jueves, 22 de agosto de 2013

CEO de Aerolíneas Argentinas: “Se estableció un sistema más justo”

Por Ricardo J. Delpiano

Mariano Recalde, CEO de Aerolíneas Argentinas, se refirió ayer ante Radio Nacional (Argentina) por la situación que enfrenta su principal competidora LAN Argentina y su conflicto con el Estado argentino. 

Según el máximo ejecutivo de la línea aérea estatal, lo que se sucede actualmente en la aviación argentina es que "el Estado, los aeropuertos y la Administración de Aviación Civil están empezando a tener un trato más justo con las aerolíneas en general en relación a su tamaño, a su aporte, a la conectividad".
 Para Mariano Recalde, CEO de Aerolíneas Argentinas, las acciones emprendidas contra LAN contribuyen a crear un sistema más justo y proporcional en la aviación argentina. Foto: Gastón Doval.

Recalde enfatizó que se estableció “un sistema más justo de distribución proporcional y de prioridad para Aerolíneas Argentinas por ser la línea aérea de Argentina”. En sus declaraciones, sostuvo además que “LAN contaba con una posición de privilegio que no correspondía y que está empezando a perder” y relativizó que su principal competidora se retire del mercado argentino. Señaló como ejemplo de privilegios el caso de contrato entre Intercargo y LAN. "Había una sola empresa que tenía un descuento del 40 % en esa tarifa que era LAN. En un momento el Estado dijo que todas pagan lo mismo y eso se tradujo en los medios de comunicación como un ataque o un boicot contra LAN”

Sin embargo, el ejecutivo y miembro de “La Cámpora” no hace referencia a los contratos vigentes y al desconocimiento de las medidas cautelares, que el propio Estado a través de las empresas e instituciones que controla desconoce en el caso Intercargo.

Si bien durante los últimos cinco años, la administración de Cristina Fernández ha endurecido su acción contra LAN –impulsado principalmente por el movimiento político “La Cámpora”- para favorecer a Aerolíneas Argentinas, es la primera vez que el CEO de la compañía estatal realiza una defensa pública a las acciones emprendidas contra la firma chilena. 

Para ORSNA, LAN Argentina no es una línea aérea

Según consta en el documento de notificación que ORSNA hizo llegar a LAN, para el organismo regulador de los aeropuertos "LAN Argentina Sociedad Anónima, no pertenece al Estado Nacional, ni es una línea aérea que opera vuelos regulares internos e internacionales en dicho aeropuerto, ni es una empresa que ofrece servicios de rampa".

En consecuencia y conforme a lo estipulado en la resolución 123/2012, ORSNA establece que la empresa debió haber desocupado las instalaciones ubicadas en la plataforma sur del Aeroparque Jorge Newbery el pasado 01 de agosto.

El argumento expuesto –inserto en el considerando número 1 de la notificación- contrasta a simple vista con la realidad actual de la compañía establecida legalmente y que opera una red de vuelos regulares a 14 destinos en Argentina con una flota conformada por 12 aeronaves basada exclusivamente en el país, conforme a la legislación vigente.

Insertando una concepción anticuada

Desde la perspectiva de los miembros camporistas, ubicados estratégicamente en las distintas empresas públicas y otras instituciones, LAN es vista como una amenaza para el cumplimiento del programa político del movimiento y del propio kirchnerismo, más allá de complicar o no el crecimiento de Aerolíneas Argentinas.

Cabe recordar que la compañía estatal desempeña un rol instrumental a través del cual se gestiona los planes políticos. El Gobierno de Cristina Fernández y sus partidarios han visto en Aerolíneas Argentinas una oportunidad para utilizarla como recurso político aprovechando el sentimiento popular que existe desde la población hacia la empresa por considerarla parte de un emblema nacional.

En ese contexto, la recuperación de la compañía y renovación de aspectos visuales (rutas, flota, pintura, servicios, etc.), son claves a través de los cuales el Gobierno puede mostrarse hacia la gente como un “hacedor de cosas”, además de incentivar su propio discurso. Para alcanzar tal efecto, no importa el mecanismo que se utilice, sea este de fuerza (como obligar a funcionarios públicos a volar por la empresa), político, comercial o incluso financiero con millonarias pérdidas diarias que registra la aerolínea.
 Publicidad de Aerolíneas Argentinas en 2005 en la que daba la bienvenida a LAN al mercado doméstico argentino. Hoy con otra administración, esta imagen pareciera reflejar la realidad actual de la aviación en ese país. Contribución: Martín González

Aerolíneas Argentinas y Austral operan hoy una red doméstica conformada por 32 destinos domésticos, 18 destinos internacionales, un centro de formación de pilotos, 11.060 empleados (todos sindicalizados), un sistema de gestión y una flota de 57 aviones (cuatro Airbus A340-200, siete A340-300, 22 Boeing 737-700, cuatro B737-800, y 20 Embraer ERJ190).

Luego de su estatización en 2008, el Gobierno de Cristina Fernández orienta sus esfuerzos en gestionar una Aerolíneas Argentinas bajo un concepto de “aerolínea de bandera”, que en sus aspectos teóricos constituye establecer una línea aérea monopólica y con férreo control estatal, que en el caso argentino responde a la visión de Juan Domingo Perón.

Sin lugar a dudas, una concepción anticuada del transporte aéreo comercial –utilizado por los países en los inicios de la aviación y hasta la década de 1970, principalmente-, totalmente  ajena a la realidad actual de la aviación mundial. Manteniendo siempre su alineación con sus objetivos políticos, el Gobierno y sus partidarios no han escatimado esfuerzos financieros y mediáticos para concientizar a la ciudadanía de una visión inexistente.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Sistema más justo? Enserio? Lo que se estableció es un sistema totalmente nacionalista y hecho para favorecer a un intento de empresa que no quiere aceptar que: " Tienen más deudas que Mauricio Israel, su flota la conforman aviones que la mayor parte de las aerolineas dan de baja, sus rutas larga distancia tienen perdidas millonarias y que se ve una enpresa extranera le quita un porcenaje de mercado de 30%!. Esto se suma a que no le importa que pueden dejar sin trabajo a 3000 personas, mientras superen sus problemas. Una verguenza.

Joaquin Sierpe

Anónimo dijo...

57 aviones y 11 mil empleados tiene AR.
Otro ejemplo: AirBerlin tiene 140 aviones y solo 9 mil empleados.

Anónimo dijo...

Todo lo que empieza mal termina mal, LAN ingresó a la Argentina a punta de sobornos, cosa que nunca pondran en este blog,son las consecuencias de pactar con el diablo que en este caso es el estado argentino.

Anónimo dijo...

Se nescesita mucha gente para arruinar una empresa..

Anónimo dijo...

Todo esto revienta justo después de las denuncias de Lanata en Periodismo para Todos el día domingo. Con ello, el gobierno K lanza una nueva cortina de humo para desviar la atención de la ciudadanía respecto a los verdaderos temas (corrupción) que aquejan a esa nación. Necesitamos un Lanata en Chile también.
SL2

Anónimo dijo...

los beneficios se le terminan a lan ahora todos pagan lo mismo . ahora hay que mandar a aerolíneas argentina a viña del mar Torquemada para que invierta en ese aeropuerto y operen desde allí......

A320-200 dijo...

Que lástima realmente, Argentina es un país con potencial enorme, para ser en forma facil la tercera o cuarta economia mundial y con un nuvel de desarrollo mejor que la media de los países de la región, pero las politicas nacionalistas que historicamente han adpostado sus gobernantes como forma de conservar el orgullo -que cada vez tiene menos sustento real- los han determinado a ser considerado cada día más como una nacion menos creible. Lo de Lan en Aeroparque es sólo una arista de lo que es destuir un país como se hizo con Venezuela. No estoy en contra de los los gobiernos de orden social pero estos deben estar acompañados de un buen manejo como ocurre en los países nordicos, donde existen reglas claras, y no el circo que hoy hay en el país trasandino.

Saludos.