jueves, 5 de septiembre de 2013

Delta Air Lines ordena 40 aviones Airbus para optimizar sus operaciones hacia el futuro

Por Ricardo J. Delpiano

La estadounidense Delta Air Lines ha realizado un pedido firme a Airbus por 30 A321ceo y 10 A330-300, con lo cual la compañía con sede en Atlanta concreta sus compras directas al fabricante europeo después de dos décadas.

Para equipar estos nuevos aviones, la aerolínea ha seleccionado los motores CFM56-5B para los A321 y GE CF6-80E1 para los A330-300. El pedido es considerado como un paso importante en el proceso de renovación de la flota de la compañía en función de incrementar la rentabilidad y sustentabilidad de las operaciones.
 10 A330-300 se unirán a los 32 A330 que actualmente Delta opera para reforzar y optimizar las operaciones de largo alcance. Foto: Airbus SAS

“Este acuerdo con Airbus representa una oportunidad para la transición de la flota para Delta, con la adquisición de aviones económicamente eficientes y con tecnología probada”, declaró Richard Anderson, CEO de Delta Air Lines. Por su parte, Paul Jacobson, CFO de Delta, precisó que estos aviones “van a mejorar el retorno de capital invertido cuando entren en servicio”.

Los 10 A330-300 comenzarán a ser incorporados en la primavera de 2015 con cuatro unidades a entregar. En 2016 se agregarán otros cuatro y en 2017 los restantes dos. Su función estará destinada a reforzar las operaciones y aumentar la capacidad en rutas trasatlánticas y hacia el Pacífico. Actualmente, la aerolínea opera otros 32 A330 heredados de su fusión con Northwest.

Delta será la primera compañía aérea norteamericana en operar la versión de mayor peso del A330-300, la cual permite incrementar la carga de pago y un mayor alcance. Este modelo estará configurado para 293 pasajeros distribuidos en tres clases (34 en Business Elite, 32 en Economy Comfort, 227 en Economy). Su equipamiento de cabina dispondrá de sistema mood lighting, mayor capacidad en los compartimientos superiores de equipaje, Wi Fi y sistema de entretenimiento personal a demanda.

Por su parte, los 30 A321 complementarán las operaciones de los 126 aviones de la familia A320 actualmente en servicio, heredados también de la antigua Northwest. Sus entregas comenzarán en 2016 año en el que recibirá 15 aviones, mientras los restantes lo harán en el transcurso de 2017. Estarán configurados para 190 pasajeros en tres clases (20 First Class, 22 en Economy Comfort y 148 en Economy) y en su equipamiento, dispondrá de Wi Fi y sistema de entretenimiento personal en a demanda. Todos los A321 de Delta contarán con Sharklets y serán construidos en la nueva fábrica de ensamblaje de Airbus en Alabama, actualmente en construcción.

"Tenemos una duradera colaboración con Delta. No obstante, esta es la primera orden de Delta para nuestra moderna gama de cómodos y eficientes aviones A320 y A330. Esperamos ver como el crecimiento de la flota Airbus de Delta cumple y supera las expectativas de los clientes y empleados de la aerolínea durante mucho tiempo”, señaló John Leahy, director del Área de Clientes de Airbus.

“En Delta estamos encantados de seleccionar a Airbus como socio en la renovación de nuestra flota” dijo Ed Bastian, presidente de Delta. “Estos aviones A330 y A321 ofrecen una combinación de eficiencia económica y excelente satisfacción del cliente que ya experimentamos con los 158 aviones Airbus actualmente en nuestra flota”.

Delta ha sido históricamente un fiel cliente de Boeing –incluida McDonnell Douglas- para equipar su flota principal. Salvo un pedido por A310-300 en la década de 1990 representó la única aventura con Airbus. Con este pedido, la aerolínea retoma una relación con el fabricante europeo en momentos en que enfrenta la necesidad de incrementar la eficiencia de sus operaciones hacia el futuro con nueva generación de aviones y motores.

Ante el incremento del precio del petróleo y de los costos del transporte, Delta ha preferido
Uno de los MD 90 de Delta. Foto: Delta Air Lines
controlar el gasto asociado a estos ítems maximizando el uso de sus aviones propios pese su antigüedad, como es el caso de los McDonnell Douglas DC-9 o MD-80/90, aprovechando las ventajas de la adquisición de una refinería de petróleo. Sin embargo, considerando la antigüedad en años y de los ciclos de esta flota, la renovación es algo inminente. Mientras tanto, Delta ha adquirido los B717 de Air Tran para avanzar con el plan de renovación de flota de corto alcance.

Previamente en 2011, Delta había realizado un pedido por 100 B737-900ER, cuyo primer ejemplar ya está en fabricación y que será entregado a fines de año. Estos aviones ayudarán a aumentar la eficiencia de las operaciones de corto/medio alcance en rutas de alta densidad de pasaje, además de disminuir el costo por asiento.

En vuelos de larga distancia, la elección de los A330-300 se enmarca como un complemento y reforzamiento de las operaciones ante el retraso hasta 2020 de los 18 B787 encargados previamente por Northwest en 2005. Si bien, Delta mantiene el pedido en firme ha preferido optar por una tecnología probada antes de incrementar la orden y disminuir los costos de su actual flota A330.

Actualmente, la flota principal de Delta está conformada por más de 700 aviones, con la que atiende a 317 destinos en 57 países en los seis continentes. Diariamente realiza 15.000 vuelos y al año transporta aproximadamente a 160 millones de pasajeros. Delta es la aerolínea más admirada a nivel mundial para 2013, según la revista Fortune.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Ojala uno de estos a 330 se puedan usar a SCL en el aumento de capacidad que se anuncio hace un tiempo.
Joaquin Sierpe