jueves, 15 de octubre de 2009

Destacan a Chile en su compromiso con la aviación, mientras realizan un diagnóstico del panorama regional

Por Ricardo J. Delpiano

En la sexta versión del ALTA Leaders Forum Chile se comprometió una vez con la seguridad en las operaciones aéreas al ser uno de los cuatro países de la región en incluir al programa de auditorías operacionales IOSA de IATA en sus políticas de seguridad operacional.

Giovanni Bisignani, Director General de IATA realizó un diagnóstico de la aviación comercial en Latinoamérica, donde destacó a Chile en su compromiso con la seguridad y en sus políticas de liberalización. Foto: Alejandro Ruiz.
En su presentación, el Director General de IATA Giovanni Bisignani destacó el estado alarmante que vive la aviación latinoamericana en aspectos de seguridad, señalando que el nivel de riesgo en la región es “tres veces superior al promedio mundial”. Durante su participación en el foro de líneas aéreas que se desarrolla en Cartagena, Bisignani indicó que Chile, junto con México, Panamá y reciente Brasil han sido los únicos países de América Latina que han aceptado incluir en sus legislaciones las auditorias operacionales, realizando un fuerte llamado al resto de los Estados a mejorar los niveles de seguridad.
Para Bisignani el sector necesita por un lado de medidas más efectivas de parte de cada uno de los gobiernos y que los dineros que generan las empresas aeronáuticas deben quedar dentro de la industria, pues sólo así se puede generar una fuente de recursos permanente los que deben ser reinvertidos en aspectos relacionados con la eficiencia operacional. Para ello citó los casos emblemáticos a nivel planetario de Singapore y Toronto, donde se han logrado reducir entre un 30 y 50% los costos, lo que se ha traducido “en una alta eficiencia en el sector”.
En el proceso de reducción de costos, el sistema aeronáutico precisa de una alianza integradora entre lo público –los Estados- y lo privado –la mayoría de los operadores- de parte de todos los actores que conforman el negocio de la aviación, donde cada miembro funciona como una parte fundamental de todo el engranaje, que es fuente generadora de desarrollo de las economías y por ende de creación empleo, contribución social, integración nacional, aspectos necesarios para contribuir a la reducción de la pobreza, tema pendiente en nuestra región.
Por su parte y en contraposición con la visión pesimista anterior, se destacó el excelente desempeño de las compañías aéreas latinoamericanas, siendo hoy día las más exitosas durante tiempos de crisis, pues se han mantenido en equilibrio. Entre los factores que contribuyeron a este éxito están la solidez financiera, la mantención de los indicadores económicos y a la liberalización que Chile, Brasil y Panamá están encabezando. En ese sentido, cabe señalar que a diferencia de lo que sucedía años atrás, los países latinos están comprendiendo de a poco los beneficios de la liberalización, siendo Brasil una prueba de ello, pues a pesar de ser el gran mercado mantenía una industria aérea cerrada, la cual sólo recién se está empezando abrir, y que ha despertado el interés de las compañías aéreas las cuales han incrementado sus operaciones con ese país.
El Director de IATA, indicó también que pese a los avances, existen casos pendientes y que demandan un mayor compromiso en el tema de impuestos, manejo de la carga y del medioambiente. Como ejemplos más graves están los casos de Ecuador y los altos impuestos que cobra en contraposición a su deficiente infraestructura aeroportuaria, “la inflación artificial” de los precios del combustible que hace Brasil y la “poca solidez” del proceso de concesiones aeroportuarias en México.
En cuanto a las líneas aéreas, Latinoamérica está liderando el proceso de consolidación de compañías aéreas. El caso de LAN Airlines fue el primero y el más emblemático en la región, tanto por la forma como por éxito del proceso, y que ha sido seguido por otras empresas, siendo el caso más reciente el de Avianca-TACA anunciado la semana pasada. Fabio Villegas, vicepresidente ejecutivo de Avianca y vicepresidente de ALTA, señaló que las aerolíneas de la región han modernizado sus flotas y han mejorado la eficiencia, palabras que si bien pueden ser interpretadas como una contradicción respecto a lo señalado por Bisignani, hace referencia a que si bien existen mejoras todavía queda un largo camino por recorrer en esta materia.
Brasil y México están liderando la recuperación, donde la demanda está creciendo de manera más sólida, con un crecimiento en el número de pasajeros, lo que favorece a que las aerolíneas incrementen sus servicios y se inicien nuevas operaciones. En ese marco se entiende por ejemplo la llegada de nuevas aerolíneas, especialmente en el caso de Brasil.
En síntesis, el futuro de la aviación Latinoamérica augura ser prometedor, al menos superior al de otras regiones del planeta, pero que sin embargo va estar condicionado a cómo la clase política de los Estados de la región logren comprender las necesidades de la industria y de cómo ésta es capaz de ser un motor canalizador del desarrollo del país. Chile ya lo entendió, y desde hace varios años ha sido capaz de ir construyendo un sistema aeronáutico sólido y en perfecta concordancia con la realidad mundial y a los cambios que se generan la política internacional. Gracias a los cambios introducidos, muchos de los cuales surgieron a partir de 1979 cuando se produce la inflexión del sistema aeronáutico nacional, nuestro país ha sido reconocido como uno de los modelos a seguir en términos aeronáuticos. La reafirmación del compromiso con la seguridad y la liberalización del transporte aéreo y de la economía, constituyen una muestra de ello, aspectos que son producto de un trabajo serio entre el Estado (más allá del gobierno de turno) y los privados.

1 comentario:

javiernando dijo...

Hola Ricardo, agregue a "En vivo desde SCL" a mi lista de blogs. Un saludo desde Bogotá, Colombia.

Javier B. (javito0602 de aeropuertosarg.com)

http://aeropuertoeldoradobogota.blogspot.com/