jueves, 12 de febrero de 2009

Mexicana en plena expansión.

Por Ricardo J. Delpiano.
A pesar que la industria del transporte aéreo se encuentra viviendo una de sus peores crisis, lo cual ha llevado a la mayoría de las compañías a adoptar planes de contingencia y redefinir su modelo de negocios con el fin de evitar su salida del mercado, hay actores de la industria que buscan hacer de esta crisis una oportunidad, siendo el caso de la compañía Mexicana de Aviación uno de sus ejemplos más concretos.
Tras estar por varios años concentrada en el mercado azteca y principalmente en el trafico entre los países norteamericanos (México-Estados Unidos-Canadá), desde mediados del 2008 Mexicana inició un proceso de expansión a gran escala, la cual incluye una redefinición del negocio aéreo por parte de la empresa, mediante el cual se busca que la empresa revierta los sucesos actuales de la industria y las pérdidas financieras de la aerolínea, a través de un plan de negocios que permita a Mexicana de Aviación lograr un plan de sustentabilidad financiera a largo plazo. Este plan de negocios contempla varias etapas y distintas áreas de trabajo con el fin de bajar los costos en todos los sectores de la aerolínea y en lograr que la propia empresa sea capaz de generar los ingresos necesarios para que sean reinvertidos según corresponda.
Photobucket
Gracias a un proceso de reestructuración interna, hoy día Mexicana se encuentra en buenas condiciones para enfrentar la competencia y sortear con éxito el difícil escenario de la industria. Foto: Ricardo Morales-APM.
Aprovechando los cambios que Mexicana de Aviación inició en los pasados años con la renovación completa de su flota con aviones Airbus A320 para corto alcance y Boeing 767-300ER para largo alcance, la empresa comenzó a reducir costos en lo que refiere a mantenimiento, capacitación, entrenamiento y combustible, gracias a las ventajas que posee tener una flota homogénea de última generación y con costos de operación bastante bajos, los cuales ha permitido mejorar en forma sustancial la eficiencia operacional de Mexicana. A esto se sumó un proceso de reestructuración interna, recortando gastos en todas las areas, como en los sueldos en un 50% al personal de confianza, renegociación de los contratos con los pilotos y tripulantes de cabina, los cuales se comprometían a someterse a un reajuste y a cooperar en los planes de productividad empresarial. Además gracias a los acuerdos que Mexicana mantiene con distintos proveedores en materia de combustible, la empresa pudo adquirir en los meses más críticos combustible en grandes volúmenes a un precio fijo o incluso logrando importantes descuentos, lo que permitió a la empresa sortear sin mayores inconvenientes el alza sostenida del precio del petróleo durante el 2008.
Paralelamente, Mexicana comenzó a vender activos importantes, como la Torre Mexicana en el Distrito Federal, que no representaba grandes ingresos para la aerolínea, ofreciéndola en arriendo a terceros, lo cual ha permitido a la empresa tener un canal de ingresos adicional, los cuales fueron en parte utilizados para la adquisición de aviones actualizacion de sistemas, programas de mejoramiento, etc.
La salida de la Star Alliance, también contribuyó a que Mexicana viera reducidos sus costos, especialmente por la enorme inversión en dinero que exigía la membresía en la alianza, a cambio de la poca tasa de retorno que la alianza representaba para la aerolínea, pues los planes de la Star Alliance se alejaban del modelo del modelo de negocios y sus socios del norte eclipsaban en parte la presencia de Mexicana en la alianza. Además las fuertes diferencias que la empresa mantenía con su socia United Airlines, especialmente por concepto de deudas, motivaron que Mexicana optara por abandonar la Star Alliance y buscar nuevos socios que permitiesen ofrecer mayores beneficios para los pasajeros como American Airlines o Iberia, y que desembocaron en la incorporación de Mexicana a la alianza Oneworld a partir del presente año.
Avanzada su reestructuración, durante el 2008 Mexicana inició un programa de expansión significativo, el cual supuso expandir sus servicios a los destinos que opera, aumentando la tasa de uso de sus aviones, lo que favoreció a reducir los costos operacionales e incrementar los ingresos. En rutas de corto/medio alcance, Mexicana de Aviación ha incrementado sus vuelos hacia los destinos en Norteamérica (Estados Unidos y Canadá), mientras que en largo alcance se consolidó la operación a Buenos Aires, Bogotá y Caracas, abriendo además nuevos destinos como Sao Paulo a partir del 10 de Diciembre pasado, Londres Gatwick desde el 17 de enero y Madrid desde el 2 de febrero del presente año, concretando la tan ansiada expansión de Mexicana al viejo continente.
A los nuevos destinos agregados como Sao Paulo, Londres y Madrid, para el presente año Mexicana de Aviación está analizando abrir nuevas rutas en América, como por ejemplo Santiago de Chile y Montevideo. Según ha trascendido de manera informal, se considera que Santiago será el próximo destinos que la compañía abrirá durante el 2009, ruta que se enmarca dentro de la entrada a Oneworld y que sería explotada en conjunto con su próxima socia LAN Airlines. Gracias a la cooperación con LAN Airlines, Mexicana explotaría rutas como México-Lima, México-Santiago -ambas explotadas por LAN actualmente- y desde Lima y Santiago abarcar el mercado ecuatoriano. Junto con esto la empresa está evaluando iniciar vuelos a Asia, con China como primer país, completando esta primera etapa de expansión.
En el mercado mexicano, Mexicana creó Mexicana Inter, filial regional que operará con aviones Bombardier CRJ200 y que buscará ser una empresa feeder que permita asegurar tráfico a los vuelos de Mexicana y Mexicana Click, buscando llenar el vacío dejado por la salida del mercado de ALMA en el 2008.
Para sustentar este proceso de expansión, Mexicana ha invertido en la adquisición de nuevos aviones para las operaciones internacionales entre los cuales destacan la incorporación de dos Airbus A330-200 y un Boeing 767-200ER, no descartándose la incorporación de aviones adicionales como Boeing 767s y Airbus A330/A340, lo cual permitiría a Mexicana concretar la apertura de nuevos destinos como Santiago o ciudades en el Lejano Oriente. Para mejorar sus servicios en el mercado doméstico, Mexicana incorporará Boeing 717-200 los cuales serán destinados a renovar la flota de Fokker 100 de Mexicana Click, además de los 20 aviones CRJ200 para su nueva filial Mexicana Inter.
A pesar de la difícil situación de la industria, la cual mantuvo hasta el último momento la incertidumbre acerca del inicio de operaciones en algunos destinos, en Mexicana se encuentran optimistas respecto a los resultados a mediano plazo. "Estamos optimistas con el proyecto, si bien las circunstancias que estamos viendo ahorita te hacen más precavido", sostuvo Manuel Borja Chico, director general de Mexicana de Aviación. Borja Chico explicó también que Mexicana "que ante la crisis financiera y la baja en los pasajeros, la aerolínea está atacando con mayor fuerza al mercado de negocios y al turista de playa". En función de esto la compañía lanzó sus nuevos productos como la nueva Elite Class (Business), la cual incluye nuevos asientos con un mejorado sistema de entretenimiento a bordo y un mejorado catering, además de una renovación del concepto de clase turista, especialmente en los Airbus A330.
Esta renovación se enmarca con el cambio en la imagen corporativa que el Grupo Mexicana lanzó a fines del 2008 con la que busca diferenciarse para ser más competitiva y marcar la proyección de la aerolínea en términos de servicio, modernidad, innovación, dinamismo y flexibilidad. El diferenciador visual apoyará la nueva filosofía de negocio, enfocada en el servicio y la innovación obedeciendo a la estrategia integral de la empresa para continuar reforzando su liderazgo como la primera línea aérea de México. En ese sentido, “la imagen de Grupo Mexicana responde a una necesidad de innovar, crear y estructurarse como una línea aérea orientada al futuro que ofrece a sus pasajeros una experiencia memorable al viajar”, comentó Adolfo Crespo, Director de Servicio al Cliente y Comunicación Corporativa de Mexicana.
Hoy día, gracias a los cambios realizados al interior de la compañía, Mexicana de Aviación se ponde a la vanguardia de las principales aerolíneas mundiales, preparada para mantenerse en competencia en momentos difíciles. Según Borja Chico "entramos a la pelea con una buena condición, producto de todos los años de ajuste que hoy nos permite una ventaja competitiva". La reestructuración realizada hace que hoy día Mexicana sea la aerolínea líder en muchas rutas donde opera, como Buenos Aires, Bogotá, Caracas, San Francisco, Los Ángeles, Montreal, Toronto, Vancouver, siendo la aerolínea líder en el mercado México -Estados Unidos, etc. Actualmente Mexicana opera 50 destinos en México, Norteamérica, Centro, Sudamérica y Europa., con una flota formada por más de 64 aviones, entre los cuales están 10 Airbus A318, 20 A319, 29 A320, 2 Airbus A330-200, 1 Boeing 767-200ER y 2 Boeing 767-300ER, los cuales efectúan aproximadamente 300 operaciones diarias. Según las cifras oficiales de México, el Grupo Mexicana transportó 11.543.084 pasajeros lo que representó un 4,6% en comparación al tráfico movilizado por Mexicana en el 2007.
Entre sus reconocimientos destacan el World Travel Award 2007 como la mejor Business Class el premio a la mejor línea aérea, por décima vez consecutiva, y por primera vez el premio a la mejor página web, además de los distintivos de ESR e Industria Limpia. La reestructuración llevada a cabo por el Grupo Mexicana es considerada uno de los planes de negocios más sólidos en México.

4 comentarios:

PlunaCRJ dijo...

Muy interesante el artículo de Mexicana. Realmente, el cambio que la empresa ha tenido en el ultimo año ha sido impresionante. Ha efectivamente pasado de volar básicamente de México a Estados Unidos a tener una red de rutas mas comprensiva.

Ejemplo la incorporación del A330 en vuelos a Londres, y la idea de seguirle proximamente los pasos a Aeroméxico en Asia.

La nueva imagen corporativa es... extraña. Lo que me gusta de ella es que tiene un aire de exotismo, principalmente por el tipo de letra de "MEXICANA", y la posición de ese titulo en la parte trasera del fuselaje, y no adelante, como es común.

Una lástima que el "nuevo concepto de clase eonómica" (tal como dices, especialmente en los A330) incluya una configuración 3-3-3. Lamentable.

Como uruguayo, sabes por qué quieren volar a Montevideo? No sería mucho mas facil y practico colocar a los pasajeros a MVD en un vuelo de la futura socia LAN desde SCL (conectando con Mexicana de Ciudad de Mexico)? No creo que MVD sea un mercado tan grande como para que que justifique un tag on desde EZE.

Un gusto leer tu blog.
Saludos,

Ricardo J. Delpiano dijo...

Pluna CRJ:

Gracias por los comentarios y el aporte como siempre. Respecto a la operación a MVD es algo que ha trascendido desde hace algún tiempo, imagino que más que un tag on desde EZE lo veo como forma de mejorar la operación a Sao Paulo o complementarla ya sea con vuelos propios o dejando abierta la opción de una alianza comercial.

Saludos,

Anónimo dijo...

yo creo mejor posicion veo a santiago de chile conectando como hub sudamericano con aliansa desde europa asia oceania de grandes compañias aereas dando a chile la alternativa de conectar con todo el mundo y asi chile en primer lugar de en ambito aerocomercial y turistico y tambien convinando con los grandes cruseros que pasan por valparaiso de la zona pasifico sur

Anónimo dijo...

esperemos tener a mexicana pronto en los cielos de chile, una alternativa mas al caribe cancun ect