miércoles, 13 de enero de 2016

Nuevo Pudahuel presenta iniciativa para reducir la huella de carbono en el aeropuerto de Santiago

Por Ricardo J. Delpiano

Nuevo Pudahuel alianza Mun.Pudahuel huella de carbono (Nuevo Pudahuel)
Foto: Nuevo Pudahuel
Comprometido con un desarrollo sustentable del transporte aéreo, el concesionario Nuevo Pudahuel que administra el aeropuerto de Santiago, presentó un plan para la Reducción de la Huella de Carbono que permitirá dotar a la comuna de Pudahuel de nuevas áreas verdes.

La iniciativa desarrollada en alianza con la Ilustre Municipalidad de Pudahuel y el Centro de Desarrollo Urbano Sustentable (CEDEUS), consiste en la venta en la zona de embarque internacional de árboles nativos como quillay, peumos y pataguas. Una vez adquiridos, Nuevo Pudahuel los donará a la Ilustre Municipalidad de Pudahuel para que sean plantados en las distintas plazas de la comuna.

La presentación de esta acción comenzó en el día 12 de enero invitando a los distintos usuarios del aeropuerto a participar. Por ahora, se trata de una primera etapa que busca dar a conocer la iniciativa y buscar la participación de nuevos actores.

Conscientes de que la industria aérea tiene un impacto directo en el medioambiente pero también posee una capacidad de mitigación, Nuevo Pudahuel busca generar lazos con la comunidad local y aporte a la sociedad. “Es por eso que en el marco de nuestro plan de sustentabilidad, desarrollamos esta iniciativa para tener un rol activo en el cuidado del medio ambiente”, indica Nicolás Claude, gerente general de Nuevo Pudahuel. 

La donación de árboles nativos es la primera en su tipo que el nuevo concesionario realiza con la comunidad fuera del recinto aeroportuario y de los pocos meses a cargo de la administración del terminal aéreo, es la que mayor relevancia posee. “Esta es la primera de muchas acciones por venir”, agrega Claude. 

El plan presentado busca reducir la huella de carbono de los pasajeros que utilizan el terminal aéreo, estimado en 146 Kg de CO2 por cada 100 kilómetros de viaje, según la Organización Internacional de Aviación Civil (OACI) y el Grupo Intergubernamental de la Organización de las Naciones Unidad para el Cambio Climático (IPCC).

Nuevo Pudahuel asumió la concesión del aeropuerto de Santiago el 1º de octubre de 2015 por un plazo de 20 años, periodo en los que debe construir un nuevo terminal de pasajeros y ampliar la actual infraestructura para dotar al aeropuerto de una capacidad para movilizar a 30 millones de pasajeros por año con una inversión que se estima en US$ 900 millones.

Además de ampliar y construir una nueva infraestructura, el concesionario se ha propuesto mejorar la experiencia de los distintos usuarios del aeropuerto lo que involucra distintos aspectos e iniciativas, entre los que destacan la cooperación intersectorial con otros organismos y/o entidades, especialmente públicos que intervienen en los distintos procesos asociados con la operación de un aeropuerto, además de la comunidad. Uno de los objetivos ubicar al aeropuerto de Santiago como el “mejor de Sudamérica” y entre “los 100 mejores del mundo”.

Nuevo Pudahuel está conformado por Aéroports De Paris (45%), Vinci Airports (40%) y Astaldi Concessioni (15%). La sociedad constructora por su parte está conformada por Vinci Construction y Astaldi, ambas con el 50% de participación. Tanto Aéroports de Paris como Vinci Airports tienen una reconocida experiencia en la administración de aeropuertos a nivel global entre los que destacan París Charles De Gaulle y Orly, Lisboa, Ámsterdam Schiphol, Jeddah (terminal Hajj), Estambul Atatürk, entre otros. Astaldi por su parte es catalogado como el 7° constructor de aeropuertos en el mundo.

8 comentarios:

Pancho dijo...

Está muy bien ahorrar... Pero siguen sin invertir en cosas tan básicas como Wifi, asientos y un sistema de taxis menos tercermundista: siguen habiendo piratas y los oficiales son absurdamente caros. Es decir, los piratas te asaltan cuando sales del aeropuerto, pero los oficiales te asaltan antes de salir!
Siempre nos queda el mediocre servicio de Centropuerto.

Anónimo dijo...

Falta wifi

Anónimo dijo...

Den tiempo al nuevo concesionario recién lleva tres meses a cargo del aeropuerto y ya exigen cambios. Además muchas cosas no pasan por la administración del concesionario sino por la función que ejerza Carabineros en fiscalizar a los taxis piratas.

Sé que esta página web no tiene nada que ver con el concesionario pero informa bastante bien de la aviación y los aeropuertos de Chile y seguro que en Nuevo Pudahuel ya la leen, así que dejó el mensaje en algo que si pueden hacer: ordenen el sector de llegadas! Es un caos por completo y parece que uno llega a un país bananero con esas rejas que colocan y los taxistas y transfers bombardeando a los viajeros con sus servicios sin contar a los curiosos y familiares que van a esperar a la gente. Qué paso con esa iniciativa que promovían un punto de encuentro?

Anónimo dijo...

Concuerdo con la falta de Wi Fi, un estándar tan básico para los tiempos de hoy.

Anónimo dijo...

Las últimas veces que he viajado, he tomado los VIA, no tuve ningún drama y ocupan taxímetro, suman los tag por el camino, y a precio que corresponde, distinto es si toman los exclusivos, ahí si pegan el palo, como antes que llegara esa concesión de taxis, lo del WIFI, creo que ya se esta trabajando en ello, lo que sería buenísimo, y concuerdo tan bien con el asunto de las llegadas, los pobres guardias que ponen ahí nadie los respeta (y prácticamente no hacen nada más que estar parados), y te pongan los carteles de taxis en la cara es bien desagradable para cuando llegas de un vuelo largo y tristemente los carabineros estan mas para dirigir el trafico y sacar una que otra multa si te pasan a buscar al tercer nivel, no he visto algún tipo de persecución hacia los piratas, que de paso son bien mal educados.

Saludos a todos!!!

Anónimo dijo...

Nunca he tenido la oportunidad de ver los VIA. Dónde están? Y si, Concuerdo con los comentarios de más arriba las llegadas son un desastre y lo peor que nadie hace nada.

Anónimo dijo...

Mientras no haya cambios y los taxis oficiales sigan abusando de quienes ni siquiera saben castellano (no hace mucho los escuché diciéndose "cóbrale 25 lucas a Estación Central"), seguiré usando los taxis ilegales de mi vecindario. Me esperan, hay que pagar estacionamiento, pero salen más baratos que los "legales". Sorry.

Eitan Loi dijo...

Linda iniciativa pero el sitio web no indica como hacer la donación. No hay enlaces ni tampoco instrucciones. http://www.nuevopudahuel.cl/huella-de-carbono