sábado, 21 de octubre de 2017

Sky continúa liderando en puntualidad: OAG la reconoce como “aerolínea 5 estrellas” en excelencia operacional (OTP)

Por Ricardo J. Delpiano

Sky A319 CC-AJF new colors taxiing (RD)
Foto: Ricardo J. Delpiano
A pesar de que la aerolínea exhibe indicadores algo menores en comparación años anteriores que pueden atribuirse a algunas contingencias y complejidades asociados a la infraestructura aeroportuaria, Sky continúa liderando en puntualidad a nivel mundial. Al mes de septiembre, la aerolínea chilena se ubicó en el puesto número 12 por número de vuelos realizados en el mes entre todas las compañías del mundo, siendo la primera de América Latina según OAG a través de su medición de Flightview.

En el noveno mes, Sky registró una puntualidad de 88,1% con 0,0% de cancelación de servicios y 2.548 operaciones realizadas. Tomando en cuenta sólo el indicador de puntualidad, la posición que exhibe en el ranking mundial es la número 21 ubicándose entre las primeras de la región.

En los últimos cuatro años, la puntualidad es una mejores cartas de presentación de Sky como resultado de un proceso exitoso de transformación atribuido a la inversión en flota, gestión y seguridad operacional, capacitación del personal, reorganización de la red y compromiso por brindar una calidad de servicio consistente hacia el cliente. Estos atributos han conseguido mantenerse durante los últimos dos años durante la transformación de la aerolínea en una compañía de bajo costo y tarifas bajas (LCC, por sus siglas en inglés), hecho que queda registrado con el reconocimiento de la fundación “Pro Calidad” al entregar a Sky el “Premio Nacional de Satisfacción de Clientes 2017” en la categoría “líneas aéreas.

Reconociendo el progreso operacional de Sky, OAG destaca a la LCC chilena como una “aerolínea cinco estrellas” logro que comparte con la panameña Copa Airlines, a pesar de la diferencia de modelo de negocios. “Sky Airline y Copa Airlines tienen razones para alegrarse ya que ambas ganaron 5 estrellas por su excepcional OTP”, dice la consultora en su reporte mensual.

La medición realizada por OAG está en sintonía con las mediciones locales que realiza trimestralmente la Junta Aeronáutica Civil (JAC) en Chile. Según el organismo estatal, Sky también destaca entre los operadores nacionales con una puntualidad superando el 85,0% de los vuelos a tiempo en lo que va corrido del año.

La puntualidad es uno de los ítems más valorados por los usuarios al momento de seleccionar una compañía aérea. Su importancia cobra relevancia en tramos cortos en los cuales el pasajero espera desplazarse rápidamente y con el menor número de contratiempos posibles entre un lugar y otro. La red de Sky está conformada por rutas cuyos tramos no tienen una duración más allá de 3 horas y 40 minutos (Santiago – Lima), con un promedio de 1 hora y 30 minutos entre todos los tramos que se realizan.

Con una flota de 15 aviones (13 Airbus A319 y dos A320), Sky mantiene un estricto uso de la flota que le permite cumplir en la medida posible con los itinerarios programados sin afectar los tiempos de mantenimiento ni chequeos menores correspondientes. No obstante, factores como la meteorología adversa, gestión del tráfico aéreo, problemas de infraestructura y falta de equipamiento en algunos aeropuertos o aeródromos son ítems ajenos a la aerolínea y que no puede controlar, los que pueden afectar sus indicadores a pesar de la programación previamente definida.

La puntualidad es también un indicador importante a nivel interno primero para medir el desempeño y la contribución o puntos débiles de cada equipo de trabajo a través de estándares comparables en el tiempo, todo inmerso dentro de un trabajo continuo de superación.

En términos generales, la cantidad de vuelos a tiempos y con retraso forman parte de aspectos importantes al momento de evaluar la calidad de servicio de una compañía aérea, así como también de los aeropuertos y de los servicios asociados que intervienen directamente con el turn around de las aeronaves como con el flujo de pasajeros. En ese contexto, la industria de la aviación considera al ítem de puntualidad como un indicador fundamental (KPI) que debe estar siempre presente.

Con una transición exitosa finalizada hacia un modelo LCC, Sky se encuentra trabajando en una nueva etapa de crecimiento a nivel interno y externo, el cual tomará fuerza en el transcurso de 2018 cuando se agreguen nuevas rutas y comience la renovación de la flota.

viernes, 20 de octubre de 2017

Azul y TAP estudian establecer un JBA que podría incluir a United: una respuesta directa a las asociaciones de LATAM con American Airlines e IAG

Por Ricardo J. Delpiano

TAP A330-200 (A.Ruiz)
Foto: Alejandro Ruiz
Azul Linhas Aéreas y TAP se encuentran estudiando la opción de conformar un Joint Business Agreement (JBA) en las rutas entre Brasil y Europa, a través del cual buscan profundizar su actual relación. La acción se entiende también como una respuesta natural a las asociaciones similares que la competencia está realizando y que tienen al mercado brasilero como protagonista.

Azul y TAP comenzaron su cooperación en 2015, tras el ingreso de  David Neeleman (fundador de Azul) al 45% de la aerolínea portuguesa a través de la firma Atlantic Gateway. Actualmente, ambas compañías poseen un acuerdo de código compartido en la ruta de Sao Paulo (VCP) – Lisboa operado por Azul como reemplazo al servicio ofrecido por TAP. Además, la firma brasilera aporta con su red a alimentar los vuelos de TAP en Brasil y con esto potenciar la idea de transformar a Lisboa en una nueva puerta de entrada a Europa.

En agosto, Trey Urbahn, CCO de TAP, indicó a FlightGlobal (29/08/2017) que las intenciones de su compañía son establecer una “full cooperación” que se daría a través de un JBA, primero en términos de ventas y capacidad, para luego ser complementado en aspectos asociado a aviones y combustible.

TAP posee una gran presencia en Brasil con vuelos sin escalas que conectan Portugal con Belo Horizonte, Belem, Brasilia, Fortaleza, Natal, Porto Alegre, Recife, Río de Janeiro (GIG) y Sao Paulo (GRU), todas ciudades atendidas por Azul desde distintos puntos del país.

Considerando los movimientos de la competencia especialmente de LATAM, que tras la aprobación de sus JBA con American Airlines y con IAG por el Consejo Administrativo de Defensa Económica de Brasil (CADE), las dos aerolíneas no descartan sumar también a United de manera fortalecer aún más su propuesta de negocio conjunto creando un bloque más adecuado para competir.

United controla el 5,0% de Azul y posee acuerdos de código compartido en las rutas de la brasilera hacia los Estados Unidos (Fort Lauderdale y Orlando), además del interés de establecer también un futuro JBA adicional la que está negociando con Avianca y Avianca Brasil.

De avanzar las conversaciones, los JBA que podrían generarse serían a nivel bilateral por separado (Azul – TAP y Azul – United) similar a la fórmula que está utilizando LATAM con sus American e IAG, o bien de manera tripartida (Azul – TAP – United). En algunos medios de Brasil y Portugal se ha mencionado la posibilidad de que los posibles negocios conjuntos puedan incluir a Hainan Airlines, considerando la participación de la matriz (HNA Group) en el 22,0% del capital de Azul.

Los JBA son una nueva forma de consolidación de las líneas aéreas. Se ubican en un nivel inferior previo a las fusiones por ser contratos atípicos y al margen, en donde dos o más empresas se unen para realizar operaciones complementarias en sus negocios, crear uno nuevo o realizar acciones específicas comunes. En este proceso, las empresas participantes no comparten propiedad ya que cada una mantiene su independencia.

Azul A330-900 (Airbus)
Foto: Airbus
Por sus características, se ubican en la escala de asociatividad en el nivel previo a la fusión y son una respuesta natural de las aerolíneas a la crisis post 11 de septiembre de 2001, a la generación de nuevas amenazas globales y ciclos económicos más frecuentes, entre otros factores que condicionan a la industria. Uno de los objetivos que se persiguen con estas alianzas es crear fortalezas y generar barreras defensivas ante un aumento de los costos, ciclos económicos y también, una mayor competencia. Actualmente, el 80% de las principales compañías aéreas en el mundo cuentan con al menos un acuerdo de este tipo y más del 30% del tráfico de largo alcance global opera bajo esta fórmula.

Las autoridades de distintos países cada vez más muestran una actitud proactiva a este tipo de asociaciones. Prueba de ello son las aprobaciones que los JBA están consiguiendo en distintas partes del mundo, proceso que al que lentamente se incorpora Latinoamérica con los vistos buenos otorgados a los JBA de Aeroméxico – Delta y de LATAM con American Airlines y con IAG, en Brasil, Colombia y Uruguay, posicionando a estos países como gestores de tráfico.

Para los usuarios, los JBA generan beneficios al contar con una mayor cantidad de rutas destinos y opciones de viaje, gozan un incremento en la conectividad con más puntos de conexión o pares de ciudades atendidos, más variedad y mejores precios, y un incremento en el nivel de servicios. Una de las ventajas es que el cliente tiene mayor capacidad de elección ya que cada aerolínea mantiene sus productos y servicios a los que puede acceder según su preferencia o disponibilidad.

Las líneas áreas que participan en este tipo de asociaciones consiguen mayor eficiencia al coordinar operaciones y servicios, mayores sinergias, cooperación e inversión conjunta, como por ejemplo en términos de infraestructura aeroportuaria, acceso a más y mejores prácticas, además de una capacidad superior para alcanzar nuevos mercados sin realizar una inversión significativa que pueda poner en riesgo el negocio, favoreciendo la búsqueda de nuevas oportunidades.

jueves, 19 de octubre de 2017

Airbus y Bombardier unen fuerzas para impulsar al CSeries y sortear el alza de barreras arancelarias en Estados Unidos

Por Ricardo J. Delpiano

Airbus y Bombardier (Airbus)
Foto: Airbus
En una movida estratégica que sorprende a la propia industria, por la rapidez y la estrategia diseñada por las partes ante el cambios de escenario, Airbus SE y Bombardier Inc firmaron un acuerdo para convertirse socios en torno al programa CSeries del fabricante canadiense. Con esta alianza, Airbus y Bombardier logran sortear las limitaciones arancelarias impuestas por el Gobierno de Estados Unidos y que habían sido impulsadas por Boeing.

Según los términos del acuerdo, Airbus aportará a la sociedad CSeries Aircraft Limited Partnership (CSALP), entidad que fabrica y comercializa los aviones CSeries, su experiencia en compras, ventas y marketing, además del apoyo al cliente. Para tal propósito, Airbus adquirirá una participación de un 50,01% en CSALP, mientras que Bombardier e Investment Québec (IQ) conservarán un 31% y 19% respectivamente. Además, Airbus suscribirá acuerdos comerciales en relación a (i) servicios de apoyo en ventas y marketing para CSeries, (ii) gestión de las compras, liderando las negociaciones para mejorar los acuerdos de suministro de CSALP (iii) y apoyo al cliente.

Ninguno de los socios realizará aportes en efectivo y CSALP tampoco asumirá deuda financiera, mientras que Bombardier seguirá financiando al programa de CSeries y, si fuera preciso, los déficit de caja de esa sociedad hasta un máximo de US$350 millones durante el primer año tras la firma del acuerdo, un valor agregado máximo de US$350 millones durante el segundo y tercer años en total tras la firma del acuerdo, en contrapartida a participaciones sin derecho a voto de CSALP con dividendos anuales acumulados de un 2%. De superar los déficit las cantidades establecidas durante estos periodos, estas se compartirán proporcionalmente entre los accionistas de clase A.

Airbus también dispondrá de derecho de compra de la totalidad de la participación de Bombardier en CSALP a un valor razonable del mercado, limitando la cantidad de participaciones sin derecho a voto utilizadas por Bombardier al volumen invertido más los dividendos devengados pero no pagados, incluyendo un derecho de compra que puede ejercerse no antes de 7,5 años tras la firma del acuerdo, a excepción de que se produzcan cambios en el control de Bombardier, en cuyo caso, se anticipa la adquisición de este derecho.

Bombardier por su parte se beneficiará de una opción de venta por la cual podría solicitar la adquisición de su participación por parte de Airbus a un valor razonable de mercado tras el vencimiento del mismo periodo. CSALP puede reembolsar la participación de IQ en determinadas circunstancias y a un precio razonable de mercado a partir de 2023. IQ también dispondrá del derecho de primera oferta en caso de producirse una venta por parte de Bombardier de su participación en la sociedad.

CSALP mantendrá oficinas centrales y línea principal de montaje del CSeries, más funciones asociadas permanecerán en Québec, aunque se sumará una producción adicional del avión en la planta de fabricación de Airbus en Alabama, Estados Unidos.

“Se trata de un acuerdo ventajoso para ambas partes,” dice Tom Enders, CEO de Airbus. “No me cabe duda de que nuestra alianza con Bombardier va a incrementar enormemente las ventas y el valor de este programa.” El directivo agrega que este acuerdo no es solo un refuerzo para el programa CSeries y para sus operaciones industriales en Canadá, Reino Unido y China, sino que también va a suponer nuevos puestos de trabajo en Estados Unidos.

“Estamos encantados de dar la bienvenida a Airbus en el programa CSeries”, ha afirmado Alain Bellemare, President y CEO de Bombardier Inc. “Airbus es el socio perfecto para nosotros, para Quebec y para Canadá. Su escala mundial, sus sólidas relaciones con los clientes y su experiencia operativa son elementos clave para poder desarrollar la capacidad total del programa CSeries. Esta alianza puede incrementar el valor el programa CSeries en más del doble y asegurar que nuestro extraordinario avión alcanza todo su potencial”.

“La llegada de Airbus como socio estratégico en el día de hoy asegurará la sostenibilidad y el crecimiento del programa C Series y consolidará la totalidad del sector aeroespacial de Quebec. En el contexto actual la asociación con Airbus es, en nuestra opinión, la mejor solución para asegurar el mantenimiento y la creación de puestos de trabajo en este ámbito estratégico para la economía de Quebec”, ha manifestado la viceprimera ministra, ministra de Economía, Ciencia e Innovación y ministra responsable de la Estrategia Digital de Quebec, Dominique Anglade.

La transacción ha sido aprobada por los consejos de administración de Airbus y de Bombardier, así como por parte del consejo de ministros del Gobierno de Quebec. La transacción está sujeta a las aprobaciones regulatorias pertinentes y a otras condiciones habituales en este tipo de transacciones. No existe una garantía de que la transacción se lleve a cabo y de que se satisfagan las condiciones a las que está sujeta. De no haber novedades, las partes esperan que la operación concluya en la segunda mitad de 2018.

El movimiento de los fabricantes tiene varias aristas que responden a distintos factores aeronáuticos y políticos que han afectado al desarrollo del programa CSeries. Sin embargo, más allá del programa del avión, este acuerdo reafirma una tendencia de consolidación presente entre los fabricantes de aeronaves, que antes ya se había mostrado en China. 

Respuesta al alza de aranceles en Estados Unidos

Delta CS100 (Delta)
Foto: Delta 
La alianza Airbus – Bombardier suma un cambio total al conflicto que Boeing mantenía sobre el fabricante canadiense por el CSeries. Boeing presentó una queja ante el Departamento de Comercio de los Estados Unidos por las ayudas financieras que Canada y el Gobierno Provincial de Québec dan al programa y que habrían permitido vender 75 CSeries 100 con opciones a otros 50 a Delta Air Lines.

Como resultado, el Departamento de Comercio decretó que las aerolíneas estadounidenses que adquieran el CSeries deberían pagar un 300% de arancel de importación, impuestos que Delta no está dispuesto a pagar.

En ese escenario, Boeing suma una nueva e importante derrota, ya no sólo tiene a una Airbus fortalecida en su propio territorio sino que también, sino que se ve impedida de ejercer la acción político-judicial que había impulsado. Con un avión fabricado en Estados Unidos, el CSeries pasará ser un producto nacional generado por los propios trabajadores estadounidenses por lo que probablemente no podrá ser sujeto a los aranceles de importación.

Boeing por su parte, cuestiona el acuerdo entre sus competidores por considerar que se trata de un alianza entre dos empresas fuertemente subsidiadas por sus respectivos Gobiernos. Desde su perspectiva todos los actores del mercado deben funcionar en igualdad de condiciones bajo las reglas del libre comercio. “El acuerdo anunciado no tiene impacto o efectos en los procesos pendientes”, dice Michael Luttig, EVP y consejero general del fabricante estadounidense. Asegura que el avión o las partes de este, tendrán que pagar la tasa correspondiente de importancia (estimada en 300%) no se le permitirá el ingreso al país.

Rescate al programa CSeries

Con años de retrasos, inconvenientes en la planta motriz y pocas entregas que no superan las siete unidades a aerolíneas como Air Baltic o Swiss, el programa CSeries acumula pérdidas por más de US$400 millones. Sin nuevos clientes y con ventas estancadas en las 350 unidades, el aporte de Airbus financiero, estratégico y comercial es fundamental para mantener el programa en vigencia con un modelo de aeronaves adecuado para las tendencias del mercado, por capacidad, características y versatilidad para desempeñarse en rutas regionales y medias.

Se prevé que la capacidad que aporta Airbus a la alianza en cuanto a ventas, marketing y redes de soporte, reforzará y acelerará el impulso comercial del CSeries, mientras que la cadena de suministro que tiene el fabricante europeo ayudará a reducir los costos de producción del avión.

Ingreso de Airbus al mercado de aviones regionales

Con la adquisición del 50,01% de CASLP, el fabricante europeo ingresa indirectamente al mercado de aeronaves regionales sin afectar su cartera de productos y con un bajo riesgo. Airbus considera que el CSeries es un complemento perfecto a sus modelos de la familia A320 tomando en cuenta que el 70% de la demanda total de aviones es de pasillo único.

En su última proyección de mercado, Bombardier considera que el mercado de aviones entre 60 y 150 asientos tendrá un nuevo impulso por la recuperación financiera de las líneas aéreas. Hacia 2036, se necesitarán alrededor de 12.550 aviones de estas características valorados en US820 mil millones a precio de lista de 2017. El segmento de mayor demanda será entre 100 y 150 asientos, por los menores costos por asiento que poseen y representarán el 70% de los ingresos de ventas. Estos aviones dominarán las rutas de corto alcance, dejando a los turbohélices en rutas punto a punto.

Airbus sólo ha incursionado en la aviación regional a través de algunas líneas aéreas que han utilizado equipos de menor capacidad como A318 y principalmente, el A319 para atender rutas de muy corto alcance ofreciendo más capacidad que los aviones regiones y con la misma comunalidad de la flota principal. “Airbus reforzará su gama de productos en un mercado de gran volumen como el de aviones de pasillo único y podrá ofrecer más valor a sus clientes de todo el mundo”, puntualiza Enders.

Airbus se reafirma como único constructor verdaderamente global

Tal como ocurre en China y en Europa, el acuerdo entre Airbus y Bombardier viene a reafirmar la existencia de una consolidación de los fabricantes que hasta el momento, deja al constructor europeo como el único con una presencia verdaderamente global.

Adquiriendo parte de CSALP, Airbus amplía su presencia industrial incorporando a Canadá, país que se suma a Francia, Alemania, China y Estados Unidos. Se estima que el refuerzo del programa y la cooperación global tendrán un impacto positivo en las operaciones que se llevan a cabo Québec y en Canadá.

miércoles, 18 de octubre de 2017

LATAM fortalece el hub de Sao Paulo (GRU) al confirmar ruta a Roma, además de anunciar vuelos a Lisboa y Boston

Por Ricardo J. Delpiano

LATAM B767-300ER PT-MSY flying (LATAM)
Foto: LATAM 
Confirmando una prevista expansión, LATAM Airlines oficializa la apertura de los vuelos Sao Paulo – Roma a partir de marzo de 2018, ruta que será complementada en Europa con el inicio de operaciones a Lisboa. De esta manera, la compañía pasará a ser el principal operador latinoamericano en el Viejo Continente por número de destinos, hecho que se traduce en el mejoramiento de la conectividad de América Latina.

Junto con Roma y Lisboa, LATAM informa que incluirá a Boston como nuevo destino en los Estados Unidos. La ciudad de Massachusetts se transformará en el octavo destino de LATAM en ese país, el que también será una oportunidad de crecimiento en el corto-mediano plazo.

La ruta Sao Paulo (GRU) – Roma comenzará el 16 de marzo de 2018 con una frecuencia de tres vuelos semanales, tal como se había anticipado. No obstante, LATAM precisa el servicio se incrementará a partir del mes de julio 2018 con dos frecuencias adicionales permitiendo ofrecer en temporada alta cinco vuelos semanales. Las salidas desde Sao Paulo (GRU) se realizarán los miércoles, viernes y domingo, partiendo a las 15:55 horas para aterrizar en Roma a las 07:55 horas del día siguiente. El regreso desde la capital italiana será a las 10:00 horas llegando a Sao Paulo (GRU) a las 18:35 horas. Todos los vuelos se realizarán con equipos Boeing 767-300ER. 

Con Roma entre sus destinos, LATAM competirá directamente con Alitalia en vuelos desde Sao Paulo (GRU) e indirectamente también con Aerolíneas Argentinas, que hasta hoy era la única línea aérea sudamericana en volar a la capital italiana.

Al ser un importante centro turístico y religioso, además de ser una de las ciudades más pobladas de Italia, Roma puede representar un aporte interesante a la red de LATAM, mismo que se incrementa con la presencia de un tráfico étnico considerable considerando la presencia de las comunidades italianas en Brasil, Argentina y Chile, además de otros países de la región.

LATAM por el momento no especifica las fechas de apertura de los vuelos a Lisboa y Boston, por encontrarse pendientes de aprobación por parte de las autoridades de transporte correspondientes de los respectivos países. Por ahora, sólo indica que la perspectiva es poder inaugurarlos a mediados de 2018.

Al igual que en la ruta hacia la capital italiana, el ingreso a Lisboa llevará a LATAM a tener una fuerte competencia con TAP y Azul (desde Campinas), líderes absolutos en la ruta y que por primera vez verán el ingreso de un nuevo operador. TAP es uno de los operadores tradicionales entre Portugal y Brasil, con vuelos sin escalas a Sao Paulo (GRU) como a otras importantes ciudades del país. Desde la salida del mercado de Varig, ninguna otra compañía brasilera había incluido a Portugal entre sus destinos pese a la relación histórica existente entre los dos países. Sólo Azul consiguió volar a Lisboa como resultado de las sinergias generadas con TAP tras el ingreso de David Neeleman a la administración de la aerolínea portuguesa en 2015.

Con el lanzamiento de nuevas estas nuevas rutas, LATAM fortalece el hub de Sao Paulo (GRU) al mismo tiempo que continúa concentrando sus recursos en las rutas internacionales las que por estos tiempos ofrecen mayores oportunidades de crecimiento, especialmente en Brasil. “Es un claro indicador de la reacción de la demanda en Brasil está concentrándose en los mercados internacionales”, comenta Jerome Cadier, gerente general de la compañía en ese país.

El aeropuerto Guarulhos de Sao Paulo es para LATAM la puerta oriental de Sudamérica a través del cual los pasajeros pueden conectar hacia la mayoría de los destinos en Europa y África, además de acceder a algunos puntos de Norteamérica que no son atendidos desde los otros centros de conexiones en la región. Su inclusión es quizás el principal aporte derivado de la fusión, ya que ha permitido a la aerolínea desarrollar nuevas rutas que antes no eran viables de atender desde los otros países, ya sea por capacidad técnica o de demanda. El establecimiento de las rutas Sao Paulo – Johannesburgo o Sao Paulo – Barcelona, más la sumatoria de Londres (LHR), París (CDG) y Milán (MXP), son ejemplos de esa contribución.

Boston, oportunidad futura bajo escenario de JBA

Los nuevos destinos también se entienden como una apuesta directa hacia el futuro considerando las recientes aprobaciones en Brasil de los Joint Business Agreement (JBAs) de LATAM con American Airlines y con IAG, además de las mayores eficiencias que la línea aérea está consiguiendo con los ajustes realizados. Ambos factores permiten en su conjunto explorar nuevos servicios que se traducen en mejoramientos de la conectividad y oportunidades de integración, además de promoción del desarrollo económico-social entre los países.

“Tras la aprobación de los acuerdos JBA de LATAM con American Airlines y IAG por el CADE de Brasil, estas nuevas rutas demuestran el compromiso del grupo de proporcionar a nuestros pasajeros en Brasil y Latinoamérica los beneficios que esperamos de estos acuerdos, incluyendo más destinos, mayor conectividad y tarifas más bajas”, dijo Enrique Cueto, CEO de LATAM Airlines Group. “Estas rutas también crearán nuevas oportunidades para el turismo y el comercio bilateral tanto en Brasil como en otras partes de la región”.

En ese escenario, Boston es el primero de los nuevos destinos que LATAM abre pensando en un esquema de explotación conjunta de la ruta con American Airlines. Si bien el aeropuerto de Logan ya no conforma un hub para la compañía estadounidense continúa siendo una de las ciudades foco, al mantener una amplia cantidad de servicios nacionales e internacionales que atienden de manera directa esa importante zona de los Estados Unidos. Boston es también destino regular de British Airways, Iberia y JAL, todas miembros de oneworld y con las que American mantiene acuerdos de JBA que amplían los beneficios de conectividad para los pasajeros.

Brasil es uno de los países de la región que comienza a tomar ventaja en temas de conectividad bajo el nuevo esquema de cooperación en la industria, como los que proponen American Airlines y LATAM. Si bien todavía resta la aprobación del acuerdo de Cielos Abiertos Brasil – Estados Unidos y la revisión de la propuesta por parte del Departamento de Transporte estadounidense (DOT), la decisión unánime de las autoridades brasileras colocan al mayor mercado sudamericano en una posición ventajosa para absorber el tráfico de conexión de la región y potenciando los beneficios que los JBAs generan, todo impulsado además por la recuperación del mercado y el desarrollo del hub de LATAM.

Cabe recordar que el 02 de octubre de 2017, el Consejo Administrativo de Defensa Económica de Brasil (CADE) aprobó el JBA propuesto entre American Airlines y LATAM Airlines Group, lo que se suma a la aprobación del JBA de LATAM e IAG en marzo de 2017. Ambos JBAs también han sido aprobados en Colombia y Uruguay.

martes, 17 de octubre de 2017

JetSMART acelera plan de inversión adelantando dos nuevos aviones para 2017 y anticipa que habrá un destino adicional en Chile

Por Ricardo J. Delpiano

JetSMART CC-AWB 2 (Luis Colima)
Foto: Luis Colima
Celebrando el logro de haber transportado más de 100.00 pasajeros en menos de tres meses de operación, JetSMART confirma que ha acelerado su plan de inversión inicial en Chile con la incorporación próxima de dos nuevos aviones adicionales para 2017. De esta manera, la primera línea aérea de ultra bajo costo y tarifas bajas (ULCC, por sus siglas en inglés) de Chile finalizará el presente año con cinco aeronaves en lugar de las tres que se habían indicado inicialmente.

JetSMART atribuye este incremento de capacidad al dinamismo que han conseguido generar con sus políticas de bajos precios y la positiva respuesta que han conseguido entre los usuarios, hecho que se manifiesta en el crecimiento en 70.000 personas transportadas por avión durante el mes de agosto, de los cuales el 37% lo aporta JetSMART.

“Esto significa que desde que llegamos, cerca de cuatro de diez pasajeros nuevos en el mercado han escogido a JetSMART como su línea aérea”, dice Estuardo Ortiz, CEO de la compañía. “Sabemos que hay una gran oportunidad de que siga creciendo esa cifra, porque solamente el 7% de los viajes nacionales se hace en avión y lo que estamos haciendo al ofrecer tarifas bajas y vuelos directos, como los que damos con nuestras rutas SMART, que conectan las regiones sin pasar por Santiago, es que la gente prefiera subirse a un avión que tomar un bus o moverse en su auto.”

Con la llegada de los dos nuevos aviones adicionales para este año, la compañía asegura que podrán atender los nuevos itinerarios sin ningún tipo inconvenientes además de continuar incrementando la red destinos dentro de Chile. “En los últimos días ya anunciamos dos nuevos destinos: Iquique y Punta Arenas y también añadimos a nuestras rutas SMART los vuelos Puerto Montt – Punta Arenas y la próxima semana revelaremos a qué otra ciudad de Chile estaremos llegando,” dice el directivo.

JetSMART destaca que Lima será el punto de partida de su expansión internacional, la que considera varios destinos en la región. El anuncio de nuevos destinos fuera de Chile dependerán del comportamiento de la demanda, de las oportunidades o necesidades que vayan apareciendo, las necesidades operacionales de la compañía y también de que existan libertad en los cielos que permitan conectar más pares de ciudades de Chile con el resto de los países.

“Creemos profundamente en la competencia. El cliente se beneficia cuando hay más competencia y para eso, es necesario que hayan cielos abiertos. En eso el Gobierno de Chile siempre ha sido un apoyo de los Cielos Abiertos, nos están ayudando mejorando la regulación local para que se aprovechen las frecuencias al máximo,” explica Ortiz.

Por ahora, la ULCC chilena volará a Lima con cuatro frecuencias semanales aunque la intención era empezar con vuelos diarios, además de pensar otras rutas diferentes, sin descartar el establecimientos de rutas interregionales (rutas SMART) internacionales. “Eso vendrá pronto”, aseguran en el caso del Perú.

Mientras llegan las nuevas rutas, en JetSMART se sienten satisfechos con el impacto conseguido con sólo tres aviones en operación y ocho destinos atendidos. Si en tres meses la aerolínea celebra haber transportado más de 100.000 pasajeros, espera que en el futuro esta tendencia se incremente y tome una mayor fuerza con la ampliación de la operación y con las iniciativas comerciales que impulsarán, como por ejemplo el relanzamiento de la promoción “Pasaje a Luca” (CLP 1.000 o US$1,6, más tasas de embarque) con la que esperan sumar otros 100 mil personas más al viaje en avión. En esta ocasión, serán 1.000 pasajes a $1.000 cada día, desde el lunes 16 hasta el miércoles 18, además de otros 97 mil boletos con precios preferenciales desde los $3.000 por tramo más tasas.

El incentivo de la demanda es una acción fundamental del modelo LCC/ULCC y con el cual pretenden dinamizar aún más el mercado aéreo ya sea desde Santiago como entre las regiones, en los que aseguran haber transportado más de 15.000 pasajeros entre fines de julio y mediados de octubre. 

lunes, 16 de octubre de 2017

KLM incorpora vino chileno en su World Business Class como antesala al aumento de servicios al país

Por Ricardo J. Delpiano

KLM Vinos World Business Class (KLM)
Foto: KLM
Decidida a mantener el compromiso renovado con Chile, tras la restitución de los vuelos en 2014, KLM introduce ahora uno de los productos más emblemáticos del país a su servicio de World Business Class. Se trata del vino Montes Alpha Carménère 2015, que fue seleccionado por la línea aérea holandesa para incluirlo en su servicio de largo recorrido durante el mes de octubre.

Según informa la compañía, la elección de este vino fue el resultado de una exhaustiva degustación de vinos nacionales con el fin de renovar la carta que se ofrece a los pasajeros en la World Business Class.

“Para Viña Montes es un tremendo orgullo haber sido seleccionado entre los Carménère de Chile, ya que representa una muy importante vitrina mundial y esperamos alcanzar una audiencia de más de 35 mil pasajeros de alto perfil”, indica Carlos Serrano, director de exportaciones de Viña Montes.

Por su parte Pía Lackman, gerente general de Air France – KLM en Chile, precisa que “para KLM Chile es una enorme satisfacción ofrecer a sus pasajeros Business un vino excepcional, perteneciente a una de las Viñas más afamadas del país.”

Montes Alpha Carménère es un vino elaborado con uvas seleccionadas de los viñedos del Valle de Colchagua. Estas tienen la características de ser regadas bajo el sistema Sustainable Dry Farming desarrollado por Aurelio Montes y su equipo a partir de años de investigación, método que para sus conocedores ha permitido conocer la cantidad justa de agua que se debe aportar después de las lluvias de invierno. La viña asegura que con ese método se logra reducir en un 65% la huella hídrica y enriquece la frutosidad y expresión aromática del vino.

La selección realizada por KLM destaca por su profundo color rojo rubí, con bordes violeta muy llamativos. “En nariz se perciben intensas notas de frutos rojos y negros maduros, así́ como confitura y aromas de pastelería. Las notas tostadas del roble francés le entregan un gran carácter y complejidad, con suaves toques de vainilla y café́, que se entremezclan muy bien con los aromas de violeta y especias dulces. En boca es suave, de taninos sedosos y gran volumen. Se incrementan los sabores lácticos y dulces en boca, dejando un final muy agradable,” puntualizan.

Si bien es un acción puntual representa la voluntad de KLM por incluir entre su oferta productos de cada uno de sus destinos que encajan con el servicio de clase mundial que quiere brindar y por el cual la línea aérea es reconocida cada año. Con este nuevo servicio, los pasajeros chilenos que viajen desde/hacia Santiago o en cualquier ruta KLM podrán sentirse a gusto con un emblema nacional, mientras que para los extranjeros será una oportunidad para probar una de las mejores cartas de presentación que tiene el país en materia de productos.

La inclusión de un vino chileno en la oferta de productos de KLM se lo puede entender también como una antesala en materia de servicios, que a partir del 28 de octubre se incrementará significativamente cuando se inaugure la sexta frecuencia semanal de la ruta Ámsterdam – Buenos Aires (EZE) – Santiago.

La nueva frecuencia que operará los días sábados saliendo desde Ámsterdam y los domingos desde Santiago, elevará hasta las 5.100 el número de asientos en la ruta. Esta será la mayor capacidad que KLM ha ofrecido en toda su historia de operación en Chile y duplicará la oferta inicial de 2.550 plazas, que comenzó a ofrecer en 2014 cuando recuperó la ruta a Santiago.

Los nuevos servicios y una mayor disponibilidad de asientos constituyen un mejoramiento general de producto y al mismo tiempo, son también herramientas por medio de las cuales la compañía puede reafirmar su compromiso con el país, su aporte a la economía local y su liderazgo, al pertenecer al grupo aeronáutico que más pasajeros transporta entre Chile y Europa.

Según las estadísticas de la Junta Aeronáutica Civil de Chile (JAC), KLM ha transportado a 74.634 pasajeros desde/hacia Santiago entre enero y agosto lo que representa un crecimiento de 16,4% en comparación con el mismo periodo del año anterior. La cifra sumada al aporte de Air France de 158.937 pasajeros en el mismo intervalo de tiempo, hacen que el grupo Air France – KLM haya movilizado a 233.571 pasajeros, superando a competidores como Iberia, Alitalia y LATAM en vuelos hacia Europa.

domingo, 15 de octubre de 2017

LATAM podría incluir a Roma como nuevo destino en 2018

Por Ricardo J. Delpiano

LATAM B767-300ER gate at GRU (LATAM)
Foto: LATAM
En el marco de lo que podría ser una nueva expansión, LATAM podría incluir a Roma entre sus destinos a partir de 2018. Sería el segundo destino en Italia, después de Milán (MXP) y el séptimo en Europa, ampliando las alternativas de viaje en ambos sentidos tanto por la misma oferta que se genera como por la competencia que existirá en una ruta históricamente dominada por Alitalia.

Según información oficial publicada por Agencia Nacional de Aviación Civil de Brasil (ANAC) a través de su portal “Horarios de Transporte” (Hotran), LATAM estaría solicitando operar a la ruta Sao Paulo (GRU) – Roma con una frecuencia de tres vuelos por semana los días miércoles, viernes y domingos, en horario nocturno. De regreso, los vuelos desde la capital italiana saldrían de mañana para aterrizar en Sao Paulo (GRU) en horas de la tarde, permitiendo conexiones hacia el resto de Sudamérica en las últimas horas del día.

Hasta el momento, la nueva ruta sería realizada con equipos Boeing 767-300ER que cuentan con una capacidad entre 221 y 238 pasajeros, por lo que la oferta máxima que se podría generar de confirmarse la ruta sería de 1.428 asientos por semana. No se descarta, que la compañía pueda hacer cambios a futuro en lo que respecta a frecuencias o bien a material de vuelo.

La solicitud de permisos es la primera materialización oficial de la inclusión de Roma como destino de la compañía y la primera vez que esta operaría en la capital italiana. Anteriormente, sólo se había especulado como posible destino a realizar desde Argentina, mientras que desde Brasil, sólo TAM mantenía a Milán (MXP) como destino, ruta que tras la fusión con LAN pasó a ser temporalmente realizada desde Santiago con escala en Sao Paulo (GRU). En su momento, Varig también operó a la capital de Italia como uno de sus dos destinos en ese país. Con Milán y Roma, LATAM pasaría ser la única compañía de aviación en atender las dos principales ciudades de Italia.

La posible operación a Roma sigue la lógica de la compañía de aprovechar las ventajas del hub de Sao Paulo (GRU) para continuar con el crecimiento en rutas de largo alcance, como por ejemplo Europa y África. El aeropuerto Guarulhos de Sao Paulo está definido como la “puerta oriental” de Sudamérica para las operaciones de LATAM, desde donde la compañía puede distribuir el tráfico hacia el resto de las ciudades en la región y alimentar cada uno de los servicios de larga distancia.

La ciudad de Roma podría ser el primero de una serie de destinos que LATAM podría inaugurar en un futuro cercano aprovechando las oportunidades de mercado que se crean y ante la necesidad de incrementar la eficiencia de sus operaciones. En este proceso y según adelantan informaciones de la industria, también se menciona la posibilidad de retomar la operación Lima – San Francisco suspendida hace algún tiempo. En lo que va corrido del año, la aerolínea ha fortalecido sus conexiones con la inauguración de 13 nuevas rutas, la mayoría dentro de la región destacando también enlaces como Lima – Barcelona y el recientemente inaugurado Santiago – Melbourne.

De confirmarse el aterrizaje en Roma, LATAM entrará en competencia directa con Alitalia que por años –e independientemente de sus crisis, ha sido líder histórico en esa ruta. Actualmente, la compañía italiana vuela diariamente a Sao Paulo (GRU) con equipos B777-200ER con una oferta semanal de 4.102 asientos en ambos sentidos. Indirectamente, la operación de LATAM también generaría un impacto en Aerolíneas Argentinas que tiene la “ciudad de las siete colinas” como uno de sus principales destinos de larga distancia y la única empresa latinoamericana en operar vuelos sin escalas en la actualidad.

Al ser un importante centro turístico y religioso, además de ser una de las ciudades más pobladas de Italia, Roma puede representar un aporte interesante a la red de LATAM, mismo que se incrementa con la presencia de un tráfico étnico considerable considerando la presencia de las comunidades italianas en Brasil, Argentina y Chile, además de otros países de la región. De igual manera, la inclusión de este nuevo destino puede ampliar las acciones comerciales de la compañía especialmente en lo que respecta a la opción de multi-viajes y la posibilidad de combinar destinos en el Viejo Continente.

Si bien la operación inicial a Roma será reducida en comparación con la competencia (Alitalia, Aerolíneas Argentinas y la oferta de otras líneas aéreas desde Europa), puede ser una carta segura de atender este nuevo destino para posteriormente incrementar oferta dependiendo los resultados de la ruta. 

sábado, 14 de octubre de 2017

Air Berlin dejará de volar a fines de octubre y Lufthansa toma ventaja de la situación para reafirmarse como líder del mercado alemán

Por Ricardo J. Delpiano

Air Berlin A319 (A. Ruiz)
Foto: Alejandro Ruiz
Como resultado del proceso de bancarrota en curso, Air Berlin suspenderá todas sus operaciones el próximo 28 de octubre, día en que se pondrá fin a la segunda compañía aérea de alemana y a una de las más importantes del segmento de turismo de Europa. Su cierre marca no sólo un nuevo capítulo en la transformación de la aviación europea, que tras la salida de Etihad abre las puertas para que en una nueva consolidación de la industria, sea Lufthansa que tome el control casi total del mercado aéreo alemán.

El anuncio de cese de operaciones dejará fue informado el pasado 09 de octubre por parte de Frank Kebekus, CEO de Air Berlin, informó al personal de la compañía que los vuelos con código AB no podían continuar mientras se continúa perdiendo dinero y se está dentro de un proceso de quiebra. Asimismo, indicó que a pesar del interés de otras empresas por adquirir activos de la aerolínea, no están dadas las condiciones para asegurar la continuación de los empleos para todos los trabajadores.

De acuerdo con estimaciones de la propia Air Berlin, serían alrededor de 1.400 puestos de trabajo los que se perderían, principalmente en lo que respecta a operaciones de tierra, administrativos y oficinas. El resto tomaría ventaja de las posibles adquisiciones que se darían en lo que respecta a aviones y pilotos.

El jueves, Lufthansa firmó un compromiso por €210 millones para tomar parte de los activos de Air Berlin y Nikki, además la filial regional LGW, que incluirían la adquisición de 81 aviones, principalmente de la familia A320. Por consiguiente, personal de mantenimiento, pilotos y tripulantes serían los mayores beneficiados al asegurar la continuidad de sus trabajos.

“Estamos encantados de haber encontrado un socio fuerte con el grupo Lufthansa. Hemos alcanzado un acuerdo para la venta de Air Berlin en muy poco tiempo. Tenemos la confianza de que miles de empleados de Air Berlin encontrarán un nuevo hogar en el grupo Lufthansa. Ahora falta negociar los contratos con otros potenciales compradores,” dice Kebekus.

El plan de Lufthansa es utilizar la capacidad de Air Berlin para potenciar la consolidación de su filial LCC Eurowings, situación que es criticada abiertamente por Ryanair, que a juicio de sus directivos, en especial Michael O’Leary, se trata de un movimiento encubierto del gobierno para bloquear la expansión de su compañía en Alemania y dejar a Lufthansa como operador líder.

Independiente del proceso anterior, Air Berlin también negocia con easyJet a pesar de que en los últimos días disminuyó su oferta con la que pretendía adquirir entre 20 y 30 aviones, además de algunas rutas desde Berlín. Las dos compañías han manifestado que pese a la menor oferta, las conversaciones siguen abiertas.

Air Berlin se declaró en quiebra el pasado 15 de agosto, luego de que Etihad Airways, su principal accionista le informará que dejará de transferir dinero, como resultado del proceso de ajuste y revisión de inversiones que la aerolínea del emirato de Abu Dhabi está realizando. La quiebra fue el único mecanismo viable para la aerolínea alemana tras la imposibilidad de conseguir nuevos financiamientos que permitiesen solventar las pérdidas y deudas acumuladas por años. Para mantenerla a flote, mientras el proceso de quiebra se desarrolla, el Gobierno Federal de Alemania, otorgó un préstamo por €150 millones.

Además de los aviones una de los beneficios que tendrá Lufthansa, será la adquisición de slots en los aeropuertos de Düsseldorf y Berlín, entre otros, los que son altamente funcionales para la expansión de Eurowings y ayudará a complementar las operaciones principales que se realizan desde Frankfurt y Munich.

Si bien Air Berlin pondrá fin a sus vuelos el 28 de octubre, hasta el momento la filial austríaca Nikki continuará operando aunque su futuro sigue siendo incierto y sujeto a los procesos siguientes, además de la transición natural que se dará una vez que Lufthansa comience con el proceso de integración de aviones y tripulaciones. 

viernes, 13 de octubre de 2017

Aerolíneas Argentinas oficializa su retiro definitivo de Venezuela y pone fin a la conectividad Buenos Aires - Caracas

Por Ricardo J. Delpiano

Aerolíneas Argentinas A330-200 (Airbus)
Foto: Airbus
Tras comenzar en agosto con una suspensión semanal de carácter temporal de su única frecuencia semanal, Aerolíneas Argentinas decidió terminar definitivamente sus vuelos entre Buenos Aires (EZE) y Caracas. De esta manera, la compañía estatal argentina se convierte en la compañía número 11 que se retira del merado venezolano en medio de la agudización de la crisis aérea como consecuencia de la situación política, económica y social por la que atraviesa el país.

Aerolíneas Argentinas informó de su decisión el pasado 06 de octubre argumentando que “por razones operativas” desprograma su vuelo a Venezuela. Para los pasajeros afectados, procedió a la devolución del total del dinero del ticket, cambio de ruta a Bogotá sin cobro de la diferencia, penalidad, cargo adicional (pasajero sólo tiene a su cargo el tramo Bogotá – Caracas) o un cambio de ruta a otro destino abonando la diferencia tarifaria correspondiente.

El último vuelo de Aerolíneas Argentinas a Caracas fue el 28 de julio saliendo desde Buenos Aires (EZE) y regresando el día 29 desde la capital venezolana. Coincidiendo con los retiros de Avianca, United y Delta, más las suspensiones específicas de Air France e Iberia, la firma estatal procedió a cancelar sus vuelos semana tras semana hecho evitando cualquier conflicto político entre la línea aérea y las autoridades venezolanas. Hasta ese entonces, operaba sus vuelos entre Buenos Aires (EZE) y Caracas con equipos Airbus A330-200, incorporando en el último tiempo una escala en Bogotá para cambio y pernocte de la tripulación. En agosto, había señalado que no estaría vendiendo pasajes por razones de seguridad.

La salida de Aerolíneas Argentinas del mercado venezolano también se puede comprender como una muestra de los cambios políticos que se han dado en Argentina, especialmente con el advenimiento del nuevo gobierno y la administración de la línea aérea. Durante la “época K”, la gestión de Mauricio Recalde apostó fuerte por Caracas como destino, siendo una de las pocas compañías que incrementaba capacidad mientras otras realizaban reducciones.

Como parte de los ajustes de la red que genera el término de los vuelos a Caracas, Aerolíneas Argentinas potenciará su operación en Bogotá con la incorporación de una frecuencia adicional a partir del 9 de diciembre, ofreciendo cinco vuelos semanales en ambos sentidos.

El término de los vuelos de Aerolíneas Argentinas a Caracas tiene consecuencias inmediatas en lo que respecta a la conectividad, ya que se suspenden indefinidamente los enlaces aéreos entre Argentina y Venezuela. Como resultado, el país sudamericano agudiza su aislamiento como consecuencia directa del retiro de operadores, la reducción de capacidad y alza de tarifas. La situación también trae consecuencias en Chile, ya que la operación que venía realizando era una alternativa adicional para los viajeros.

Además de la compañía trasandina, Conviasa operaba hasta el mes de mayo del presente año vuelos entre Caracas y Buenos Aires (EZE) utilizando un Boeing 747-400 alquilado en régimen ACMI a Wamos Air. En dicho, mes la firma española anuló el contrato por el incumplimiento de pagos por parte de Caracas, forzando a la línea estatal venezolana a eliminar sus vuelos a Argentina y España (Madrid).

En 2014, las líneas aéreas que operaban en Venezuela iniciaron un retiro gradual de ese país, primero como medida por el no pago de los dineros adeudados producto de las ventas en ese país al tipo de cambio correspondiente y posteriormente, por el agravamiento del contexto político, la falta de seguridad tanto para el personal como para las propias operaciones debido a los problemas de infraestructura y de aprovisionamiento en los aeropuertos, además del deterioro del servicio.

En los últimos tres años, sólo dos compañías aéreas han ingresado al mercado venezolano: Turkish Airlines y Latin American Wings (LAW). Como resultado de la reducción de la oferta, ciudades como Bogotá, Panamá, Miami y Lima, en menor medida, se han convertido en los principales puntos de conexión para volar hacia/desde Caracas como a otras ciudades venezolanas.

jueves, 12 de octubre de 2017

Avianca recibe su primer A321neo en medio de crisis operacional generada por huelga de sus pilotos

Por Ricardo J. Delpiano

Avianca A321neo (Airbus)
Foto: Airbus
La colombiana Avianca se convirtió en la primera línea aérea de la región en recibir el A321neo, equipo que se sumará a los otros 130 aviones Airbus que actualmente opera. Al igual que su compañía hermana brasilera, la aerolínea de propiedad de Avianca Holdings S.A., comienza una nueva etapa en sus operaciones con una nueva generación de aeronaves más eficientes y sustentables, en las que busca mantener su oferta característica de experiencia y calidad de servicio a los usuarios.

Con una configuración de dos clases (Ejecutiva y Económica) de 195 asientos, Avianca mantiene prácticamente el A321neo la misma capacidad que en los equipos anteriores (A321ceo) ofreciendo homogeneidad y consistencia al producto. Esto le permite asignar la aeronave a cualquiera de las rutas que opera este modelo sin mayor inconveniente y sin afecciones en capacidad por cambio de avión, otorgando una versatilidad a la operación.

“La incorporación de este avión constituye un hito importante en la modernización de la flota de Avianca. Ser el primero en operar el A321neo en la región ratifica nuestro liderazgo en tecnología aeronáutica, eficiencia y calidad de servicio para nuestros pasajeros. Estamos orgullosos  de  ser  los  primeros  en  ofrecer  el  inigualable  confort  del  A321neo  a  los pasajeros de Latinoamérica,” dice Hernán Rincón, CEO de Avianca.

Desde Airbus, Rafael Alonso, presidente del fabricante para América Latina y el Caribe, dice que “estamos muy orgullosos de que uno de nuestros clientes más antiguos vuele el primer A321neo en la región. La familia A320neo es la solución ideal para los ambiciosos planes de modernización y expansión de Avianca. El A321neo permitirá a la aerolínea transportar más pasajeros con el más alto nivel de eficiencia."

Avianca utilizará el A321neo en rutas domésticas e internacionales comenzando desde Colombia. A medida que más aeronaves se incorporen, probablemente puedan ser transferidas a otros hubs o bases dependiendo de las necesidades operacionales que existan. A diferencia de otras líneas aéreas de la región, el A321neo tendrá prácticamente más un impacto en el ahorro de combustible que en aspectos de alcance mismo como en otras compañías de la región, ya que por la ubicación de los hubs de la aerolínea, prácticamente no requiere rango adicional para optimizar la operación en destinos a donde la familia A320ceo vuelan con una restricción de carga de pago. Los A321neo están equipados con motores LEAP 1-A de CFM.

La recepción del A321neo en Avianca debiera ser un momento de celebración por el paso que da la aerolínea en temas de modernización de flota y crecimiento. Sin embargo, la prolongada huelga ilegal de pilotos de la Asociación Colombiana de Aviadores Civiles (ACDAC) ha afectado significativamente las operaciones de Avianca por 25 días produciendo retrasos y cancelaciones en sus vuelos cuyas implicancias ha trastornado los compromisos de los usuarios.

La crisis que enfrenta Avianca es la mayor de los últimos años. Según Germán Efromovich, CEO de Synergy Group, controlador de Avianca Holdings S.A., la huelga –declarada ilegal- ha generado pérdidas por más de US$50 millones, cifra que crece a medida que se agudiza el conflicto y la empresa incrementa los gastos para tomar medidas de contingencias excepcionales. De acuerdo con la prensa en Colombia entre 4.000 y 5.000 vuelos han sido cancelados.

El 03 de octubre, Aerocivil de Colombia reconoció las necesidades de Avianca y autorizó a la empresa a contratar pilotos extranjeros para operar los vuelos que no realicen los pilotos de ACDAC de manera tal de que se pueda ofrecer una cierta normalidad a las operaciones y atender la situación con los pasajeros afectados.

“La aprobación de esta solicitud por parte de la Aerocivil nos facilita retomar gran parte de los vuelos en Colombia. Avianca, con su operación en varios países de la región, tiene pilotos altamente calificados que se desplazarán hoy mismo para reforzar la operación en el país”, dijo Rincón en esa oportunidad.

El proceso comenzó de manera inmediata con la contratación temporal y apoyo operacional de otras filiales del holding, además de empresas de Synergy Group como el caso de Avianca Brasil. También se está procediendo a una operación ACMI o wet lease (arriendo de avión, tripulación y mantenimiento de un tercero) para operar ciertas rutas, tal como ocurre con algunos vuelos a Europa que ahora son operados por HiFly en un Airbus A340-500.

Avianca también intenta minimizar la huelga -y otras futuras- contratando nuevos pilotos a través de distintas convocatorias que de acuerdo a la compañía han permitido contar 1.800 aspirantes ya en proceso de formación.

Pero independiente de las medidas de contingencias, la situación todavía no tiene solución considerando el estancamiento de las negociaciones, declaraciones cruzadas y el pliego del gremio de controladores aéreos de ElDorado que en apoyo a los pilotos de ACDAC han señalado que no trabajarán horas extras a solicitud de la Aerocivil para atender la contingencia (“operación a reglamento”).

miércoles, 11 de octubre de 2017

Nuevo Pudahuel comienza certificación de gestión de carbono del aeropuerto de Santiago reafirmando su compromiso medioambiental

Por Ricardo J. Delpiano

SCL terminal vista exterior 2017 (RD)
Foto: Ricardo J. Delpiano
Como parte de su estrategia sustentable, Nuevo Pudahuel ha inscrito al aeropuerto Arturo Merino Benítez de Santiago en un programa de medición y disminución de sus emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) producida, directa o indirectamente por las actividades aeronáuticas y no aeronáuticas para el año 2016.

A través de este programa, la sociedad concesionaria del aeropuerto conformada por Grupo ADP (Aéroports de Paris), Vinci Airports y Astaldi Concessioni, busca demostrar a la comunidad que el aeropuerto de Santiago tiene un compromiso responsable y ético en materias ambientales. En Chile, la normativa actual no exige que las empresas midan su huella de carbono por lo que la iniciativa es un esfuerzo netamente privado e independiente, que va más allá de lo exigido por el Estado.

“El aeropuerto Arturo Merino Benítez es mucho más que un espacio de procesos aeronáuticos,” dice Nicolás Claude, CEO de Nuevo Pudahuel, refiriéndose a que si bien el crecimiento del transporte aéreo trae numerosos beneficios, como la creación de 4.500 puestos de trabajo cada un millón de nuevos pasajeros, tiene también externalidades negativas por las que hay que hacerse responsable.

Desde su arribo en octubre de 2015, Nuevo Pudahuel ha desarrollado un activo programa a favor del medioambiente que se manifiesta a través de diversas acciones realizadas en conjunto con la comunidad. Una de estas es la plantación de árboles nativos en la comuna de Pudahuel donados por los propios usuarios que a la fecha suman más de 400 especies.

La gestión de carbono se realiza a través del Airport Carbon Acreditation (ACA), estándar de certificación desarrollado por el Concejo Internacional de Aeropuertos (ACI, por sus siglas en inglés), entidad que evalúa y reconoce los esfuerzos para gestionar y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero que tiene una incidencia en el cambio climático. El programa cuenta con cuatro niveles de certificación: mapeo, reducción, optimización y neutralidad.

Según Nuevo Pudahuel, se ha cuantificado el conjunto de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) producidas, directa o indirectamente por las actividades aeronáuticas y no aeronáuticas para el año 2016, las cuales corresponden a 11.446 toneladas de CO2eq. Actualmente, el concesionario ha logrado el nivel 1 del ACA correspondiente al “mapeo” en el que se determina las fuentes de emisiones dentro del límite operacional de la compañía, calcular las emisiones anuales de carbono y solicitar una verificación y auditoría mediante un tercero. El objetivo es reducir la emisión de gases de efecto invernadero que corresponde al nivel 2 de la acreditación.

La gestión en temas GEI forma parte del programa de sustentable de Nuevo Pudahuel que se enmarca dentro de la propuesta de mejora integral de la experiencia aeroportuaria más allá de los trabajos de administración, ampliación y construcción de las instalaciones, actualmente en ejecución. “Se busca que el aeropuerto Arturo Merino Benítez no sólo sea un referente de la región en términos aeronáuticos, sino que también, un líder en crecimiento responsable con el medioambiente,” señalan desde la concesionaria.

Para este año, Nuevo Pudahuel proyecta que probablemente se alcancen los 21 millones de pasajeros movilizados por el aeropuerto de Santiago, superando significativamente los 19,2 millones de personas del año 2016. El crecimiento significativo del transporte aéreo responde a factores como la baja significativa de los precios (33% menos según el Instituto Nacional de Estadísticas – INE) realizada por la implementación de nuevos modelos de negocios por parte de las líneas aéreas, especialmente del tipo bajo costo y tarifas bajas (LCC/ULCC, por sus siglas en inglés), la respuesta en la competencia, los incrementos de capacidad generados por la búsqueda de mayores eficiencias en la red, el acceso al crédito por parte de la población, la presencia de factores catalizadores específicos (como turismo de compras hacia Chile) y la llegada de nuevos operadores.

Respecto al último punto, Nuevo Pudahuel ha tenido un rol activo a través de su Departamento de Desarrollo de Tráfico Aéreo y la Alianza Público-Privada de la Industria Aérea (APPIA), integrada por la Junta Aeronáutica Civil (JAC), la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), la Subsecretaría de Turismo, la Agencia de Promoción de Inversión Extranjera (Invest Chile) y la Federación de Empresas de Turismo de Chile (FEDETUR), además de la concesionaria del aeropuerto. El regreso de British Airways en enero de 2017 y el anuncio del vuelo de Qatar Airways, son dos ejemplos concretos de la acción ejercida por la asociación.