miércoles, 20 de abril de 2016

Líneas aéreas de bajo costo crecen en América Latina pero aún se mantienen en un ámbito principalmente doméstico

Por Ricardo J. Delpiano

LAN A320 pasajeros desembarcando (RD)
Foto: Ricardo J. Delpiano
El fenómeno de las líneas aéreas de bajo costo y tarifas bajas (LCC, por sus siglas en inglés) se ha extendido por todo el mundo. América Latina y el Caribe no es la excepción. Actualmente, son siete las compañías que se enmarcan dentro de este modelo de negocios pero si se consideran los tipos híbridos el número asciende a diez.

Según datos de Airbus, actualmente el 38% de la capacidad, medida en asientos disponibles por kilómetro (ASK) pertenece al mercado de las aerolíneas LCC. El porcentaje es significativamente superior al 10% del año 2003 cuando este tipo de líneas aéreas estaba representado prácticamente por un solo operador (GOL en Brasil). 

Las compañías LCC están hoy presentes desde México hasta Chile. En el país azteca figuran VivaAerobus y Volaris; en Centroamérica VECA Airlines (El Salvador); en Colombia, VivaColombia; en Brasil, GOL; y recientemente, en Chile, con la transformación de Sky. Considerando a las aerolíneas híbridas, es decir aquellas calificadas como un intermedio entre LCC y legacy carrier, se agregan a Azul Linhas Aéreas, Interjet y LATAM Airlines en rutas domésticas e internacionales de corto alcance. 

Pese al crecimiento de este modelo de negocios y la expansión internacional de algunas firmas, la operación de las compañías LCC aún se mantienen limitadas a los mercados domésticos de los países: Brasil y México en primer término, por ser los mercados más grandes, Colombia y Chile, entre los más nuevos.

Las razones que explican estas limitaciones son del tipo económicas, demográficas y también políticas. Las económicas están relacionadas con la falta de desarrollo de ciudades secundarias en regiones o provincias más allá de las capitales o las principales ciudades. Si bien países como Brasil, México, Colombia poseen una mayor descentralización, la mayoría de los países de la región concentran su población con capacidad de pago en las capitales o las grandes ciudades, tal como ocurre en Argentina, Chile o Perú. Esto se relaciona también con las variables demográficas, ya que si bien con la falta de centros urbanos con capacidad de población que genere una masa crítica potencial y un tráfico rentable.

A pesar de que son popularmente conocidas por sus tarifas bajas, las aerolíneas LCC necesitan como cualquier línea aérea un tráfico rentable y a diferencias de las compañías del tipo legacy, generalmente necesitan de una mayor cantidad de personas para asegurar el equilibrio. Con el fin de generar esa demanda adicional, las compañías LCC buscan nuevos pasajeros a través de incentivos y bajos precios, para que personas que antes utilizaban otros medios de transporte como el bus o el tren, utilicen el avión.

Los principales fabricantes de aeronaves reconocen que los centros urbanos crecerán de manera significativa en los próximos años, lo que es altamente auspicioso para el desarrollo de la aviación y para ampliar los distintos modelos de líneas aéreas, como las LCC. Mientras eso llega, una operación internacionales del modelo LCC, hacia un concepto panamericano con una operación a través de bases en distintos países o grupos de aerolíneas, puede ser la mejor forma de superar en la medida de lo posible las barreras demográficas y económicas impuestas. No obstante, factores políticos como la excesiva regulación de los mercados y la falta de libertades aéreas entre los países limitan esa expansión.

Pese a los avances, los países de América Latina cuentan con una excesiva y dispar regulación. Existen alrededor de 60 regulaciones en la región, en comparación la única que rige en los países de Europa para el funcionamiento de la aviación, lo que genera diferencias y ralentización de los procesos e ineficiencias, que opaca los avances que la propia industria pueda realizar. En el caso de las compañías LCC, las regulaciones –independiente de su tipo- impiden disminuir las tarifas, operar una mayor cantidad de rutas y frecuencias con libertad, elementos fundamentales para este segmento como para toda la aviación.

Las limitaciones políticas son más significativas porque impiden a los operadores sortear las barreras que ponen los escenarios socioeconómicos y demográficos de los países, como por ejemplo la concepción de modelos LCC en un nivel panamericano, donde una compañía de México o Brasil pueda abrir rutas entre terceros países. Si bien hay progresos, la necesidad de avanzar en el futuro hacia una homologación de las regulaciones y una mayor libertad aérea, haciendo efectivo el acuerdo de Fortaleza, son una tarea pendiente para los Gobiernos de la región.

Mientras eso llega, el crecimiento económico en el largo plazo -y dentro de esto la mayor participación de la clase media en la industria- más la capacidad de adaptabilidad de la aviación como industria, crean condiciones para que el segmento LCC y otros que puedan emergen, continúe en el futuro. 

7 comentarios:

Anónimo dijo...

No tengo conocimientos tecnicos, pero seria genial que existiera una linea aerea con otros tipos de aviones que no sea un ya repintado B737. Aviones como Bombardier (como los que usaba Pluna) y que vuele en rutas que no son muy atendidas por Lan o Sky y que sea de bajo costo (rutas como Concepción-Valdivia; Los Angeles-Puerto Montt; Temuco-Puerto Montt; Chiloe-Coyhaique, etc)

Hablando del tema de las Low-Cost, el modelo de Sky no convence, yo viajo frecuentemente entre SCL-LSC y SCL-PMC, siempre compro los pasajes con 3 semanas a 1 mes de anticipación y muchas veces los pasajes salen más economicos por Lan (considerando que esta linea tiene una mayor frecuencia), ojala que Sky pudiera hacer más atractiva la oferta lowcost.

Saludos

cristian bustos dijo...

YO VUELO SIEMPRE EN SKY LA ESCOJI POR SU PUNTUALIDAD ,SERVICIO ABORDO,PERO SE HA CONVERTIDO EN UN TUR BUS CON ALAS.
LA TRIPULACION DESPUES DE VENDER COMIDA QUE ES HORRIBLE ,SE ESCONDEN EN EL GALLEY TRASERO ,CERO INTERACCION CON EL PASAJERO.

Javier dijo...

La oferta lowcost de Sky, al igual que la de cualquier LCC, no apunta a tu comportamiento de compra. El problema no es la oferta que se hace, es la demanda la que está desalineada.

Sobre aviones chicos en rutas no rentables, es algo que se ha hablado infinitas veces acá y en otros medios especializados: los aviones chicos dan un CASK demasiado alto y, combinados con rutas de baja densidad, hacen que sea un pésimo negocio (no rentable y/o prohibitivamente caro)

Anónimo dijo...

Si es por mirar CASK Amaszonas jamás hubiera lanzado IQQ-ASU.

Anónimo dijo...

Yo fui el que escribio el 1er comentario y como dije.. me considero ignorante en temas tecnicos de aviones (ni idea de lo que es el Cask), pero siento que la red aeroportuaria en Chile esta muy poco desarrollada, considerando la geografia y distancias entre ciudades, teniendo solo 2 aerolineas que recorren el pais y que en la mayoria de los casos, el vuelo entre 2 ciudades debe pasar por Santiago (si alguien debe volar de Punta Arenas a Concepcion debe, de Concepcion a La Serena o Iquique a Copiapo, Puerto Montt a La Serena debe hacen si o si pasar por Scl con la consiguiente demora que hacer una conexion ) por es siento que falta una 3era aerolinea que se la juegue por rutas no atendidas por Sky o Lan. Como asi tambien el MOP deberia fomentar habilitar aerodromos como el Pucon, Los Angeles o Viña del Mar para vuelos comerciales aunque sea de manera estacional (si hubiera un vuelo desde cualquier ciudad de Argentina a Viña, sin pasar por Santiago,imagino que seria un exito seguro) Y por eso pienso que una 3era aerolinea ayudaria a crecer este item en Chile.
Y bueno como dije, el tema del LowCost de Sky no es tan asi... una aerolinea que tenia fama de buena calidad,ahora sea bajo costo y que para atraer publico publicita los valores un tramo y sin tasa de embarque, más que ser atractivo, termina siendo publicidad engañosa.Por ejemplo muestra que desde SCL-LSC cuesta desde 8mil el ticket, pero no menciona que las tasas son de 7mil.. y por ende lo minimo que puede costar un pasaje en Sky es de 30mil pesos, siendo que en Lan cuesta practicamente lo mismo o dependiendo del horario el ticket en Sky puede salir hasta más caro.

Cesar Augusto dijo...

Por mi parte .. comentar que hace unos dias Vole a Lima por SKY.. y aun cumplen con los horarios, y obtuve una buena Tarifa, si se extraña el servicio que tenia.. y si efectivamente, los TCP.. se van casi todo el viaje al fondo a .. pasar el viaje..

respecto de los tramos cortos y/o una tercera Linea.. no todo lo que brilla es Oro estimado, SKY antes hacia muchas de esas rutas. PMC_CCP o ANT_LSC.. y las han dio cancelando no por ser antojadizo, simplemente por que no son rentables. y mucho menos lo es hacer vuelos a Viña.. esto esta mas que archiestudiado .. y los numeros no dan.. asi de simple..

Saludos

Anónimo dijo...

Entiendo que tener un aeropuerto a menos de 100Kilometros de uno internacional suena como locura, pero lo pienso como para vuelos internacionales como desde Mendoza, Cordoba o Buenos Aires podria ser alternativa para vuelos de temporada (ya que a los argentinos les gusta Viña del Mar). Mas que mal tengo entendido que Ladeco voló en Torquemada y en más de alguna oportunidad más de algun avion ha aterrizado alli, cuando el AMB queda in operativo por niebla.
De momento eso queda como un sueño que vuelva a funcionar ese aerodromo, como asi tambien que exista una linea aerea seria que ayude a difundir los viajes aereos por Chile.
Y respecto a Sky, hace unas semanas volé a B.Aires, nada que decir de esta aerolinea..vuelo tranquilo, puntual, bien mantenido el avion, lo que si... extraño el buen servicio de hace un año.
Lo que me a gustado de la nueva politica de Sky, es que ahora se puede cotizar alojamientos y rentar automoviles directamente desde su web.