lunes, 13 de agosto de 2012

Egyptair quiere competir con el tren usando aviones regionales

Por Ricardo J. Delpiano

A pesar de que el país árabe se encuentra viviendo una etapa de transición política clave en su historia, Egyptair –la principal línea aérea- busca avanzar, desarrollando distintas estrategias comerciales que ayuden a la compañía para proyectarse en el futuro.

En los últimos años previos a la revolución de la “Primavera Árabe”, Egyptair comenzó un proceso de transformación estructural con el objetivo de convertir a la empresa en una aerolínea eficiente, moderna, integrada al mundo, capaz de competir con los grandes operadores de la región y del planeta. 

Con este objetivo, se modificaron las operaciones en torno a una red de conectividad que una a Egipto con toda África, Asia, América, Europa y Medio Oriente, utilizando la posición estrategia del Cairo, ciudad que tras el ingreso de la compañía a Star Alliance se ha convertido en un interesante HUB en esa zona del planeta. 

Para apoyar a las operaciones, se invirtió en una nueva flota conformada por nuevos Airbus A330-200/-300, Boeing 737-800s y Boeing 777-300ER, los cuales están complementando y reemplazando a los A320/A321s, A340-200s y B777-200ERs. Adicionalmente se adquirieron 12 Embraer ERj170LR, con los cuales se creó una nueva división denominada Egyptair Express, encargada de operar las rutas domésticas en Egipto, además de algunas rutas internacionales de menor demanda como Cairo-Budapest o Cairo-Malta. 
Egyptair Express busca dinamizar el transporte aéreo con aviones regionales de mayor tamaño. Foto: Wikipedia

Los resultados de esta filial han permitido a la compañía mejorar sus operaciones en vuelos internos, permitiendo mover parte de la flota que operaba en dicho segmento a rutas internacionales y abrir nuevos destinos que incrementen el HUB del Cairo. Adicionalmente, la compañía ha utilizado a su compañía regional para complementar algunos servicios que requieran una oferta superior, aunque en algunos casos han sido claves para mantener una presencia de la compañía en mercados seriamente afectados por la caída en la demanda tras los sucesos políticos-sociales.

Pero Egyptair quiere darle un nuevo propósito a Egyptair Express, convirtiéndola en un actor dinámico que sea capaz de incentivar el viaje en avión. En el Egipto actual, el avión es prácticamente utilizado por los viajeros de negocios o por los turistas que visitan Egipto, pero no por el común de la población, la cual sigue prefiriendo el tren para transportarse por ese país. De alrededor de 80 millones de personas que viven en Egipto, sólo tres millones usan el avión. 

La razón de esto deriva de la situación socioeconómica del país, en donde el 44% de la población sobrevive con alrededor de US$ 2 por día, lo que la hace muy sensible al precio. Con las complicaciones de viajes por carretera, el tren es la opción barata y masiva para trasladarse por el país.  Actualmente, Egipto cuenta con una red ferroviaria de 9.570 Km la cual transporta 500 millones de pasajeros anuales, alrededor de 1,5 millones de personas por día según los datos de la Egyptian National Railways (ENR), en servicios que van desde coches cama y súper lujo hasta vagones populares. Esto la convierte en la columna vertebral del transporte del país.

Tomando experiencias exitosas en el mundo, donde el transporte aéreo ha sido capaz de incrementar el número de pasajeros –además de los ingresos a las compañías aéreas- , Egyptair busca crear fórmulas que permitan incentivar la demanda y mejorar el uso del avión en el país. La compañía sabe que el escenario actual no es el mejor, considerando la fragilidad de la demanda, la cual todavía está sensible a la incertidumbre política que vive el país. Consciente de lo anterior, el interés avanzar lentamente evitando un cambio radical que en el caso que no funcione signifique un duro revés para la compañía. 

Aprovechando la experiencia con los aviones regionales, Egyptair está considerando adquirir aviones regionales de mayor tamaño, estando en consideración el Embraer ERj190/195 y el nuevo Bombardier CSeries. Así lo indicó en junio Ehab Ghazy, gerente general de Egyptair Express en un foro realizado en Estambul, según publicó en su oportunidad ATW Online. 

La mayor capacidad de estos aviones entregará a la compañía una mayor flexibilidad tarifaria que eviten restringir sus servicios regionales a tarifas altas, pudiendo así realizar ofertas que permitan sumar nuevos pasajeros a la red. 

Adicionalmente, Egyptair busca unificar las flotas de corto alcance de la línea central y de su filial regional en un solo tipo de aviones, la cual sea capaz de complementar la flota actual, así como reemplazar a los B737-500 que deben ser reemplazados. La aerolínea ha fijado en 140 asientos la capacidad mínima de la flota principal, por lo que cual servicio bajo ese margen de plazas debiera ser asumido por los servicios regionales. En este segmento se incluyen los vuelos domésticos, así como rutas hacia destinos internacionales en Europa, Medio Oriente, Sudán, Sudán del Sur y Eritrea. 

Confiada de la estabilidad política que pueda conseguir el gobierno de Mursi, la recuperación económica, la actividad turística y el potencial de crecimiento per cápita de su población, Egyptair espera logros positivos en los próximos años, junto con poder convertirse en una herramienta de innovación en el transporte del país. 
 La red ferroviaria egipcia es la columna vertebral del transporte terrestre en el país árabe. Egyptair quiere modificar esa realidad y sumar nuevos pasajeros al viaje en avión. Foto: Youtube

Actualmente, la flota de Egyptair Express está conformada por 12 Embraer ERj170LR con capacidad para 76 asientos distribuidos en filas de 2-2. Sus operaciones incluyen vuelos desde El Cairo a Luxor, Aswan, Abu Simbel, Alejandría, Sharm El Sheik, Marsa Alam, Marsa Matrouh, además de los servicios hacia Budapest y la isla de Malta. Adicionalmente opera rutas desde Alejandría a Atenas y Beirut, así como vuelos desde Sharm El Sheik a Jeddah en el Reino de Arabia Saudita.

No hay comentarios.: