miércoles, 16 de enero de 2013

Aerolíneas e industria reaccionan ante los inconvenientes del B787 Dreamliner

Por Ricardo J. Delpiano 

Siguiendo los pasos de su competidora, JAL Japan Airlines tomó la decisión de dejar en tierra su flota de Boeing 787-8 como medida preventiva para garantizar la seguridad de sus operaciones y evitar en futuros incidentes con el avión. El segundo mayor operador de Dreamliner, con siete unidades en servicio, indicó que la paralización de esta flota sería inicialmente por un día con el objetivo de efectuar chequeos preventivos, aunque en la práctica se desconoce por cuánto tiempo se pueda extender la medida. 
 Pese a la decisión de las aerolíneas japonesas de paralizar a los B787, la industria de la aviación ha mantenido cautela reafirmando su confianza en que los problemas serán superados. Foto: Ricardo J. Delpiano-Vortexx

Al igual que ANA, Japan Airlines reemplazará los servicios que realizaba con B787 con aviones B767-300ER y B777-200ER, aunque la aerolínea ha suspendido las reservas en algunas frecuencias y rutas operadas con el Dreamliner hasta nuevo aviso.

Tanto ANA como JAL han declarado que volverán a operar el B787 una vez que se aclaren las causas que han provocado los incidentes y los problemas sean resueltos.

En las primeras horas de esta mañana, el B787 de ANA JA804A tuvo que efectuar un aterrizaje de emergencia en Takamatsu producto de la detección de humo en cabina, con la posterior evacuación de pasajeros y tripulación. El incidente se produjo a pocas horas de la decisión del gobierno japonés de llevar a cabo su propia investigación del programa B787 Dreamliner en forma complementaria a los trabajos que la Administración Federal de Aviación (FAA) y Boeing están llevando a cabo en los Estados Unidos.

India por su parte indicó también que llevará a cabo una investigación para garantizar la seguridad de la operación del B787, aunque no obligará por ahora a dejar en tierra a los aviones que operan en el país. En ese sentido, Air India con seis B787 en servicio, precisó que continuarán volando con este avión. A la fecha esta compañía no ha reportado públicamente incidentes con el Dreamliner.

Qatar Airways por su parte no ha tomado una decisión al respecto, pese haber reportado fallas con sus aviones. La semana pasada Akbar Al Baker, CEO de la compañía, expresó su confianza en que Boeing podrá solucionar los inconvenientes presentados y que mientras tanto la aerolínea “estaba tomando las medidas preventivas necesarias”. Qatar Airways está operando sus B787 en vuelos a Dubái, Kuwait, Londres-Heathrow y Zurich.

Similar posición mostró la semana pasada LAN, indicando que "los aviones cumplen los ciclos de mantenimiento que recibe toda la flota de la compañía, bajo los más altos estándares de seguridad, valor intransable para LAN”, según indicó diario El Mercurio. Sin embargo, la compañía ha presentado una baja confiabilidad de la aeronave en comparación a la flota, por problemas eléctricos y sistema de enfriamiento según se informó a través de Flightglobal. LAN vuela el Dreamliner desde Santiago a Buenos Aires, Lima y Los Ángeles, esperando operar con este avión a Madrid desde el 1 de abril.

LOT Polish Airlines, el más reciente operador del Dreamliner, indicó que pese a la decisión de paralizar la flota B787 por parte de las aerolíneas japonesas, seguirá con sus planes para avión, especialmente con la inauguración el día de hoy de su primer vuelo internacional entre Varsovia y Chicago-O’Hare. Asimismo ha indicado que no ha experimentado problemas en los vuelos efectuados durante las últimas semanas dentro de Europa.

British Airways precisó también que mantendrán sus planes de incorporar el B787, cuyo primer ejemplar está previsto para mayo 2013. La aerolínea británica tiene un pedido por 24 Dreamliner, ocho en la versión -8 y 16 del modelo -9, con los cuales pretende atender mercados de larga distancia con una demanda más sensible en Asia, África y Sudamérica, siendo un posible candidato para una futura operación entre Londres y Santiago.

Scoot (Singapore Airlines) y Jetstar (Qantas) mostraron su confianza en el monitoreo y revisiones que se están realizando, las cuales podrán identificar y solucionar los problemas. “Boeing nos ha mantenido completamente informados sobre las prestaciones y rendimientos del B787, lo que nos compromete a adquirir la aeronave”, señaló Scoot en un comunicado. Mientras que Qantas ha indicado que los problemas serán resueltos antes de que el avión entre en servicio durante la segunda mitad de este año.

Korean Air indicó que su compañía efectúa diversas pruebas antes de colocar un avión nuevo en servicio y ha mantenido su decisión de incorporar los 10 B787-9 encargados a partir de 2016. “los problemas son inevitables cuando se están desarrollando nuevas aeronaves y son puestas en servicio. Los recientes problemas relacionados con el B787 no son diferentes”, señaló la compañía a través de su vocero.

En África, Ethiopian Airlines precisó que todavía no han tomado una decisión sobre los cuatro B787-8 que operan actualmente en distintos vuelos dentro del continente, así como algunos destinos en el Medio Oriente y Europa. La compañía espera la entrega de los restantes seis Dreamliners para los próximos meses.

En China, la Autoridad de Aviación Civil (CAAC) ha demorado la certificación del B787 en ese país por razones de seguridad y los problemas con las entregas. Se espera que China Southern y Hainan Airlines reciban sus primeros Dreamliner (ya construidos) durante el mes de marzo.
Batería del APU del B787-8 de JAL tras el incidente en Boston. Foto: NTSB

Los incidentes registrados deben ser entendidos como parte de los costos que implica la introducción de una tecnología completamente nueva. En ese sentido, cabe recordar que tanto el B787 Dreamliner como el A380, forman parte de lo que se denomina la cuarta generación de aviones, con diseños y componentes totalmente nuevos, cuya aplicación generan importantes desafíos para la industria de la aviación. Gracias a los avances en tecnología, actualmente el sector cuenta con los instrumentos necesarios para tomar medidas preventivas con objeto de mantener la seguridad de las operaciones.

Sin embargo, los inconvenientes ocasionados han provocado molestia en algunos operadores, por situaciones que se presentan luego de varios años de retraso del programa original del Dreamliner, lo que ha obligado a adoptar planes de contingencias o retrasar el lanzamiento de nuevas rutas. Algunas aerolíneas han optado por compensar la entrada del B787 adquiriendo más unidades de B767-300ER, B777 o A330-300, o sencillamente optando por una estrategia más segura, basados por ejemplo en los nuevos B777, los cuales proveen una capacidad similar y en algunos casos prestaciones superiores al Dreamliner (alcance/capacidad carga de pago).

De igual manera, los últimos incidentes con el avión han abierto dudas concernientes a nuevas certificaciones, entre las cuales figura el tema ETOPs, necesarias para misiones de larga distancia en rutas alejadas de aeropuertos alternativos.

Actualmente, el B787 posee una certificación ETOPS 180 min., lo que le permite operar la mayoría de las actuales rutas comerciales, sin afectar el lanzamiento de nuevos servicios directos. La situación se complica cuando muchas aerolíneas han confiado en la operación bimotor de este avión para reemplazar sus cuatrimotores o bien lanzar largas rutas sobre agua, siendo los casos más emblemáticos los de Air New Zealand y LAN, compañías que operarán el B787-9 en rutas del Pacífico Sur. En esa línea, las revisiones y la solución de los problemas, así como la  no aparición de nuevos incidentes son claves para garantizar la fiabilidad del avión para las misiones que fue diseñado.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Felicitaciones por el Blog, Sr. Delpiano, al fin un blog profesional de aviacion y no un pasquin de pilotos de pc o estudiantes frustrados, exito en la aventura...

Alexis dijo...

Me quedo mucho con las palabras de Korean Air, diciendo que es algo normal en aviones nuevos.
Pero Ricardo, a opinión tuya, te parece que está siendo maximizado este tema del 787? o los problemas realmente han sido graves?

Hasta el momento, yo no sé de ningún incidente que haya puesto en peligro la vida de sus pasajeros y tripulantes; incluyendo el de hoy en la mañana.

Ricardo J. Delpiano dijo...

Muchas gracias por los comentarios.

Alexis, por mi parte pienso que los problemas del B787 son propios de la puesta en servicio de una tecnología completamente nueva, tal como ocurrió con los A380 en su minuto. Hay que recordar que este avión, junto al A380 y la familia E-Jets de Embraer son considerados la nueva generación de aviones. En ese sentido, los incidentes y problemas que ha tenido el Dreamliner hay que verlos desde ese punto de vista.

Respecto a los incidentes, hay que considerar que ninguno de ellos puede obviarse o descartarse, si queremos mantener la seguridad como prioridad número uno de la aviación. Por tal motivo hay que prestarles atención, más aún cuando pueden determinar el éxito o fracaso del avión.

A nivel mediático, si genera repercusión por la expectativa que este avión causó, incluso superior al A380 en su momento, y por los retrasos del programa, el cual debiera haber solucionado en lo posible los inconvenientes.

Saludos,