martes, 11 de marzo de 2014

JAL y su pedido por A350XWB: “Fue la mejor opción”

Por Ricardo J. Delpiano

Foto: Airbus SAS
A pesar de que todavía no es entregado ni comienza su vida comercial, JAL hace un positivo balance de su decisión de comprar el nuevo Airbus A350XWB (18 A350-900 y 13 A350-1000 más 25 opciones). Un pedido histórico que si bien no es el primero que el fabricante europeo recibe de parte de una aerolínea japonesa, representa un rompimiento a la hegemonía que ostentaba Boeing en ese mercado.

“Necesitábamos un sucesor para nuestra gran flota de Boeing 777. Cuando comparamos las ofertas de Airbus y Boeing, Airbus fue mejor”, dijo Norikazu Saito, CFO de JAL Japan Airlines a la cadena de televisión CNBC.  El ejecutivo lamentó que la decisión pueda constituir una decepción para Boeing, pero “negocios son negocios”.

Saito destaca que en esta nueva etapa, la relación con Airbus aumentará la eficiencia económica a pesar de que la aerolínea deberá incurrir en mayores costos respecto a la licencia de pilotos, certificaciones y componentes. Pese a esto, “Airbus fue la mejor opción”, indica francamente el ejecutivo japonés.

JAL será una de las tantas aerolíneas mundiales que tendrá una flota de largo alcance mixta compuesta por A350 y B787, siguiendo en parte estrategias de otras compañías que utilizan fórmulas similares para mantener opciones abiertas con los distintos fabricantes y no ceñirse con un sólo proveedor cuando existen una cantidad importante de equipos en servicio. 

Los problemas derivados del B787 Dreamliner, especialmente con el incendio de uno de sus equipos en Boston hace un año atrás que derivaron en la paralización de tres meses, afectaron negativamente la imagen de JAL en términos de publicidad. Inconvenientes que se constituyeron como el factor decisivo al momento de inclinar la balanza hacia Airbus y que para el fabricante representa un verdadero triunfo de sus gestiones.

Durante los meses previos a octubre de 2013 –cuando se anuncia el pedido de JAL-, Airbus sostuvo una serie de rondas bilaterales de alto nivel con ejecutivos de JAL con el fin de retomar la confianza de la aerolínea en los productos que ofrece. Con este propósito, Airbus trabajó no sólo gente ligada a la parte comercial, sino con técnicos, ingenieros, personal técnico, personal de vuelo, etc., de manera tal, de abarcar todos los servicios de postventa y entregar un soporte integral acorde a las necesidades tienen los operadores. Una estrategia que Airbus replica en cada región y que explica el gran éxito en ventas que ostenta hoy el fabricante.

JAL recibirá sus primeros A350-900 a partir de 2019, año en el que pretende iniciar el plan de renovación de la flota doméstica y regional asiática. En ese contexto, el A350-900 está destinado a reemplazar a los actuales B777-200/-200ER mientras que el A350-1000 será para renovar a los B777-300/-300ER.

“Utilizaremos el A350 al máximo, dado que ofrece un alto nivel de eficiencia operacional y un producto competitivo, además de poder atender nuevas oportunidades de negocio después que se incrementaron los slots en los aeropuertos de Tokio”, señaló en octubre Yoshiharu Ueki, presidente de JAL.

JAL prevé un 2014 más optimista gracias a las perspectivas más favorables para la economía japonesa. Sin embargo, las finanzas de la compañía continúan débiles tras la quiebra en 2010, aunque están en proceso de recuperación.

Los principales riegos que enfrenta actualmente la aerolínea son una activa competencia por parte de ANA en los aeropuertos de Haneda y Narita (Tokio), una debilidad del yen y el incremento del precio de combustible, aspectos que obligan a mantener controlada la estructura de costos.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Al parecer Airbus "le achuntó" con el A350, y va a tener mucho éxito comercial y técnico, no como el A380, que si bien es un triunfo tecnológico es un elefante blanco que dudo le rinda utilidades. El A340 es un avión fantástico pero para otra época (pre-etops) y ahora el costo del combustible le está pasando la cuenta.

Airbus ha tenido un "approach" mucho más cauto en el diseño del A350 y su progresión de vuelos de prueba ha avanzado a un paso realmente acelerado, y no se han detectado grandes problemas en los prototipos. Descartaron de plano el uso de las baterías de litio y otros avances muy revolucionsrios del 787, pero que no son tecnologías maduras, y que han sido causa de no pocos dolores de cabeza para Boeing.