sábado, 16 de enero de 2016

SOL Líneas Aéreas suspende todas sus operaciones luego del término del acuerdo con Aerolíneas Argentinas

Por Ricardo J. Delpiano

SOL Líneas Aéreas Saab200 (RJ)
Foto: Ricardo J. Delpiano
La compañía argentina SOL Líneas Aéreas decidió suspender todas sus operaciones ante la falta de viabilidad financiera. El fin de los vuelos se da luego de que la nueva administración de la estatal Aerolíneas Argentinas, encabezada por Isela Constantini, pusiera término al contrato con SOL por acuerdos comerciales y de código compartido, además de un directo apoyo financiero.

En un comunicado, SOL señala que "como empresa de accionistas privados argentinos y españoles anuncia que a partir del día viernes 15 de enero del corriente año cesará sus actividades”. Agrega que el fin del acuerdo con Aerolíneas Argentinas "ha llevado a que los socios españoles, que participaron de las reuniones donde se analizaron estas cuestiones, reconsideren ahora su participación en una empresa aérea nacional"

SOL declara además que "cumplirá con todas las obligaciones legales con su personal y ya ha solicitado la reubicación de los pasajeros que habían adquiridos servicios con la empresa, aspectos que ya se encuentran previstos y resueltos".

SOL Líneas Aéreas era una compañía regional basada en la ciudad de Rosario. Comenzó operando una flota de aviones Saab SF340 en rutas que conectaban Rosario y Buenos Aires (AEP) con las principales ciudades de Argentina, especialmente en centro oriental del país, además de Córdoba y Mendoza. Posteriormente, extendió sus operaciones hacia el sur para atender las principales ciudades de la Patagonia argentina con un modelo “a la antigua”, es decir, rutas que partían desde el norte con varias escalas intermedias.

El 22 de agosto de 2015, la administración de Aerolíneas Argentinas conducida por Mariano Recalde firmó un acuerdo de cooperación con SOL el que comenzó a regir a partir del 1º de septiembre y que también incluía a la española Air Nostrum, la que se haría cargo del 49% de la participación. La alianza consistía en acuerdos de código compartidos y cooperación en la explotación de las rutas, además de una inyección de dinero desde la compañía estatal.

Según informa el diario Infobae (15/1/2016), el acuerdo consistía garantizarle a SOL un margen de ganancia de 12% en dólares a cambio de 210 horas block de vuelo a US$ 2.600 por hora en cada uno de sus SF340 de 34 plazas. SOL iniciaría un proceso para reemplazar estos aviones por aviones Bombardier CRJ200 de 50 asientos que serían aportados por Air Nostrum, como consecuencia de la salida de estos equipos de la flota española. El diario “La Nación” (15/1/2016) señala por su parte, que en un periodo de 10 meses SOL renovaría su flota por completo con los aviones de Air Nostrum.

Por las complejidades del mercado aéreo argentino, las rutas y aviones que operaba, la situación financiera de SOL era delicada y de público conocimiento a nivel de industria. “La Nación” indica que en 2014, los directivos de la firma rosarina se acercaron a Aerolíneas Argentinas para estudiar algún mecanismo de cooperación mayor dado que ambas compañías poseían acuerdos de código compartido desde 2012. La intención pareciera intentar incluir a SOL dentro de las inyecciones de dinero que el Estado hacía a Aerolíneas Argentinas para que esta financiera a la compañía regional.

Como resultado de lo anterior, “La Nación” indica que Aerolíneas Argentinas perdía un millón de pesos argentinos diarios por financiar a SOL, por lo que se infiere que el acuerdo había sido realizado en forma independiente y sin considerar la también compleja situación económica de la firma estatal.

El acercamiento de SOL y Aerolíneas Argentinas encajaba perfecto dentro de la intención de la “administración K” de concebir una idea de una aviación comercial argentina planificada desde el Estado, visión propia de concepciones antiguas del transporte aéreo en las que la competencia era reducida o inexistente. La pintura de los CRJ200 de SOL con la imagen de Austral, por ejemplo, se puede interpretar como un símbolo de esa intención. Según denuncian los medios de prensa argentinos, la cooperación entre ambas empresas se habría realizado a puertas cerradas sin la aprobación correspondiente del directorio.

SOL ha expresado que "Aerolíneas Argentinas desde su estatización se ha transformado en un elemento distorsivo del mercado aerocomercial argentino debido a que los operadores privados deben desarrollar su actividad dentro de las reglas del mercado mientras que una aerolínea al amparo del Estado, y con un market share de un 80%, venda el 100% de su producción en forma permanente por debajo de sus costos de producción".

La llegada de Mauricio Macri al Gobierno de Argentina ha supuesto un cambio completo en la conducción del país marcando un punto de inflexión y de diferenciación con la administración anterior. Su arribo al poder le ha significado a Argentina un nuevo impulso, principalmente por los cambios que se quieren implementar en materia económica e institucional.

Bajo el nuevo escenario, la aviación argentina espera mejores perspectivas por la recuperación de las confianzas, mayores garantías y un ambiente sano de competencia para todos los operadores sean públicos o privados. Si bien Aerolíneas Argentinas seguirá siendo estatal se espera que la nueva administración encabezada por Constantini concentre sus esfuerzos en mejorar la gestión y las finanzas aprovechando los cambios operacionales -especialmente en flota- que se han realizados.

Debido a que el acuerdo con SOL sería más un financiamiento directo por parte de Aerolíneas Argentinas pero sin que esta reciba mayores retribuciones o beneficios en términos económicos o de rutas, muchas de las cuales son también operadas por la firma estatal, mantener un acuerdo de estas características no tendría lugar. 

SOL defiende su modelo y ventajas de su asociación indicando que en "las rutas donde Aerolíneas Argentinas/Austral operan una frecuencia diaria única, como por ejemplo Santa Fe, Catamarca, La Rioja y Corrientes, operar con un avión de menor calibre y con mas frecuencias provocaría un crecimiento del mercado, con pasajeros que puedan hacer un viaje de ida y vuelta en el día, evitando pernoctaciones no deseadas y dispuestos a pagar un mayor precio por su viaje". 

La compañía señala también que "las aerolíneas regionales con aeronaves de mediano porte son utilizadas mundialmente para explorar y crear nuevos mercados que luego de su maduración pueden ser operados por aeronaves de mayor porte. La conectividad adicional que provee la aerolínea regional debe diseñarse para aportar tráfico a su aerolínea madre para que no solamente mejore la capilaridad del sistema sino que también aporte pasajeros a puntos más allá mejorando los C.O. (coeficiente de ocupación) de ambos partners".

La visión de SOL tiene funcionamiento pero sólo en mercados con grandes densidades de población o con una demanda con una alta capacidad de pago o bien no existan alternativas de transporte al avión. Como es de conocimiento, los llamados "aviones regionales" con reducido número de plazas disponen de un costo por asiento (CASK) alto debido a que una menor cantidad de asientos deben cubrir todos los costos de la operación, además de generar en lo posible, utilidades. Si no existe una demanda con una disposición alta de pago los operadores poseen desafíos para rentabilidad su negocio y sostenerlo en el futuro. 

El término del acuerdo entre Aerolíneas Argentinas y SOL representa una especie de sinceramiento de la aviación argentina. Un proceso que será complejo y que no descarta cambios mas drásticos pero que de implementarse exitosamente, podrían generar un impacto positivo en la industria y en el país.

La salida de SOL no tendrá un impacto significativo en el mercado, ya que la cobertura de los destinos y las rutas podrá ser asumida por las otras compañías aéreas transandinas. Sol Líneas Aéreas operaba a enero una red que incluía las ciudades de Rosario, Santa Fe, Buenos Aires, Punta del Este, Córdoba, Neuquén, Mar del Plata, Villa Gesell, Bahía Blanca, Comodoro Rivadavia, Trelew y Río Grande.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Se cae el modelo K. Lástima por la gente que pierde trabajo y no tiene la culpa de estar en manos de corruptos o de empresarios oportunistas.

Anónimo dijo...

Rutatlantica, empresa de omnibus terrestres, empresarios sin experiencia en el mercado Aeronautico, oportunistas que creen que manejar una linea es lo mismo a cualquier otra. En el pasado Andesmar, Kaiken etc. Sumado unas reglas de mercado de aviacion regional poco claras+vaivenes economicos a nivel pais. Ojala cambie en esta nueva gestion, estimo que a mediados de 2016 ya podremos saber si ocurriran tales cambios en materia aerocomercial.

Anónimo dijo...

Lo peor es que los trabajadores y los pasajeros están en medio del juego y son siempre los más afectados.

ale dijo...

"Estaba medio al pedo y me puse a hacer una nota de Sol citando a Infobae y La Nacion".
Me extraña que siendo una persona que tiene algun "conocimiento" aeronautico, no seas capaz de brindar una vision un poco mas objetiva del tema. Una pena que no se separe la no-afinidad con el anterior gobierno con este conflicto.

Anónimo dijo...

"Ale" una nota objetiva no puede citar los diarios que no te gustan aunque hayan sido los que más han entregado datos? Tendria que citar a Página 12? O a 678? Además yo veo cita de SOL también.

En todo caso que otros datos podrías aportar para explicar lo de Sol?

Anónimo dijo...

K detected!

Anónimo dijo...

Sol nunca tuvo mucho sentido y quizás lo hubiera tenido si hubiera estado sola y podría ser ferry de AR como en su tiempo era Aerovip. Creo que el cierre de esta empresa iba a ocurrir tarde o temprano.

Alguien sabe en que situación está Andes?

Anónimo dijo...

Sol debería haber operado sola en las ciudades que atendía y ser feeder de AR.

Anónimo dijo...

Andes sobrevive gracias a los charters y contratos con empresas turisticas y de estudiantes. Lamentablemente no subsiste mas como linea aerea volando a Madryn y Salta.