miércoles, 24 de junio de 2015

Air France-KLM apuesta por el uso de biocombustibles de cara a COP21

Por Ricardo J. Delpiano

Air France B777-200ER new colors front (RD)
Foto: Ricardo J. Delpiano
Desde hace 10 años, Air France-KLM tiene como prioridad reducir la dependencia de los combustibles fósiles y transitar al uso de los biocombustibles o bien, combustibles renovables. Una apuesta a largo plazo que se enmarca como parte de su compromiso con el medio ambiente.

Air France-KLM es junto al Grupo LATAM Airlines las únicas aerolíneas que forman parte del Índice de Sustentabilidad Dow Jones. Como parte de ese indicador, ha sido nombrada como líder en la categorías “Aerolíneas” y “Transporte” por décimo y sexto año consecutivo, reconocimientos que reflejan el compromiso de la compañía por avanzar hacia una operación sostenible.

Recientemente, la aerolínea informó la capacitación de todo su personal para colaborar en el proceso de transición de combustibles fósiles a biocombustibles o renovables, tanto a los que forman parte del personal aeronáutico como a los no aeronáuticos. La iniciativa busca además crear consciencia entre sus miembros y colaboradores en prácticas sostenibles que favorezcan un ahorro de energía y un cuidado con el medioambiente.

Paralelamente, Air France-KLM ha demostrado que es posible utilizar el biocombustibles en vuelos comerciales de manera segura. En 2014, KLM realizó 20 vuelos entre Ámsterdam y Aruba con este tipo de combustible utilizando un Airbus A330-200. En octubre de ese mismo año, Air France realizó con un A320 vuelos con biocombustible entre Toulouse y París.

Más que reafirmar la seguridad de los vuelos, la realización de este tipo de operaciones están orientadas a conseguir el apoyo de las autoridades públicas para que colaboren con la producción de biocombustibles y ayuden a la industria de la aviación a reducir las emisiones de CO2.

La utilización de los biocombustibles en forma masiva todavía posee un costo altísimo lo que hace prácticamente inviable para las compañías aéreas incorporarlo a sus operaciones diarias. De ahí nace el llamado de la industria a las autoridades para que colaboren en la producción para reducir los costos y poderlos utilizar.

En ese sentido, los vuelos realizados por Air France y KLM si bien representan un costo importante en términos monetarios, la compañía ha optado por realizarlos como una apuesta a largo plazo en pos de un transporte aéreo verde a nivel global.

Junto con realizar este tipo de operaciones, el grupo ha incrementado su participación en la búsqueda de biocombustibles, y como es sabido, el material para su producción proviene de productos de la cadena alimentaria, que incluyen azúcar, aceite y otros productos de origen vegetal. Con estas medidas, se observa una reducción del 80% en las emisiones de CO2 comparado con combustibles fósiles.

Como parte de la industria de la aviación, Air France-KLM está comprometida con impulsar la eficiencia energética para alcanzar un crecimiento neutro al 2020 y reducir las emisiones contaminantes al 2050 sobre la base del año 2005.

Para Air France-KLM la estrategia es clara: ser jugadores líderes en la industria. Esto se logra por acciones propias como propiciando la innovación y la actitud responsable en los vuelos, además de atender las demandas de los usuarios con una buena atención de manera integral.

Para reafirmar su compromiso medioambiental, Air France-KLM será parte de la Conferencia para el Cambio Climático de la Organización de las Naciones Unidas (COP21) que se desarrollará en París, desde el 30 de noviembre hasta 11 de diciembre próximo.

2 comentarios:

Daniel Cardenas Contreras dijo...

Hola
Sabes de qué se trata el Vuelo DLH 9881 que está en la página del Aeropuerto de Santiago?
Es un vuelo de Lufthansa a las 07:25 que sale desde SCL A Sao Paulo.
Saludos

Cristián Marambio Ávila dijo...

A simple vista es un código compartido.