miércoles, 13 de febrero de 2013

Emirates espera ver la nueva versión del Boeing 777 en seis o nueves meses

Por Ricardo J. Delpiano 

Ante los problemas registrados por el programa Boeing 787 Dreamliner, el presidente de Emirates Tim Clark, indicó que la compañía espera la nueva versión del B777 esté disponible para los clientes entre seis a nueve meses más. Así lo indicó el ejecutivo a los medios de prensa el pasado domingo en Dubái.

Emirates es el mayor operador de B777 en el mundo, utilizando las seis versiones del mayor avión bimotor construido (B777-200, -200ER, -200LR, -300, -300ER y B777F). A partir de 2017, la aerolínea necesitará reemplazar sus modelos más antiguos, lo cual impulsa al desarrollo de la nueva versión del “triple siete”.
 Emirates espera que en un plazo no mayor a nueve meses Boeing pueda ofrecer una nueva versión del B777. Foto: Emirates

Boeing ha denominado a esta variante B777-X, la cual estará basada en el B777-300ER pero con nuevos motores y un nuevo diseño de ala con mayor envergadura de hasta 71 metros, mayor a la utilizada por el B747-8. Esto permitirá una mejor aerodinámica, con mayor autonomía y eficiencia operacional, lo que sumado a la nueva planta motriz, se espera que pueda volar más, con más pasajeros y menos combustible.

Según el fabricante estadounidense, este programa se ha visto retrasado para privilegiar el desarrollo del B787-1000, aunque los últimos problemas registrados con el Dreamliner están obligando al constructor concentrar sus prioridades en demostrar la seguridad del B787 antes de embarcarse en nuevos proyectos. Se ha indicado que el B777-X sólo podría ver la luz hacia 2020.

Emirates ha estado presionando continuamente a Boeing para apurar la construcción del nuevo B777. Para la compañía este avión tendrá un rol importantísimo en las operaciones que realiza, ya que además de reemplazar los equipos más antiguos, debiera permitir realizar rutas de ultra larga distancia. Entre los planes de Emirates para este avión está poder volar rutas sin escalas desde Dubái hasta la costa pacífica de América, permitiendo la operación en varias capitales de Latinoamérica por ejemplo.

De acuerdo a lo señalado por Clark a Reuters, el problema del B787 Dreamliner es extremadamente difícil para el fabricante, precisando que la situación empeorará antes de mejorar, considerando que hasta el momento no se vislumbra solución. Sin embargo mantiene la confianza en que Boeing superará el problema.

Emirates espera para el año fiscal 2012-2013 superar en un 18% a 20% los beneficios registrados en el periodo anterior por lo que no ve mayores dificultades en el corto y mediano plazo.

No hay comentarios.: