jueves, 31 de mayo de 2012

87% de los viajeros en Chile pagan menos de 60 mil pesos por subirse al avión

Por Ricardo J. Delpiano

La baja en los precios de los pasajes ha sido sin duda el factor detonante del crecimiento significativo del tráfico aéreo y del turismo en Chile. Esta tendencia está presente en el mercado a partir de 2007 (incluyendo parte de 2006) cuando LAN Airlines resolviera implementar un nuevo modelo de negocios, a través de un concepto innovador capaz de sumar nuevos pasajeros al viaje en avión.
Gracias a las políticas de estímulo a la demanda desarrollada por LAN, el tráfico aéreo y el turismo interno ha experimentado un crecimiento significativo y sostenido en los últimos años. Foto: Ricardo J. Delpiano

A través de políticas de estímulo a la demanda por medio del factor precio, la principal compañía nacional ha cosechado resultados más que exitosos y se ha convertido un catalizador importante del aumento de viajeros en ruta doméstica, ampliando el mercado no sólo para los consumidores sino que para los otros operadores, los cuales pueden beneficiarse de una demanda mayor.

Sin embargo esto no ha sido el único factor, ya que el aumento en el número de viajeros está asociado a una mejor situación de la economía nacional y de un mayor ingreso de la población en los últimos años, las cuales permiten que las persones consideren el viaje en avión para trasladarse hacia sus destinos. Según datos aportados por LAN, en 2011 el turismo interno creció 16% y para este año se espera un crecimiento superior pudiendo alcanzar el 20%. Sólo el primer trimestre 2011 el turismo nacional registró un crecimiento de 24% en comparación al mismo periodo del año anterior, mientras que en abril 2012 se registró un aumento de 17% frente a abril 2011.

Del total de pasajeros transportados, un 45% corresponden a viajeros de negocios, un 49% a pasajeros V.F:R. (turistas que viajan por placer o motivos familiares), mientras que sólo un 6% pertenecen a extranjeros que visitan Chile. 

El tráfico corporativo está presente principalmente en las rutas que van desde Santiago hacia el norte del país, asociado directamente a la actividad minera. Esto explica que la principal ruta dentro del país sea el tramo Antofagasta-Santiago (número 12 a nivel latinoamericano) y el aeropuerto Cerro Moreno de Antofagasta el segundo del país por tráfico de pasajeros.

Sin embargo, el dato más interesante lo constituye el pasajero V.F.R., segmento sensible al factor precio y donde se ubican los nuevos pasajeros que están accediendo por primera vez al viaje en avión. Gracias a la nueva estructura tarifaria desarrollada por LAN, un 87% de los viajeros en ruta nacional lo hace por menos de 60.000 pesos (equivalentes a US$ 155 al cambio del 30 de mayo), lo que permite reafirmar el rol del precio como catalizador del tráfico aéreo, permitiendo que un 44% del pasajero nacional sean nuevos viajeros.

Según los precios de los pasajes aéreos en rutas dentro de Chile, un 40% de los pasajeros acceden a pasajes de hasta 30.000 pesos, un 47% pagan entre los 30.000 y 60.000 pesos, un 11% entre 60.000 y 90.000 pesos y sólo un 2% adquiere boletos cuyo valor excede los 90.000 pesos.

Gracias a la mayor capacidad de gasto y a un mayor acceso en avión, la población chilena está viajando cada vez más no sólo durante épocas fijas (como las vacaciones), sino que está realizando viajes más cortos en el tiempo y con mayor frecuencia, como por ejemplo durante los fines de semana (no necesariamente largos), lo que ha llevado a LAN a seguir innovando con incentivos para viajar durante esos días con la posibilidad de extender el fin de semana a uno o dos días inclusive.
Distribución de pasajeros aéreos en ruta doméstica por precio de los pasajes. Fuente: LAN Airlines

Dado a que el avión está cada vez más accesible, el factor de cercanía dejó de ser una variable que determine el destino del viaje. Prueba de ello es que sólo el 2% elije su destino por estar cerca al origen y que éste sea determinado por variables como la infraestructura (50%), actividades para realizar (49%) y el precio (42%).

A nivel nacional, los principales destinos en Chile son Iquique, Calama, Puerto Montt y Punta Arenas. En algunos casos como Calama y Puerto Montt, la elección está asociada a localidades cercanas al destino como San Pedro de Atacama para el primero,y Puerto Varas y Chiloé para el segundo, dejando abierta la opción para explorar nuevos servicios a ofrecer. En el caso de los destinos del norte, la elección coincide con ciudades con un fuerte tráfico corporativo, aunque corresponden a flujos distintos que en casos determinados podrían estar relacionados.

Por su parte el turismo receptivo aporta el 6% del tráfico doméstico, siendo los viajeros norteamericanos y europeos los que más visitan regiones, mientras que los pasajeros latinoamericanos suelen quedarse en Santiago y alrededores.  Entre los destinos que más visitan los extranjeros son ciudades del Norte Grande y aquellas del sur como Puerto Montt y Punta Arenas.

El nuevo componente del pasajero chileno ha permitido a LAN diseñar su estrategia comercial que permita satisfacer la demanda, aunque también -y como principal aporte- se debe destacar la capacidad de la aerolínea como catalizador de esta. Según los estudios de LAN, un 65% de los viajeros ha viajado por Chile en los últimos años y 6 de cada 10 viajeros lo hace por menos de una semana.

Gracias a la ampliación del mercado, los operadores nacionales gozan de un nuevo escenario permitiendo el crecimiento de todos, así como la apertura de espacios para que nuevos operadores puedan acceder al mercado. Si bien esto todavía es limitado, por la composición demográfica y la distribución de los centros económicos del país, las políticas de incentivo como las realizadas por LAN contribuyen a seguir dinamizando el mercado aéreo nacional.

Un punto interesante, es que a pesar del crecimiento de los operadores y la aparición de otros nuevos, existe una alta fidelización del pasajero hacia la aerolínea, la cual está asociada directamente al tema precio/oferta de vuelos. Esa fidelización es reflejada en la cuota de mercado que las aerolíneas domésticas exhiben, apreciándose una escasa variación de los porcentajes de participación. 

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Interesantes datos realmente. En lo que me queda una duda, es si en estos precios consideraron la tasa de embarque.

Ricardo J. Delpiano dijo...

No, los datos no consideran la tasa de embarque.

Saludos,

Alexis dijo...

No pueden considerar las tasas de embarque, porque eso no es de LAN, es de la DGAC.
El servicio de avión, es lo que informa LAN, lo otro es servicio de aeropuerto.

Anónimo dijo...

Ah ok entiendo, gracias por la aclaración.

Saludos!

Anónimo dijo...

Me encantaría ver el modelo láser para pasar un fin de semana en Mendoza, Buenos Aires, Córdoba, Lima o incluso Río. Asomarse si quiera a uno de estos destinos de viernes a domingo es otro asalto, digno del monopolio LAN.

Anónimo dijo...

Lo que dice el último tipo es la ignorancia típica del que no sabe comprar un pasaje en el momento justo para obtener un buen precio