miércoles, 17 de octubre de 2012

Aeroparque podría ser sólo para Aerolíneas Argentinas

Por Ricardo J. Delpiano 
Pese a  que todavía no se solucionan los problemas relacionados con el bloqueo al A320 número 13 a la filial trasandina de LAN, Argentina podría dar nuevamente señales de competencia desleal a favor de la estatal Aerolíneas Argentinas / Austral.
“Plan Aeroparque” es el nombre de la nueva estrategia de la conducción de Aerolíneas Argentinas, bajo el dominio de La Cámpora (una especie de agrupación de jóvenes políticos leales a los Kirchner), que pretende sacar a toda la competencia nacional y extranjera del Aeroparque Jorge Newbery en el centro de Buenos Aires, con lo cual este aeropuerto quedaría para uso exclusivo de Aerolíneas Argentinas.
La competencia desleal al otro lado de la Cordillera a favor de Aerolíneas Argentinas podría aumentar de aprobarse el "Plan Aeroparque" que busca que el aeropuerto metropolitano de Buenos Aires sea sólo para la aerolínea estatal. Foto: Gastón Doval
Así lo reveló hoy el periodista Andrés Sanguinetti del diario El Cronista, en cuya nota se indicaría que LAN (LAN Airlines y LAN Argentina incluídas), TAM, GOL, BQB Líneas Aéreas, además de Andes, SOL, LADE además de los vuelos privados y taxis aéreos que operan en dicho terminal deberán mudarse al aeropuerto de Ezeiza o a los otros aeródromos locales como San Fernando. Esto permitiría que Aerolíneas Argentinas y Austral pueda ocupar todas las posiciones del aeropuerto y beneficiarse de la ampliación del nuevo terminal que allí se construye para ampliar sus vuelos domésticos e internacionales hacia los países vecinos.
En la nota, se señala que el plan está aún en estudio pero tendría un cierto rechazo en algunos funcionarios de trayectoria al interior de Aerolíneas Argentinas por el enorme costo político que esto podría representarle al país.
En 2010 cuando el gobierno de Cristina Fernández impulsó la apertura internacional de Aeroparque sólo para Aerolíneas Argentinas y Austral, Brasil respondió bloqueando las operaciones que la estatal trasandina realizara desde esa estación hacia su territorio, conflicto que sólo fue posible solucionarlo diplomáticamente y permitiendo que aerolíneas brasileras pudiesen operar también allí. En el caso de Chile, sólo se envió una nota.
Tras la presión mediática por la competencia desleal que esto generaba, el gobierno de Fernández autorizó también que las aerolíneas extranjeras operaran en Aeroparque, pero sólo 60 días después que comenzará a volar Aerolíneas Argentinas. Sin embargo, en diciembre del año pasado, Argentina bloqueó las operaciones internacionales desde Aeroparque a LAN Argentina con el argumento que el aeropuerto estaba colapsado, pero cuyos slots fueron transferidos a Austral, permitiendo por ejemplo, que esta empresa pudiese comenzar sus vuelos a Santiago.
Con el uso exclusivo de Aeroparque, Aerolíneas Argentinas buscaría verse favorecida por la preferencia del pasajero al usar este aeropuerto con la esperanza de revertir en algo las millonarias pérdidas diarias que posee la empresa.
De aprobarse la medida, todas las operaciones domésticas e internacionales de LAN deberán mudarse a Ezeiza, lo mismo que los vuelos internacionales de TAM y GOL, aunque según el diario estas ya habrían tomado la decisión de regresar a ese aeropuerto una vez que finalicen la ampliación del terminal. Otros operadores pequeños podrían ir a San Fernando, mientras que aún no estaría claro el futuro de Andes. El caso de SOL podría ser algo distinto, considerando el acuerdo de cooperación que esta empresa firmó con Aerolíneas Argentinas, por medio de la cual ofrece servicios de feeder a las rutas de la estatal.
Las medidas proteccionistas y la competencia desleal fomentada por el Estado forman parte del escenario actual de Argentina bajo el gobierno de Cristina Fernández. En el caso del transporte aéreo dicho gobierno busca rescatar a Aerolíneas Argentinas y Austral con el objetivo de que esta empresa vuelva a ser la aerolínea emblemática que el país ostentaba en los años ’70s y ‘80s con una predominancia sobre las otras compañías.
Desde que fue estatizada, Aerolíneas Argentinas  es vista por el gobierno trasandino como un instrumento político a través del cual puede trasmitir parte de la propaganda oficial y que su rescata lo haga parecer como un logro de la propia administración. Para ello la administración Kirchner no ha escatimado recursos y ha utilizado las instituciones del Estado a favor de Aerolíneas Argentinas, a pesar de que esto implique trasgredir acuerdos internacionales y perjudicar a otras empresas nacionales.
Así, además de la cuestionada “internacionalización de Aeroparque” mencionada anteriormente, algunas de las medidas que se han impuesto son la negación o no dar curso para que otras aerolíneas aumenten frecuencias hacia Argentina; restricciones al uso de mangas en Aeroparque a otras empresas, ya que son asignadas por instructivo preferentemente a Aerolíneas Argentinas y Austral; bloqueo a las operaciones internacionales desde Aeroparque a LAN Argentina; negación a LAN Perú para operar la ruta Lima-Rosario; restricción a BQB para aumentar vuelos desde Uruguay a Buenos Aires obligándola tácitamente a firmar un acuerdo con Aerolíneas Argentinas; bloqueo para que LAN Argentina incorpore nuevos aviones, la condonación de imposiciones tributarias a Aerolíneas Argentinas para el próximo año; entre otras. Ayer, una editorial del diario La Nación sugirió que existiría una "mano negra" de parte del Estado Argentino en las torres de control para dar prioridad al despegue y aterrizaje a los vuelos de Aerolíneas Argentinas y Austral por sobre otras en el caso de congestión aérea.
 Aerolíneas Argentinas y Austral dominan gran parte de las operaciones en Aeroparque y tienen uso preferente de las mangas en ese aeropuerto. Foto: Ricardo J. Delpiano-Vortexx
El tráfico de Aeroparque está distribuido en un 64% para Aerolíneas Argentinas y Austral, seguida en un 18,6% por LAN Argentina. Le sigue SOL con 6,1% de operaciones, mientras que LAN Airlines, TAM y GOL poseen cada una de ellas una cuota de 2%. En los últimos lugares están Andes, BQB, Aerochaco con 1,3% respectivamente y la estatal de la Fuerza Aérea Argentina LADE con 0,6%.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Que vergüenza de país está convertido Argentina. Hasta los países africanos con todo el respeto que se merecen están en mejores condiciones. Les incautan el buque escuela, su gobierno no hace nada por rescatar a sus propias Fuerzas Armadas, la corrupcion crece como si nada y todo funciona con el poder dinero y de que tan amigo eres de los Kirchner. Las aerolíneas que se vieran afectadas con esa medida deberían ponerle un alto a los Korruptos, mientras que los gobiernos de Chile y Brasil deberían bloquear los vuelos de Aerolíneas en represalia. Y pensar de lo lindo que es Argentina y su gente, todo opacado por una casi dictadura.

Anónimo dijo...

Que gracioso el comentario anterior.
Anda a jugar a los autitos.
No entendes nada.

Luis dijo...

Coincido completamente con el primer comentario, la verdad una verguenza como manejan el pais, como crece la inseguridad, la corrupcion, la inflacion y nadie hace nada y niegan todo.Ahora salen con esto, para tratar de dar una buena imagen con aerolineas degradando al resto de las empresas y asi con todo aquel que no este de acuerdo con el gobierno.

Anónimo dijo...

El segundo comentario me parece bastante fanatizado y ni siquiera ofrece algún educado fundamento sino que mi "opinión es la única que va". Un estereotipo tal vez de lo que pasa hoy en países como Argentina y Venezuela. Tipica actitud dictatorial tercermundista.

Anónimo dijo...

Realmente el segundo comentario refleja el clima que hay en mi país: intolerancia, soberbia excesiva de nuestros gobernantes y denostación de todo quien es catalogado opositor, porque todo quien no está con el gobierno es un opositor. La democracia argentina no existe y ha pasado ser una dictadura encubierta. Es lamentable que algunos sigan viviendo en una burbuja, que somos una potencia mundial mientras que fuera los países nos superan y su gente se reíe de nosotros.

El plan de Aeroparque es un refejo más de la realidad de la Argentina actual.

Saludos,

Matías dijo...

Creo que la cosa es simple, Chile debiera hacer lo mismo que hizo Brasil en su momento: negar los permisos a Aerlineas a operar a los países desde Aeroparque, en otras palabras reciprocidad (obviamente si este plan se llegase a implementar).