martes, 24 de marzo de 2009

IATA pronostica una mayor caída para el transporte aéreo.

Por Ricardo J. Delpiano

Catastrófico, es la palabra con la cual se podría resumir el último pronóstico para el transporte aéreo comercial, el cual fue entregado por IATA en el día de hoy. En Ginebra, Suiza, Giovanni Bisignani en su calidad de Director General de la organización, fue el encargado de dar a conocer la revisión del pronóstico para la industria aerocomercial mundial para el presente año, el cual entrega alarmantes cifras las cuales indican una agudización de la crisis económica para la aviación en medio de un escenario económico global marcado por la incertidumbre.
IATA entregó una revisión de su pronóstico para la industria del transporte aéreo para el presente año, el cual muestra cifras alarmantes que indican mayores pérdidas para las aerolíneas y más recortes en capacidad.
Según el pronóstico de IATA, la industria del transporte aéreo comercial cerrará el 2009 con pérdidas de 4.700 millones de dólares, casi el doble de las pronosticas a fines del 2008 donde se señalaban pérdidas por 2.500 millones. esto refleja la gran desconfianza que aún persiste sobre el futuro económico de la economía global a pesar que los principales países industrializados han lanzado planes de emergencia para revertir la crisis.
En este sentido se espera que la cifra de negocios en la aviación caiga en los próximos meses un 12%, pasando de USD62.000 millones hasta USD467.000 millones, convirtiéndose en una de las mayores caídas en la historia del transporte aéreo. Como comparación, según IATA la anterior caída de ingresos, después de los hechos del 11 de septiembre de 2001, supuso una caída de USD23.000 millones durante el periodo 2000 a 2002, aproximadamente un 7,0%. Como consecuencia de lo anterior, la demanda por transporte aéreo sufrirá una mayor caída con una contracción esperada del tráfico de pasajeros del 5,7%, la cual estará influenciada por la caída de los viajeros premium y por ende en una notable reducción en los ingresos para las compañías aéreas, los cuales serán en mayor grado en aquellas compañías más débiles y que poseen una estructura que todavía no se adapta a las nuevas realidades de la industria, como es el caso de muchas compañías, entre ellas varias Latinoamericanas. IATA espera que la demanda de carga se contraiga un 13%, cifra que son significativamente peores que las previstas en diciembre, de un 3,0% de caída en el tráfico de pasajeros y una reducción del 5,0% en la demanda de carga., con una reducción en los márgenes de un 4,3%.
La buena noticia es que la caída en los precios del combustible está ayudando a muchas compañías a evitar pérdidas mayores. En ese sentido IATA pronostica que el precio del crudo se situará en promedio alrededor de los USD 50 por barril (petróleo Brent), permitiendo que la factura de combustible de la industria se reduzca al 25% de los costes operativos en comparación con el 32% en 2008 cuando el precio promedio del petróleo fue de USD99. En ese sentido, Bisignani indicó en Ginebra que “el combustible es la única buena noticia. Pero el alivio de los menores precios del combustible es superado por la caída de la demanda y el desplome de los ingresos. La industria se encuentra en cuidados intensivos. Las líneas aéreas se enfrentan a dos retos fundamentales: conservar liquidez y ajustar cuidadosamente la capacidad a la demanda”.
Analizando los pronósticos por región, la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) establece lo siguiente:
Asia-Pacífico: Será la región más afectada por la crisis, donde se espera que sus línea aéreas presenten unas pérdidas de 1.700 millones de dólares, las cuales son superiores a la previsión de USD 1.100 millones de diciembre 2008. Japón, el mayor mercado de la región espera ver una reducción del 5,5% en un PNB en 2009, con sus exportaciones ya en caída libre. China ha tenido éxito estimulando la demanda en mercados domésticos con ajustes de precios. La demanda internacional hacia y desde China se espera que se contraiga entre un 5 y un 10% durante el año. India, cuyo mercado de servicios aéreos internacionales se triplicó en tamaño entre 2000 y 2008 gracias a la liberalización del transporte aéreo que hizo ese país, será el único país que verá un aumento de capacidad del 0,7% en 2009, mientras que la demanda caerá entre el 2 y el 3%. En general, la región verá una caída de la demanda del 6,8%, pero solo una reducción del 4,0% en capacidad.
Norteamérica: Se espera que las aerolíneas norteamericanas (Canadá y Estados Unidos) obtengan los mejores resultados para 2009, con 100 millones de dólares de beneficio combinado, debido a que la caída del 7,5% en la demanda se verá compensada con una reducción de la capacidad en igual porcentaje. A pesar del empeoramiento de las condiciones económicas, la previsión ha cambiado relativamente poco respecto a la anterior de unos beneficios de 300 millones de dólares. Las compañías se están beneficiando de una cuidadosa gestión de capacidad, moviendo su flota entre las distintas rutas donde operan, dejando el mercado interno para aviones con capacidad de hasta 180 asientos, y menores precios diarios del combustible.
Europa: Se prevé una reducción del 2,9% en el PNB del continente que resultará en una caída del 6,5% en la demanda, lo que determinará una pérdida para las aerolíneas europeas de USD 1.000 millones para el presente año. Los recortes de capacidad serán del 5,3% en promedio, pero éstos no serán suficientes pues no podrán seguir el ritmo de la caída de la demanda, lo que significará que las compañías no tendrán donde ubicar sus aviones, lo que hará que comiencen a ofrecer menores precios para poder llenarlos, empujando los márgenes de rentabilidad a la baja.
Latinoamérica: A pesar que para la región se pronostica un crecimiento en el PNB para el 2009, el colapso de la demanda de materias primas llevará a una caída del tráfico del 7,8%, el cual ya se está mostrando en el sector carga y comienza a darse en el sector de pasajeros, donde las principales compañías aéreas ya están reduciendo capacidad, incluidas aquellas que poseen estructuras sumamente eficientes como es el caso de Copa Airlines, GOL, LAN y TAM. Así las aerolíneas latinas sólo van a poder reducir un 3,8% su capacidad, cifra que si la comparamos con la caída en la demanda entregará una sobreoferta de 4%, por consiguiente IATA prevé unas pérdidas de 600 millones de dólares.
África: Al igual que Latinoamérica, las aerolíneas africanas esperan pérdidas de USD600 en 2009, pero constituye una cifra seis veces mayor que los 100 millones perdidos en 2008. Las compañías del continente están perdiendo mercado en las rutas de largo alcance, el cual está siendo llenado por compañías del Medio Oriente y Europa. En cuanto a demanda se espera que ésta caiga un 7,8%, con una reducción del solo un 6,0% en la capacidad.
Medio Oriente: Liderada por las mega aerolíneas de esa región (Emirates, Etihad Airways y Qatar Airways), el Medio Oriente será la única parte del planeta que tendrá un crecimiento de la demanda en 2009, el cual será de un leve 1,2%. Sin embargo está podría verse bloqueada por el impacto del 3,8% de crecimiento en la capacidad, producto de que las aerolíneas de la región estarán recibiendo aviones de gran tamaño. Aunque es significativamente más bajo que los crecimientos de dos dígitos de los pasados ejercicios, la región sigue añadiendo capacidad por delante de la demanda. En IATA esperan que el el resultado para finales del 2009 para esa región sea de una pérdida de 900 millones de dólares, lo que corresponderá a un ligero deterioro respecto a los 800 millones perdidos en 2008.
Tomando en cuenta estos resultados, la previsión del organismo entrega que el 2009 será un año negro para la industria del transporte aéreo, aunque la mayor parte del deterioro ya se ha producido en los dos primeros meses, donde lo mencionado en los párrafos anteriores son parte de las consecuencias de la crisis. En este sentido lo que suceda en los próximos meses en materia de anuncios de política económica de los principales mercados y su recepción por parte de la comunidad mundial será fundamental para la salida de la crisis, donde el transporte aéreo podría ver la luz sólo a finales del 2010, donde ese año debe estar marcado por un fuerte optimismo.
Finalmente al concluir su presentación el Director General de IATA, Giovanni Bisignani, indicó que la crisis debe traer cambios. “La recuperación no se producirá sin cambios. No hay duda de que esta es una industria resistente, capaz de catalizar el crecimiento económico. Pero estamos estructuralmente enfermos. El margen histórico de esta industria hiper-fragmentada es del 0,3%. Las subvenciones no son la prescripción para devolvernos la salud. El acceso a los capitales globales, la capacidad de fusionarnos y consolidarnos; y la libertad para acceder a los mercados son necesarios para gestionar este sector como una industria normal y rentable. Esto es Agenda for Freedom de IATA – y una solución efectiva en coste para los gobiernos, desesperados por estimular sus economías”.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

En Iquique se ha visto una caída bastante brusca en el tráfico de carga, mas en los meses de marzo y abril, durante los cuales se realiza la operación semilla. Acostumbrado a ver a lo menos 10 vuelos freighters todo los días (entre DC-10, B747-200, -300 y -400, y B763ERF) solo han llegado en promedio 3... Un hecho mas de la crisis que nos afecta...
Nuevamente excelente crónica...
Saludos...
David

Anónimo dijo...

Otro dato,el carguero LAN que opera Sky con un 737 adv, tambien se encuentra detenido en los hangares de LAN hace unos cuantos dias, al parecer esto
recien esta comenzando. Ojalá pase rápido y que no hayan tantos damnificados, buena nota Ricardo felicitciones
Rafel