miércoles, 21 de agosto de 2013

Gobierno argentino da ultimátum a LAN para desalojar el hangar en Aeroparque

Por Ricardo J. Delpiano

Confirmando las amenazas y especulaciones a principios de mes, en la noche del martes 20 de agosto, el Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos (ORSNA) notificó a LAN que tiene un plazo de 10 días para desalojar las instalaciones que ocupa en el Aeroparque Jorge Newbery en Buenos Aires.

La intimidación por parte del Gobierno de Cristina Fernández representa un nuevo revés para la filial argentina de LATAM Airlines Group, que en el último tiempo ha sufrido en reiteradas ocasiones distintas amenazas, incumplimiento de servicios contratados y acciones en contra, gestionada por funcionarios de la agrupación “La Cámpora” a través de las distintas instituciones del Estado que controlan.
 El Gobierno argentino podría desalojar a LAN de su hangar en Aeroparque en un plazo de 10 días. Foto: Ricardo J. Delpiano

La situación obligó a los máximos ejecutivos de LAN a trasladarse de Colombia –donde hoy se realiza el segundo vuelo con biocombustible de la compañía- a Argentina para negociar una salida a este conflicto. El plazo otorgado pone a la compañía en una encrucijada, con una negociación en contra bajo un Estado de Derecho en el vecino país cada vez más inexistente.

De concretarse la medida, LAN deberá entregar el hangar por el cual ha invertido un total de alrededor US$ 5 millones y dentro de un acuerdo de concesión con Aeropuertos Argentina 2000 (AA2000) por 15 años. Esta situación obligará a LAN a buscar nuevas instalaciones en otros aeropuertos o aeródromos en lugares donde no existe la infraestructura necesaria, incurriendo en una nueva negociación con el organismo (ORSNA) y concesionario (AA2200), además de la construcción de la infraestructura.

En ese escenario, Ezeiza emerge como principal alternativa considerando que es el aeropuerto donde operan el resto de los vuelos comerciales que arriban desde/hacia Argentina. Versiones de prensa argentina han señalado que otra opción puede ser el aeródromo de San Fernando (al norte de Buenos Aires), pero su pequeña infraestructura dificultaría la operación de aeronaves del tipo Airbus A320 que utiliza LAN Argentina en sus vuelos domésticos y algunos internacionales.

De materializarse el desalojo, en el corto plazo pondría en peligro los trabajos de mantenimiento menor y hangaraje de los aviones de LAN Argentina, los que tendrían que realizarse en Santiago u otras ciudades, tal como se operaba antes de la construcción del hangar. Esto obligaría a la empresa a incurrir en costos adicionales por concepto de vuelos de traslado. Por lo anterior, la acción del Gobierno argentino pone peligro las fuentes laborales de más de 3.000 argentinos.

Ante la embestida gubernamental, los empleados de la filial argentina y los gremios de aviación se declararon en estado de alerta y en una conferencia de prensa mostraron su preocupación por las consecuencias que el desalojo puede traer para el personal. En esa oportunidad, el Gobierno salió  tranquilizar al sector, señalando que “no va a permitir que un privado que no justifique con sus balances que tiene pérdidas, realice despidos”, actitud que busca por un lado apaciguar cualquier acción de fuerza que complique sus intereses ante la proximidad de las elecciones, mientras que por otro genere un conflicto al interior de la empresa, afectando de igual forma a LAN Argentina, objetivo final de los integrantes “La Cámpora”.

Si bien versiones de prensa en Chile han indicado que la medida implica un desalojo de Aeroparque, hasta el momento esta sólo afecta al tema del hangar, ya que las operaciones pueden continuar con normalidad desde/hacia ese aeropuerto. 

Sin embargo, el rumbo fijado por las autoridades argentinas en contra de LAN, hacen sospechar que una salida total del Aeroparque podría ser el siguiente objetivo de “La Cámpora” y del propio Gobierno. De esa forma, el movimiento político podría concretar su objetivo de dejar Aeroparque sólo para Aerolíneas Argentinas, tal como se sugirió en el “Plan Aeroparque”, presentado en octubre de 2012 supuestamente por Mariano Recalde, CEO de la aerolínea estatal y miembro activo de “La Cámpora”. 
 De concretarse la medida del hangar las operaciones de LAN que salen o llegan al Aeroparque no se verían afectadas. Foto: Ricardo J. Delpiano

Marco jurídico en el que se inserta la acción

La acción del Gobierno argentino en el tema del hangar de Aeroparque se sustenta en la resolución 123/2012 del 20 de noviembre de 2012. El documento establece que por resolución de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) N° 810/2012 “se dispuso que a partir de las 00.00 horas del 1° de diciembre de 2012 y hasta las 00.00 horas del día 1° de agosto de 2013, el Aeroparque “Jorge Newbery” emplazado en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, queda exclusivamente habilitado para la operación en cualquier modalidad comercial u operativa, de: (i) aeronaves afectadas a empresas de transporte aéreo regular, cuya capacidad de transporte sea de por lo menos treinta (30) pasajeros o (ii) aeronaves cuya capacidad de transporte sea inferior a treinta (30) pasajeros que hayan obtenido la autorización correspondiente para establecer su base de operaciones en el mismo entre el 15 de abril de 2011 y la fecha de publicación de la citada Resolución, y que estas últimas autorizaciones, quedarán sin efecto a partir del 1° de agosto de 2013, exceptuando las aeronaves que integran la flota Presidencial, transporte sanitario o humanitario, se encuentren en emergencia, se encuentren llevando a cabo actividades de búsqueda, asistencia y salvamento, se encuentren al servicio del Poder Público o transporte a la/el Presidenta/e, Vicepresidenta/e, Gobernadoras/es, o Jefa/e del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”.

Esta resolución se sustenta “en virtud del aumento sostenido de la oferta de conectividad aérea y de la demanda de movilidad aérea en servicios aéreos públicos y masivos, se hace indudablemente necesario contar con una mayor disponibilidad de facilidades de infraestructura en la mencionada estación aérea para atender adecuadamente a dichos servicios”.

Mediante el documento, el ORSNA instruye al concesionario Aeropuertos Argentina 2000 Sociedad Anónima para que proceda a efectuar la modificación del Plan Maestro del Aeroparque “Jorge Newbery” de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, el cual deberá contemplar las readecuaciones necesarias producto de la nueva configuración de las Posiciones de Estacionamiento en la Plataforma Industrial, con destino a las aeronaves autorizadas para la operación en el citado Aeropuerto.

En su artículo n°2, se instruye a AA2000 para que “desarrolle un nuevo proyecto de señalamiento diurno correspondiente a dicha plataforma acorde a las diversas aeronaves que operan en la misma. Dicho proyecto deberá ser sometido a la evaluación y aprobación de este Organismo Regulador con la intervención de la Autoridad Aeronáutica, previo a su ejecución, en un todo de acuerdo a lo establecido en la reglamentación vigente aprobada por Resolución 36 de fecha 14 de mayo de 2008”.

Si bien en ninguna parte del documento se señala explícitamente la acción contra las instalaciones de LAN, el actuar contra la firma chilena encaja en el vacío que muestra el artículo n°3 que señala “que a partir de las 00.00 horas del día 1° de agosto de 2013 las instalaciones edilicias anexas a la Plataforma Sur (Industrial) del Aeroparque “Jorge Newbery” de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires que en la actualidad sirven de guarda y mantenimiento de aeronaves de menor porte y otras, podrán ser entregadas para su uso exclusivo al Estado Nacional, a las líneas aéreas que operen vuelos regulares internos e internacionales en dicho aeropuerto con el fin de llevar a cabo tareas de guarda, mantenimiento y taller de reparación de aeronaves propias o de terceros, y a las empresas que ofrecen servicios de rampa en el aeropuerto”.

El término “otras” y el “uso exclusivo al Estado Nacional”, permiten otorgar un marco jurídico que complementa cualquier otro tipo de acción paralela que se haya realizado entre el Gobierno y la empresa, tal como señalan algunas versiones de trabajadores de LAN Argentina.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Que vergüenza es Argentina hoy!!! Pensar que fue casi una potencial mundial, hoy es un país bananero de tomo y lomo. Mal mal. LAN debe irse dejar su orgullo y buscar un país seguro donde invertir. ¿El problema dónde?

Saludos,

martin machin dijo...

hasta cuando vamos a seguir con esta impunidad con la ke se maneja este gobierno

Anónimo dijo...

hasta cuando vamos a seguir con este ke gobierno ke se maneja con tanta impunidad