martes, 28 de abril de 2009

IATA: Caída de la demanda continúa, aunque la carga aérea se estabiliza

Por Ricardo J. Delpiano

IATA entregó su reporte mundial de tráfico con respecto a marzo 2009, donde indica que en dicho mes la caída en los indicadores en los load factor de las aerolíneas mantiene una tendencia negativa. El tráfico internacional de pasajeros, la demanda registró una caída de 11% en comparación a marzo 2008. En ese mes, las aerolíneas recortaron su capacidad en promedio en 4,4%, registrando factores de ocupación de 72,5%, 5,4 puntos porcentuales menos que en el mismo periodo 2008.
De acuerdo a lo indicado por el Director General de IATA Giovanni Bisignani, “la crisis de la economía global continúa reduciendo la demanda de viajes aéreos”. La baja en los indicadores de tráfico mundial impactará negativamente en las ganancias de las compañías aéreas las cuales se verán mermadas en torno a un 20% según estima IATA. Esta baja en los revenues, deriva de que las aerolíneas no podrán recortar más allá su capacidad para adecuarla a la demanda real, por lo que se creará una sobreoferta.
En contraste -y a modo de respiro-, la carga aérea mostró una tendencia a estabilizarse, aunque por cuarta vez consecutiva se registró una caída en el indicador de la demanda de un 21,4%. Según Bisignani “esto no indica el fin de la recesión pero puede ser la posibilidad de que se haya tocado fondo”. Cabe señalar que los indicadores del tráfico de carga constituyen uno de los principales indicadores de cómo está yendo la economía. La carga aérea fue la principal herramienta para predecir en parte la crisis actual, cuando comenzó a descender el volumen de mercancías en Asia (China-Sudeste asiático). De esta forma, si los indicadores de carga continúan en los mismos niveles o comienzan a mostrar una tendencia de crecimiento se podría comenzar a ver algunas señales concretas de recuperación que permita predecir cuando se podrá fin al actual escenario.
Las aerolíneas del Asia Pacífico cayeron un 14,5% y ajustaron capacidad en torno a unos 9 puntos porcentuales. La caída de la demanda se debe principalmente a la reducción de los viajes aéreos en largo alcance, los cuales se contrajeron mucho más rápido que las rutas de corto alcance.
En Estados Unidos y Canadá, el tráfico internacional cayó 13,4%, afectado principalmente por el aumento del desempleo en esos países, el cual se situó en torno a 8,5%.
Situación similar afectó a Europa, donde la demanda también volvió a caer significativamente en torno al 11,6%, agravada también por el aumento del desempleo en países como Alemania y España, cuyos indicadores fueron de 8,6% a 17,5% respectivamente.
Las compañías africanas mostraron su peor desempeño con una caída en la demanda de 15,6%, aunque fue el continente que mejor supo adecuar su capacidad a la demanda, lo que ha contribuido a mitigar la caída de ésta en esa región.
En Latinoamérica, las aerolíneas incrementaron en 2,2% promedio su capacidad, producto de la recepción de nuevas aeronaves a sus flotas, lo que contrasta con la caída de la demanda en 5,9%, siendo el tráfico hacia Norteamérica el más perjudicado.
El Medio Oriente es la única región que tuvo indicadores positivos, con un crecimiento de 4,7% en marzo 2009, aunque la capacidad ofrecida de parte de las aerolíneas fue ampliamente superior en torno al 13,1%.
Sin embargo los resultados exhibidos por IATA son algo más favorable que los entregados anteriormente, la expansión de la gripe porcina por los países preocupa a la organización. Según Bisignani, la alerta por la epidemia “viene en el peor momento” para las compañías aéreas, las cuales están enfrentando los costos de años anteriores difíciles, especialmente derivados del alza del petróleo, y de las consecuencias de la crisis económica actual. La expansión de la gripe porcina va a tener consecuencias importantes en lo que refiere al transporte aéreo, tal como ocurrió con el SARs en Asia hace algunos años. Eso ya se está evidenciando en las líneas aéreas, con la caída en la cotización en bolsa de las principales compañías aéreas durante el día de ayer, especialmente aquellas que mantienen enlaces con México. Así las acciones de Air France cayeron 6,5%, British Airways un 7,7%, Continental un 15%, Delta Air Lines un 16% al igual que American Airlines. Las aerolíneas latinas también tuvieron importantes retrocesos: LAN Airlines fue la que más cayó registrando una caída de 4,0 puntos porcentuales debido a que es una de las aerolíneas que más mueve pasajeros a México, mientras que TAM cayó 3,5%.
En este sentido y al igual como ocurrió con Asia con la gripe aviar, las aerolíneas deberán aprender a convivir con esta enfermedad lo que supondrá un costo adicional para la industria, generando nuevos desafíos que deberán ser superados. La caída en las cotizaciones de las empresas de transporte aéreo, aeropuertos y hoteles, responde al temor que está provocando la expansión de la enfermedad y a las declaraciones de alerta que los gobiernos están emitiendo. IATA declaró que está trabajando con la Organización Mundial de la Salud para coordinar esfuerzos que permitan contener la enfermedad y generar las políticas adecuadas.
Finalmente, un aspecto que no se dejó atrás es la delicada situación financiera que las líneas aéreas están enfrentando, donde la mayoría de las empresas ha indicado que cerrará el presente año con números en rojo incluyendo empresas que anteriormente habían tenido una buena situación. Con el fin de ayudar a la industria, que es un motor de la economía, IATA a través de su director general, instó a los gobiernos a generar políticas favorables basadas en la liberalización de los cielos y en el incentivo de viajes aéreos. Se valoró en ese sentido que algunos países europeos están aboliendo algunos impuestos y reduciendo otros como está ocurriendo en España, Grecia y Holanda.

No hay comentarios.: