miércoles, 11 de enero de 2012

Emirates comienza el año con mayor presencia en Sudamérica

Por Ricardo J. Delpiano

Persiguiendo su objetivo de ser una aerolínea con alcance global, Emirates comenzó el año inaugurando sus servicios a Río de Janeiro y Buenos Aires completando así la segunda etapa de su expansión en Sudamérica.

Desde el pasado 3 de enero, la aerolínea une en forma diaria Dubai con Río de Janeiro continuando posteriormente a Buenos Aires-Ezeiza, ciudades que fueron consideradas por atractivo turístico y por ser importantes centros de negocios a nivel mundial. El inicio de esta nueva ruta se da luego de estudiar que existe una demanda suficiente para sustentar la operación por su cuenta, sin afectar los vuelos que la compañía realiza desde 2007 a Sao Paulo, ciudad donde también la compañía ha incrementado capacidad en los últimos meses.
 Al igual que en la mayoría de sus rutas, Emirates utiliza los B777-300ER en sus operaciones a Sudamérica. Foto: Carlos Valle

Los vuelos desde Dubai a las 07:25 para arribar tras 15 horas de vuelo (aproximadamente) a Río de Janeiro a las 15:35. El vuelo continuará a Buenos Aires a las 17: 20 arribando a la capital argentina a las 19:30. En el tramo de regreso, Emirates despegará desde Ezeiza a las 21:30 arribando a Río de Janeiro a las 01:20, continuando posteriormente a Dubai, ciudad a la cual arribará a las 22:35. Estos horarios están programados para ofrecer conexiones inmediatas con la mayoría de los vuelos de Emirates a Asia, África, India, Oceanía y Medio Oriente. Para esta ruta, se utiliza un Boeing 777-300ER configurado en tres clases, con 8 suites privadas en First Class, 42 asientos cama en Business Class y 304 asientos en Economy Class.

La apertura de Río de Janeiro como destino y la continuación del vuelo hacia Argentina se puede interpretar como la reafirmación del buen momento que está viviendo la región, marcado por el crecimiento económico de los países, la consecuente estabilidad y el aumento del poder adquisitivo de la población, factores que alientan al establecimiento de nuevos servicios aéreo. A estos se deben agregar también factores como una mayor liberalización de los cielos y la nueva generación de aviones (como el A380, B777-200LR/-300ER por ejemplo). En ese sentido, es necesario mencionar la apertura de los cielos que Brasil ha realizado en los últimos y que ha permitido la entrada de nuevas aerolíneas de Europa, Medio Oriente y Asia, muchas de las cuales utilizarán sus aeropuertos para extender su presencia hacia terceros países en la región, siendo algunos ejemplos los casos de la misma Emirates, Qatar Airways y próximamente Turkish Airlines.

Precisamente con esta nueva ruta, Emirates competirá con las dos aerolíneas mencionadas, las cuales también movilizan tráfico de conexión a Medio Oriente y Asia a través de sus respectivos HUBs, aunque a un volumen menor que la aerolínea de Dubai. En el caso del tráfico entre Argentina y Asia, Emirates podrá verse favorecida en parte por la salida Malaysia Airlines de Buenos Aires, cuya ruta finalizará el próximo 1 de febrero.

De esta forma, la aerolínea del emirato de Dubai mantiene su estrategia fijada hace ya algunos años, la cual establecía un desembarco gradual en la región partiendo por Brasil, para continuar con Argentina y posteriormente llegar a países en la costa Pacífica de Sudamérica. Con este fin, los Emiratos Árabes Unidos están trabajando desde hace tiempo en preparar el camino para la llegada de sus compañías aéreas, impulsado una serie de acuerdos comerciales y aeronáuticos con distintos países de la región, los cuales se enmarcan dentro del rol central que este Reino entrega al transporte aéreo como parte fundamental de sus relaciones internacionales. Así, los Emiratos Árabes Unidos, han firmado acuerdos con países como Chile (diciembre 2010) y Colombia por sólo mencionar algunos.

Para este año, Emirates tiene planeado sumar nuevos destinos a su extensa red entre los cuales están Dublín en Irlanda (inaugurado el 9 de enero), Lusaka en Zambia, Harare en Zimbabwe, Dallas Ft Worth y Seattle en los Estados Unidos, además de Ho Chi Minh City en Vietnam. En el caso de los vuelos a Sudamérica, los planes más inmediatos guardan relación con la implementación de vuelos a Sao Paulo con Airbus A380, para lo cual ya recibió la autorización correspondiente para operar este avión en el colapsado aeropuerto Guarulhos.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Lusaka es la capital de Zambia y Harare de Zimbabwe.

Luis Kchulo Meneses dijo...

Podríamos verlos algún día en SCL??

Anónimo dijo...

Sí, y con mayor rapidez si por algún motivo se cortan relaciones con los países de Sudamérica. Por mientras si quisiera volar con ellos tomaría el vuelo en YYZ o CDG jamás en GRU o EZE

Anónimo dijo...

Soy cabin crew de Emirates y los rumores apumtan a que en noviembre aterrizariamos en Chilito...

Alexis dijo...

WOW!! En serio?? sería algo que no estaba en rumores de internet... más que nada habían rumores de Qatar, pero nada aún.
Pero sería excelente!