miércoles, 9 de marzo de 2016

LATAM Airlines reduce en 37% los compromisos de flota para 2016-2018 y anuncia nueva revisión de capacidad

Por Ricardo J. Delpiano

LAN-TAM tails (S.Blaise)
Foto: S.Blaise
Con el objetivo de profundizar las medidas tomadas anteriormente para hacer frente a la fuerte desaceleración económica de Brasil y de otros países de la región, LATAM Airlines anunció una reducción significativa de los compromisos de flota para el periodo 2016-2018.

Según lo indicado por la compañía, durante este mes de marzo se alcanzó un acuerdo por una reducción de US$ 2,9 millones correspondientes a la postergación de entregas de nuevos aviones y a la venta de otros aparatos, lo que representará una reducción del 37% de la flota comprometida de aviones de fuselaje angosto y ancho, además de los cargueros. Esta nueva modificación representa una reducción adicional por US$ 1,0 mil millones en relación al plan de flota anunciado en noviembre  de 2015.

De acuerdo con el plan de flota de LATAM Airlines, los ajustes en los compromisos de flota afectan a los aviones Airbus A320ceo/neo, A321ceo/neo, A350-900, Boeing 767-300ER, B777-300ER, que a partir de 2018 comenzará su fase de retiro. Además, hay una reducción de la flota carguera hacia 2017 en los B767-300F y B777F en una unidad para cada modelo, respectivamente y que se entiende como un ajuste natural frente al débil mercado de carga aérea regional y mundial. El ajuste incluye también el retiro completo para este año de la flota A330-200 que opera en TAM.

La reestructuración tiene como finalidad ajustar la capacidad ofrecida (ASK) a las condiciones de mercado de América Latina, mantener un balance sólido y una liquidez adecuada a través de la reducción de inversiones (Capex) y prepagos.

Durante los últimos meses, los países de América Latina han experimentado una desaceleración de sus economías con la devaluación de sus monedas locales, lo que afecta la capacidad de pago de los usuarios. Tanto LATAM Airlines como otras aerolíneas han intentando compensar este escenario a través de distintos mecanismos como por ejemplo los ajustes de capacidad en número de aviones y/o frecuencias o incentivos a la demanda a través del factor precio aunque esto signifique un sacrificio del ingreso por pasajero.

Brasil, es el caso más significativo y que en el caso del Grupo LATAM tiene una mayor implicancia por el tamaño (exposición) que posee en ese mercado. Actualmente, el mercado doméstico brasilero representa el 32% del total de operaciones de la compañía, el más grande después del negocio internacional.

Como consecuencia del ajuste en capacidad la compañía estudia continuar maximizando el modelo multihub-multidestino que posee a través de un fortalecimiento de los centros de conexiones para mantener alto los factores de ocupación y los ingresos por vuelo. Esta medida se podría traducir en el fin de los vuelos sin escalas en su reemplazo por vuelos en conexión y tendría la finalidad de evitar la eliminación de algunas rutas y/o destinos menos rentables.

Para el presente año 2016, LATAM Airlines invertirá US$ 900 millones en flota con los compromisos de aviones restantes a ser financiados a través de mecanismos de sale & leaseback (venta y arriendo de la misma aeronave).
Fuente: LATAM Airlines
Asimismo, para enfrentar la desaceleración del sector aéreo en la región, la compañía ha continuado reduciendo la capacidad, medida en asientos disponibles por kilómetro (ASK), principalmente en rutas domésticas e internacionales de Brasil, como las que unen este país con los Estados Unidos.

LATAM Airlines espera que el ASK total para 2016 crezca entre -1% y -2% en comparación al 0%  y 3% proyectado en noviembre 2015. El ASK doméstico disminuirá entre 8% y 10% adicional en el mercado brasilero mientras que en países de habla hispana (Argentina, Colombia, Chile, Ecuador y Perú) aumentarían entre 6% y 8%. En vuelos internacionales, se espera un crecimiento de entre 3% y 5%, positivo aunque menor al previsto anteriormente.

Como resultado de la situación económica y la llegada de nuevos operadores, los que incrementan la competencia, la compañía continuará revisando la oferta (ASK) en mercados donde la demanda se ha visto más afectada pero continuará procurando oportunidades de crecimiento en mercados específicos.

Con relación a las operaciones de carga, LATAM espera que la oferta de carga medida en toneladas disponibles por kilómetro (ATK) disminuya entre 0% y 2% en comparación con el año 2015, principalmente por el aumento de capacidad de los bellies en la flota de pasajeros como consecuencia de la llegada de aviones con mayor capacidad de bodega (A321 en flota de fuselaje ancho y A350-900 y B787-9 en fuselaje ancho). 

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Y se sabe a que aviones en específico afecta el aplazamiento de recepción? No es buena señal. Aparentemente afectará más a Brasil, pero la cosa no se ve bien. Ahora veremos cómo reacciona el valor bursátil.

Anónimo dijo...

Pero si está mencionado en la nota.

Anónimo dijo...

En el párrafo tres se menciona las flotas afectadas. Igual no es tanto en cuanto número pero si un A320 menos afecta mucho más que un B767 o A350.

Anónimo dijo...

Un piano brasil...pobre lan.

Anónimo dijo...

Sigan desvinculando gente..... Todo gracias a su súper fusión y a sus administradores... Arriba el area de Control vuelo Estibas

Erick Cea dijo...

LAN aun está a tiempo de salvarse, sabiendo actualmente la posición económica de los últimos 3 años en Brasil, debería retirarse de la fusión. Sencillamente esto ha traído mas problemas que beneficios, si hubiese estado participando LAN a secas seguramente esto no pasaría..

Javier dijo...

no juegas ajedrez, ¿verdad?

Anónimo dijo...

Pense que se iban a recibir mas 787 que pena

Anónimo dijo...

El desastre de LAN en su aventura brasilera.