miércoles, 3 de junio de 2015

Boeing comienza el ensamblaje del B737 MAX: entrará en servicio en 2017

Por Ricardo J. Delpiano

737 MAX Production Work at Renton
Foto: Boeing
A pesar de que su construcción comenzó en la última semana de mayo, Boeing confirmó durante los primeros días de junio el inicio de los trabajos de ensamblaje del primer B737 MAX que estará destinado a pruebas.

El avión se está fabricando en la planta de Renton en el Estado de Washington, lugar donde se fabrican toda la familia B737.

"El equipo de Renton está compuesto por los mejores profesionales a nivel mundial en la fabricación de aviones de pasillo único y en este momento se encuentran inmersos en la construcción del  primer B737 MAX", declaró Keith Leverkuhn, vicepresidente y director General del programa B737 MAX. "Alcanzar este hito en la fecha prevista es un claro ejemplo del triunfo del B737 y de nuestro equipo integrado de diseño y construcción".

Los primeros trabajos de ensamblaje corresponden al acoplamiento de los paneles de revestimiento de las alas del B737 MAX y los largueros (estructuras internas de soporte de las alas) en la nueva línea de ensamblaje de paneles.

Las alas se unirán al fuselaje del primer B737 MAX en la nueva línea central de ensamblaje final de Renton a finales de este año. La nueva línea de producción permitirá al equipo separar el montaje del primer B737 MAX del resto de la producción para así aprender y perfeccionar el proceso de fabricación, mientras que la fábrica de Renton continúa con su ritmo de construcción de 42 aviones al mes. Ante una creciente demanda por aviones de pasillo único de alta eficiencia, se espera un incremento de la producción hasta las 47 unidades por mes hacia 2017 y más de 50 hacia 2018.

El B737 MAX incorpora los motores de última tecnología LEAP-1B de CFM International, puntas de ala de tecnología avanzada y otras mejoras para ofrecer la mayor eficiencia, fiabilidad y confort del pasaje en el mercado de aviones de pasillo único. Por las mejoras aerodinámicas que incorpora, sus materiales compuestos y su nueva planta motriz, se espera que esta familia de aeronaves proporcione una reducción del 20% en el consumo de combustible en comparación con los primeros B737 Next Generation y un CASK 8% inferior en comparación a aviones de similar tamaño.

Para Boeing, comenzar la construcción del B737 MAX es catalogado como todo un éxito, ya que por un lado se consigue mantener vigente uno de los programa de aeronaves más exitosos de toda la historia de la aviación con la capacidad de reinventarse y mejorar para atender las necesidad futuras del transporte aéreo. Por otro, se comienza el desarrollo del avión con el que pretende competir directamente con su contraparte europea, la que hasta el momento lleva la delantera en cuanto a ventas y calendario.

Boeing 737-MAX-7-8-9 Artwork
Foto: Boeing
"Es muy emocionante comenzar a trabajar y estar inmerso en un proyecto tan importante para el futuro", declaró David Dowell, mecánico del 737. "Estoy deseando ver cómo se desarrollará todo a partir de ahora".

Boeing tiene al día de hoy 2.720 del B737 MAX en comparación con las 3.621 pedidos que tiene la familia Airbus A320neo (A319neo/A320neo/A321neo). La familia B737 MAX está compuesta por los siguientes modelos: B737 MAX 7 (hasta 140 pasajeros), B737 MAX 8 (hasta 175 pasajeros), B737 MAX 9 (hasta 192 pasajeros) y una versión especial MAX 200 (para transportar 200 pasajeros, siendo Ryanair su único cliente).

Hasta la fecha, 57 clientes de todo el mundo han ordenado el B737 MAX entre los que destacan Aeroméxico, Air Canada, Air China, Alaska Airlines, American Airlines, Avolon, CIT Aerospace, Copa Airlines, Ethiopian, flydubai, Garuda, GECAS, GOL, Icelandair, Norwegian, Ryanair, Turkish Airlines, United Airlines, entre otros.

Al igual que su similar europeo, el B737 MAX permitirá a las aerolíneas operar con mayor eficiencia y versatilidad rutas de corta y media distancia, con la posibilidad de alcanzar nuevos destinos que actualmente no pueden ser atendidos con aviones similar tamaño. Esto beneficiará para que nuevos pares de ciudades puedan ser atendidos y que más personas tengan mayores posibilidades de acceder al avión como medio de transportes.

Para algunas aerolíneas como Copa Airlines, la incorporación del B737 MAX (MAX 8 y MAX 9, en el caso de la compañía panameña) permitirá mejorar la eficiencia de su operación eliminando restricciones operacionales (carga de pago) en aquellos destinos de más larga distancia, evitando la necesidad de recurrir a otro tipo de avión y con ello, modificar su estructura de costos.

El B737 MAX tendrá su primer vuelo hacia fines de 2016 y se espera que las entregas puedan materializarse a partir de 2017.

1 comentario:

Anónimo dijo...

que bueno el reportaje.... pero a opinión personal Boeing debería traer de vuelta el famoso 757 con las ultimas mejoras existentes y con un perfil tipo 787 y hacer la pelea al famoso a321 que de apoco a ido ganado terreno.... seria algo novedoso y además asi ofrecer aviones de un pasillo con mayor capacidad para cortas medianas y largas rutas

saludos