lunes, 2 de junio de 2014

Líneas aéreas prevén ingresos por US$ 746.000 millones en 2014 a pesar de una débil rentabilidad económica y carga fiscal

Por Ricardo J. Delpiano

Foto: Simón Blaise
Para 2014 las líneas aéreas agrupadas en la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA), prevén ingresos por US$ 746.000 millones, según la última estimación realizada por la entidad y que fue presentada en su Asamblea General que se celebra en Doha, Qatar.

La proyección es equivalente al 1% de Producto Interno Bruto (PIB) mundial y refleja como las aerolíneas están consiguiendo mejoras en su rentabilidad producto de una mayor eficiencia operacional y mejor manejo de su gestión, al mismo tiempo que amplían la conectividad global, aportando beneficios a la comunidad mediante la generación de empleo, turismo e inversiones.

Como consecuencia de una creciente de destinos y de políticas que permiten incentivar la demanda, las compañías aéreas esperan que el número de pasajeros para este año sea de 3.300 millones. Los viajeros disfrutarán en 2014 de una disminución promedio de 3,5% en la tarifas, una vez descontada la inflación, mientras que en el sector de carga éstas caerán un 4,0%.

Se espera que las aerolíneas obtengan en 2014 un beneficio neto de US$ 18.000 millones con un margen del 2,4%, cifra que supera a los US$ 6.100 millones obtenidos en 2012, y de los US$ 10.600 millones en 2013. Estos resultados son a pesar de la débil rentabilidad económica que se arrastra y de la carga fiscal, que este año alcanzará a los US$ 121.000 millones, superior a los US$ 113.000 millones de 2013.

La rentabilidad media de la industria sobre el capital invertido (ROIC) llegará al 5,4% en 2014 frente al 3,7% en 2012, y el 4,4% en 2013. Sin embargo, a pesar de la mejora, todavía falta para que la rentabilidad alcance el costo de de capital que se estima en un rango de entre un 7% y un 8%.

“El empleo y los ingresos por turismo que la aviación genera son los principales contribuyentes a la economía global. Las aerolíneas siguen sufriendo los elevados impuestos y una débil rentabilidad económica. Con un margen de beneficio neto de tan sólo un 2,4%, las aerolíneas conservarán sólo 5,42 dólares por pasajero transportado, que deja en evidencia el desajuste entre el valor económico que genera la industria y los beneficios que reciben aquellos que arriesgan su capital para financiarla", indicó Tony Tyler, director general y CEO de IATA.

En Doha, Tyler instó a los gobiernos a crear un marco regulador que facilite el éxito y una estructura rentable capaz de satisfacer la demanda y a una carga fiscal razonable. "Los gobiernos deben comprender que el valor real de la aviación es la conectividad global que ofrece y el crecimiento y el desarrollo que estimula, y no los ingresos fiscales que se pueden obtener de ella", dijo.
Proyección económica para 2014. Fuente: IATA
Los beneficios esperados siguen una tendencia positiva, aunque representan un baja de los US$ 18.700 estimados en la proyección de IATA de marzo. Entre los factores que afectan a la industria están:
  • Deterioro del panorama económico: Conflictos geopolíticos y preocupación sobre la economía china están provocando una desaceleración del comercio mundial y una caída en la confianza empresarial. El actual pronóstico se basa en un crecimiento del 2,8% del PIB mundial y en un aumento del comercio mundial de 3,6%. Sin embargo, se espera una mejora en el transcurso del año. 
  • Mejor desempeño de las aerolíneas: La consolidación en la industria y joint ventures en vuelos de larga distancia están generando mayores eficiencias que se reflejan en mejores factores de ocupación. IATA estima que el factor de ocupación promedio se sitúe en 80,4% mientras que el número de pares de ciudades conectadas ascienda a 16.161 en 2014, un 2,4% más que 2013. 
  • Sólido crecimiento en vuelos de pasajeros: Se espera un crecimiento sólido para 2014 con un 5,9% en comparación al 2013, aunque hay una caída en los segmentos Premium en sintonía con el deterioro de la confianza empresarial. 
  • Recuperación más débil en el negocio de carga: A diferencia del segmento de pasajeros, el negocio de carga aérea está en una situación poco favorable desde 2010 como consecuencia de la debilidad del comercio mundial y el relanzamiento de la producción nacional. Además, un rápido y significativo aumento en la capacidad de los aviones de pasajeros trajo consigo un aumento de la capacidad de carga en bodegas (bellies) que antes no estaba presente y dificulta el ajuste de la oferta respecto a la demanda.  IATA espera un crecimiento de 3,1% el más alto desde 2010 pero con un ciclo de recuperación más débil de lo normal. Los rendimientos del sector de carga caerán 1,5% durante este año. 
  • Alto costo del combustible: A pesar de una tendencia a la estabilización, los valores siguen altos desde 2011 con costo de US$ 120 por barril y que aumentará a US$ 124,2 por barril durante este año. Se pronostica que el gasto en combustible será de US$ 212.000 a nivel global.
Las aerolíneas están comenzando a ver un escenario favorable gracias a los dividendos generados de la reestructuración y la consolidación de la industria, en un escenario de alto precio del petróleo. No obstante, el sector todavía enfrenta altos costos en materia de infraestructura, fuerte carga fiscal, regulaciones onerosas y una ineficiente gestión del tráfico aéreo.

No hay comentarios.: