martes, 9 de febrero de 2016

Pasajes aéreos en Chile registraron una nueva y significativa baja en sus precios en enero 2016

Por Ricardo J. Delpiano

Sky Airline pasajeros avión manos alzadas (Felipe Muñoz)
Foto: Felipe Muñoz
En el mes de enero de 2016, los pasajes aéreos registraron un descenso significativos  de 11,1% en sus precios en comparación con el mismo mes del año anterior, según se indica en el Índice de Precios al Consumidor (IPC) del mes  que entrega el Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

El descenso significativo es el segundo que se registra en los últimos cinco meses y se puede atribuir a la alta competencia y la capacidad de las líneas aéreas por incentivar la demanda a través de nuevos modelos de negocios, además de la necesidad de compensar los efectos provocados por el aumento de la oferta de asientos (ASK) como consecuencia de la introducción de aeronaves de mayor capacidad.

En los últimos doce meses, los pasajes aéreos en el país han registrado un descenso promedio de 6,2% generando condiciones más favorables para que más personas puedan acceder al viaje en avión independiente de la situación compleja de la economía chilena.

Si bien Chile es un mercado que desde 2007 se ha caracterizado por sus bajas tarifas, estos nuevos descensos en los precios se han comenzado a manifestar con mayor fuerza a partir del pasado mes septiembre, luego de que Sky decidiera transformarse en una aerolínea de bajo costo y tarifas bajas. Este hecho ha generado una respuesta por parte de la competencia (LAN) creando un dinamismo en la demanda, especialmente en rutas domésticas, segmento que ha conseguido reimpulsar el tráfico y revertir la tendencia al estancamiento y/o a la baja que venía mostrando durante el año.

INE señala en su boletín que la disminución de los pasajes aéreos del mes de enero está explicado por las estrategias comerciales que han desarrollado las aerolíneas para aumentar el uso de este medio de transporte durante la época estival.

La baja significativa en los precios no guarda relación con una supuesta “guerra de tarifas”, sino que constituye un reflejo explícito de una competencia sana entre las dos principales líneas aéreas las que a través de sus respectivos modelos de negocios están entregando mayores alternativas a los usuarios al momento de escoger una u otra empresa y facilidades para viajar. El concepto “guerra de tarifas” no es aplicable a la realidad actual del transporte aéreo chileno.

La inclusión de los pasajes aéreos en la canasta del IPC es una muestra de la importancia que tiene la aviación para la comunidad y de cómo este medio de transporte se ha convertido en algo cotidiano para los chilenos. A través de las políticas de incentivo, las líneas aéreas se han convertido en un catalizador de la demanda y han convertido a Chile en el país con una tasa de viajes per capita más alta de América Latina, con un viaje en avión por habitante, superior a mercados como Colombia (0,71), Brasil (0,56) o México (0,55).

Con el cambio de modelos de negocios de Sky hacia una aerolínea de bajo costo y tarifas bajas (LCC) se espera que hechos como los mencionados continúen manifestándose en los próximos meses, creando una especie de “segunda revolución del transporte aéreo” de la misma forma a lo sucedido en 2007.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Ojalá siga así porque la situación de Chile es cada vez peor en todo sentido.