con un escenario positivo de la industria aérea con compañías aéreas con modelos de negocios sostenibles en el tiempo, la búsqueda de operaciones más eficientes y la incorporación de una nueva generación de aeronaves capaces de realizar vuelos más largos con capacidades adecuadas. El contexto también coincide con la situación país cuya recuperación económica vuelve acompañar el crecimiento sostenido en el tiempo creando condiciones más favorables para la llegada de nuevos operadores más de allá de que su aterrizaje final se concrete en un determinado periodo político. En ese sentido, cabe recodar los arribos anteriores de líneas aéreas como KLM o United, por ejemplo.

A medida que se entreguen las nuevas obras, Nuevo Pudahuel estará en mejores condiciones para continuar e incrementar su política de promoción del aeropuerto de Santiago, fortaleciendo su visión y también su negocio como parte de una visión a mediano o largo plazo. Por lo mismo, se considera indispensable que todos los actores involucrados en el mejoramiento de la capacidad y en el desarrollo de la infraestructura colaboren en la mantención de los plazos previamente establecidos, ya que en caso contrario, gestiones como las que realiza la APPIA podrían verse limitadas.