sábado, 16 de julio de 2011

Emirates prueba rutas Atlánticas para acortar camino a Sudamérica

Por Ricardo J. Delpiano (con información de FlightGlobal)

Es un hecho que Emirates se ha lanzado a la conquista América Latina, la última región del planeta en ser conquistada por la principal aerolínea del Golfo Pérsico. En su posicionamiento como una aerolínea global, Emirates opera hoy en todo el Medio Oriente, África, Asia, Europa, Oceanía y Norteamérica. Su llegada a América Latina comenzó en 2007 cuando la aerolínea abrió su ruta Dubai-Sao Paulo diariamente, servicio que ha obtenido una extraordinaria respuesta y que ha obligado a la compañía a aumentar la capacidad pasando de operar en un B777-200LR a hacerlo ahora con B777-300ER.
 Boeing 777-200LR de Emirates, avión con el cual la compañía inauguró sus vuelos a Sudamérica y que hoy junto a la versión-300ER, constituye la columna vertebral de la compañía. Foto: Emirates.
Sin embargo los planes son mucho más ambiciosos que operar en Sao Paulo. La estrategia de la compañía incluye llegar a más países en el cono sur, así como también en la zona andina. La expansión ya comenzó y desde 2012, se abrirá la ruta Dubai-Rio de Janeiro-Buenos Aires en forma diaria, aterrizando en Argentina, el segundo país objetivo de Emirates, el cual se incorporará a la red cinco años después de haber inaugurado su primer destino en la región.

Considerando “las dificultades” operativas que presentan muchos países de América Latina para la aerolínea -especialmente de la zona del Pacífico (desde Chile a México)-, Emirates trabaja en distintos frentes con el objetivo de abrir los cielos. El más conocido a la fecha es el político, a través de la gestión diplomática de los Emiratos Árabes Unidos, los cuales han firmado una serie de acuerdos aéreos con distintos países (Chile incluido) que permitan a sus aerolíneas operar. Pero también existe un segundo: el operativo, que estudia como adecuar la flota de la compañía para futuras operaciones.

Dentro de este último punto, se inserta el emprendimiento de la compañía para probar nuevas rutas que flexibilicen el cruce del Atlántico medio (por donde pasarían gran parte de los vuelos a Sudamérica). Según publicó Flightglobal hace un par de días, la iniciativa consiste en ampliar los puntos de entrada y salida con nuevos tracks en los nuevos corredores que vienen desde/hacia Sudamérica.

Actualmente son sólo cuatro aerovías de cruce entre Sudamérica-Europa/Norte de África (UN741, UN866, UN873 y UN857) por las cuales circula diariamente todo el tráfico aéreo. El plan es introducir al menos otros tres puntos de cruce que permita aumentar el uso del espacio aéreo, acortar rutas y por ende los tiempos de vuelo. El artículo señala también que existiría un beneficio adicional, relacionado con la seguridad de vuelo, pues los nuevos tracks permitirían evadir tormentas en la zona intertropical.

De acuerdo a lo que se indica las pruebas debieran finalizar el 24 de agosto próximo, iniciándose una fase de estudio que permitirá determinar cuál será el impacto operacional y los siguientes pasos a seguir.

En estas pruebas también participa Delta Air Lines, aerolínea que se ha lanzado a la conquista del mercado africano. De aprobarse la inclusión de nuevos tracks, el espacio aéreo del Atlántico medio se verá optimizado, beneficiando con ello no sólo a Emirates y Delta, sino que a las distintas aerolíneas que hoy sobrevuelan esos cielos. Las ventajas también serían muy favorables en el sentido que muchas de las operaciones que hoy se realizan y las que se piensan realizar en un futuro próximo consideran la utilización de aviones bimotor.

No hay comentarios.: