domingo, 31 de agosto de 2014

Malaysia Airlines enfrenta una compleja reestructuración con una presión de tres frentes

Por Ricardo J. Delpiano

Foto: Oneworld
Luego de dos accidentes complejos y una imagen debilitada, Malaysia Airlines, una de las aerolíneas más emblemáticas de Asia, se prepara para una cirugía mayor que le permita continuar su existencia.

Entre las medidas dadas a conocer, están el recorte del 30% de su fuerza laboral equivalente a más de 6.000 trabajadores, una inyección de capital de US$ 1,9 mil millones, la salida de la bolsa malaya para fines de este año y un recorte importante de las rutas, principalmente en hacia Europa y China.

Para complementar las medidas y asegurar una reorganización rápida, el fondo de inversión estatal de Malasia (Khazanah Nasional Berhad) -que posee el 69% de la aerolínea- se hará cargo de la totalidad de la empresa. El actual CEO de Malaysia Ahmad Jauhari Yahya continuará al mando de la compañía hasta fines de 2015 con el fin de dar una señal de estabilidad y conducir la transformación. Sin embargo, advirtieron que las acciones no son garantías de éxito a futuro.

Paralelamente, se desistió de cambiar el nombre de la aerolínea por considerar que significaría agregar mayores costos al tratar de posicionar una nueva marca desde cero y asociada a una antigua, mientras la competencia posee identidades en ascenso.

Malaysia Airlines venía enfrentando un complejo escenario desde hace varios años y que han obligado al Khazanah Nasional a desembolsar millones de dólares para mantener a flote a la principal compañía del país. La compañía ya estaba en un proceso de ajuste, con una reducción de su red a nivel global, que entre cosas significaron el retiro de todas las operaciones en Norteamérica.

Tras la desaparición del MH370 y el derribo del MH17, Malaysia Airlines posee tres frentes que atender.

El primero es la fuerte competencia en el segmento Premium y “tradicional”. La expansión de las aerolíneas globales del Medio Oriente como Emirates, Etihad y Qatar Airways –todas con servicios importantes a Kuala Lumpur, hub y base de Malaysia-, más el posicionamiento de otras nuevas como Egyptair y Oman Air, desafían las posibilidades de éxito en rutas hacia esa región y en especial hacia todo el oeste (Europa). Por su parte, el crecimiento de Singapore Airlines y el fortalecimiento de Thai Airways, más el auge de las aerolíneas chinas crean un escenario más desafiante en las rutas en Asia.

El segundo frente es el crecimiento del modelo bajo costo y que está representado principalmente Air Asia. Esta aerolínea es el segundo operador en Malasia y posee un fuerte crecimiento en la región del Sudeste Asiático que limita significativamente las acciones que se puedan tomar desde el propio país en cuanto a una operación eficiente de rutas. Además, están los auges de otras compañías de este segmento como Jetstar y Lion Air, esta última con una filial malaya denominada Malindo Air que compite desde el propio hogar de Malaysia Airlines.

La fuerte competencia y la mayor oferta han significado una caída significativa de los yields de Malaysia Airlines. En el 2013 cayeron un 13% y en el primer trimestre 2014 tuvieron ya un descenso de 9%.

MH17 derribado en Ucrania. Foto: AFP
El tercer escenario es el más reciente y corresponde a la situación interna de Malaysia Airlines tras los acontecimientos del MH370 y MH17. Los fuertes recortes laborales anunciados y la amenaza de de que en el futuro se produzcan uno nuevos tendrán un impacto en la cultura laboral que la empresa deberá enfrentar para asegurar un aumento de la productividad en el corto tiempo. A esto se debiera agregar también una reorganización de la firma con una estructura de costos más simple en sintonía con los desafíos presentes.

Malaysia Airlines espera que las medidas adoptadas le permitan regresar a la rentabilidad hacia 2018. Con un escenario cada vez más adverso, urge una acción rápida y drástica para cumplir con los plazos fijados. Probablemente, la nueva aerolínea que resurja tenga una nueva orientación, mucho más simplificada y reducida a un enfoque más regional de Asia-Pacífico, lejos de la otrora compañía de alcance global.

No hay comentarios.: