martes, 22 de enero de 2013

Air Asia y Emirates presionan para mejorar al A330 y al B777

Por Ricardo J. Delpiano

Mientras los aviones emblemáticos de nueva generación sufren retrasos, algunas aerolíneas han mostrado su preferencia por mejorar aviones actualmente en servicio como complemento en su futura flota de largo alcance. Tal es el caso de Air Asia y Emirates, las cuales han realizado peticiones a Airbus y Boeing, para actualizar las familias de aviones A330 y B777.

La primera petición de este tipo vino por parte de Emirates durante 2012, compañía que busca un avión de ultra largo alcance, sugiriendo para tal efecto una versión mejorada del B777 con la intención de aprovechar su experiencia en esta familia de aviones en el desarrollo de nuevas rutas de alcance global.

Boeing ha denominado a esta nueva variante B777-X, la cual estaría basada en el B777-300ER pero con nuevos motores y diseños de ala, permitiendo una mejor aerodinámica, más alcance y una operación más eficiente. La aerolínea de Dubái indicó en su momento, que con una versión mejorada del B777 debería ser capaz de operar sin inconvenientes rutas desde Dubái a la costa Pacífico de América, por mencionar un ejemplo, lo que le permitiría alcanzar el resto de las capitales de Latinoamérica.
 Emirates apuesta por una versión mejorada del B777 para continuar su expansión global. Foto: Emirates

Actualmente, Emirates es el más grande operador de B777 en el mundo con 120 equipos en servicio distribuido en tres B777-200, seis B777-200ER, 10 B777-200LR, 12 B777-300, 82  B777-300ER y siete B777F. El B777-300ER conforma el cuerpo principal de la flota y su operación está enfocada a casi todas las rutas de la compañía desde algunas dentro del Medio Oriente hasta operaciones de más de 17 horas de vuelo.

Su vecina Etihad Airways, también se ha mostrado como un potencial cliente del B777-X. Esta compañía, que inicialmente basó su operación de largo alcance en aviones Airbus (A340-500/-600), ha ido moviendo su flota de largo alcance hacia el B777-300ER, ordenando más unidades. En 2011, la compañía canceló varias órdenes por el A350-1000 ante las incertidumbres del programa, aunque mantiene algunos pedidos por este modelo con fecha de entrega hacia 2017. La aerolínea también ha cancelado algunas órdenes por el B787-9, cambiándolas por más B777-300ER. James Hogan, CEO de Etihad Airways, señaló en mayo 2012 que un pedido de la versión mejorada del B777 era posible.

Pese a la petición de estos importantes clientes, Boeing ha decidido atrasar algunos años el desarrollo del B777-X para privilegiar el programa de su B787-1000, luego de que Airbus ha visto una mayor demanda de parte de las aerolíneas por la versión extendida del A350XWB. Sin embargo, con los últimos problemas presentados en el Dreamliner, Boeing enfrenta una mayor presión de parte de la industria, ya que además de demostrar que el B787-8 es seguro, debe asegurar que los modelos siguientes (B787-9 y B787-1000) cumplirán con lo ofrecido a las aerolíneas. Caso contrario, el avión estrella del fabricante norteamericano podría enfrentar un escenario similar al ocurrido con el MD-11 durante los años ’90.

De acuerdo  con Boeing, el B777-X podría ver recién la luz hacia 2020. Tim Clark, presidente de Emirates, ha criticado al fabricante norteamericano por su decisión y por considerarla “no ser lo suficientemente rápida”, según se indicó a través de Flightglobal en octubre pasado.

Al otro del Atlántico, en Toulouse, Airbus ha recibido peticiones de parte de AirAsia para el desarrollo de una versión mejorada del A330 para el desarrollo de su división de largo alcance AirAsia X. Actualmente, la mayor low cost del Sudeste Asiático, opera una flota de nueve A330-300 y posee varios ejemplares encargados. Air Asia es también cliente del A350-900 con 10 aviones encomendados.

AirAsia se ha mostrado crítica del A350XWB, especialmente de su versión -800, señalando incluso que ese modelo “no cree que sea un buen avión”, según indicó su CEO a Flightglobal (21/01/2013). De acuerdo a las declaraciones, la flota ideal de la low cost sería una combinación de un A330neo con el A350-900.
 Ante su desconfianza por el A350-800, AirAsia ha optado por sugerir una versión "neo" del A330. Foto: Airbus SAS

Por el momento, Airbus más que un desarrollo de una versión mejorada del A330, se ha inclinado por estudiar la instalación de Sharklets para la familia A330 con el fin de mejorar las prestaciones del avión. De confirmarse, estas modificaciones se agregarían a las mejoras introducidas por el fabricante el año pasado con el incremento del peso máximo de despegue (MTOW) de 240 toneladas en el A330-300. Esta nueva versión tendrá de un alcance adicional de entre 450 y 950 millas náuticas con 300 pasajeros y 4,7 toneladas más de carga. El A330-200 por su parte también dispondrá mejoras con 250 mn. más de alcance, permitiéndole operar rutas de hasta 7.050 mn. con 246 pasajeros y 2,5 toneladas más de carga. 

El A330-300 de 240 toneladas de MTOW entrará en servicio en 2015, mientras que la versión -200 de mayor peso lo hará en 2016. En consumo de combustible, los nuevos A330 tendrán una mejora del consumo de 2% en comparación con los actuales equipos en servicio.

Airbus asegura que los A330 con peso incrementado se convierten en ideales para rutas como Lima-Madrid, Londres-Tokio o Beijing-Melbourne, siendo una alternativa para los B767 y B777 más antiguos, además de ser una opción más inmediata frente a los B787 considerando los retrasos de este programa, con un 5% menos de gastos operativos para las aerolíneas.

A pesar de que las aerolíneas confían que en el mediano y largo plazo, la nueva generación de aviones logrará ser exitosa, muchas están tomando resguardos ante la introducción de una nueva tecnología como una forma preventiva ante cualquier retraso que pudiera producirse, evitando repetir situaciones de años atrás cuando los retrasos del B787 y A350 respectivamente obligaron a demorar sus planes de expansión o renovación de flota.

No hay comentarios.: