miércoles, 28 de mayo de 2008

Precio del petróleo golpea también a LAN.

Por Ricardo J. Delpiano.

El alza del petróleo no da para más. Si hace algunos años las aerolíneas ya venían sintiendo sus efectos, obligándolas a tomar medidas y diseñar fórmulas alternativas para poder mantenerse en el mercado, hoy con el petróleo por sobre los US$130, la situación se hace cada vez más insostenible, y prueba de ello es que muchas compañías no dan más y se ven forzadas a cerrar, mientras otras adoptan medidas urgentes como el retiro de flota más antigua, uso más eficiente de los recursos, recortes de vuelos y expansión de nuevos mercados etc.

En el caso de LAN Airlines, la situación no es distinta al del resto del mundo. Pese a que la aerolínea se encuentra bien posicionada en el mercado y con una solidez financiera que es la envidia de muchas compañías aéreas - gracias a que por más de 10 años la empresa sólo ha reportado utilidades- , la compañía anunció una baja en la proyección del crecimiento para este año la cual llegará a sólo el 15%, tres puntos porcentuales menos de lo que se había anunciado en marzo pasado, lo cual también repercutirá en las cifras de tráfico de la compañía, especialmente por el aumento del precio de los pasajes. El anuncio fue realizado por los propios ejecutivos de LAN durante la ceremonia del retiro del Boeing 737 de la flota, símbolo de la culminación de todo un proceso dentro de la compañía, dónde se señaló además que en muchos casos el combustible representa casi el 60% de los costos de las operaciones, especialmente en los vuelos más largos, a pesar de la aerolínea posee una flota homogénea y eficiente, basados en aviones de última generación como son los Airbus A320, A340 y los Boeing 767-300ER.


Debido al aumento del petróleo, LAN Airlines modificará algunas de sus rutas y dará un uso más eficiente a su flota. Foto: LAN Airlines.

Entre las principales medidas que la aerolínea chilena tomará en el plazo más inmediato será reestructurar el número de vuelos y rutas que opera en toda la red Sudamericana y algunos vuelos de largo alcance en Norteamérica. En el caso de Sudamérica, LAN mantendrá en operación aquellas rutas más competitivas y que dan rentabilidad, así como abrir nuevos mercados donde exista una demanda considerable que es necesario atender, sin afectar los objetivos de la compañía el cual es brindar mayor opciones de viaje a todos los pasajeros de la región a través del Latin American Network. Así por ejemplo se puede explicar la apertura de nuevos mercados como Medellín en Colombia, o la posibilidad de que LAN Argentina pueda abrir operaciones en otros destinos en Argentina, aprovechando la extensión del RCCA a todas las rutas del país y el aumento de las bandas tarifarias, algo que es muy favorable tanto para LAN como para el resto de las aerolíneas de ese país. Para Norteamérica, LAN modificará algunos de sus vuelos especialmente hacia Estados Unidos, como por ejemplo Los Ángeles destino que vería reducida el número de frecuencias semanales, además de que muchos vuelos pasarán a ser operados vía Lima, aprovechando que ese país devolvió a LAN parte de los derechos de 5ta libertad que no habían sido renovados hace dos años por presión aerolíneas y grupos nacionalista de ese país.

En cuanto a flota, LAN Airlines continuará diseñando fórmulas que permitan aumentar las horas de operación de las aeronaves, con el fin de que generen la mayor rentabilidad posible, tanto en rutas de corto como de largo alcance. Con la salida del Boeing 737-200, la flota pasa a estar formada por aviones más eficientes, permitiendo a la compañía generar importantes ahorros especialmente en cuanto a combustible, lo que además contribuye al cuidado del medioambiente. Junto con esto también se revisarán algunos contratos de leasing de aeronaves, extendiéndolos en algunos casos, mientras que en otros se procederá a regresar algunos aviones, como es el caso de los Boeing 767 más antiguos y menos eficientes. Junto con esto, LAN anunció que se extenderán en aproximadamente un año las operaciones del Boeing 767s, con el fin de compensar los retrasos del programa del Boeing 787 anunciados hace pocas semanas. Recordemos que inicialmente la recepción del primer B787-9 estaba prevista para el 2011, siendo trasladada ahora para fines del 2012 o incluso primeros meses 2013.

A lo largo de todos estos, LAN ha desarrollado una estructura, logísitica y filosofía operacional tal que permite a la aerolínea adaptarse fácilmente a los cambios de la industria, como sucede actualmente con la escalada en los costos del transporte, pudiendo sortear casi sin problemas estos desafíos. Sin embargo, esto no ha sido suficiente. La llegada del precio del petróleo a niveles récord sólo ha contribuído a generar una mayor incertidumbre en el mercado aeronáutico, por lo que hoy no basta con generar un buen modelo, sino también la necesidad de contar con una serie de políticas acordes a la realidad que se vive.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Excelente reportaje. Solo una acotación; la llegada del 787 no quiere decir que de golpe y porrazo se dejan de operar los 767. Es un proceso paulatino que va a tomar varios años, si no es que una década y fracción; justificacion de ello es que se siguen incorporando nuevos 767 "cero kilometros" a la flota.

Ricardo J. Delpiano dijo...

Así es. Nunca se mencionó un retiro masivo de Boeing 767 de golpe. En cualquier aerolínea, sea LAN u otra, que opere una flota considerable de un modelo y busque reemplazarlo, es imposible que toda la flota se de baja sin contar con un back up. Ya vimos el caso del retiro del B737, proceso que tomó 2 años al menos. Con el A340 va a suceder lo mismo. De esta forma entre los años 2012 hasta el 2017 LAN va contar una flota llamada de transición, con una gran cantidad de modelos operando.

Saludos,

Ricardo J. Delpiano