sábado, 12 de julio de 2014

Emirates se convierte en el principal sostenedor de los programas A380 y B777X

Por Ricardo J. Delpiano

A380 número 50 para Emirates. Foto: Emirates
Con 140 pedidos para el Airbus A380 y otras 150 unidades para el Boeing 777X, Emirates se ha transformado en el principal sostenedor de los programas de aviones comerciales de mayor capacidad construidos hasta la fecha.

Un modelo de negocios claro, con adecuadas estrategias de mercado y proyecciones, sumado a una capacidad financiera y de gestión eficiente en sintonía con una política país, entregan a la principal compañía del emirato de Dubái, las condiciones necesarias para ocupar este importante rol en la aviación mundial. En términos comparativos es una vuelta al pasado cuando aerolíneas como Pan Am o TWA, impulsaban directamente proyectos aeronáuticos que permitieron desarrollar la industria, abrir los mercados y unir en forma más directa distintas ciudades del planeta.

Esta semana, Emirates concretó dos logros importantes: recibió de parte de Airbus su A380 número 50 y cerró la compra por 150 B777X (35 B777-8X y 115 B777-9X), aviones que conformarán la flota futura de la compañía a partir del 2020.

Pese a los desafíos que representa la operación de aviones de gran capacidad, Emirates es una de las compañías que más ha sabido sacar partido al mayor avión comercial del mundo construido hasta la fecha. En términos generales, desde 2010 en adelante, la aerolínea de Dubái ha experimentado un incremento de capacidad de 71% y pese a esto, mantiene un factor de ocupación cercano al 80% gracias a la diversificación de la red a nivel global.

“El A380 nos ha ayudado a atender la demanda de los pasajeros en rutas troncales, a operar con mayor eficiencia en aeropuertos con un número limitado de slots y, asimismo, a introducir nuevos conceptos de a bordo que han dado una nueva definición a la experiencia de volar”, dice Tim Clark, presidente de Emirates.

Actualmente existen 136 A380 en servicio de los cuales el 37% corresponden a aviones de Emirates. Sin considerar las órdenes de esta compañía, los pedidos para el A380 no han sido muy favorables en los últimos años, con un estancamiento evidente de los encargados debido a que las aerolíneas están prefiriendo crecer con aviones con algo menor de capacidad pero más versátiles como el A350, B787 o B777, situación que impone desafíos al programa de mayor pasajeros del mundo.

En ese contexto, se enmarca la cancelación del pedido por 70 A350 por parte de Emirates. Considerando que se trata de casi el 9% de los pedidos para este avión, muchos consideran la acción de la aerolínea como un riesgo para el programa A350, situación que en la práctica no lo es.

El A380 es un avión que tiene sentido sólo en rutas de alta densidad y compañías con una gran red bien construida. Al mismo tiempo, es un emblema de la industria aeronáutica europea y su fracaso puede generar una imagen negativa para este sector. Airbus y Emirates poseen estrechas relaciones, principalmente las influencias de esta última en la industria. Como mayor operador y cliente del superjumbo europeo, está dispuesta a dar una ayuda al programa sacrificando sus órdenes por A350 -las que Airbus puede recuperar fácilmente con nuevos clientes y pedidos por parte de las compañías de leasing-, y realizando un pedido adicional por 50 A380 (noviembre 2013) más la posibilidad de solicitar una versión A380neo para el futuro, dando sustento al programa. 

Para Boeing la situación es algo similar, aunque su B777X cuenta hasta la fecha con un mayor respaldo de compañías y una alta proyección de ventas para el futuro, que tienen como base el éxito del programa B777, principalmente el modelo -300ER.

En el Salón Aeronáutico de Dubái 2013, Boeing lanzó el B777X con dos modelos: B777-8X y B777-9X, con capacidad para transportar entre 350 y 400 pasajeros en vuelos rutas de hasta  9.300 millas náuticas (17.220 Km). El diseño del B777X ya está en marcha y su producción comenzará en 2017. La primera entrega está prevista para 2020.

Hasta la fecha, el programa tiene una cartera de pedidos y compromisos de 300 aviones por parte de seis clientes de todo el mundo como Etihad, Lufthansa y Qatar Airways, además de Emirates. El pedido de la aerolínea de Dubái fue recibido con alegría entre los ejecutivos del fabricante estadounidense.

"Estamos muy orgullosos de que Emirates, la compañía que más 777 tiene en el mundo, prolongue su ya consolidada alianza con Boeing convirtiéndose en el mayor cliente de lanzamiento del 777X", declara Ray Conner, presidente y consejero delegado de Boeing Commercial Airplanes.

Tim Clark por su parte, expresa: “Con este pedido de 150 unidades del 777X, Emirates tiene actualmente 208 Boeing 777 pendientes de entrega, lo que crea y garantiza puestos de trabajo en toda la cadena de suministro”.

B777-9X. Foto: Boeing
Boeing asegura que ambos aviones están diseñados para responder a las necesidades del mercado y a las preferencias de los clientes. El B777-8X será el competidor directo del Airbus A350-1000, mientras que el B777-9X constituye una clase por sí mismo, aunque en el futuro será el avión encargado de relevar del mercado al B747. Según el fabricante estadounidense, este modelo tendrá el menor costo operacional por asiento de un avión comercial.

En los próximos años, Emirates reducirá los modelos de aviones en su flota. Pasará de estar compuesta por tres familias de aeronaves (A330/A340, A380 y B777) a sólo dos (A380 y B777). Los B777-300ER y parte los B777X asumirán el rol que hoy desempeñan los A330 y A350. La necesidad de disminuir los costos por asiento y una creciente red a nivel global, gestionada a través de un modelo hub que alimenta constantemente todas las rutas, son algunas razones que explican la composición de la flota futura de la compañía.

Para Emirates, el B777X dará flexibilidad operativa desde el punto de vista de autonomía permitiendo volar a nuevos destinos sin escalas, más capacidad de transporte de pasajeros y mayor eficiencia en el consumo de combustible. Uno de cada diez aviones B777 construidos hasta el día de hoy corresponde a un avión de Emirates. La aerolínea lo utiliza en casi todos sus destinos, desde EE.UU. y Latinoamérica en Occidente hasta Nueva Zelanda y Japón en Oriente.

No hay comentarios.: