viernes, 1 de agosto de 2014

Iberia reemplazará todos sus A340 con nuevos A330 y A350 a partir de 2015

Por Ricardo J. Delpiano

A350-900 de Iberia. Foto: Airbus
Tras registrar mejoras significativas en la operación, IAG Group – matriz de British Airways e Iberia- confirmó hoy sus opciones con Airbus correspondientes a ocho A330-200 y otros ocho A350-900. Todos estos nuevos aviones estarán destinados a reemplazar a la flota completa de A340 que la española mantiene en servicio.

Según los trascendidos, el pedido está valorado en US$ 4 mil millones a precio de lista. IAG consiguió descuentos importantes por este pedido, considerando que sólo el precio de lista del A350-900 es de US$ 285 millones, incluyendo fuselaje, motores y especificaciones especiales. Las entregas comenzarán en 2015 para terminar en 2020, fecha en la que la española debiera contar con una operación de largo alcance exclusivamente bimotor.

Según la compañía española, los ocho A330-200 adicionales son parte del pedido inicial de IAG de 2011 o a través de leasing operativo. Estos equipos corresponden a la versión actualmente en producción, ya que los nuevos A330neo no estarán disponibles en el mercado hasta no antes de 2017. Actualmente, Iberia opera ocho A330-300.

“Iberia ha realizado avances significativos en su reestructuración y sobre la base del progreso logrado hasta ahora, estamos en condiciones de incorporar nuevos aviones de largo radio a la flota de la aerolínea. Esta orden demuestra nuestro firme compromiso para hacer que Iberia sea competitiva”, señala Willie Wash, consejero delegado de IAG y CEO de British Airways.

Iberia mantendrá la homogeneidad de su flota con sólo aviones Airbus y una operación exclusivamente bimotor, permitiéndole mayores eficiencias operacionales y una reducción significativa en el consumo de combustible. "La nueva tecnología y la mejora aerodinámica reducirán el consumo de combustible y las emisiones de CO2 por asiento en un 18%, así como también disminuirán el ruido y las emisiones de NOx”, agrega Walsh.

La compañía española no ha especificado cuales serán las rutas asignadas a las respectivas flotas, sin embargo es posible que mantenga la estructura actual. Los A330-300 estarán dedicados a vuelos de medio y largo alcance en un rango de 8 a 9 horas, mientras que los A350-900 en operaciones de más larga distancia.

Por consiguiente, es altamente probable que los A330-200 operen en destinos como Miami, Nueva York, Caracas, Panamá, San José de Costa Rica o Río de Janeiro, entre otros. Los A350-900 debieran ser utilizados en las rutas de más alta densidad o que requieren mayores prestaciones como es el caso de Buenos Aires, Santiago de Chile, Bogotá, Lima o Ciudad de México. No obstante, la definición final dependerá de la compañía según las condiciones para cada mercado, pudiendo en algunos casos –principalmente en los países de más al norte- utilizar una operación mixta entre los A330 y A350.

Con este nuevo pedido, IAG busca para Iberia una mayor eficiencia operacional con una nueva flota de última generación, más que crecer en capacidad. El plan guarda sintonía con el proyectado por el grupo a nivel general para todas las aerolíneas que administra. “IAG reducirá la capacidad en toda la red en lugar de mercados específicos. Principalmente se trata de sacar frecuencias donde hoy tenemos múltiples vuelos”, señaló Walsh.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Deberian reemplazar las tripulaciones...