sábado, 8 de diciembre de 2012

Iberia detalla cambios en sus rutas: contemplaría más vuelos a Chile

Por Ricardo J. Delpiano 

Con el fin de avanzar con el plan de transformación desarrollado por su matriz IAG, Iberia se apresta en los próximos meses a una reducción significativa de todas sus operaciones (corto, medio y largo alcance), con miras a generar una base competitiva que entregue una rentabilidad hacia largo plazo. Según ha señalado la aerolínea se espera conseguir un incremento en las utilidades de 12% con 600 millones de euros sobre la base de 2012. 

El plan de transformación contempla que Iberia se enfoque en las rutas más rentables,  estratégicas y en las cuales tienen potencial de desarrollo. En ese sentido, la compañía española potenciará los vuelos de larga distancia, la cual comenzará a desarrollarse en 2013 en función de la situación económica, permitiendo crear cimientos para aumentar los ingresos y reducir los enormes costos de la empresa. En su enfoque de larga distancia, la compañía apuesta por introducir un nuevo producto en sus aviones, con nuevos asientos en clase Business y un mejor entretenimiento a bordo, de modo de captar al público Premium, el cual le ha sido esquivo en los últimos años.
 Iberia prevé ofrecer hasta dos vuelos diarios en las rutas de largo alcance que seguirá operando. Foto: Alejandro Ruiz

Así, durante el próximo año, Iberia tiene previsto aumentar su oferta en rutas desde España hacia Miami, Santiago de Chile, Quito y Guayaquil, Sao Paulo y Río de Janeiro, además de algunos puntos en Centroamérica todavía no señalados. Paralelamente, la aerolínea aumentará los vuelos a Casablanca, Argel, Nuakchot, Dakar, Malabo y Londres-Heathrow, esta última esencial para ampliar las conexiones con su aerolínea hermana British Airways, ya que esta compañía tendrá predominancia a nivel global. El objetivo de la compañía es poder ofrecer entre uno y dos vuelos diarios hacia cada una de estas ciudades. En el caso específico de Santiago, para este verano Iberia tiene pensado ofrecer dos vuelos adicionales entre enero y febrero en horario diurno desde Madrid.

Como contraparte, Iberia suspenderá gran parte de sus rutas no rentables o aquellas en la cuales les es difícil competir con otros operadores. En corto-medio alcance, eliminará los vuelos al Cairo, Estambul, además de las mencionadas Berlín/Tegel y Estocolmo. En larga distancia, a partir del 1 de abril se eliminarán los vuelos a Santo Domingo, La Habana, San Juan de Puerto Rico, Montevideo, las que se unirían a las rutas ya eliminadas como Barcelona-Sao Paulo, Madrid-Córdoba, Madrid-Salvador, etc. Anteriormente, se habían señalado que ciudades como Chicago y San José de Costa Rica también se verían afectadas con el plan de transformación pero hasta el momento la compañía no ha entregado una versión oficial sobre lo que sucederá con estas rutas.

Para compensar su retiro en las rutas mencionadas, Iberia ha firmado acuerdos comerciales con su competencia: Egyptair en el caso de la ruta Cairo-Madrid, Turkish Airlines para Estambul-Madrid, Air Europa para Santo Domingo y La Habana, además de potenciar las conexiones con sus socios de Oneworld, American Airlines para las rutas hacia El Caribe y LATAM Airlines en el cono sur americano.

Como se mencionó anteriormente, para enfocarse más a un tráfico Premium Iberia renovará los interiores en todos los Airbus A340-600 y A330-300, aviones que conformarán gran parte de la flota de largo alcance, mientras que los A340-300 comenzarán un plan de retiro gradual comenzando por cinco unidades a partir del próximo año. Iberia recibirá su primer A330-300 en enero próximo de un total de ocho aviones encargados, los cuales operarán en las rutas africanas y más cercanas a América Latina, entregando una mayor eficiencia gracias al menor consumo de combustible y al ajuste en la capacidad de carga.

El plan de transformación ha generado fuertes críticas en España y en aquellos países que verán recortados sus servicios. Los empleados de Iberia ya han anunciado que convocarán a huelgas para los días de Navidad como forma de protestar por los cambios que se están realizando y que incluyen el despido de 4.500 personas. Para contrarrestar la propaganda de los sindicatos, Iberia ha recurrido a campañas en los medios y cartas a sus pasajeros, explicando el por qué de la reestructuración.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Curioso que LAN que tiende a preferir posiciones de liderazgo no haya hecho hace rato apuestas fuertes por Europa. Hoy ofrece la menor cantidad de asientos desde SCL y LIM hacia MAD, y ahora los recorta aun mas con el 787.
Por qué si siempre ha mantenido apuestas agresivas no incorporo hace años 777s o más 340 para estar de la mano, o superar, a AF, IB?

Marcial Sánchez dijo...

De acuerdo contigo, pienso que Lan ha consolidado una buena base regional que le permitiria a través de sus hubs alimentar rutas transoceànicas y expandirse en el mercado europeo que pienso mas bien va tarde. También creo que es hora de que vayan poniendo foco a destinos tan tentativos como por ejemplo el del sureste asiático y mas ahora que tienen mas porte de aerolinea global con la fusión con Tam y teniendo la ventaja de poder reunir pasajeros de un mercado masivo como lo es el brasilero.