miércoles, 28 de octubre de 2015

LATAM Airlines se abre a la competencia por África con la intención de estimular la demanda y tener un rol conector hacia Norteamérica

Por Ricardo J. Delpiano

LATAM logo (LATAM)
Foto: LATAM Airlines
En su plan de expansión 2015-2016, LATAM Airlines ha incluido a Johannesburgo como su primer y nuevo destino en África. Una ruta y mercado totalmente que abre una serie de desafíos para la compañía pero también oportunidades, considerando el auge de ese continente en el concierto mundial.

LATAM Airlines está solicitando los permisos correspondientes para abrir la ruta Sao Paulo (GRU) – Johannesburgo. Se espera que la ruta pueda ser implementada hacia mediados del año 2016, coincidiendo con la apertura de otros nuevos servicios como Washington (IAD).

La ciudad de Johannesburgo fue escogida por ser una de las principales de África y un destino atractivo para pasajeros y clientes de carga, además de ser un punto de conexión para otros puntos atractivos para el viajero como Ciudad del Cabo, Durban o las islas Mauricio, Seychelles o incluso las Maldivas en el Índico.

Las frecuencias y el tipo de aeronave a utilizar están todavía en fase de definición, dependiendo en parte del número de servicios que se autoricen y la disponibilidad de material. No obstante, durante la presentación de los nuevos servicios, se indicó que entre los aviones considerados podrían estar el Airbus A350-900 o el Boeing 787. La unificación de la marca –que debiera estar implementada en 2016- y la posibilidad de transferir aeronaves entre una y otra empresa del grupo según las condiciones de cada mercado, abren oportunidades interesantes hacia el futuro, tal como sucede por ejemplo, con la ruta a Milán (MXP) que desde noviembre pasará ser operada por LAN en lugar de TAM.

Cualquiera de las dos aeronaves mencionadas pueden representar un atractivo para atender la ruta con un producto moderno, novedoso que invite al viajero a probar la opción LATAM para sus viajes a Sudáfrica. Además, las prestaciones de las dos aeronaves permitirían una operación altamente eficiente necesaria para acompañar los planes de la empresa de estimular la demanda en esa región.

Actualmente, entre Brasil y Sudáfrica existe una oferta reducida de aerolíneas. South African Airways es el principal operador con 11 vuelos semanales entre Sao Paulo (GRU) y Johannesburgo, con una oferta única de vuelos sin escalas entre ambos países con una oferta de conexión hacia Asia, especialmente China.

Además de la aerolínea sudafricana, están otras opciones como TAAG Angola Airlines que opera las rutas Luanda – Río de Janeiro (GIG) y Luanda – Sao Paulo (GRU) con tres y cinco frecuencias semanales, respectivamente. A pesar de que es una oferta menos conocida, TAAG es un competidor interesante que puede tener un protagonismo mayor, considerando un posicionamiento de Luanda como un temprano centro de distribución. Cualquier otra opción de viaje a Sudáfrica, incluyen conexiones a través de Europa o los Estados Unidos (Delta Air Lines), lo que encarece el presupuesto de los viajes.

Considerando la reducida oferta, se espera que el aterrizaje de LATAM Airlines en Sudáfrica tenga un impacto positivo con una reducción de los precios, mecanismo a través del cual se pueda estimular la demanda no sólo en términos de viajes de placer o corporativos, sino permitiendo que más pasajeros puedan acceder al viaje en avión, acción que la compañía ha sabido explotar adecuadamente en los mercados que actualmente opera.

Las proyecciones de LATAM indican que esperan transportar sobre los 50 mil pasajeros por año en su ruta a Johannesburgo. Actualmente, la compañía no posee aliados en Sudáfrica u en otros países para alimentar estos vuelos, una realidad de la que están conscientes en la compañía y que esperan dar solución a la brevedad posible.

“Nosotros estamos siempre evaluando”, comenta Pablo Yunis, director de Ventas de LAN en Chile, al ser consultado por la posibilidad de cerrar algún acuerdo con alguna compañía aérea local. “Todavía no hay un acuerdo firmado, pero la compañía siempre está evaluando alianzas y las tenemos en todas las regiones del mundo. No me extrañaría que en el corto plazo y cuando lleguemos con la ruta, tengamos algún socio para distribuir pasajeros dentro de África, que es lo esperable”, agrega.

Wide angle view of Johannesburg skyline from the highways during a sightseeing tour around the urban area - Metropolitan buildings of the business district in the capital of South Africa
Johannesburgo. Foto: LATAM Airlines
LATAM Airlines necesitará de un socio local si su deseo es ofrecer destinos más allá de Sudáfrica. La propia South African Airways puede ser una opción a explorar, considerando que desde agosto de 2013, TAM dispone un acuerdo de código compartido que permite el acceso desde Sao Paulo a ciudades como Ciudad del Cabo, Durban, East London y Port Elizabeth, además de Johannesburgo. La compañía sudafricana ofrece también una conectividad hacia otros destinos de África como Antananarivo (Madagascar), Dar El Salaam (Tanzania), Mahe (Seychelles), Mauricio, Nairobi (Kenya), entre otros.

También está la opción de Kulula.com en el segmento de bajo costo – tarifas bajas y Comair, una compañía franquicia de British Airways y socio afiliado de oneworld, que opera más de 50 vuelos diarios desde Johannesburgo, Ciudad del Cabo, Durban y Port Elizabeth en Sudáfrica hacia destinos en Mauricio, Namibia, Zambia y Zimbabwe. Es también controladora de Kulula.com.

Utilizando a Sudamérica como punto de conexión

LATAM Airlines no competirá con las aerolíneas que utilizan a África como puente entre Sudamérica y Asia (casos de Ethiopian Airlines y eventualmente Kenya Airways), pero si espera replicar esa idea hacia el otro lado del Atlántico, utilizando a Sudamérica como puente entre África y Norteamérica.

Según LATAM, Sao Paulo posee una ubicación estratégica para conectar Johannesburgo con toda Sudamérica e incluso con potencial para conectar a este destino con México y los Estados Unidos en el futuro. Esta operación podría generar desafíos a las aerolíneas que actualmente operan entre esos mercados como Delta Airlines, South African Airways o TAAG Angola Airlines, las que estuvieron parcialmente blindadas por la ausencia de competencia.

Si bien Johannesburgo es el primer destino y la prioridad en el corto plazo para LATAM, el continente africano puede representar nuevas oportunidades para la compañía para atender nuevos mercados y nuevos tipos de pasajeros como el étnico, utilizando a Brasil como centros de conexiones. En ese contexto, el futuro hub en el nordeste de Brasil (Fortaleza, Natal o Recife, consideradas) puede ayudar a canalizar esa tarea, especialmente por su cercanía con países de África Occidental que son importantes centros emisores de tráfico.

“Estamos evaluando permanentemente nuevas oportunidades para colocar nuestros activos. Johannesburgo es nuestra prioridad, pero no me cabe duda que si se concreta el hub del nordeste por ejemplo, se van a abrir una serie de interrogantes que vamos a tener que resolver relativamente rápido, como mejorar la conexión de Brasil a Europa, y África probablemente va entrar en esa discusión con países que tienen un enorme potencial de tráfico aéreo. Yo espero que el hub del nordeste abra oportunidades de ese tipo”, comenta Yunis. 

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Interesante que se considere al A350 o el B787. Yo esperaba que el vuelo a JNB podría ser con A330 o B777 de TAM e incluso a los B767.

Ahora si es B787 la operación la hará LAN o mandarán el avión a TAM?

Cristián Marambio Ávila dijo...

lo hara Latam independientemente del avión, sólo queda claro que se abre la posibilidad al movimiento de la flota.