miércoles, 2 de julio de 2014

Boeing entrega contractualmente a Air New Zealand el primer B787-9 en medio de nuevas actualizaciones del programa

Por Ricardo J. Delpiano

Boeing 787-9 de Air New Zealand. Foto: Boeing
El lunes 30 de junio, Boeing hizo la entrega formal a Air New Zealand del primer B787-9, con lo cual la aerolínea neozelandesa se convierte en el primer cliente de esta variante y en uno nuevo de la familia Dreamliner.

La firma de los documentos ocurre a nueve días de la ceremonia de aceptación, la que tendrá lugar el próximo 9 de julio en las instalaciones de Boeing en Everett.

Registrado como ZK-NZE, el avión corresponde al ZB003 y al LN169 de la línea de montaje del Dreamliner. Equipado con motores Rolls Royce Trent 1000, este el primero de un total de 10 B787-9 encargados por Air New Zealand y también corresponde al primer de los 413 aviones de este modelo que han sido encargados.

Como se trata del primer B787 en la flota de Air New Zealand, tripulaciones y personal técnico de la compañía se encuentran en Everett para efectuar un entrenamiento a bordo del nuevo avión, trabajo que continuará en Auckland, antes de entrar en servicio comercial.

El primer B787-9 debiera ser entregado con la certificación ETOPS 330 minutos, según lo anunciado por Boeing. Esto permitirá que las primeras operaciones comerciales puedan realizarse sin restricciones sobre grandes extensiones de espacio aéreo sin la necesidad de contar con aeropuertos alternos en las cercanías. Sin embargo, las primeras rutas asignadas a esta aeronave no harán uso de esta certificación ya que se mantienen dentro de las operaciones ETOPS inferiores.

Los vuelos comerciales del B787-9 están previstos para el 15 de octubre en la ruta Auckland – Perth. Posteriormente se agregarán los tramos Auckland – Tokio Narita y Auckland – Shanghai Pudong, además de Christchurch – Tokio Narita y otras ciudades de la red actual.

Air New Zealand espera utilizar el B787-9 para atender de manera más eficiente los países de la cuenca del Pacífico, en complemento con su actual flota de B777. En ese sentido, se espera que nuevos destinos sean anunciados en los próximos años a medida que la flota crezca.

Nuevas actualizaciones al programa Dreamliner

En forma paralela a la primera entrega del B787-9, Boeing ha actualizado los pesos y algunas prestaciones para las tres versiones que componen la familia B787 Dreamliner.

Según las nuevas especificaciones, el B787-8 posee un alcance de 7.850 mn (12.633 Km.) en lugar de 7.620 y 8.200 mn. anunciadas antes.

Foto: Ricardo J. Delpiano
El B787-9 tendrá un peso máximo de despegue (MTOW de 253.000 Kg. (550.000 libras), un 1.810 Kg. más que lo anunciado previamente. Esto permitirá al avión volar hasta las 8.300 millas náuticas (15.400 Km.), aunque Boeing ya indicaba que las prestaciones del avión permitirían volar hasta las 8.500 mn. La capacidad estándar de la segunda variante será de 280 en lugar de las 250-290 mencionadas anteriormente, aunque la configuración final estará a cargo del operador.

Finalmente, el B787-10 tendrá un MTOW similar que la versión -9, permitiendo vuelos de hasta 7.020 mn. (11.297 Km). La capacidad estándar estará en el rango de 300 a 330 asientos.

De aquí hasta diciembre, Boeing deberá solucionar los aspectos que quedaron pendientes en la certificación del B787-9, según ha indicado la Administración Federal de Aviación de los Estados Unidos (FAA, por sus siglas en inglés).

Los problemas guardan relación con una falla en la Unidad de Control del Generador (GCU) de la RAT, equipo considerado crítico en caso de emergencia. Boeing ha indicado que una falla de este tipo es “extremadamente improbable”, pero que trabajará en un nuevo GCU para incorporado a la producción de todos los modelos B787. Esto obligará a efectuar cambios en los GCU de los modelos entregados anteriormente.

No hay comentarios.: