sábado, 10 de octubre de 2009

Unión de Avianca y TACA no afecta significativamente los planes de LAN

Por Ricardo J. Delpiano

Sin duda Avianca sorprendió a los mercados. La adquisición de el Grupo TACA anunciado el pasado miércoles, fue algo que pocos se esperaban, al ser un proceso un tanto ajeno al crecimiento que la aerolínea colombiana había venido realizando, pues hasta esta semana sólo se había concentrado en incrementar las operaciones y servicios, continuar su proceso de integración con la brasilera Oceanair (que también pertenece a Synergy) y por los intereses que Efromovich posee en el mercado ecuatoriano, lugar donde tendría el siguiente gran movimiento de Avianca, a través de la compra de un 80% de AeroGal según ha venido trascendiendo informalmente. A pesar de los pronósticos, el siguiente movimiento de Avianca apuntó a algo mucho grande, una alianza con uno de los principales actores de la región: el Grupo TACA, cuya presencia fuerte en Centro y Sudamérica, entregará a Avianca las herramientas para posicionarse significativamente en todo el continente.
Avianca sorprendió a los mercados al anunciar el pasado miércoles el control de la centroamericana TACA, a través de la cual mejorará su posición en la región. Foto: Alejandro Ruiz

A diferencia de otros procesos similares de fusiones o adquisiciones en el negocio aeronáutico, los cuales se anuncian con bastante anticipación o son seguidos de manera muy abierta, como los casos de Delta-Northwest, Air France-KLM o la extendida novela de British Airways e Iberia, el caso de Avianca y TACA trascendió en el mas absoluto hermetismo hasta principios de semana donde se comenzó a informar de los contactos que la colombiana había tenido con la aerolínea centroamericana con miras para establecer una “alianza estratégica” para mantener su “posición su competitividad presente y sostenibilidad futura”, situación que se confirmó con el gran anuncio del pasado miércoles donde Synergy (dueños de Avianca, Tampa, Oceanair, VIPSA, y Helicol, además de futuros accionista de Variglog) y el grupo Kriete (controladores de TACA) crearon Holdco, una nueva sociedad basada en Bahamas y a través de la cual controlarían a todas las aerolíneas, con una participación mayoritaria de Avianca (66%).

Al referirse a la significativa expansión de Avianca, muchos medios de distintas partes del continente junto con informar los detalles de esta movida aeronáutica, precisaron que el gran derrotado con esta unión es el Grupo LAN, sobretodo en lo que se refiere a su expansión por Colombia, país donde en marzo pasado estrenó LANCO -filial de carga-, y que es visto como el mercado alternativo a Brasil o en su defecto el siguiente paso que podría dar LAN para incrementar su Latin American Network.

Sin embargo, la publicitada “derrota” o “daño” a LAN en la práctica sólo se traduce en un efecto netamente mediático, más que en un bloqueo en las aspiraciones del holding para continuar su proceso de expansión por la región, la cual no se ha detenido a pesar de los difíciles momentos que atraviesa el sector aéreo. Si bien es cierto que el nuevo grupo aéreo de la región, se posiciona con un tamaño importante -el segundo si tomamos sólo la variable de flota-, y muy similar al del Grupo LAN, mejorando notablemente sus capacidades para competir, la solidez del modelo de negocios del holding chileno limita el fuerte impacto que la nueva alianza pueda tener. En la práctica, para LAN el reordenamiento de Avianca con TACA no constituye cambio alguno en sus intereses ni en los actores a los que la compañía deberá hacer frente en los próximos años, ya que prácticamente éstos se mantienen.

Como se indicó LAN tiene dos objetivos clave en su expansión para los próximos años: Brasil, la prioridad del momento y donde LAN concentra sus esfuerzos para ingresar en un plazo aproximado de cinco años, y Colombia, su alternativa y que este año comenzó a desarrollar con la creación de LANCO para el área de carga y con el aumento de operaciones de pasajeros, abriendo vuelos a Medellín, Cartagena y Cali, además de incrementar operaciones a Bogotá. En ambos mercados existen competidores, que LAN sabe que existen y son fuertes: la nueva Azul, GOL, TAM y Oceanair en Brasil, mientras que en Colombia está Avianca, Aerorepública (perteneciente a Copa) y Aires, que está iniciando un proceso de expansión, aerolíneas que mantendrán en cierta forma el equilibrio aéreo regional, aunque si Latinoamérica está viviendo un proceso de concentración de operadores.
Las ventajas desarrolladas por LAN en su modelo de negocios y su solidez como empresa, hacen que el impacto de la unión entre Avianca y TACA sea menor. Foto: Alejandro Ruiz.

Frente al actual panorama, las ventajas desarrolladas por LAN en su modelo de negocios, donde la combinación del negocio pasaje y carga, el fuerte control de los costos, la logística y organización de los procesos, la filosofía operacional, sumado a la gran solidez financiera, hacen que el grupo chileno se mantenga por sobre el resto de los dos gigantes (TAM y Avianca-TACA).

No siempre la mayor cantidad de aviones y un gran tamaño mejoran la situación de un conglomerado –aunque sí permiten entregar herramientas para ello-, donde casos como Copa Airlines es uno de los más emblemáticos, siendo una aerolínea de un tamaño bastante inferior al de sus competidores, se convierte en una de las líderes en términos de eficiente en la región. Por otro lado hay que considerar, que como en todos los procesos de sinergia de operaciones, se produce una consolidación de servicios y rutas, generando un pequeño decrecimiento para aprovechar mejor algún mercado específico. Por ejemplo cuando se unieron Air France-KLM, se reorganizó la red de ambas aerolíneas cediendo rutas a la compañía que estaba mejor posicionada en cada mercado, dejando una operación mutua en aquellas rutas de alta demanda y rentabilidad para ambas; en Colombia, Chile y Argentina se quedó Air France, en Ecuador y Perú, KLM y Brasil siguen operando ambas. Con Avianca y TACA la situación será similar, y en los próximos meses y años ambas compañías van a reestructurar sus servicios en torno a un objetivo común.

El mayor daño que podría significar la unión de compañías para LAN, como para cualquier otra compañía, es que se intensifica la competencia, donde también la chilena se encuentra en una posición aventajada al disponer ya de todas las herramientas, pues ha culminado muchos procesos que al día de hoy otras compañías están empezando o están en proceso de hacerlo (renovación de flota, modernización e incorporación de servicios y tecnología, optimización de los procesos, etc.), asegurando ya la capacidad para dar batalla en cualquier escenario, algo que LAN sabe hacer muy bien, siendo una de las pocas compañías que puede generar crecimiento en tiempos adversos gracias a su versatilidad. Los bastiones defensivos creados por el Grupo LAN en sus negocios de pasajeros (Chile, Perú, Ecuador y en menor medida Argentina) y de carga (Estados Unidos, Chile, Brasil, México y Colombia) se van a ver poco afectados con la “conformación de este nuevo actor”. 

Sin embargo, la concentración de actores en la región se traduce en menores opciones a las que pueda recurrir LAN, en el sentido de adquirir alguna compañía que sirva como vehículo de entrada en los futuros mercados donde tiene puestos los ojos. Además tanto en Brasil como en Colombia, LAN se va ver en la obligación de ingresar como sólo como “gran competidor”, a diferencia de un “operador salvador”, como ocurrió en Perú, Ecuador y Argentina, donde LAN aprovechó los momentos de crisis aeronáutica de esos países (Perú, salida de Aeroperú y situación de Aerocontinente; quiebra de Ecuatoriana en Ecuador; crisis de LAFSA/Southern Winds y rivalidad entre el Gobierno de Néstor Kirchner y Antonio Mata en Argentina).

Como en todo gran proceso, la entrada de LAN a Brasil y Colombia tendrá sus riesgos y obligará a la compañía de mejorar sus esfuerzos, ya que comenzará a enfrentarse a los grandes mercados de la región. La fortaleza de LAN como organización y la solidez de un plan de negocios realista y versátil, aseguran una base firme a través de la cual la aerolínea chilena puede continuar incrementando su presencia y avanzar hacia la consolidación de su Latin American Network.

12 comentarios:

Maximus dijo...

Ricardo

Si como tú señalas, LAN deberá ingresar como "gran competidor" a Brasil y/o Colombia, ¿cómo se verá afectado (incrementado y/o modificado) el plan de inversión de flota de la compañía, sobretodo considerando que la flota de alcance regional?

Saludos desde Valparaíso

Ricardo J. Delpiano dijo...

Todaví existen aviones por entregar (alrededor de 15 aviones de la familia A32s) y otro número similar de opciones por aviones A319 y A320, que seguro LAN va a ir ejerciendo en la medida que los necesiten.

Saludos,

Anónimo dijo...

Ricardo, que ha sucedido con el plan de contingencia del retraso de los 787s, que consistia en incorporar 5 A340?

Salu2

Ricardo J. Delpiano dijo...

Eso finalmente se descartó el año pasado y se anunció la adquisición de más Boeing 767-300ER que se complementan con la último plan de flota detallado hace unos meses (está descrito en artículos anteriores sobre LAN).

Saludos,

Anónimo dijo...

lan tiene contemplado adquirir mas a318 si el mercado ecuatoriano progresa ricardo, si siguiera con un crecimiento mayor, parte de la flota lanexpress seria tranferida a lan ecuador entonces por la falta de aeronaves para chile crees que adquieran mas a318?¿

Ricardo J. Delpiano dijo...

Con las complicaciones que tuvieron los A318 en cuanto a capacidad y performance, el A319 y A320 han demostrado ser aviones mucho más adecuados para LAN. De hecho cambiaron los 5 últimos A318 que deberían venir por 5 A319 ya incorporados.

Los próximos avions a recibir son A319 y A320.

Saludos,

Anónimo dijo...

creo que el a318 es un excelente avion que pena que no adquieran mas pero bueno son estrategias comerciales

David dijo...

De dónde proviene la información de que XL incorporaría más A318 (obviamente hay un tercerpendiente, que vendría el próximo año)?
saludos

Ricardo J. Delpiano dijo...

El tercer A318 corresponde al HC-CHO (futuro CC-CVU) previsto según el plan original de expansión para las rutas domésticas de LAN Ecuador.

A la fecha no hay otras aeronaves A318 previstas

Saludos,

David dijo...

Sí. Me refería al comentario anónimo colocado arriba: "lan tiene contemplado adquirir mas a318si el mercado ecuatoriano progresa ricardo, si siguiera con un crecimiento mayor". La respuesta puede ser obvia, pero hasta ahora sólo se ha hablado de tres A318 y nada más.

Anónimo dijo...

Y el 777 para pasajeros,...cuando???
jajaja Saludos! Gonzalo A.

kako dijo...

lan no tiene contemplado adquirir 777 para pasajeros en otros post o otras informaciones varias veces se ha comentado lo mismo pone mas atencion ignorante, gracias

saludos,