domingo, 14 de agosto de 2011

Segundo Dornier 328 para Aerocardal

Por Ricardo J. Delpiano

A principios de año, Aerocardal introdujo un nuevo modelo de avión a los cielos chilenos, incorporando a su flota un moderno turbohélice Dornier 328 (CC-ACG), el cual complementó las operaciones del resto de los equipos de la empresa y permitió aumentar la capacidad en un 15%.

Con el fin de seguir por la senda del crecimiento y apostar nuevos negocios, Aerocardal estaría sumando un segundo equipo de este modelo. Según indica el sitio alemán skyliner-aviation.de, en los próximos días aterrizaría en Chile un nuevo Dornier 328. Se trata del OE-LKD de la austriaca Air Alps, misma empresa a la que pertenecía el CC-ACG incorporado a principios de año, avión que el pasado 12 de agosto se encuentra en Innsbruck previo a su entrega a la empresa chilena, para lo cual ya ha sido asignada la matrícula CC-AEY.

El actual Dornier 328 de Aerocardal CC-ACG en aproximación final al aeropuerto Arturo Merino Benítez. Foto: S. Blaise/ Blessed Eye

Este nuevo Dornier -así como su predecesor-, cuenta con una capacidad para transportar cómodamente 31 pasajeros en rutas de hasta 1.850 Kms, con una autonomía de cuatro horas a una velocidad de crucero de 320 nudos. Su capacidad técnica, le permite operar en pistas cortas de hasta 1.400 metros de largo y poco preparadas, así como operaciones en altura o zonas de altas temperaturas, haciéndolo ideal para atender las localidades mineras, sector que concentra parte importante de los negocios a los cuales atiende Aerocardal. Está habilitado para realizar aproximaciones con un gran ángulo y en aeródromos con dificultades topográficas.

Al incorporar un segundo modelo del mismo fabricante y operador anterior, Aerocardal se asegura de contar con aviones similares permitiéndole evitar cualquier costo adicional en su flota más allá de lo necesario.

La introducción de este nuevo equipo vuelve a demostrar el auge que está teniendo la aviación corporativa en Chile, la cual desempeña un rol fundamental y complementario a la aviación comercial, a pesar de que hace pocas semanas Aerocardal anunció su ingreso a este último segmento incursionando en su primera ruta comercial a Vallenar, de cuyo resultado podría ser trascendental para mostrar si existe el espacio para una incipiente aviación regional en nuestro país.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Al parecer, AeroCardal tal vez querrá en un futuro entrar de lleno a la aviación comercial regular. No sería malo, pero los Chilenos le tienen un miedo (por simple ignorancia) a volar en turbohélice, como si fueran aviones de la Segunda Guerra Mundial. Con harta publicidad podría cambiar esta percepción, los Dornier son realmente excelentes aviones, y muy modernos.

Ricardo J. Delpiano dijo...

Seguramente, pero también este avión pareciera ser el reemplazo natural de los Dornier 228. En todo caso, si Aerocardal decidiera incursionar en la aviación comercial lo ideal sería hacerlo con aviones de mayor tamaño como un ATR que le permita mayor capacidad y así ofrecer tarifas más bajas.

Saludos,

Anónimo dijo...

Felicito a AEROCARDAL , son NEOS PIONEROS de la aviacion comercial en Chile. Recordemos la etapa de los AVRO 748 DE LAN CHILE , desde el 69 al 72 o 74 , fueron aviones que hacian rutas cortas , pero necesarias. Seguro que ahora serian subsidiadas. Una Ruta era Stgo-La Serena-Vallenar-Cpo-Chañaral-Tal Tal-Antof-Calama y creo que llegaba a Arica..(Ovalle-Vallenar-Calama) puede ser buena idea . Otra Stgo-Los Angeles Sigamos soñando con una aviacion conectiva y solidaria.