jueves, 31 de julio de 2008

Conversamos con Fabio Villegas, CEO de Avianca.

Por Ricardo J. Delpiano - artículo de Aerolatinnews 31/07/2008.

Tras sufrir la peor crisis, que ponía en riesgo sus más de 85 años de vida, Avianca hoy surge como una de las principales y más fuertes aerolíneas de la región, tanto en capacidad operativa, calidad del servicio, estructura financiera, etc. Todo esto, conseguido gracias a un manejo eficiente y acorde a la nueva realidad. El año 2007 el Grupo Synergy -que controla a las compañías Avianca, Ocean Air (Brasil) y VIPSA (Ecuador)- anunció una inversión por miles de millones de dólares en sus empresas. El símbolo más claro ha sido la renovación completa de la flota de la compañía con aviones Airbus A319, A320, A330 y Boeing 787s. Estas aeronaves permitirán a la compañía dar un salto significativo en todo sentido, pudiendo ofrecer un producto más adecuado a cada uno de los destinos donde operan, con mayor flexibilidad y eficiencia.

Tras sufrir uan de las peores crisis de su historia, la colombiana Avianca se perfila hoy como una de las más pujantes aerolíneas en Latinoamérica. Actualmente se encuentra en un proceso de renovación de flota a gran escala que permitirá reemplazar sus actuales aviones por modernos Airbus A319, A320, A330, A350 y Boeing 787-8. Foto: Claudio Luna.


En su paso por Wings of Change V -celebrada en marzo dentro del marco de FIDAE 2008-, Fabio Villegas, CEO de Avianca cuenta la situación de la empresa y el rol futuro que la compañía buscará realizar.

1. Considerando los logros de la compañía durante el último año en ejercicio. ¿En qué lugar podemos colocar a Avianca dentro de la aviación latinoamericana?
F.V.: En el último tiempo, Avianca ha logrado salir airosa de momento muy difíciles del pasado. Ha logrado recuperarse en su participación tanto en el mercado doméstico como internacional, ha adelantado y acelerado el proceso de modernización de su estructura aeroportuaria, su infraestructura tecnológica y en el área de renovación de flota, donde ya estamos recibiendo los nuevos aviones. Hace un par de semanas que estamos recibiendo nuestros primeros Airbus A319 y A320, y en el segundo semestre tendremos el primer Airbus A330, que son las primeras de un total de 60 aeronaves que estaremos recibiendo.

Hasta el momento los resultados financieros de la compañía superan su comportamiento histórico; logramos en el 2007 tener más de 1.400 millones de dólares con un EBIDTA de 210 millones de dólares. Fue un año importante que nos permite enfrentar con optimismo los grandes retos que tiene la industria. Hay que continuar cambiando, hay que continuar transformando, pues esta es una industria que vive de la innovación y del cambio, y yo creo que estamos preparados para eso.
2. Una de las predicciones respecto al futuro de la industria aérea en la región, es que en los próximos años va existir una reducción importante de los operadores, quedando sólo los más grandes. Considerando que Avianca está rodeada en parte por “estos grandes”, ¿qué rol va a desarrollar la aerolínea en el futuro?
F.V.: Bueno nosotros tenemos un gran respeto por la competencia. Sabemos que competimos con aerolíneas importantes, que son buenas, que tienen una presencia considerable en el mercado, y eso lo que hace es obligarnos a estar pensando cómo hacerlo mejor. Tenemos un momento de crecimiento de mercados, dónde esos mismos crecimientos ocultan mucho los problemas que tenemos nosotros, las aerolíneas inclusive. En cuanto los mercados se estrechan, tienden a hacerse más difíciles, por lo que la solución tiene que venir por el lado de la eficiencia, de la diferenciación del servicio, y es lo que estamos buscando. Queremos competir de forma más exitosa con los competidores que ya tenemos; tenemos que ser más eficientes desde el punto de vista productivo, del manejo de ingresos, y una capacidad de diferenciación en cuanto al servicio que entregamos.
3. En el aspecto del servicio, si bien es algo que Avianca se ha venido destacando en el último tiempo, pareciera que queda pendiente el tema de la falta de conectividad que existe hoy en día, por ejemplo al interior de Colombia o entre algunos de los países de la región. En ese sentido ¿es posible considerar un aumento de frecuencias de Avianca hacia los destinos que hoy opera?
F.V: Nosotros vamos a seguir aumentando frecuencias en la medida en que los mercados y los equipos sean adecuados. Por ejemplo, en algunos países hemos aumentado ya hasta cinco vuelos diarios, en otros a cinco frecuencias semanales, como es el caso de Santiago de Chile; hemos aumentado a un vuelo diario la conectividad entre Bogotá y Sao Paulo, estamos volando seis vuelos diarios entre Bogotá y Caracas, ya volamos a Valencia, cinco diarios a Quito, a Guayaquil, inauguramos un vuelo a San José de Costa Rica, aumentamos nuestras frecuencias a los Estados Unidos, abriremos Washington próximamente. En Europa hemos llegado a 11 vuelos semanales.
4. ¿En el mercado interno colombiano qué se puede esperar, considerando el tráfico interno y las distintas regiones del país?
F.V: Colombia es un país de regiones, con ciudades grandes con importantes ingresos. Nuestra prioridad es lograr el punto a punto, en la medida que nosotros podamos conectar no sólo a nivel doméstico, sino que a nivel internacional, nuestras ciudades, nuestros mercados, lo vamos a seguir haciendo. Eso depende, desde luego, del tipo de mercado y de contar con el avión adecuado. Si no podemos con el punto a punto vamos a avanzar en la conexión a través de nuestro HUB en Bogotá. Pero menciono que el interés de nuestra política es ese; así ya estamos volando de Cali, Medellín a Nueva York, vuelos directos de Cali a Miami, de Barranquilla a Miami, de Cartagena a Miami, de Pereira a Nueva York, lo que complementamos con nuestro HUB de Bogotá, dónde pretendemos conectar Sudamérica con América del Norte y viceversa.
5. Con respecto a la flota a futuro, la cual ha quedado definida con los pedidos realizados por el Grupo Synergy, se puede apreciar que Avianca dejaría de contar con un equipo apropiado y versátil como el que tiene actualmente Boeing 757, pues su reemplazante más directo, el Airbus A320, tiene una menor capacidad, mientras que las aeronaves que le siguen el Airbus A330 y el B787 son mucho más grandes. En ese sentido ¿qué va suceder con destinos de medio alcance: se reducirá la capacidad con una mayor cantidad de frecuencias o se aumentará la capacidad manteniendo la actual oferta de vuelos?
F.V: La verdad que es que nosotros estamos reemplazando los MD83s, los B757, y B767. La operación de Boeing 757 nosotros la estamos reemplazando con la operatoria de los nuevos Airbus A319 y A320, que en el caso del A320, en cuanto a capacidad, y para el alcance que nosotros estamos necesitando, nos permite sustituirlo por el B757. En el corto plazo, además está la incorporación de los Airbus A330, modelo que estaremos recibiendo a partir de Septiembre de este año, permitiéndonos ofrecer más sillas a los destinos de mayor densidad. La ventaja que nosotros tenemos con esa flota es la flexibilidad, de poner más sillas en los mercados que lo requieren o por ejemplo utilizar un Airbus A319 de menor capacidad y aumentar frecuencias considerablemente, o llegar a destinos que hoy no podemos, como la ruta Bogotá – Washington o Bogotá- Santo Domingo, donde el MD83 no tiene el alcance y capacidad necesaria por ser un avión muy chico y el Boeing 757 constituía un exceso.
6. Se ha hablado de consolidar la marca Avianca en el continente, de mejorar la presencia de Avianca en Ecuador, y abrir Ocean Air en Paraguay. ¿En qué estado se encuentran esos proyectos?
F.V: En esos países existe un gran potencial, Brasil es un mercado importante, que está bien atendido por aerolíneas grandes y vigorosas como lo son TAM y GOL, y creemos que es un mercado en el cual es posible tener una participación y desarrollar un negocio. Nosotros como Avianca estamos soportando las operaciones de Ocean Air y estaremos tomando las decisiones correspondientes según su momento.
7. ¿Cuáles son las principales dificultades que hoy enfrentan las aerolíneas latinoamericanas?
F.V: Estamos ante un importante cambio de la tendencia, un cambio con una mayor presión con el incremento desbordado en el precio del combustible, y que viene acompañado además de una tendencia de la economía mundial, que puede afectar el comportamiento de los mercados.

En la actualidad Avianca, opera cinco vuelos semanales entre Bogota y Santiago de Chile con aviones Boeing 757 y B767, siendo el primer transportista entre ambos países. De acuerdo a los últimos datos entregados por la Junta Aeronáutica Civil, Avianca creció un 32,5% comparado con el 2007, convirtiéndose así en la tercera aerolínea latinoamérica con mayor tasa de crecimiento en el mercado aéreo internacional desde/hacia Chile, lo que sin duda evidencia la recuperación sostenida de la aerolínea colombiana.

No hay comentarios.: