viernes, 8 de agosto de 2014

PAL suspende operaciones por deudas impagas con DGAC y compromete vuelos de ONE Airlines

Por Ricardo J. Delpiano

B737-300 de PAL Airlines. Foto: Ricardo J. Delpiano
La Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) suspendió todas las operaciones de PAL Airlines al retirar su Certificado de Operador Aéreo (AOC) debido a una acumulación de deudas impagas por conceptos de tasas aeronáuticas. Desde la autoridad aérea indican que la medida rige hasta que la compañía consiga regularizar su situación.

Esta es la segunda vez en menos de dos meses que la aerolínea ligada a la familia Musiet se ve obligada a suspender operaciones, un acontecimiento más, que evidencia la compleja situación que enfrenta la empresa.

A fines de mayo, la DGAC suspendió las operaciones de PAL Airlines por incumplimiento técnico que dieron origen a su AOC. En esa oportunidad, la aerolínea atribuyó la medida a “limitaciones de espacios” en aeropuerto de Santiago.

Luego de que fueran verificadas las observaciones pertinentes, PAL consiguió a los pocos días reanudar sus operaciones, permitiendo atender sus compromisos con los chárter contratados para el Mundial de Brasil 2014, independiente de su delicada situación como línea aérea.

Además de afectar a las operaciones de PAL, la nueva suspensión compromete el normal funcionamiento de ONE Airlines y podría también afectar las operaciones de Peruvian Airlines.

Tras la devolución de los dos Boeing 737-400 a su propietario como consecuencia del término de contrato con Xtra Airways, ONE Airlines realiza todas sus operaciones utilizando los aviones de PAL Airlines mientras espera la posible adquisición de un B737-300 de esta última (CC-AIT). Por consiguiente, las operaciones de ONE Airlines también se han visto afectadas y obligan a esta compañía a buscar fórmulas alternativas para sortear el nuevo escenario.

Según fuentes ligadas a estas dos compañías, la suspensión de operaciones podría afectar también el arribo de Peruvian Airlines, compañía que busca iniciar en el corto plazo sus operaciones a Chile y cuyos servicios de rampa se realizarían a través de PAL Airlines. El pasado 27 y 28 de julio la compañía realizó un vuelo chárter a Santiago, ocasión que aprovechó para certificar la aeronave (B737-400) y el aeródromo de alternativa a utilizar (Concepción).

PAL Airlines mantiene tres B737-300 en su flota con los que realiza todas sus operaciones chárter al norte del país, incluyendo los vuelos de ONE Airlines. Entre enero y junio 2014, la capacidad ofrecida por la compañía –medida en asientos disponibles por kilómetro (ASK)- era de 125.036 plazas, una caída de 63,5% en comparación con el mismo periodo del año anterior. El factor de ocupación promedio de sus vuelos se situó en 44,1%.

Según la Junta Aeronáutica Civil (JAC), PAL transportó entre enero y junio de este año 40.803 pasajeros absolutos, un 67,8% menos que el mismo periodo de 2013. Considerando pasajeros-kilómetros transportados, la compañía movilizó 55.114 personas, un 63,8% comparado con el primer semestre del año anterior. La participación de mercado de PAL era del 1,0% por pasajeros-kilómetros y de 0,8% por pasajeros absolutos transportados.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Que lástima pero esto era algo que iba a pasar tarde o temprano. PAL estiró el elástico hasta donde pudo y creo que no va poder seguir estirándolo más.

Para mí PAL cometió errores desde que se lanzaron a competir en los vuelos regulares. Debieron haberse quedado siempre como charters