domingo, 25 de diciembre de 2011

Interés por TAP

Por Ricardo J. Delpiano

Por estos días, Portugal es otro de los países europeos inmersos en una profunda crisis que marcan la coyuntura de la Comunidad Europea. En medio de tensiones económicas y políticas, el pequeño país de la península ibérica está a la espera de un rescate finaciero, mientras el gobierno busca generar recursos preparando una serie de privatizaciones que le permitan obtener dinero fresco a las arcas fiscales de ese país.

Dentro de ese escenario se encuentra la también la principal aerolínea de ese país: TAP Air Portugal, que al igual que su país enfrenta una compleja situación financiera. A pesar del incremento en el flujo de pasajeros durante el 2011 y de ser una de las aerolíneas líderes en las rutas Portugal-Brasil, Portugal-España, Portugal-África Occidental, TAP ha incrementado sus pérdidas significativamente durante el año colocándola en un difícil escenario, especialmente cuando sus competidores más directos se han o están consolidándose en nuevos grupos aeronáuticos que amenazan su futuro, al menos bajo la realidad actual. De hecho, sólo en el primer trimestre TAP incrementó sus pérdidas en un 73% en comparación al 2010, resultados que parecieran variar mucho con el aumento de costos en el transporte.

 Sólo tres aerolíneas han mostrado interés por la lusa TAP, de las cuales IAG es la favorita. Foto: Alejandro Ruiz

TAP ha sido señalada por el FMI como una de las compañías que el gobierno luso debe privatizar para mejorar sus perspectivas a futuro. Sin embargo, la privatización de la compañía ha capturado la atención de pocos actores. Sólo IAG (British Airways-Iberia), Qatar Airways y algunas insinuaciones de TAM (bajo la futura LATAM Airlines) se han rumoreado entre los candidatos.

Qatar Airways fue la primera interesada, dispuesta a adquirir el 49% de la compañía, pero que en la práctica no ha pasado de ser más que una intención. Su acercamiento hacia la capitalización de Spanair en los últimos días la ha llevado a dejar de lado el proceso de TAP, dando paso a IAG el cual se ha convertido en la opción favorita del gobierno de ese país para su principal compañía.

El interés de TAP por parte de IAG, está en sus rutas hacia Brasil y África Occidental, las cuales como hemos mencionado son controladas casi en exclusividad por esta aerolínea, como una especie de herencia de aquel vínculo histórico entre Portugal y sus colonias. En ese sentido, las rutas de TAP pueden ser comparadas con las de Iberia, ya que ambas guardan relación con los procesos históricos de los respectivos países. De llegar a controlar TAP, IAG pasaría a obtener el 21% de las ventas en Brasil, que es el mercado –nada despreciable-que ostenta la aerolínea, permitiéndole tener una posición dominante en ese mercado y donde hoy sólo pueden acceder con los actuales servicios que ofrecen British Airways e Iberia desde sus respectivos HUBs. Esto en la práctica permitiría al grupo reforzar su posición en América Latina.

Enfocado en el mismo nicho pero en un sentido inverso, la brasileña TAM también ha expresado interés por TAP bajo la perspectiva de la nueva LATAM Airlines. Siendo menos directa que los otros interesados, TAM sólo se ha limitado en señalar que “están atentos” al proceso de privatización de la compañía lusa, indicando en todo momento que sus prioridad está en finalizar la fusión LAN, la cual se espera esté lista en los próximos meses. Para la nueva LATAM, un posible o participación en TAP le permitiría beneficiarse de las numerosas rutas que posee entre Brasil y Portugal y que hoy no están cubiertas ninguna de las compañías prontas a fusionarse. Sólo la pertenencia a Star Alliance de la brasilera, le permite por ahora cubrir ese mercado a través del régimen que ofrece la alianza global.

Actualmente, TAP opera desde Lisboa a Sao Paulo, Río de Janeiro, Brasilia, Belo Horizonte, Fortaleza, Salvador de Bahía, Recife, Natal y Porto Alegre, además de Caracas, rutas que conforman su red sudamericana. Junto a ellas, el interés de parte de la futura LATAM también podría estar relacionado con su intención de proyectar nuevos destinos en el futuro, como por ejemplo hacia África, continente con importantes vínculos comerciales y étnicos con Europa y Brasil, que en este último no han estado cubiertos desde que Varig dejó de volar a ese continente. Ya hace algún tiempo y previo al Mundial de Fútbol, TAM mostró interés alguno en volar a Sudáfrica planes que dejó pospuesto para más adelante. Hoy el tráfico desde África hacia Brasil sólo está cubierto por compañías de ese continente, como por ejemplo South African Airways y TAAG Angola Airlines.

Por el momento, sólo resta esperar cual será el mejor postor para la aerolínea portuguesa, pero de mantenerse la tendencia el proceso de privatización de TAP podría representar –hasta el momento- un balance de poder de dos nuevos grupos aeronáuticos a cada lado del Atlántico.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Parece que LAN por intermedio de su subsidiaria tam tiene un apetito insaciable por devorar todas las compañías y conquistar el mundo.

Anónimo dijo...

¿Y cuál es el problema???

Anónimo dijo...

No dije que era un problema, solo fue un comentario, si te sientes agredida.