martes, 15 de mayo de 2012

American Airlines con posible cambio de imagen en sus aviones

Por Ricardo J. Delpiano

Como una señal de los nuevos tiempos que vendrán, American Airlines anunció durante la presentación del Boeing 787 en Dallas Ft. Worth que podría modificar la actual imagen que lucen sus aviones desde hace más de 40 años.

El anuncio lo dio a conocer el capitán Jim Dees, jefe de flota de B777s y próximamente del B787, indicando que podría comenzar a implementarse a partir del próximo año, cuando American comience a recibir sus nuevos aviones de la familia Airbus A320, junto con los B787-9, estos últimos a partir de 2014.

Si bien la compañía no ha revelado cual podría ser la nueva imagen corporativa, existen a la fecha distintos diseños independientes que pueden considerarse como alternativas interesantes, entre ellos esquemas que proponen una librea similar a la utilizada a en los antiguos A300-600R. Sin embargo otros, ya anuncian lo que podría ser el resultado de una futura fusión con US Airways, especialmente cuando American indicó ayer que podría estudiar “alternativas de fusión”, abandonando en parte su camino propio como única vía para salir del Capítulo 11. 
 Dos dibujos que incluyen posibles diseños de la nueva imagen de la compañía resultante entre la fusión de American Airlines y US Airways. Arriba un A320 realizado por Greg Baratta y abajo un B787 Dreamliner de Michael Moore. Fuente: www.cardatabase.net,/modifiedairlinerphotos

En 2013, American Airlines comenzará a recibir los primeros de 130 A319s y A321s encargados, con los que se unirán a los B737-800s en servicio y los que están por llegar, los cuales estarán destinados a reemplazar la antigua flota de B757-200 y Mc Donnell Douglas MD80s, esta última con un alto consumo de combustible. Según American, la incorporación de la familia A32S le representará un ahorro de 35% en el consumo de combustible por asiento para la flota MD80s y de 12% y 15% por asiento para los B757s y B767-200ERs. Los A319 estarán equipados con motores CFM 56-5B, mientras que los A321 tendrán una planta motriz IAEV2500. A estos dos modelos se agregarán los nuevos A320neo a partir de 2017, permitiendo a la compañía una mayor eficiencia en la operación.

Junto a los A32S, American seguirá sumando 200 B737-800 encargados, incluyendo opciones por otros 100 que la aerolínea podría ejercer del nuevo B737MAX. Estos aviones que ya están siendo recibidos están configurados con 160 asientos en dos clases y disponen de los nuevos “Sky Interiors”, cuya tecnología basada en la utilizada en el B787s permite un mejor ambiente en cabina.

Para la flota de largo alcance, la aerolínea de Dallas comenzará a recibir los 42 B787-9 a partir de fines de 2014, aviones que le representarán un ahorro en combustible de 20%, y de entre US$ 190 a US$ 220 millones en dinero. La flota de Dreamliners estará complementada con los B777-200ERs, B777-300ERs y parcialmente a los B767-300ERs, para los cuales se anunció un plan de retrofit.  American Airlines espera una alta utilización de la flota B777s y B787s, los cuales constituirán el cuerpo central de la flota de larga distancia para los próximos años.

Estos anuncios se agregan a los que se conocieron la semana pasada que contemplan una profundización de la red internacional y mejora significativa del producto que la aerolínea ofrece en este segmento.  

No hay comentarios.: