domingo, 20 de agosto de 2017

LATAM reporta resultados financieros 2Q2017: registra caída de utilidades pese a los mayores ingresos

Por Ricardo J. Delpiano

LATAM A320 billboard (RD)
Foto: Ricardo J. Delpiano
A pesar de la recuperación registrada en los periodos anteriores, los estados financieros de LATAM Airlines volvieron a mostrar que el escenario para la compañía continúa complejo. En el que es calificado como el trimestre más débil del año, la mayor compañía sudamericana registró un resultado operacional de US$48,2 millones y un margen operacional de 2,1%, un aumento de 2,0 puntos porcentuales en comparación con el mismo periodo anterior.

Durante el segundo trimestre de 2017, los ingresos totales alcanzaron US$2.273,7 millones lo que representa una mejora de 7,7%. El aumento está impulsado por el negocio de pasajeros en un 10,6% y mejores yields, además de la apreciación de las monedas locales.

La utilidad neta en este periodo alcanzó los US$138,0 millones con una caída significativa de 49,9% en comparación con el mismo periodo de 2016. Para LATAM, esta se explica “por una disminución de US$120,2 millones en el resultado no-operacional debido a pérdidas por tipo de cambio reconocidas durante el trimestre, en parte contrarrestadas por un menores pagos de impuesto a la renta”. No obstante, en lo que va corrido del año (primer semestre) la compañía lleva registrando pérdidas por US$72,4 millones en comparación con las ganancias de US$10,3 millones del primer semestre 2016.

A pesar de la valoración positiva que hace LATAM por la tendencia de incremento de ingresos en los últimos trimestres, el escenario a nivel general se mantiene todavía desafiante y complejo con una carga no menor derivada de la fusión con Brasil. Para revertirla, la compañía se encuentra implementando nuevas medidas de gestión, importantes ajustes de capacidad, revisión de los planes de flota e iniciativas comerciales, sin descartar otras opciones.

“Este segundo trimestre 2017 representa el quinto aniversario desde la asociación entre LAN y TAM un hito histórico para nuestras empresas y una decisión estratégica que nos permite posicionarnos como el grupo de aerolíneas líder en la región. A lo largo de estos cinco años, hemos avanzado significativamente en la integración de nuestras aerolíneas y en el descubrimiento de una cultura nueva y única, consolidando toda nuestra operación bajo una sola marca, LATAM,” señala la compañía.

Durante el segundo trimestre, LATAM ha profundizado su modelo de viajes híbrido en todos sus mercados domésticos que representan el 75% del total de pasajeros. El cambió comenzó con la venta de comidas y bebidas a bordo (“Mercado LATAM”) y ha continuado con una nueva estructura tarifaria con tres tarifas permanentes y una adicional, que ofrecen distintas alternativas de viajes a los usuarios.

A pesar de los ajustes en capacidad, la mayor línea aérea de Sudamérica ha continuado aprovechando oportunidades de mercado para fortalecer su red combinando complementando el modelo hub (el principal sobre el cual se sustenta la operación LATAM) con vuelos punto a punto en vuelos nacionales de Colombia, Perú y Chile, además de los existentes en Brasil. Además de las ocho rutas nuevas anunciadas durante el primer trimestre, se oficializaron en el último trimestre las rutas Lima – Río de Janeiro, Lima – San José de Costa Rica, Brasilia – Punta Cana, Santiago – Bariloche, Santiago  - Punta del Este, estas últimas de carácter  temporal.

LATAM continúa con su plan de reducción de flota pasando de 329 aviones a fines de 2016 a 306 para fin de año. Además, se redujeron los compromisos de flota para 2019 en US$448 millones, mediante el aplazamiento de dos Boeing 787-9, la conversión de dos Airbus A350-1000 por dos A350-900 y el retraso de tres equipos de la familia A320. Por consiguiente, no se tiene contemplado incorporar el A350-1000 antes de 2019 y a partir de 2018, comenzará a retirar los B777-300ER con la salida de dos equipos y de otros tres en 2019.

La firma asegura que continúa evaluando opciones para seguir ajustando su flota más allá de la reducción alcanzada para 2018 (US$ 2,2 mil millones) y que los beneficios de estos ajustes se verán en un plazo de dos años, con mayores fortalezas en el flujo de caja y en el balance financiero.

Continuando con los ajustes, LATAM ha revisado sus proyecciones iniciales de crecimiento total de capacidad (ASK) para este año, desde 0%-2% a 1%-3%. Los principales cambios se dan en rutas internacionales que pasan de 0%-2% a 3%-5% mientras que las rutas domésticas de Brasil y de países de habla hispana prevén una baja. LATAM mantiene su guidance de margen operacional entre 6,0% y 8,0% para el año 2017, así como el de carga que continúa un rango negativo de -12% a -10%.

En temas más financieros, LATAM destaca que en el último año ha reestructurado exitosamente su balance y optimizando su capital. En el primer semestre de 2017, generó US$307,5 millones de flujo de caja, con un aumento de US$155,0 millones en comparación con el mismo período 2016, y continúa mejorando su ratio de apalancamiento (medido como deuda neta ajustada / EBITDAR) a 5,2x en junio 2017, frente a los 5,9x en junio de 2016. La liquidez alcanzó US$2,1 miles de millones, incluyendo US$375 millones del revolving credit facility (RCF), lo que es calificado como un avance importante. El 28 de julio anunció que realizará un liability management donde TAM Capital 3, una compañía controlada por TAM S.A., pagará anticipadamente sus notas senior no garantizadas de 8,375% con vencimiento el 2021 por su valor total de US$500 millones. La operación ayudará a disminuir el costo de la deuda de LATAM y a mejorar su perfil como empresa. 

sábado, 19 de agosto de 2017

Air Berlin en quiebra tras el término del financiamiento de Etihad: Lufthansa se alza como primera solución

Por Ricardo J. Delpiano

Air Berlin A319 (A. Ruiz)
Foto: Alejandro Ruiz
En medio de un proceso de revisión de sus inversiones, la administración de Etihad Airways ha decidido poner término al apoyo financiero que brindaba a Air Berlin desde 2011. La compañía alemana fue notificada de la decisión el 15 de agosto obligándola a acogerse a un proceso de quiebra ante la imposibilidad de hacer frente a su deteriorada situación económica arrastrada por años.

“Este desarrollo es lamentable para todas las partes, sobre todo porque Etihad ha prestado un amplio apoyo a Air Berlin por sus desafíos de liquidez anteriores y la reestructuración de sus últimos años”, declara la línea aérea de Abu Dhabi.

La declaración de quiebra de Air Berlin es un tema no menor para Alemania. La compañía es la segunda línea aérea del país y uno de los principales operadores aéreos dedicado al segmento de turismo, por lo que una eventual desaparición de la empresa pone en riesgo la oferta aérea en ese segmento, además de las fuentes de empleo, efectos que el Gobierno alemán busca minimizar a toda costa.

Evitando una crisis inmediata de gran repercusión, Alemania ha otorgado un crédito de €150 millones (US$176 millones) a través del banco KFW para que Air Berlin continúe realizando los vuelos y no suspenda operaciones en forma inmediata. Se trata de una medida transitoria únicamente orientada a generar una viabilidad hasta que se encuentre solución más definitiva, con Lufthansa como carta ganadora.

La intención del Gobierno Federal es que Lufthansa u otra(s) línea(s) aérea(s) adquiera(n) una parte o la totalidad de Air Berlin y de su filial austríaca Niki. La acción es atender la crisis de Air Berlin dentro la propia industria aérea a través de una compañía fuerte que sea capaz de hacerse cargo de la situación. Por lo mismo, instan a que sea Lufthansa Group el candidato ideal para liderar este proceso. La administración de Angela Merkel ha indicado tajantemente que el costo de Air Berlin no será asumido por los ciudadanos.

Lufthansa declara que apoya la decisión y los esfuerzos de reestructuración en conjunto con las acciones del Gobierno. La principal línea aérea alemana ya se encuentra en negociaciones con su par para explorar la posibilidad de hacerse cargo de algunas unidades de negocio y contratar parte de su personal. Paralelamente, indica que los aviones de Air Berlin que operan en wetlease para Eurowings y Austrian continuarán operando, sin afectar la prestación de los servicios aéreos.

Es altamente probable que la crisis de Air Berlin derive en un nuevo escenario de consolidación de líneas aéreas en Alemania y que ponga fin a esta línea aérea, que por décadas fue símbolo de los viajes turísticos.

El escenario no es compartido por todos. Ryanair, que ya ha manifestado sus quejas al proceso al presentar una denuncia ante la Comisión Europea, por considerar una acción desleal del Estado alemán a favor de Lufthansa. Asimismo, la Oficina Federal de Competencia de Alemania cuestiona la propuesta de adquisición de Air Berlin por parte de Lufthansa, ya que esta última podría asumir una posición muy dominante en el mercado en desmedro de la libre competencia. También cuestiona el crédito otorgado ya que podría estar en contra de las ayudas federales.

La crisis de Air Berlin tiene por un lado en los enormes pasivos que esta línea aérea viene arrastrando por años y que la han llevado a adoptar distintas medidas de ajustes. Por otro, es la situación actual de Etihad que ante un deterioro de su propia situación financiera y los negativos resultados de compañías en las cuales posee participación -como Alitalia-, está adoptando un enfoque mucho más estricto en términos financieros lo que incluye la paralización del flujo de dinero hacia sus socios y la venta de compañías. En ese contexto, Etihad decidió recientemente vender el 33,3% de su participación en la firma suiza Darwin Airline al grupo de inversión privado 4K Invest de Luxemburgo. Los fracasos de las inversiones de Etihad llevaron a las autoridades del emirato a pedir el cargo a James Hogan en diciembre de 2016.

Tomando en cuenta los acuerdos de wet lease de aviones de Air Berlin para Eurowings, se estima que Lufthansa podría hacerse cargo de las operaciones de corto-medio alcance, acción que le ayudaría a evitar el surgimiento de un actor adicional que genere más desafíos en el competitivo mercado aéreo europeo. Más difuso es lo que podría suceder con los vuelos de larga distancia, a pesar del atractivo que tienen al funcionar desde Berlin y Düsseldorf donde Lufthansa no tiene presencia directa. Si Lufthansa Group también se hace cargo de estos servicios, pueden ser un catalizador importante para seguir impulsando Eurowings.

La crisis de Air Berlin se sentirá con fuerza también en España, ya que compañía alemana tiene en Palma de Mallorca su segunda base de operaciones y es una de las principales en ese país por pasajeros transportados. Para el aeropuerto Son Sant Joan de Palma, el fin de Air Berlin representa una merma importante por ser esta su principal operador con un máximo de alrededor de 400 vuelos por semana.

Al 15 de agosto, Air Berlin mantiene una flota conformada por 131 aeronaves distribuidos en 11 A319, 64 A320, seis A321, 17 A330-200, cinco Boeing 737-700, ocho B737-800 y 20 Bombardier Dash 8Q-400.

viernes, 18 de agosto de 2017

Sky busca reemplazar toda su flota por nuevos A320neo para 2020

Por Ricardo J. Delpiano

Sky A320neo new livery (Sky)
Foto: Sky
Con el fin de dar un nuevo salto operacional y avanzar significativamente en la sostenibilidad del negocio, Sky planea adquirir a través de arriendo al menos 15 Airbus A320neo para el periodo 2018 – 2019. El propósito es adquirir en forma rápida un nuevo lote de aviones con el fin de realizar una renovación de la flota y operar en los próximos años sólo con equipos de última generación.

En el primer trimestre de este año, Sky firmó con SBMC Aviation Capital compromisos para arrendar tres A320neo que comenzarán a incorporarse en el segundo semestre de 2018. A estos se debieran agregar otros tres aviones adicionales los que serían el primer lote de la nueva flota y que posteriormente serían complementados con la búsqueda de otras aeronaves del mismo modelo. De acuerdo con información de la industria, no se descarta que puedan existir novedades en los meses siguientes.

En conversación con FlightGlobal (16/08/2017), Holger Paulmann, CEO de Sky, confirma los que a la fecha son los planes más ambiciosos de su compañía en materia de flota, indicando que la intención es reemplazar los aviones que hoy utilizan por equipos de nueva generación. En sus declaraciones, precisa que los A320neo se adquirirán en régimen de arriendo ya que si se adquieren directamente con el fabricante no se podrían incorporar en los próximos años.

“Necesitamos reemplazar la actual flota…Si colocamos un pedido (al fabricante) ahora, probablemente las entregas comenzarían hacia 2021. Necesitamos esos aviones mucho antes que eso”, señala Paulmann.

Actualmente, Sky opera 13 A319 y dos A320, equipos que si bien son modernos y eficientes, se han quedado “chicos” en capacidad operativa y de pasajeros para el modelo de negocios que la compañía está desarrollando. Estos aviones fueron pensados para reemplazar a los antiguos Boeing 737-200Adv. y funcionar bajo un modelo más conservador.

Los futuros A320neo darán a la compañía la oportunidad de operar con mayor eficiencia por los ahorros en combustible y por la capacidad de aumentar la cantidad de pasajeros transportados por avión disminuyendo de esta forma los costos por asiento (CASK). De esta forma, de los 150 pasajeros que llevan hoy los A319 se podría transportar hasta 186 pasajeros en un A320neo dependiendo de la configuración que seleccione la empresa.

De todas las líneas aéreas chilenas que funcionan en el segmento híbrido y de bajo costo – tarifas bajas (LCC, por sus siglas en inglés), Sky es la que menos capacidad ofrece. LATAM opera una flota de A320 y A321 con 174 y 220 asientos, respectivamente, mientras que la nueva JetSMART ha configurado sus A320 con 186 asientos. Este factor pone a Sky en una posición inferior a su competencia por lo que la necesidad de evolucionar a una nueva flota y tener mayor capacidad de pasaje se vuelve una prioridad, además de atender las necesidades de renovación. Cabe recordar que los A319 y A320 en servicio son equipos de segunda mano, operados anteriormente por easyJet, Skybus y TACA.

Por el momento, la compañía no contempla el A321neo pero de continuar una evolución positiva este modelo no podría descartarse en un mediano plazo, considerando la evolución experimentada por muchas LCC. Compañías como easyJet, Frontier Airlines o Volaris comenzaron sus operaciones con el A319 y en un plazo de diez años han sido capaces de dar el salto al A321/A321neo con resultados favorables.

Junto con la renovación de la flota, Sky también renovará los interiores incorporando nuevos asientos ultra slim similares a los de sus competidores. Los asientos más delgados reducen el peso a bordo optimizando la operación de cada vuelo y permiten sumar más filas sin necesidad de perjudicar significativamente la comodidad a bordo. Por muchos años, la confortabilidad ha sido uno de los sellos distintivos de Sky, pero hoy el modelo de negocios ha dado la vuelta y la compañía busca ser más un proveedor de viajes rápidos, sencillos, autoadministrables y eficientes dentro de Chile y del país con aquellos destinos con mayor demanda.

Sky se encuentra optimizando su modelo de negocios con distintas medidas pro eficiencia a nivel de gestión y de operaciones. Entre las medidas están el incremento de la tasa de utilización de la flota con nuevas frecuencias a los destinos que actualmente se operan y el lanzamiento de nuevas rutas.

Recientemente, Sky anunció la incorporación de Rosario como nuevo destino internacional y para fin de año espera sumar otros tres destinos entre los que están la operación a Punta del Este en Uruguay y un eventual retorno a Brasil. Por sus capacidades operativas y modelo de negocios, el cono sur americano constituye el mercado natural de expansión, con Argentina en la actualidad como primer destino internacional con cuatro destinos comercializados. Los A320neo darán la oportunidad ampliar el rango de operaciones a nuevos destinos en Sudamérica.

jueves, 17 de agosto de 2017

LAW cierra acuerdo con Icelandair para incorporar Boeing 757-200 y proyectar rutas a Estados Unidos

Por Ricardo J. Delpiano

Icelandair Boeing 757-200
Foto: Icelandair
Con el fin de atender los desafíos de las nuevas operaciones de larga distancia, Latin American Wings (LAW) ha cerrado un acuerdo con Icelandair para incorporar aviones Boeing 757-200 a partir del mes de octubre.

Se trata del primer acuerdo operacional de gran envergadura que LAW cierra como parte de su proceso de expansión. Según informa la compañía, “el objetivo de este entendimiento es absorber adecuadamente la demanda que le generará la operación de las nuevas frecuencias a la ciudad de Caracas adjudicadas en la última licitación de la Junta Aeronáutica Civil (JAC) y de la cual, se espera generar en el corto plazo conexiones a las ciudades de Miami y Nueva York, en Estados Unidos”.

Icelandair es uno de los operadores aéreos más reconocidos en B757, aviones que actualmente los utiliza para conectar diariamente varias ciudades de Norteamérica con Europa con un modelo hub en el aeropuerto de Keflavik. La compañía posee una flota conformada por 25 B757-200, un B757-300 y cuatro B767-300ER.

LAW espera convertirse en la segunda línea aérea chilena en operar vuelos regulares hacia los Estados Unidos, realidad que no se manifestaba desde los tiempos en que operaba LADECO en las décadas de 1980 y 1990.

En configuración de Icelandair, el B757-200 cuenta con una capacidad para 183 pasajeros distribuidos en dos clases: con 22 asientos en Business y 161 en Economy. El avión y el producto que la aerolínea islandesa dispone permitirá a LAW anticipar el nivel de servicio espera ofrecer a sus clientes una vez que concrete la adquisición de su nueva flota de fuselaje ancho prevista para el corto plazo.

“La adquisición de estos nuevos aviones, no sólo nos permitirá aumentar de manera importante el tamaño de nuestra flota, sino que explorar nuevos destinos, producto de la autonomía de las aeronaves. Este nuevo escenario nos abre un sinfín de nuevas posibilidades, para seguir expandiendo nuestra presencia dentro y fuera de Latinoamérica, para transformarnos en un actor de relevancia dentro de toda la región”, señala Andrés Dulcinelli, gerente general de LAW, confirmando planes anteriormente indicados. 

Inicialmente, el B757-200 cubrirá la ruta Santiago – Caracas y una vez finalizados los trámites ante la Administración Federal de Aviación de los Estados Unidos (FAA), será utilizado en las operaciones hacia y desde ese país, a través de la capital venezolana aprovechando las oportunidades que existen por la falta de conectividad aérea y la alta demanda de viajes. Cabe señalar, que las rutas entre Caracas y Miami, así como entre Caracas y Nueva York (JFK), poseen un alto flujo de pasajeros del tipo étnico asociado a la comunidad venezolana residente en los Estados Unidos, la cual se ha visto afectada por la reducción de oferta como consecuencia de la crisis política de Venezuela y su impacto en las compañías aéreas. 

LAW informa que las operaciones hacia Estados Unidos vía Venezuela está circunscrita al marco del acuerdo de cooperación alcanzado con la compañía venezolana Estelar en el mes de marzo de este año.

Una vez incorporado el B757-200, las operaciones entre Santiago y Caracas se atenderán con un vuelo diario, exceptuando los miércoles y viernes, mientras que los días jueves y sábados se realizarán dos vuelos por día.

Como parte de su expansión, LAW también comenzará a conectar Santiago con la ciudad dominicana de La Romana, otro importante centro turístico de la isla caribeña. La operación comenzará en el mes de enero de 2018 y se realizará con una escala técnica en Caracas. El nuevo destino complementará la actual operación de la aerolínea en República Dominicana y ayudará a ampliar la oferta turística en ese país.

American Airlines prepara el debut del B737 MAX para noviembre

Por Ricardo J. Delpiano

American Airlines B737 MAX 8 (Boeing)
Foto: Boeing 
Continuando con su plan de renovación de flota, American Airlines prepara el salto a la nueva generación de aviones de fuselaje angosto con la incorporación de los primeros Boeing 737 MAX 8 a su flota. 

De acuerdo con la información de la industria, American Airlines debiera recibir su primer B737 MAX 8 en el mes de septiembre y para el 29 de noviembre, está fijado el primer vuelo comercial entre Miami y Nueva York (LGA), según una confirmación de la propia compañía con una frecuencia de al menos tres vuelos por día.

Según el calendario de entregas, American recibirá cuatro B737 MAX 8 entre septiembre y noviembre, cantidad suficiente para comenzar las primeras operaciones en distintas rutas domésticos atendidas con varios servicios por día.

La compañía con base en Dallas Ft. Worth se convertirá en la segunda línea aérea estadounidense en operar los nuevos modelos del popular B737, después de Southwest Airlines que lo introducirá a partir de octubre. Antes de su puesta en servicio comercial, los aviones estarán en la base de mantenimiento de Tulsa en donde se realizarán las últimas modificaciones.

La introducción del B737 MAX 8 representará un salto en términos de eficiencia operacional y tecnología para la compañía, pero también se traducirá en cambios en lo que respecta a servicio al pasajero. Más allá de las características propias de la cabina del MAX, los pasajeros en clase Economy no dispondrán de pantallas personales en el respaldo de los asientos como ocurre en los actuales B737-800. En su reemplazo, American Airlines ofrecerá un entretenimiento a bordo a través de streaming mediante el cual los pasajeros accederán al contenido a través de sus dispositivos móviles tal como ocurre en otras líneas aéreas. También dispondrá de internet wifi a través de satélite para una mayor velocidad de navegación.

American también configurará estos nuevos aviones con una mayor cantidad de asientos con el objeto de disminuir los costos (CASK) y optimizar la operación, además de utilizarlos para enfrentar a la competencia en el segmento de bajo costo y tarifas bajas (LCC, por sus siglas en inglés). Según información de la industria, los B737 MAX 8 estarán configurados para 172 pasajeros en dos clases en lugar de los 160 que disponen los B737-800 en la misma distribución. Parte de la optimización de la cabina se conseguirá con una reducción de la separación entre asientos hasta las 29 pulgadas en algunas filas de Economy. En los actuales B737, la distancia mínima ofrecida entre asientos es de 31 pulgadas en la misma clase.

El B737 MAX es la evolución directa de la flota B737 que American opera desde hace algunos años. Actualmente, la aerolínea posee 294 B737-800 que utiliza en rutas domésticas e internacionales hacia Canadá, México, el Caribe, Centroamérica y algunos países del norte de Sudamérica (Colombia, por ejemplo). American Airlines tiene encargados 100 B737 MAX 8 más 40 opciones realizadas como parte de un pedido por 200 B737 (100 B737-800 y 100 B737 MAX 8) para avanzar en forma acelerada en la renovación de su flota.

En los últimos años, la compañía estadounidense ha invertido millones de dólares en la adquisición de nuevos aviones y en el retrofit de las cabinas en aquellos aparatos que continuarán prestando servicio en los próximos años, proceso que incluye la instalación de la nueva clase Premium Economy en equipos de fuselaje ancho. 

miércoles, 16 de agosto de 2017

Argentina pone freno al desarrollo de aerolíneas LCC al mantener la fijación de tarifas mínimas

Por Ricardo J. Delpiano

AEP sunset despegue avión (G. Doval)
Foto: Gastón Doval
Mientras en Chile el alto valor de las tasas de embarque opaca las iniciativas de estimulación de demanda del modelo de bajo costo y tarifas bajas (LCC), en Argentina es la fijación de tarifas. El Gobierno del Presidente Mauricio Macri ha establecido que las nuevas compañías LCC que quieran establecerse en ese país no podrán cobrar tarifas inferiores al mínimo fijado por el Estado.

La decisión obligará a todas las aerolíneas a funcionar en el esquema actual cobrando los valores que cualquier compañía tradicional (legacy) impidiendo desarrollar su modelo de negocios en forma plena, especialmente en su aspecto más sensible como es la disminución del precio de los pasajes. Así, la estimulación de la demanda a través del precio que hacen líneas aéreas se verá seriamente dificultado.

El impedimento choca abiertamente con las políticas de apertura que el propio Gobierno de Macri ha impulsado y que en los últimos meses ha generado una “revolución de los aviones” con la llegada de nuevos operadores, aumento de frecuencias para todos los actores y desarrollo de nuevas rutas.

La determinación de no avanzar en la desregulación de los precios se entiende como una respuesta política de parte de la administración Macri para responder a las críticas de los gremios aeronáuticos y al reclamo realizado desde Aerolíneas Argentinas ante la llegada de nuevos operadores que son una amenaza directa su negocio. Atendiendo este reclamo, la gestión gubernamental espera evitar la generación de nuevos conflictos que pueden tener un gran impacto en la sociedad y que podrían ser perjudicial en medio de épocas de paritarias y elecciones.

Las tarifas mínimas en Argentina están fijadas por el Ministerio de Transportes de la Nación y varían dependiendo de las ciudades y rutas. Desde Buenos Aires, por ejemplo, parten de un mínimo de AR$409 para la ruta Buenos Aires – Rosario y llegan hasta AR$1560 en el caso de Buenos Aires – Ushuaia.

Si bien la decisión no es de su agrado, las nuevas compañías argentina y en especial las del tipo LCC han declarado que respetarán la nueva institucionalidad. “Vamos a tener que respetar lo que dice la legislación, como mucho podemos rebajar un 20% el precio de la tarifa mínima para algunos asientos, en ciertas condiciones”, dice Julián Cook, CEO de Flybondi, de acuerdo a cita de diario Clarín (06/08/2017).

Al igual que en Chile, el modelo LCC en Argentina es emergente ya que son países atípicos para el desarrollo de este modelo. En términos comparativos, el país trasandino posee una mayor descentralización económica y demográfica que favorecen la generación de grandes centros urbanos necesarios para la creación demanda, pero posee una altas barreras regulatorias y políticas que limitan el crecimiento del transporte aéreo. La fijación de precios (ahora mínimo, ya que los máximos fueron eliminados), altos impuestos y la excesiva injerencia gremial, son algunos ejemplos.

Actualmente, son dos operadores del tipo LCC: la argentina Flybondi y la futura Norwegian Argentina, el resto funcionan con esquemas tradicionales. Para todas las líneas aéreas, la desregulación total de las tarifas será una de las demandas que buscarán elevar hasta el Gobierno. “Seguimos reclamando que, a futuro, el Gobierno elimine la banda mínima para las tarifas aéreas”, agrega Cook.

Para Andes Líneas Aéreas, compañía que está viviendo un repunte de su negocio con un nuevo plan de expansión, el modelo LCC no es viable en Argentina en las condiciones actuales. “Eso es puro marketing. Si alguien llena el avión con una tarifa al 50% de la actual, se funde”, dice Horario Preneste, su gerente general.

Norwegian Argentina espera iniciar operaciones en los próximos meses. Para dar curso a su plan de inversiones en el país trasandino espera tener una participación significativa en la segunda audiencia pública que el Gobierno realizará para adjudicar derechos de rutas. La compañía posee una propuesta interesante que indirectamente estaría impulsando el concurso, según aseguran medios de prensa argentinos (La Nación 10/08/2017). La inversión de esta empresa está estimada en US$1.300 millones colocando varios aviones Boeing 737-800 y B787 operando rutas domésticas e internacionales, incluso de larga distancia. En la nueva audiencia pública del 06 de septiembre, Norwegian Argentina está pidiendo más de 150 rutas, siendo uno de los mayores pedido del último tiempo.

Por su parte, Flybondi ha cerrado una ronda de inversiones por US$75 millones con fondos internacionales como Cartesian Capital Group, Yamasa Limited Co., Michael Cawley (ex COO de Ryanair) y Michael Powell (ex CFO de WizzAir), entre otros privados. Su plan de negocios esperar transportar 10 millones de pasajeros en tres años y duplicar el mercado aerocomercial argentino con vuelos domésticos e internacionales dentro de la región operados con B737-800 configurados para 189 pasajeros. 

A lo largo de la historia de la aviación, las líneas aéreas han demostrado una gran capacidad de adaptación a los distintos escenarios ya sea a través de la reorganización permanente de sus operaciones como en la generación de nuevos modelos de negocios. El establecimiento de modelos LCC en países atípicos como Argentina o Chile es un ejemplo evidente. Actualmente, en estos dos países las voluntades políticas constituyen limitantes para propiciar el desarrollo del transporte aéreo y de los países. 

martes, 15 de agosto de 2017

LATAM reporta estadísticas operacionales julio 2017: vacaciones invernales impulsa resultados

Por Ricardo J. Delpiano

LATAM A320 CC-BAT SCL winter (RD)
Foto: Ricardo J. Delpiano
Con un ligero crecimiento en tráfico de pasajeros rentados, capacidad y factores de ocupación, LATAM Airlines reportó un mes de julio ligeramente más favorable en comparación con los meses inmediatamente anteriores que se atribuye al impulso de la temporada por viajes de invierno. Los vuelos internacionales y un mejor desempeño de los vuelos domésticos en países habla hispana -en su mayoría del hemisferio sur- contribuyeron a los resultados.

Según informa la compañía, en el mes de julio el tráfico de pasajeros rentados (RPK por sus siglas en inglés) creció un 1,7% con 10.599 mil pasajeros pagos. Los vuelos internacionales aportaron un crecimiento de 5,7% con 6.059 mil pasajeros rentados, seguido de los vuelos domésticos en países de habla hispana con 1.764 mil viajeros pagos que se traducen en un aumento de 1,7%. Brasil, por su parte, registró una contracción importante de 6,0% en comparación con el mismo mes del año anterior con 2.776 mil pasajeros pagos.

La capacidad, medida en asientos disponibles por kilómetro (ASK), se incrementó por la mayor cantidad de frecuencias disponibles como consecuencia de la inauguración de nuevos servicios aéreos en los últimos tiempos en distintos mercados mientras la compañía mantiene un control estricto de la oferta de asientos. El ASK sólo creció en los vuelos internacionales con un 5,4% en comparación con las bajas de 0,9% y 4,6% en los vuelos domésticos de países de habla hispana y dentro de Brasil. Como resultado la cantidad de plazas ofrecidas en cada segmento fueron de 6.899 mil, 2.132 mil y 3.271 mil asientos, respectivamente.

Como resultado, el factor de ocupación registró un cierre positivo de 86,2% con un aumento de 1,5 puntos porcentuales a nivel general. La ocupación promedio estuvo impulsado por los vuelos domésticos en países de habla hispana que registraron un aumento de 2,1 puntos para cerrar en 82,7%, seguido de los vuelos internacionales con un promedio de 87,3% y un alza de 0,3 puntos. Pese a la contracción en ASK, las rutas dentro de Brasil reportaron una baja de 1,3 puntos llegando la ocupación promedio en 84,9%.

En el mes de julio, LATAM transportó a 6.170 mil pasajeros un 0,1% menos que igual mes del año anterior. Los vuelos domésticos dentro de Brasil influyeron a unos resultados a la baja, mientras que las rutas en países de habla hispana e internacionales se vieron favorecidas con un aumento de 1,1% y 8,1% respectivamente.

La mayor cantidad de pasajeros se explica por el periodo de vacaciones de invierno en varios mercados donde opera LATAM. En Chile por ejemplo, la compañía proyectaba un crecimiento de 10% en el flujo de pasajeros saliendo desde Santiago en el periodo comprendido entre el 7 y 23 de julio con una preferencia por los vuelos internacionales mientras que en tramos domésticos los pasajeros se benefician del nuevo modelo de negocios y de tarifas más bajas. No obstante, el panorama complejo en algunos mercados sumado a la mayor competencia continúan determinando un escenario con desafíos para el mayor operador de la región.

En las operaciones de carga, LATAM registró un crecimiento de 0,8% en las toneladas rentadas por kilómetro (RTK) y una contracción en la oferta (ATK), como resultado de la menor operación de aeronaves cargueras además y otros ajustes de capacidad. Como resultado, la ocupación en las operaciones de carga aumentó en 3,1 puntos porcentuales cerrando en el mes de julio en un todavía bajo 51,9%.

lunes, 14 de agosto de 2017

GOL se incorpora a las alianzas “Travel” del Banco de Chile, la segunda compañía en el segmento LCC

Por Ricardo J. Delpiano

GOL B737-800 PR-GTA (RD)
Foto: Ricardo J. Delpiano
Con el lema “para que más personas viajen a Brasil”, Banco de Chile sumó a GOL como su nueva compañía aérea asociada para sus alianzas en las tarjetas de crédito Travel del Banco de Chile y Banco Edwards Citi. Se trata de quinta alianza que la entidad financiera realiza con líneas aéreas y la primera que realiza con una compañía latinoamericana no nacional.

De esta manera, Banco de Chile continúa incursionando en asociaciones con el transporte aéreo como parte de sus acciones comerciales para aumentar la fidelidad de sus clientes a través de beneficios y facilidades de pago. Actualmente, el banco posee alianzas con Delta, Sky, Iberia y British Airways.

Rodrigo Tonda, gerente de Marketing y Clientes de Banco de Chile, señala que desde que la entidad inició su programa de alianzas con las líneas aéreas más de 115 mil clientes han volado con los “Dólares-Premio” lo que equivale a alrededor de 7.000 aviones.

Por su parte, Daniela Araujo, representante de GOL en Chile, comenta que “siempre hemos buscado los mejores socios y ha sido algo lógico el acuerdo con el banco, que da aún más ventajas a nuestros clientes chilenos.”

Los clientes de las tarjetas de crédito Travel ya pueden acumular “Dólares-Premio” en cada una de sus compras y canjear sus pasajes en el mini sitio de la alianza “Travel GOL” a través del botón de pago “Banco de Chile” donde aparecerá el monto acumulado por el cliente disponible para canjear en forma total o parcial.

Una de las novedades de la alianza es, que los clientes pueden comprar pasajes en clase Premium a precios de descuento y pagarlos hasta 12 cuotas sin interés en cualquier agencia de viajes de Chile o a través del botón de pago del banco. También permite acceso a los salones Pacific Club en el aeropuerto de Santiago presentando la tarjeta de embarque de GOL y la tarjeta de crédito Travel.

GOL es la segunda línea aérea de Brasil y la tercera por capacidad entre ese país y Chile, después de LATAM y Avianca Brasil, que inició operaciones desde el 7 de agosto. Actualmente opera dos vuelos diarios en la ruta Sao Paulo (GRU) – Santiago con equipos Boeing 737-800 con dos clases Económica y Premium. También ha realizado vuelos de temporada que unen otras ciudades de Brasil –principalmente Río de Janeiro-, con Santiago.

Según datos de la Junta Aeronáutica Civil (JAC), GOL ha transportado a 109.035 pasajeros entre enero y junio de este año, lo que representa una disminución de 2,1 puntos porcentuales en comparación con el mismo periodo del año anterior. Se espera que en el transcurso del año la tendencia se revierta con los vuelos adicionales que está realizando por los meses de julio y agosto.

En el último tiempo, GOL ha transitado en su modelo de negocios desde un concepto de bajo costo y tarifas bajas clásico (LCC, por sus siglas en inglés), con el que inició sus operaciones, a uno más híbrido con la incorporación de nuevos productos y servicios complementarios. Uno de estos ejemplos es la clase Premium que ofrece a los viajeros acceso a salas VIP en el aeropuerto Guarulhos de Sao Paulo y a través de alianzas, en Buenos Aires (EZE) y Santiago (salas Pacific Club) mientras que en el avión dispone de servicio de catering gratuito, kit personal, baño exclusivo y prioridad de check-in y embarque.

En paralelo, ha desarrollado distintas iniciativas operacionales que la han favorecido en cuanto a percepción de calidad de servicio por parte de los usuarios. Entre los que aspectos que más destacan es la positiva evolución de la puntualidad siendo hoy la primera línea aérea brasilera con mayor cantidad de vuelos a tiempo, según la medición de Official Airline Guide (OAG) para 2016. 

domingo, 13 de agosto de 2017

LATAM lanza nuevas rutas temporales que mejoran la conectividad de Brasil con Argentina y Estados Unidos

Por Ricardo J. Delpiano

LATAM Airlines B767-300ER PT-MSY gate GRU (LATAM)
Foto: LATAM
Alineando las oportunidades de mercado con la necesidad de mejorar la conectividad de la región, LATAM Airlines anuncia nuevas rutas desde Brasil para el periodo de temporada alta de verano del hemisferio sur. Las nuevas operaciones se agregan a mejoras impulsadas en el último tiempo desde ese país a nivel doméstico e internacional.

A partir del 4 enero de 2018 y hasta el 12 de febrero, la compañía operará la ruta Salvador de Bahía – Buenos Aires (EZE) con una frecuencia de cuatro vuelos semanales, jueves, viernes, sábados y domingos, saliendo desde Brasil y lunes, viernes, sábados y domingos, desde la capital argentina. LATAM realizará esta ruta con equipos Airbus A321 comercializando 216 asientos por tramo. Por consiguiente, la oferta total para el periodo superará las 10 mil plazas.

Se trata de un vuelo orientado al público de ocio el cual podrá disfrutar de un acceso sin escalas a uno de los destinos más populares de la región. Desde este mes se encuentran a la venta los pasajes a través del sitio web de la compañía como de los distintos canales de venta, ofreciendo la posibilidad de que los clientes puedan programar con anticipación sus viajes y acceder a precios convenientes.

La ruta Salvador – Buenos Aires (EZE) si bien es nueva para LATAM no lo es para el mercado argentino. Actualmente, Aerolíneas Argentinas y GOL mantienen una conectividad permanente entre ambas ciudades por lo que el ingreso de LATAM supondrá un incremento de la competencia de manera significativa por la oferta misma de la compañía como por las acciones comerciales que esta pueda realizar.

Días antes de la apertura de esa operación, LATAM incrementará desde el 15 de diciembre de 2017 las frecuencias entre Sao Paulo y Nueva York (JFK) agregando dos vuelos semanales adicionales en horario nocturno en ambos tramos. De esta manera, la compañía pasará a ofrecer un total de nueve frecuencias semanales entre ambos destinos, aportando una conectividad no sólo importante para el mercado de Brasil sino que para el resto de los países del cono sur (Argentina, Chile, Paraguay y Uruguay) a través del hub que la compañía administra en Sao Paulo (GRU).

LATAM señala que “se encuentra atenta a las oportunidades para ampliar sus opciones de horarios y de conectividad, siempre pensando en rutas sustentables”. En lo que va corrido del año, la compañía ha anunciado en Brasil incrementos de frecuencias en temporada alta para los tramos Sao Paulo (GRU) – Johannesburgo, Brasilia – Punta Cana, Río de Janeiro – Orlando y Río de Janeiro – Lima. No se descarta que otras nuevas rutas o frecuencias puedan manifestar en los próximos meses ya sea de manera temporal o permanente.

Estas nuevas operaciones se agregan a los anuncios efectuados para el mejoramiento de la conexión entre Río de Janeiro (SDU) y Sao Paulo (GRU) –adicional al puente aéreo Sao Paulo (CGH) – Río de Janeiro (SDU), y nuevos vuelos entre Sao Paulo (GRU) hacia Brasilia, Belo Horizonte (CNF), Fortaleza, Porto Alegre, Recife y Salvador, orientadas a fortalecer el hub de Guarulhos desde distintos puntos de Brasil hacia Norteamérica, Sudamérica, Europa y África.

Brasil es el mayor mercado aéreo de América Latina y al ser la principal compañía aérea de ese país, las acciones que LATAM realice constituyen un aporte significativo a la red, especialmente en lo que respecta a la conectividad internacional de la región como a operaciones locales troncales. Actualmente, el mercado brasilero representa cerca del 50% del total de operaciones que LATAM realiza.

A pesar de los ajustes que se han realizado como parte de la generación de sinergias y consolidación del negocio, LATAM continúa ampliando las alternativas de viajes para todos los pasajeros de la región a través de distintos mecanismos entre los que se encuentran: la utilización de aeronaves de mayor capacidad en rutas domésticas e internacionales dentro y fuera de la región, incremento de frecuencias temporales o permanentes y una mejor coordinación de itinerarios, además de las acciones comerciales que la compañía está impulsando para continuar democratizando los cielos en todos los mercados donde opera.

sábado, 12 de agosto de 2017

American Airlines implementa nuevas alertas de equipajes para ahorrar tiempo a los pasajeros

Por Ricardo J. Delpiano

American Eagle CRJs DFW (RD)
Foto: Ricardo J. Delpiano
Si bien lo normal es que pasajeros y equipaje lleguen juntos a destino después de un vuelo, las demoras en la entrega de las maletas o pérdidas de estas continúan siendo inconvenientes a la hora de viajar. Problemas de infraestructura, saturación de las cintas de equipaje en los aeropuertos y/o malos manejos que pueden darse, especialmente durante las conexiones, determinan oportunidades de mejora que merecen la correspondiente atención.

Así, en los últimos años la industria de la aviación ha conseguido ir disminuyendo el número de equipajes extraviados producto de inversión en tecnología para el procesamiento, gestión y seguimiento de maletas. Los proveedores aéreos en conjunto con las líneas aéreas y los aeropuertos han implementando distintas prácticas para eliminar lo antes posible los malos momentos que genera el extravío de un equipaje. Al ser responsables en primer término de su traslado, las líneas aéreas han generado por su cuenta distintas iniciativas con el fin de mantener informados a los usuarios sobre el estado y lugar de su maleta.

Como parte de sus acciones e inversiones en el mejoramiento de su calidad de servicio, American Airlines presentó recientemente la “Notificación de Equipaje para el Cliente” o “Customer Baggage Notification” (CBN, por sus siglas en inglés). Se trata de un informe de la línea aérea que entrega directamente al usuario el estado de su equipaje facturado, si la maleta está o no está en el mismo avión o si ha llegado al destino.

Con un carácter informativo como también orientador, el sistema brinda la alerta poco tiempo después de llegar al destino final y en los casos que corresponda, los mecanismos resolutivos del incidente.

De acuerdo con American Airlines son tres tipos de alertas que se emiten. La “Llegada Temprana de Equipaje” que informa a los pasajeros que la o las valijas despachadas en bodega llegaron antes que ello y que por tal motivo han sido trasladadas a la Oficina de Servicio de Equipaje (BSO) de American. La segunda alerta es para los casos de “Equipaje Tardío” que indica a los pasajeros que deben dirigirse directamente a BSO más cercana para que un agente de la compañía rastree las maletas y determine la hora de entrega. Finalmente, está la “Llegada de Equipaje de Última Hora – Orden de Equipaje Móvil” que aconseja a los viajeros que deben llenar una orden en su dispositivo móvil con los detalles del cliente y una descripción de la maleta. El objetivo es agilizar su búsqueda y posterior entrega.

“Atrás quedaron los días en que su equipaje no ha llegado a destino”, celebra American Airlines la implementación de estas nuevas herramientas para sus clientes, que se encuentran dentro de las funciones de la aplicación de la línea aérea. La aerolínea informa también los clientes pueden utilizar su número de cuenta AAdvantage o proporcionar información de contacto durante la reserva o en el check-in. Los mensajes pueden ser recibidos a través de correo electrónico, mensajes de voz o mensajes de texto.

En Chile, el gerente de Ventas de American Airlines, Matías Rojas, destaca los beneficios que traen para los pasajeros. “Este nuevo sistema de alertas para el equipaje es una innovación emocionante que les permite a nuestros clientes ahorrar tiempo y además obtener información rápidamente.”

A través del sistema de notificación e información remota, American Airlines contribuye a descongestionar pasillos y salas de espera en los aeropuertos, ya que los pasajeros no necesitan hacer filas en la oficina de equipajes para realizar los trámites correspondientes. Como la notificación ocurre a pocos minutos del desembarque del avión, el usuario que se vea afectado por alguna contingencia puede comenzar a realizar las gestiones mientras espera camina, en algún local comercial del terminal aéreo o se encuentra en las filas de migración, lo que se traduce en la reducción de tiempo en una manera significativa.

El mejoramiento de la experiencia es uno de los puntos sobre los cuales está trabajando American Airlines para la modernización general de su producto. En los últimos años, la compañía ha invertido millones de dólares en la renovación de su flota, el retrofit de sus cabinas, instalación de nuevos asientos, un mejor catering, salones VIP en los aeropuertos y salas de espera, entre otros.

Como resultado la percepción de la calidad de servicio por parte de los clientes ha mejorado significativamente hecho que se manifiesta en la mejor posición de American Airlines en el ranking mundial que elabora SkyTrax en comparación con los años anteriores.

De acuerdo con un informe de SITA de este año, el 76% de los pasajeros muestra interés por recibir alertas de la ubicación de sus equipajes e información del estado de estos en sus dispositivos móviles. Por consiguiente las medidas implementadas por American Airlines se encuentran alineadas con las últimas tendencias de la industria.

viernes, 11 de agosto de 2017

Avianca Brasil destaca su alta calidad de servicio como parte de un balance correcto de su negocio

Por Ricardo J. Delpiano

Avianca Brasil A330-200 ready to go PR-OCG (RD)
Foto: Ricardo J. Delpiano
En medio de transformaciones de la industria de las líneas aéreas en su país como en el resto de la región, Avianca Brasil reafirma su postura de mantenerse como compañía aérea tradicional y con esto marcar la diferencia de sus competidores entrampados en una guerra dentro del bajo costo.

La aerolínea brasilera aterrizó en Chile el 7 de agosto ofreciendo dos vuelos diarios, oferta que permitirá a los viajeros disfrutar de los servicios de la compañía en aviones de fuselaje ancho (Airbus A330-200) como los de un solo pasillo (A320/A320neo). Su propuesta está dirigida atender todos tipos de pasajeros con un producto de alta calidad que continúa mejorando y que está en línea con el servicio que ofrece Avianca (Avianca Holdings).

Los aviones A330 son los encargados de realizar el vuelo diurno entre Sao Paulo (GRU) y Santiago, así como también los vuelos a Miami iniciados en junio y desde diciembre, también a Nueva York (JFK). Configurado para dos clases, ofrece en Ejecutiva un asiento full flat en una semi suite dispuesta en filas de 1-2-1 por lo que cada pasajero tiene su propio espacio con acceso directo al pasillo. Con un sistema de entretenimiento a demanda cuenta con gran variedad de películas, series y juegos, además de aplicaciones que permiten trabajar en Office sin usar el computador y guardar la información en un pendrive u otro dispositivo. Las pantallas son de alta definición de 15 pulgadas. Adicionalmente, posee un control del asiento, iluminación auxiliar, mesas de apoyo y compartimientos portaobjetos y apoya-cabezas ajustable.

Algo más sencillo, los pasajeros de clase Económica cuentan con asientos en la distribución 2-4-2. Cada silla está equipada con monitores individuales de nueve pulgadas, control remoto, enchufes, puertos USB, apoya-cabezas y reposapiés ajustables, además de la clásica mesita.

En los A319 y A320 (A320neo) la configuración es única de 162 en clase Económica, disposición que permite ofrecer a la compañía una separación significativa de asientos en comparación a otras aerolíneas que en el mismo modelo de avión transportan 168, 174 o hasta más de 180 pasajeros. La única excepción la constituyen los A318 donde los asientos no están equipados con pantallas individuales pero sí con monitores generales desplegadas desde los compartimientos superiores.

Todas las aeronaves de fuselaje angosto y ancho están equipadas con iluminación LED, sistema mood lighting e internet wifi, este último por ahora en vuelos domésticos pero próximamente también se habilitará para vuelos internacionales, marcando un diferencia entre sus pares de la región.

Uno de los sellos que caracteriza el producto de Avianca Brasil es la experiencia de viajar de una manera cómoda y con un producto completo. La idea es que la excelencia sea parte de la experiencia. Así, el catering está disponible en todas las rutas, desde las internacionales de larga distancia hasta el puente aéreo Sao Paulo (CGH) – Río de Janeiro (SDU) donde en 34 minutos es capaz de brindar una bandeja con sándwich con frutas o postre. También en las regionales de muy corta duración como Brasilia – Goiás, entrega una galleta o bombón en los escasos minutos de vuelo como parte de un sello.

En cuanto a confortabilidad, Avianca Brasil ofrece en todos los asientos el sello de Categoría A de la Agencia Nacional de Aviación Civil (ANAC). Desde 2008, la autoridad aeronáutica brasilera brinda a las líneas aéreas la posibilidad de informar a sus pasajeros mediante un sello la confortabilidad de sus aviones. Son cinco categorías, siendo “A” la mejor con una distancia entre asientos superior a 30 pulgadas y “E” la menos favorecida para una separación de 26 pulgadas o inferior. Desde el establecimiento del sello, Avianca Brasil mantiene la clasificación A de sus asientos.

José Efromovich, CEO de Avianca Brasil, defiende la decisión de la compañía de mantenerse en el segmento tradicional de las líneas aéreas (legacy). Enfatiza que no migrarán al modelo de bajo costo y tarifas bajas (LCC, por sus siglas en inglés) ya que para la compañía todos los servicios extras están incluidos dentro del plan de negocios y la estructura de costos. “Nosotros pagamos ese supuesto adicional de costos con la fidelidad de los clientes que nos llenan cada vez más los aviones, permitiendo tener factores de ocupación alto con los que hacemos un balance correcto,” dice.

De paso por Santiago, presenta a Avianca Brasil como una “empresa tradicional con full service, entretenimiento individual, el mayor espacio entre asientos y un servicio diferenciado de atención que incluye un servicio de comidas también diferente”. En sus palabras “es una experiencia completamente distinta y variada a precios de mercado.”

Avianca Brasil cuenta con una flota de 50 aviones Airbus de los modelos A318, A319, A320 y A330-200. Son dos familias de aviones totalmente homogéneas y de última generación, especialmente los A320 y A330 que está recibiendo nuevos de fábrica, siendo uno de los primeros operadores de la región del A320neo. Funcionando de una manera eficiente y manteniendo un control estricto de capacidad ha conseguido sortear la crisis económica y política de Brasil, siendo la única compañía brasilera en mantener crecimientos y con un plan de ganancias efectivo que le da valor en momentos de que espera una pronta fusión con Avianca Holdings S.A.

Actualmente, Avianca Brasil realiza 240 salidas por día en 24 aeropuertos en Brasil y tres en el extranjero, en una red que espera incrementarse gradualmente en los próximos años. Como miembro de Star Alliance está llamada a ser la conectora de la alianza en el cono sur a través de su centro de conexiones en Sao Paulo (GRU) y otras bases en el país. Según estadísticas de la empresa, en 206 consiguió transportar a 9,4 millones de pasajeros.

jueves, 10 de agosto de 2017

Delta incorpora su primer A350-900 y esperar retirar el B747-400 este año

Por Ricardo J. Delpiano

Delta A350-900 (Airbus)
Foto: Airbus
En la madrugada del 6 de agosto, Delta Air Lines se convirtió en la primera compañía estadounidense en incorporar el Airbus A350-900, avión con el cual inicia una nueva era en los vuelos de larga y ultra larga distancia. Se trata de la segunda compañía en el continente después de LATAM en introducir el más moderno avión del fabricante europeo, resultado directo de la fusión con Northwest en la década anterior.

Como en todas las líneas aéreas, Delta celebra la incorporación de su nueva aeronave destacando las ventajas que ofrece en términos de ahorros operativos como de confortabilidad para los pasajeros, más todavía cuando se trata el primer avión de la flota en incorporar las nuevas clases de servicio.

“El Airbus A350 establece un nuevo estándar de experiencia de vuelo para nuestros clientes, representa años de innovación de productos, así como Delta continúa transformándose en una aerolínea líder a nivel mundial,” comenta Ed Bastian, CEO de Delta. “Nuestro nuevo buque insignia, A350, encaja bien en la red de larga distancia de Delta, combinando una excepcional experiencia de viaje con una reducción de costos a nivel operativo y una reducción en el consumo de combustible, nos permitirá retirar aviones más viejos y menos eficientes”.

Delta ha seleccionado una configuración clásica para este tipo de avión privilegiando los espacios para introducir los nuevos productos Premium. Con tres clases, el avión lleva 306 pasajeros distribuidos en 32 asientos Delta One Suite (Business), 48 en Delta Premium Select (Premium Economy) y 226 en Economy. Independiente de la diferencia de clase, cada asiento cuenta con pantallas de alta definición y conexión a internet, siguiendo los estándares definidos por la compañía años atrás.

La nueva Delta One Suite es una Business Class concebida en espacios privados individuales a los que se accede por una puerta corrediza. Cada cubículo tiene acceso directo al pasillo ofreciendo mayor privacidad y comodidad para cada pasajero. En su interior, dispone de un asiento cama full flat además de más espacio para guardar objetos personales, entretenimiento de última generación en un monitor HD de 18 pulgadas, conector universal para equipos electrónicos portátiles, puertos USB y un amoblado de primera calidad.

Delta Premium Select es una clase intermedia distinta a lo que se venía ofreciendo con Delta Comfort. Se trata de un asiento más equipado con un mayor ancho que incorpora reposapiés, mayor ángulo de reclinación y separación entre filas. También cuenta con una pantalla de 13,3 pulgadas para el entretenimiento a bordo.

Para Delta, la adquisición del A350 le permite sumarse a la carrera por el mejoramiento de producto que las principales compañías estadounidenses están realizando y que comenzó a manifestarse con United cuando lanzó su Polaris o con la modernización de interiores de American Airlines. Se trata de un proceso iniciado hace un par de años en forma independiente por cada empresa con el fin diferenciarse de la competencia doméstica e internacional y recuperar parte del mercado perdido: rutas domésticas distanciarse de las compañías de bajo costo y tarifas bajas (LCC, por sus siglas en inglés) y en internacional, enfrentar los productos que ofrecen las aerolíneas europeas, del Medio Oriente y las asiáticas.

Inicialmente, los planes del A350-900 están orientados a culminar el reemplazo de los Boeing 747-400 incorporados a la flota tras la fusión con Northwest. Actualmente, la compañía con base en Atlanta mantiene siete B747-400 en servicio los que utiliza en rutas hacia Asia. Airbus debe entregar otros cuatro A350 en los meses siguientes por lo que Delta estaría de condiciones finalizar la operación del Jumbo Jet antes de que termine 2017, poniendo término a 26 años de servicio (iniciado con Northwest).

El A350-900 ofrece costos por asiento un 20% más bajos que el B747-400 operando en rutas de larga distancia. Con una capacidad inferior, la aeronave es también más versátil permitiendo a la compañía colocarlo en distintas rutas dependiendo de la demanda.

Delta tiene pedido un total de 25 A350-900 a entregar en un plazo de cinco años. En mayo, la compañía anunció el retraso de entrega de 10 unidades en dos a tres años como parte de sus iniciativas para mantener controlada la capacidad que merme las ganancias que ha ido obteniendo en el último tiempo. Para 2019, la flota A350 será complementada en 2019 con la llegada de 25 A330-900neo a partir de 2019 y con los cuales comenzará la desprogramación de los B767-300ER.

miércoles, 9 de agosto de 2017

American Airlines destaca introducción de nuevas clases y espera un incremento de ingresos para el resto del año

Por Ricardo J. Delpiano

American Airlines B777-200ER billboard
Foto: Ricardo J. Delpiano
Positiva es la evaluación que American Airlines realiza respecto a la introducción de sus nuevas clases de servicio como Basic Economy y Premium Economy, que en los últimos meses han comenzando a debutar en distintas rutas. Ambas forman parte de las iniciativas comerciales orientadas a fortalecer los ingresos de la compañía a través de una mayor segmentación de los pasajeros, acción que comparte con sus pares.

Basic Economy es una clase ultra sencilla en la que se ofrece al viajero sólo el derecho a volar y fue diseñada para competir con la expansión de las líneas aéreas de bajo costo y tarifas bajas (LCC) en el mercado doméstico como un subsegmento del producto Economy. Premium Economy por su parte, es una nueva clase intermedia en los aviones de fuselaje que comenzó a ser introducida a fines de 2016.

Durante la publicación de los resultados financieros para el segundo trimestre de 2017, American señala que los primeros resultados de estas clases “están en línea con las expectativas iniciales”. Sin embargo, especifica que en el caso de Basic Economy los pasajeros prefieren comprar en la Economy tradicional a pesar de que se les ofrecen los dos productos. Actualmente, Basic Economy está disponible en 78 rutas y para fines de septiembre se espera que se extienda para toda la red al interior de Estados Unidos.

De lo anterior, se infiere que en estos casos los pasajeros estarían dispuestos a pagar más por mantener un estándar de viaje asociado a una compañía legacy (tradicional) en lugar de estar dispuestos “sólo a volar”, situación ventajosa ya que la compañía (American) consigue incrementar ingresos.

Respecto a la Premium Economy, se menciona que la respuesta ha sido “fuerte” con un promedio de pago de US$ 400, a pesar de su escasa disponibilidad por estar sólo en un modelo de la flota. Por ahora, esta clase se ofrece sólo en los Boeing 787-9 pero en un plazo de tres años se espera que se extienda a toda la flota de fuselaje ancho, a excepción de los B767-300ER por su retiro gradual. En lo que resta del año, American instalará estos nuevos asientos en los B777-200ER y espera que hacia fines de 2018, una parte importante de los aviones de doble pasillo tengan este producto.

La instalación de estas nuevas clases sumadas a otras iniciativas comerciales buscan conseguir mejores ingresos para la compañía además de mejorar la experiencia de viaje a los pasajeros, todo como parte de acciones pro gestión.

“Nuestras inversiones en producto y en nuestro equipo, están comenzando a pagar dividendos reales a medida que le damos a nuestros clientes más razones para volar por American. Cuando combinamos nuevas herramientas en la gestión de ingresos e iniciativas de venta dirigida a clientes corporativos creemos que nuestro potencial de ingresos es fuerte”, dice Robert Issom, presidente de American Airlines.

Como resultado, American espera un aumento de los ingresos y de los márgenes para las próximas dos temporadas del año, acompañando la mejora en el desempeño financiero que se ha venido registrando en el último tiempo y compensar la baja de utilidades que se ha venido registrando.

“Esperamos que el TRASM (ingresos totales por asiento disponible y milla recorrida) en el tercer trimestre aumente aproximadamente de 0,5% a 2,5% por ciento interanual, lo que refleja la mejora continua en la demanda de clientes corporativos y de ocio. Esperamos que el margen antes de impuestos del tercer trimestre excluyendo ítems especiales esté entre 10,0% y 12,0%. También esperamos que nuestro crecimiento en el cuarto trimestre supere la tasa de crecimiento del tercer trimestre”, puntualiza el ejecutivo.

En el segundo trimestre de 2017, American Airlines registró utilidades netas por US$803 millones o US$944 millones excluyendo ítems especiales. La compañía con base en Dallas Ft. Worth reportó en ese periodo un crecimiento de 7,2% en los ingresos cerrando en US$11,1 mil millones y una mejora de 5,7% en los ingresos totales por ASM.

Al comentar los resultados, Doug Parker, CEO de American destaca que la compañía está haciendo inversiones en el largo plazo los que añadirán valor a la propuesta de la compañía además de fortalecer a la industria aérea de los Estados Unidos. “Nuestros fuertes ingresos es una evidencia que nuestras inversiones están funcionando”. En línea con Issom, señala que espera buenas perspectivas para 2017 y 2018.