sábado, 11 de abril de 2015

Copa Airlines renovará toda su flota con 61 Boeing 737 MAX: énfasis en una mayor eficiencia operacional

Por Ricardo J. Delpiano

Copa Airlines firma pedido con Boeing B737 MAX Abr 2015 (Boeing)
Foto: Boeing
Con la presencia de Juan Carlos Varela, Presidente de la República de Panamá y Barack Obama, Presidente de los Estados Unidos de América, Copa Airlines firmó con Boeing una orden por 61 aviones B737 MAX de la serie 8 y 9. Un pedido esperado a nivel de industria y sobre el cual, la aerolínea panameña pretende continuar con su exitoso modelo de negocios en el continente, que más que innovar pone énfasis en reducción de costos con miras hacia una mayor eficiencia operacional.

El valor del acuerdo es de US$ 6,6 mil millones a precios de listas publicados, convirtiéndose en la transacción monetaria más grande entre una empresa panameña y una estadounidense. La operación constituye un fortalecimiento de las relacionales comerciales y políticas entre ambos países, reafirmada con la presencia de los Presidentes de las dos naciones en el marco de la VII Cumbre de las Américas, de la que Copa Airlines es patrocinadora.

La orden no se trata de un pedido nuevo, ya que estaba señalada como cliente no identificado desde 2013, figurando así en el respectivo sitio web de pedidos y entregas de Boeing Commercial Airplanes.

“En Copa Airlines estamos orgullosos de haber firmado esta histórica orden en la presencia de dos presidentes,” dijo Pedro Heilbron, quien destacó la importancia que representa la familia B737 para la operación de la compañía en torno al modelo hub desarrollado.

Stanley Motta, presidente de la junta directiva de Copa Airlines, destacó que “esta orden es un importante paso para fortalecer el liderazgo de Copa en la región, mientras mejoramos nuestro servicio de clase mundial y expandiendo nuestra red. A la vez estamos emocionados acerca de las nuevas oportunidades para el crecimiento económico de Panamá”.

“Es un honor haber sido acompañados por los presidentes Varela y Obama en este gran día. Todos nosotros en Boeing estamos orgullosos de nuestra relación con Copa y de su trabajo para mantenerse como una de las aerolíneas más avanzadas del mundo”, señaló Jim McNerney, CEO y presidente de la junta directiva de Boeing. “Copa tiene una historia de liderazgo en la industria de aviación de Latinoamérica, y esta compra muestra la dedicación a mejorar continuamente el desempeño, la satisfacción del cliente y la eficiencia.”

Copa Airlines utilizará estas aeronaves para renovar toda su flota actual, comenzando por las aeronaves más antiguas y menos eficientes, además de soportar el crecimiento continuo de la compañía en los distintos mercados donde opera. Copa Airlines no ha especificado el número de los modelos 8 y 9 que se incorporará, limitándose sólo a señalar que la versión MAX 9 -de la que es cliente de lanzamiento en la región-, se utilizará en las rutas de mayor densidad especialmente hacia Sudamérica.

La compañía panameña ha seleccionado el CFM LEAP1-B para equipar los 61 B737 MAX, además de incluir winglets de tecnología avanzada y otras mejoras aerodinámicas para ofrecer la más alta eficiencia, confianza y confortabilidad para el pasajero, especialmente con el producto SkyInterior.

El pedido realizado reafirma también la estrategia de Copa Airlines en los próximos años: mantener su estructura de conectar todo el continente americano a través de un modelo hub concentrado en el aeropuerto Tocumen de Panamá.

El énfasis está dado en la importante reducción de costos que la aerolínea pretende conseguir, ya sea en temas de consumo de combustible y emisiones contaminantes como en el costo de asientos por kilómetro disponible (CASK), siendo muestra de esto último la incorporación del B737 MAX 9. Boeing estima que los operadores de los B737 MAX verán una mejora del consumo de combustible del 14% sobre la mayoría de los aviones actuales de pasillo único más eficientes y una mejora de 20% con respecto a los B737 NG originales. Adicionalmente, considera que la versión MAX 8 puede conseguir costos inferiores en un 8% en comparación con el A320neo.

Sky
Foto: Boeing
Copa Airlines no necesita incorporar un modelo nuevo de aeronave cuando no pretende salir más allá del continente. La estrategia general en cuanto a flota es mantener la homogeneidad de la misma con una tendencia a reducir su costo (CASK) en los próximos años. En ese sentido, la compañía ya está comenzando a retirar aviones más antiguos y menos eficientes como los B737-700 y algunos Embraer ERj190 mientras potencia sus operaciones con el B737-800, modelo del cual todavía tiene pendiente recibir casi dos decenas de unidades más.

El plan de flota contempla la sustitución de todos los ERj190, B737-700 y B737-800 por los nuevos B737 MAX 8 y MAX 9, hecho que comenzará a ocurrir a partir de 2018 en adelante. Gracias a las prestaciones de los B737 MAX, Copa Airlines podrá avanzar hacia una mayor optimización de su operación, especialmente en aquellos destinos que por distancia, obligan a la actual flota a limitar su carga de pago (payload), siendo un ejemplo de esto el tramo Montevideo – Panamá, uno de los más largos a nivel mundial para un B737NG.

Según datos actualizados al mes de abril de 2015, Copa Airlines pretende para 2017 pasar de 12 a 10 las unidades de B737-700; de 63 a 76 las de B737-800; y de 23 a 19 los ERj190. 

La orden realizada deja por ahora fuera cualquier opción de abrazar los nuevos modelos de aviones regionales para sus operaciones de menor densidad o hacia destinos secundarios. La fortaleza de su hub y el flujo de gente que este se genera, más la proyecciones de crecimiento del tráfico de pasajeros para los próximos años, entregan atributos favorables a la línea aérea para desechar aviones de menor capacidad y basar su operación en aviones más grandes, los que operarían sin discriminación entre las distintas ciudades de la red.

Con Copa Airlines como cliente, Boeing suma un total de 2.714 órdenes de aviones  B737 MAX de parte de 57 clientes en todo el mundo.

No hay comentarios.: