sábado, 22 de enero de 2011

Nace IAG, que agrupa a British Airways e Iberia y reafirma la consolidación mundial del transporte aéreo

Por Ricardo J. Delpiano

El proceso de consolidación de la industria del transporte aéreo sigue avanzando de la mano de las fusiones de las compañías aéreas, las cuales se unen para fortalecerse en un mercado cada vez más competitivo y más sensible a los cambios que se dan dentro del sistema político internacional. En el día de ayer dos importantes aerolíneas mundiales culminaron su proceso de fusión creando una nueva empresa, la cual crea la tercera mayor aerolínea europea y la sexta compañía del mundo del mundo por volumen de negocio y operaciones.

Despega IAG, el resultado de la fusión de British Airways e Iberia. Será la sexta compañía mudnial por volumen de negocio y operaciones. En la foto un Boeing 747-400 de British Airways despegando desde Santiago en su última operación a nuestro país. Foto: Carlos Valle
Se trata de International Consolidated Airlines Group, holding que agrupa desde hoy a British Airways e Iberia luego de más de dos años de burocracia, negociaciones y aprobaciones varias que en más de alguna ocasiones desvelaron a los ejecutivos de ambas compañías, pero que hoy enfrentan con optimismo el futuro con la llegada de esta nueva realidad que es IAG. Para ambas compañías significará dejar un legado histórico de aproximadamente 80 años de vocación aeronáutica, para dar paso a una nueva etapa en donde ambas empresas ofrecerán una vasta red en todo el mundo conformada por 204 destinos, una flota de 419 aviones que moverán alrededor de 60 millones de pasajeros por año, generando ingresos por 15.000 millones de euros.
El pasado jueves tanto British Airways como Iberia suspendieron sus cotizaciones como empresas independientes en las bolsas de Londres y Madrid, para pasar a ser cotizadas como una sola en el mercado londinense en medio de una gran expectación, no sólo para los accionistas de la nueva empresa y para el mundo aeronáutico sino que también para todo el ámbito financiero.
Según lo estipulado en el acuerdo de fusión establecido por British Airways e Iberia en abril 2009, ambas compañías mantendrán su imagen corporativa y operaciones por separados, una fórmula que permite a ambas compañías evitar situaciones burocráticas de cada unos de los países y conflictos con los sindicatos y que ya es propia de las megas fusiones en Europa (como Air France-KLM) y que ya estamos viendo en América Latina con Avianca-TACA y próximamente con LATAM Airlines.
La fusión representa una oportunidad única para ambas compañías de reafirmar su posición en el mercado global, así como también expandir sus servicios, gracias al reordenamiento de la capacidad ofrecida que ambas compañías crean (gracias a las sinergias operativas que se generarán a contar del lunes). Para British Airways la unión con Iberia favorecerá a la compañía a reafirmar su posición en todos los países de América Latina donde no posee operaciones propias, como es el caso de Santiago, Lima, Bogotá y muchas ciudades de Centroamérica. Por su parte para Iberia, la creación de IAG permitirá expandir sus servicios en las regiones de Asia, Medio Oriente y Norteamérica, mercados donde la compañía española posee una escasa o ninguna presencia. Es decir IAG significará para cada compañía el aporte de los respectivos mercados de su contraparte, creándose sólo un overlap en algunas rutas europeas y de larga distancia, que en los casos donde no justifica la demanda, éstas pasarían a ser realizadas por el operador que posee una mayor ventaja comparativa. En ese sentido, no es de extrañarse que ambas aerolíneas (dentro del marco de IAG), lancen nuevos servicios a destinos no explotados o que hayan sido abandonados, reorientado la capacidad (flota).
En el sistema mundial de aerolíneas, la creación de IAG permite a British Airways como Iberia ingresar a la carrera de líderes globales dentro de la consolidación de la industria, un proceso en el cual ninguna de estas aerolíneas había participado anteriormente, ganando ventajas frente a sus competidores fusionados gracias a las experiencias conocidas en los procesos anteriores, permitiendo en ese sentido las herramientas para saber que pasos implementar, cuales dejar para una siguiente etapa y cuales no realizar.
En la perspectiva de las alianzas globales y de los beneficios para los pasajeros, la fusión de British Airways e Iberia se traducirá en una simplificación de los procesos de viaje, acceso a más destinos y mayor oferta de vuelos, además de importantes ventajas para cada uno de los socios, como es el caso de las aerolíneas de Oneworld donde LAN Airlines es miembro, y que tras la entrada de Avianca-TACA y COPA a Star Alliance, pareciera ser opción para mantenerse en ella.
IAG en Chile estará representada físicamente con Iberia, compañía que ofrece vuelos diarios non stop entre Madrid y Santiago con Airbus A340 (-300 y -600 indistintamente), estructura operativa que dentro del marco de IAG se mantendrá al menos en el corto mediano plazo. En el nuevo escenario, un regreso a Santiago de British Airways es sólo posible dentro del reordenamiento en la capacidad que ambas aerolíneas realizarán en los próximos meses y si la demanda es adecuada para sostener el tráfico de hacia el HUB de Heathrow o en el caso que Oneworld decidiera reforzar su presencia en Chile en el caso de perder a LAN (una posibilidad que cada vez es más remota como visto anteriormente). Mientras tanto la fórmula sigue funcionando bien y todo indica que así será en el corto plazo.
Con el fin de liderar el proceso de consolidación del transporte aéreo, IAG anunció hace algunos meses que buscará nuevos socios, mencionando a posibles candidatos a LAN, Qantas y American Airlines, con quien ya posee una alianza trasatlántica. Sin embargo esas ambiciones son sólo eso, pues el sistema internacional todavía posee trabas legales y por los propios proyectos que cada operador posee.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

eso quiere decir ricardo que lan estaria dejando onewordl ?

Ricardo J. Delpiano dijo...

No. La decisión no se ha tomado todavía pero tras la unión de AV, TA y CM a Star Alliance, Oneworld es se convierte en la opción más viable para LAN.

Saludos,

Anónimo dijo...

En el caso de que LATAM opte por Oneworld, es probable que Lufthansa o Swiss regresen a Santiago (en la próxima temporada alta 2011/2012 el vuelo MUC-GRU pasa a diario y atrasarán el retorno del vuelo GRU-MUC a las 19:15) porque no van a contar con una compañía alimentadora que ofrezca asientos de Ejecutiva.

Finalmente el año pasado surgió el rumor de que se estudiaban retornos a HND, SCL y AMM por parte de British Airways. Como no es info fidedigna hay que esperar que resuelvan luego de la fusión, juega a favor de una expansión el hecho de que contarán con más B77W y están reconfigurando algunos B772ER a triclase que es el avión ideal para el mercado chileno.

Para conectar los restantes hubs de LATAM (Lima y Santiago) con Londres una opción podría ser cubrir con LAN Lima-Madrid-Londres y con BA Londres-Santiago.

Ricardo J. Delpiano dijo...

Efectivamente incluso BA hizo los estudios para la viabilidad de retomar la ruta a SCL. ahora BA está en un proceso de cambio en su capacidad tanto con la fusión con IB como con la entrada de nuevos aviones como los B77W, mucho más eficientes que los B744, lo que va permitir destinar algunos B772 a otras rutas, siendo un avión para el mercado chileno como se dice más arriba.


Hay que esperar la reorganización de ambas aerolíneas tras la fusión, pero si el crecimiento del mercado y las nuevas oportunidades que se abren, crean opciones favorables para BA.

Saludos,

Anónimo dijo...

Espero que asì sea y veamos pronto a BA nuevamente en SCL. Sigue siendo una ridiculez que el ùnico HUB de Oneworld donde BA no opera directamente sea Santiago.

Saludos,

Sergio