lunes, 13 de agosto de 2012

Jet Blue avanza hacia Latinoamérica

Por Ricardo J. Delpiano

En sus doce años de existencia, Jet Blue se ha convertido en una de las principales aerolíneas de Estados Unidos, tanto por su innovador modelo de negocios como por sus sólidos resultados financieros. En el primer semestre 2012, la compañía reportó un beneficio de US$ 82 millones, casi el triple de lo reportado en el mismo periodo del año anterior. Las utilidades operativas, también fueron más que positivos con US$ 219 millones.

Parte importante de estos resultados, responden a una mayor oferta y a un crecimiento equilibrado en el tráfico de pasajeros, en el cual se destaca la capacidad de la aerolínea para capturar una cuota importante de pasajeros de negocios, disputando un segmento que a nivel continental era considerado como algo propio de las “aerolíneas tradicionales”.
 Jet Blue ha incrementado significativamente su red hacia América Latina y el Caribe con vuelos desde Nueva York, Fort Lauderdale, Orlando y San Juan. Foto: Gastón Doval

En los dos últimos años, Jet Blue se ha unido al grupo de aerolíneas del mundo que han puesto sus ojos en el mercado latinoamericano gracias a la bonanza económica que viven las economías de sus países.

Actualmente, América Latina y El Caribe representa un tercio de la red de la compañía. Desde sus HUBs en Nueva York-Kennedy, Fort Lauderdale, Orlando y San Juan, Jet Blue opera ya una extensa red con varios destinos en el Caribe, además de algunos puntos en Centroamérica y Colombia.  

Con una flota basada principalmente en aviones Airbus A320, Jet Blue posee la capacidad para alcanzar ciudades sin escalas en un radio de operación de hasta seis horas. Esto le permite por ejemplo operar sin inconvenientes rutas desde Nueva York hasta Colombia, posibilidades que aumentan mientras más al sur se opere. En ese sentido, su posicionamiento en Florida y Puerto Rico es fundamental, abriendo opciones para seguir incrementando servicios hacia destinos más hacia el sur.

De todos los mercados que Jet Blue ha abierto en la región, Colombia se ha convertido en el objetivo principal, ya sea por su tamaño, el auge económico que vive en el país y por la posición estratégica que posee en la región. Desde su aterrizaje en el país cafetero en 2009, Jet Blue ha incrementado su presencia en el mercado colombiano con vuelos desde Orlando, los que ha complementado con vuelos desde Fort Lauderdale. Adicionalmente comenzó a volar desde Nueva York a Cartagena y posiblemente amplíe su oferta desde Puerto Rico con el crecimiento del HUB en San Juan. De hecho, hace unas semanas CAPA publicó que la compañía estaría interesada en volar a Medellín y Cali.

En el tráfico Colombia-Estados Unidos, la compañía ha registrado una ocupación promedio de sus vuelos del 84%, superando a sus rivales norteamericano como American Airlines o Spirit, además de ser una competencia fuerte para las aerolíneas colombianas como Avianca y LAN Colombia.  Repitiendo la misma fórmula que la llevó al éxito al interior de Estados Unidos, Jet Blue basa sus resultados en una interesante oferta que combina tarifas algo más bajas que la competencia y un producto de alta calidad.

Pero crecer en Colombia pareciera ser no ser el único interés de la compañía, ya que podría utilizar al país como futura plataforma hacia terceros países en la región, al menos mientras la compañía mantenga su actual flota. En términos comparativos, la idea que tendría Jet Blue vendría a ser algo similar a lo LAN buscaría hacer en el sentido opuesto, utilizando a Colombia como puente para llegar a más ciudades en Centroamérica, El Caribe y Estados Unidos.

A partir de 2013, la compañía comenzará a incrementar capacidad con la incorporación de 30 Airbus A321s, los cuales colocará en mercados de alta densidad entre los cuales seguramente estará más de alguna ruta hacia América Latina. Paralelamente, el CEO de la compañía Dave Barger ha señalado que la aerolínea estaría considerando ampliar la flota  con aviones de fuselaje ancho de nueva generación, estando en consideración solamente el Airbus A350 y el Boeing 787, los cuales serían claves para potenciales nuevas rutas sin escalas desde Estados Unidos hacia América del Sur y Europa.

Por el momento, para fines de año Jet Blue incluirá entre sus destinos latinoamericanos a Aruba, Bahamas (Nassau); Barbados; Bermuda; Islas Caimán (Gran Caimán); Colombia (Bogotá y Cartagena); Costa Rica (Liberia y San José); República Dominicana (La Romana, Puerto Plata, Punta Cana, Samaná, Santiago y Santo Domingo); Jamaica (Kingston y Montego Bay); México (Cancún); Puerto Rico (Aguadilla, Ponce y San Juan); St. Croix; Santa Lucía; St. Maarten; St. Thomas y Turks y Caicos (Providenciales).

No hay comentarios.: