jueves, 9 de junio de 2016

“Made in Italy”: la idea de Alitalia para volver a encantar a sus pasajeros

Por Ricardo J. Delpiano

Alitalia tail (RD)
Foto: Ricardo J. Delpiano
Tras enfrentar quizás los años más complejos de su historia, Alitalia respira hoy nuevos aires como parte de su transformación como línea aérea. Un proceso mediante el cual busca volver a desempeñar su rol histórico de conectando Italia con el resto del mundo con un servicio de calidad y un sello único.

Como si se tratara de una prenda de alta costura, “Made in Italy” (“Hecho en Italia”) es el concepto adoptado por Alitalia para entregar al cliente todo lo asociado a la cultura italiana y que a lo largo de la historia, el mundo ha conocido a través del arte, la arquitectura, la gastronomía, el refinamiento y el estilo. Es una entrega y al mismo tiempo una invitación a descubrir un país lleno de tradición y romanticismo.

Para conseguir ese propósito, la compañía está invirtiendo en la renovación de las cabinas de sus aviones, una nueva flota, en el mejoramiento de la atención a bordo y de los servicios que ofrece, además de distintos aspectos visuales, como los nuevos uniformes de sus tripulantes, que permitan al pasajero llevarse algo de Italia a su destino.

Concebir todos esos aspectos en una aviación moderna no es fácil, a sabiendas que el control de los costos desempeña un papel fundamental. Por lo mismo, más que una inversión monetaria permanente, requiere una visión de negocio sostenible en el tiempo, que en el caso de Alitalia se manifiesta en el enfoque del mismo en los vuelos de larga distancia como parte de la estrategia conjunta con Etihad. 

Alitalia utiliza los Airbus A330-200 y Boeing B777-200ER en sus vuelos internacionales de larga distancias, aviones que ha fecha de hoy están totalmente renovados en las tres clases de servicio que ofrece: Business, Premium Economy y Economy. Independiente de la sección y la clase escogida, la compañía se encarga de trasmitir la elegancia italiana, ya sea por la combinación armoniosa de colores de los asientos, alfombras y la decoración, como la bienvenida de sus tripulantes de cabina, generando un ambiente perfecto que invita al pasajero a viajar y sentirse en Italia, aunque todavía no haya despegado.

La Business Class es la instancia perfecta para comprobar todo lo que Alitalia está ofreciendo y vivir al máximo el “Made in Italy”. La mini suite dispuesta es similar a la utilizada por otras compañías que realizan vuelos de larga duración y que quieren ofrecer a sus pasajeros más exigentes un ambiente de privacidad verdadero con acceso a la ventana o al pasillo sin molestar a su vecino. Dentro de esta, un asiento-cama totalmente revestido con piel de la marca italiana Poltrona Frau, da al viajero una comodidad perfecta -en un espacio perfecto- para relajarse y concebir un sueño adecuado durante el viaje. Como otras Business Class, Alitalia crea un ambiente adecuado para descansar, para trabajar o simplemente para disfrutar de una buena programación mientras cruza de un continente a otro.

Alitalia Premium Economy (RD)
Foto: Ricardo J. Delpiano
Con asientos más tradicionales que en la clase superior, la Premium Economy continúa trasmitiendo el lujo italiano con una cabina preferente en la sección media del avión en configuración 2-3-2 en la que el pasajero dispone de un asiento con más espacio para las piernas y algo más ancho, ideal para quienes buscan un servicio superior pero sin gastar sumas excesivas en dinero para una clase Business.

Con una distribución tradicional 3-4-3, Alitalia mantiene el lujo y la comodidad ofreciendo asientos tapizados con cuerina de alta calidad, almohadas y frazadas, más un espacio adecuado para estirar las piernas. La idea es que precios convenientes no se renuncie al confort prometido, de manera tal que todos los pasajeros puedan disfrutar del encanto “Made in Italy”.

Una de las cosas por las que se caracteriza Italia es por su gastronomía y por lo mismo, es punto que está más que presente en el concepto de servicio que Alitalia trasmite. En Business Class, un chef a bordo vestido de blanco con su característico sombrero se encarga de deleitar a los pasajeros con menús finamente preparados que han sido premiados por seis años consecutivos como la “Mejor Cocina de Aerolínea" por la revista Global Traveler. Las finas pastas se toman protagonismo en los vuelos, además de los platos que representan a las diferentes regiones italianas, junto con maridados vinos y espumosos “Ferrari Trento DOC”. Para ser más personalizado los viajes, las personas tienen la opción de elegir cuándo quieren consumir cada una de las comidas que se disponen.

Dependiendo de la hora del vuelo, en Premium Economy y Economy, los viajeros disfrutan de comidas calientes –italianas, por cierto- tentempiés o desayunos, todos acompañados de aperitivos de bienvenidas, una selección de refrescos y vinos. Comidas ligeras, bebidas, té y café, acompañan perfectamente los dos servicios mínimos que se ofrecen en Economy y que en los casos de mayor duración sobre las 11 horas, como a Buenos Aires, México DF o Santiago, se suma un tercero.

Recientemente, Alitalia ha sumado a su experiencia a bordo a la prestigiosa compañía de café Lavazza, cuyos productos están siendo deleitados por los viajeros de sus 147 rutas. Es un clásico café italiano que se ofrece en una versión instantánea 100% arábica, descafeinada y una carta de expresos seleccionados. Las tres calidades disponibles a bordo son ¡Tierra!, un café procedente de las granjas certificadas de Rainforest Alliance, de sabor intenso con notas de chocolate; Gran Reserva, un café intenso, aromático y dulce, con un sabor excepcional; y Gran Crema, un clásico espresso italiano equilibrado. Todos estos cafés también están disponibles en los salones VIP de Alitalia, tanto en los aeropuertos italianos como de otros países de destino.

Alitalia TCP nuevos uniformes (Alitalia)
Foto: Alitalia
Para encantarse con Italia, hay algo que no puede faltar: la belleza y el estilo, que cada temporada plasman destacados diseñadores para vestir a mujeres y hombres. Si la moda se asocia con lo italiana, es natural que también sea parte de la propuesta de Alitalia. Desde el 8 de junio, los tripulantes de cabina lucen los nuevos uniformes rojo y borgoña, propios de la “Alitalia Collection” con los que la aerolínea evoca a los grandes diseñadores de la moda italiana.

La nueva colección está inspirada en la arquitectura de las históricas construcciones italiana, en la elegancia y el estilo de vida de sus ciudades, sin dejar de lado los colores emblemáticos de los paisajes. Creada por Ettore Bilotta en su atelier en Milán, Alitalia lleva a través de sus tripulantes a un viaje apasionado dentro del mismo vuelo por todo Italia, su historia y su riqueza hacia la humanidad.

La apuesta de Alitalia por un concepto de servicio de alto nivel está orientada a marcar la diferencia entre sus competidores y exaltar lo nacional más allá de lo posible, recuperando ese rol característico que tienen las aerolíneas de ser embajadora de su país en el mundo.  “Made in Italy” acompaña otras iniciativas similares realizadas por otras compañías, Air France con su exitosa campaña “France is in the Air” que pese al tiempo de ser implementada sigue contagiando y entusiasmando a las personas.

En el sentido más comercial, “Made in Italy” -y todo lo que involucra-, es una homologación necesaria con el reconocido servicio que su socia Etihad entrega a sus clientes, aspecto absolutamente necesario, considerando que ambas compañías cooperan en la creación de una red global por la que muchos pasajeros transitan y que pagan por un servicio apropiado, independiente de la compañía que utilicen. Si bien el producto se puede apreciar mejor en las rutas intercontinentales, los vuelos de corto alcance también llevan un sello propio de Italia, en cada aspecto mencionado pero adaptado a la menor duración de los vuelos.

En pleno proceso de transformación hacia una línea aérea eficiente, rentable y sostenible en el tiempo, Alitalia quiere verse como una compañía moderna que es capaz de competir con las reglas del juego que impone la aviación de hoy pero que al mismo tiempo no deja de lado sus tradiciones y su riqueza histórica, ya sea como compañía como de su país. Con sus iniciativas, Alitalia espera convertirse en la mejor aerolínea europea con el cliente como prioridad.

13 comentarios:

Anónimo dijo...

Latam debiera tomar nota de todo esto, por lo que he visto, los interiores son una mezcolanza de leseras que no pegan (pisos de baño a lo "Copacabana", una franja de telar boliviano pegado en la pared, etc...). Los uniformes para qué hablar, qué cosa más espantosa.

Anónimo dijo...

El producto de LATAM es malo salvo el entretenimiento. Asientos estrechos, cabinas abarrotadas de gente, atención justa o precaria, una Business desactualizada en largo alcance y una mezcla que nadie entiende. Como que LATAM quiere ser todo pero no es nada.

Anónimo dijo...

Son cambios que tarde o temprano Latam va realizar,por ahora no me parece tan desactualizado como dicen algunos tomando en cuenta que de las grandes aerolíneas en américa solo Avianca tiene un mejor producto, las demás siguen el mismo esquema que Latam (aeromexico, aerolíneas argentinas,etc).

Camilo dijo...

Al pasajero de hoy esos detalles le importan bien poco, que benefició tiene eso de tener el piso de Copacabana si viajas al sur por ejemplo? Un chiste...

Anónimo dijo...

El producto de LATAM esta desactualizado en 10 años. Hasta las aerolíneas gringas que no son muy famosas por su servicio han mejorado con nuevas Business Y First Class y mejor atención.

Anónimo dijo...

Muy bien Alitalia. Es la única aerolínea Europea con Chef a bordo?

Anónimo dijo...

Que bien Alitalia! Me gustó. Ojalá duren en Chile.

Anónimo dijo...

Me tocó volar el fco scl a fines de mayo... choro los colores, pero el asiento de economy durísimo (incluso comparado con LAN), la caja gigante del IFE en los asientos del medio demasiado incómodo para las piernas (no sé si será igual en todos los 772), y la comida ahí no más (ni siquiera sacarina! pa qué decir leche). El made in italy se queda en los letreros de las calles no más.

Anónimo dijo...

Al anónimo de la sacarina: Lo invito a que en cualquier bar en Italia, pida o encuentre sacarina para un café.

Anónimo dijo...

Tal cual

Anónimo dijo...

Se ve que poco sabe de Italia el anonimo que se queja de la sacarina....
Yo viaje en Alitalia y por lejos es 1000 veces superior a LAN, porque no debo decir LATAM, ya que LAN impuso su nivel de servicio a TAM, destrosandolo y denigrandolo pasando a ser una aerolinea mediocre. Donde se ha visto que dos aerolineas se unan y en vez de conservar lo bueno de una y otra, se nivele para abajo... INCREIBLE!!! Hasta las Americanas que son famosas por su mal servicio han mejorado de sobremanera, fiel ejemplo es American Airlines donde al unirse con US Airways adoptó el servicio de esta última a la primera mejorando la atención al cliente un 100%. Pobre Rolim Amaro... se debe estar revolcando en la tumba por lo que le han hecho a su aerolinea...

Anónimo dijo...

Cualquiera que viaje bastante más allá de la oferta de LATAM sabe que el producto de esta compañía está igualado hacia abajo propio de una low cost.

sergio dijo...

Ricardo, sabes como le ha ido a Alitalia en su primer mes de operaciones en Chile? Cuál fue el factor de ocupación en Business y en Turista?

Saludos,

Sergio