martes, 29 de enero de 2013

LAN proyecta neutralizar completamente las emisiones de sus operaciones terrestres hacia 2020

Por Ricardo J. Delpiano 

Tras concretar con éxito la neutralización del impacto de sus operaciones terrestres en Perú, LAN Airlines fijó para 2020 la completa medición, verificación y neutralización de su huella de carbono terrestre en todos los países donde opera la compañía en Sudamérica.

El objetivo se enmarca dentro del programa de la compañía por avanzar en forma significativa hacia una eficiencia medioambiental, en sintonía con los objetivos autoimpuestos por la industria de la aviación hace algunos que busca alcanzar hacia 2020 un crecimiento neutro de emisiones de carbono y para 2050 una disminución del 50% en las emisiones totales de CO2 en relación a los valores registrados en 2005.

En el caso de LAN Perú, en 2012, la compañía fue capaz de neutralizar emisiones equivalentes a 7.000 toneladas de CO2. El alcance de la medición de la huella de carbono en Perú consideró todas las actividades que generan emisiones directas e indirectas de gases de efecto invernadero (GEI) tales como, emisiones derivadas de operaciones aéreas, equipos de climatización, consumo de energía eléctricas en oficinas, equipos terrestres (consumo de gasolina y diesel), emisiones derivadas del transporte de empleados y viajes aéreos.
 LAN se fijó la meta de neutralizar completamente sus emisiones terrestres para 2020. Foto: Alejandro Ruiz

La verificación de la huella de carbono de LAN en Perú estuvo a cargo de la ONG española AENOR (Asociación Española de Normalización y Certificación), la cual se ha catalogado como líder mundial de certificación de sistemas de gestión, productos y servicios. La neutralización se concretó mediante la adquisición de bonos de certificados de secuestro de carbono de un proyecto de reforestación con especies nativas en el bosque amazónico del Perú, del la compañía Bosques Amazónicos (BAM).

De acuerdo con Enrique Guzmán, gerente senior de medio ambiente de LAN, “la neutralización de las operaciones terrestres en Perú fue un logro único a nivel de industria, como también fue un hito que marcó el inicio de un trabajo que esperamos que concluya en 2020 con la neutralización exitosa de todas nuestras actividades en tierra en Sudamérica”. Para alcanzar dicho objetivo, la compañía está buscando alianzas con proyectos emblemáticos preferiblemente en el área de reforestación que estén capturando CO2 en Colombia, Chile y Ecuador.

El tema de medioambiental es una de las preocupaciones que posee la industria de la aviación con la intención de compensar el impacto que posee en el calentamiento global, el cual es atribuible en un 75% a la quema de combustibles y 25% a las desforestaciones.

Para alcanzar el crecimiento neutro y la reducción de 50% de las emisiones en los plazos señalados anteriormente, la aviación comercial está trabajando en cuatro áreas y desde 2010 en una mejora del 1,5% anual en el uso de combustibles. Las áreas de trabajo son: tecnología (nuevos diseños de aviones y biocombustibles), operaciones (mejores prácticas y gestión de rutas), infraestructura (operaciones terrestres y gestión de tráfico aéreo) y mecanismos económicos (neutralizar 90 millones de toneladas para 2020). LAN ha ido reduciendo en un 2% anual sus emisiones lo que la sitúa bajo el promedio de toda la industria aérea.

LAN como actor relevante del sistema aeronáutico mundial, asumió un firme compromiso con el cuidado del medioambiente y un desarrollo sustentable de todas sus operaciones. La obligación asumida se ha materializado en distintos campos de acción, con una serie de medidas que no sólo benefician a la naturaleza, sino que a todas las comunidades de opera, las cuales significan además un alto grado de eficiencia por parte de la aerolínea.

Algunas de las iniciativas son:
  • Una operación con una flota moderna, la cual cuenta en la actualidad con un promedio de 6,7 años, lo que la sitúa en una de las más jóvenes del sector a nivel global. La compañía posee un ambicioso plan de flota para los próximos años, la cual ayudará a aumentar la eficiencia operacional y acelerar los objetivos autoimpuestos por LAN y la industria de la aviación. 
  • Reciclaje en tierra: actualmente, LAN recicla los residuos del servicio entregado en sus vuelos, con más de 1.000 toneladas recicladas de desechos anuales desde 2008 compuestos por papel, cartón, plástico y latas, entre otros. 
  • Avances en el proyecto “LEAN en combustible”, que establece, entre otras medidas, optimizaciones en los vuelos con operaciones más directas, descensos continuos, mejor gestión del combustible gracias al uso de tecnología, conductas eficientes de los procesos en tierra como uso limitado de APU, disminución del peso a bordo y lavado de los motores. Gracias al LEAN, LAN redujo más de 100.000 toneladas de emisiones de CO2 anuales. 
  • Instalación de winglets en toda la flota B767-300ER/-300F. Hace algunos años, LAN decidió equipar de blended winglets a toda su flota B767 de pasajeros y carga, con una inversión de US$ 75 millones. Gracias a estos dispositivos, la compañía ahorra un 4% de combustible e incrementa la carga de pago de sus aviones o conseguir una mayor autonomía a igual carga que los aviones sin este dispositivo. 
  • Gracias a programas de eficiencia energética e incorporación de vehículos eléctricos, LAN ha disminuido las emisiones de CO2 en un 90% y el nivel de ruido en toda su operación en tierra. Además la compañía posee planes de eficiencia energética en los edificios corporativos y en cada una de las bases de mantenimiento que posee. 
  • Medición de la huella de carbono, bajo estándares de Green House Gas Protocol (GHG). Estas han determinado que LAN posee una de las tasas de emisión pasajero-kilómetro más bajas de la industria de la aviación global. Según datos aportados por la propia compañía, LAN es 21% más eficiente que el promedio mundial con 73,3 Kgs de CO2/100RTK, superando a aerolíneas como Air France-KLM (79,5), Lufthansa (94,3), Cathay Pacific (82,1), Finnair (97) y aerolíneas miembros IATA (93,8). En 2012, la compañía consiguió una disminución de 1,8 puntos en comparación con 2011 cuando registró 75,1 Kgs de CO2/100RTK.

Gracias a la inversión realizada y la que se hará en los próximos años, LAN se encuentra en condiciones perfectas para alcanzar la meta de reducción completa de emisiones de CO2 hacia 2020 en todas sus operaciones terrestres, manteniendo además su compromiso en lo referente a operaciones aéreas en sintonía con los objetivos fijados a nivel mundial por el sector. En 2012, la compañía concretó además una nutrida agenda sustentable, con una participación directa en 16 proyectos, encuentros y firma de importantes convenios internacionales en materia de medioambiente, energía y responsabilidad corporativa.

1 comentario:

Luis dijo...

muy bien por LAN!