sábado, 24 de diciembre de 2016

Amaszonas estudia la opción de abrir una filial en el norte de Chile

Por Ricardo J. Delpiano

Amaszonas CRJ200 (F.Ruiz)
Foto: Fernando Ruiz
Como una forma de avanzar en su expansión dentro de Sudamérica, el grupo boliviano Amaszonas estaría considerando la apertura de una filial en Chile para un futuro próximo, cuyas operaciones complementarían a las que hoy realiza desde Bolivia, Paraguay y Uruguay.

Si bien todavía no existe un anuncio formal al respecto, la compañía ya ha entregado señales de los pasos que dará en los años siguientes en materia de inversiones con el fin de avanzar hacia la creación de una red de transporte aéreo regional que atienda mercados secundarios entre los países.

La primera intención de abrir una filial chilena la dio Luis Vera, vicepresidente ejecutivo Comercial de Amaszonas, durante la presentación de la filial uruguaya (Amazonas Uruguay) en la Feria Internacional de Turismo de Argentina. En esa ocasión indicó que en un plazo aproximado de dos años, el grupo abrirá filiales en otros países como Brasil y Chile, para lo cual ya se estarían iniciando conversaciones y estudios correspondientes.

Recientemente y según consta en el sitio de aviación Aeronáuticapy.com, la empresa ha reiterado sus intenciones de incursionar en el mercado chileno. Para esto, buscaría beneficiarse de la política de Cielos Abiertos que posee Chile para basar algunas aeronaves Bombardier CRJ200 en la ciudad de Iquique desde donde volaría a destinos domésticos en el norte de país como Arica o Antofagasta, además de vuelos internacionales hacia Lima en el Perú o Salta, en Argentina.

Amaszonas aterrizó en Chile en el año 2014 con vuelos en la ruta Santa Cruz – Oruro – Iquique, que posteriormente transformó en Santa Cruz – Iquique y complementó también, con vuelos desde La Paz. Desde el 2 de mayo de 2016, su filial Amaszonas Paraguay se sumó a la operación del grupo en el mercado chileno al inaugurar los tres vuelos semanales desde Asunción, que recuperaron uno delos enlaces tradicionales del país y que por 15 años no fue atendido por ningún otro operador. Al inaugurar este último servicio, la compañía indicó que se habían reunido con la embajada en Chile en Paraguay, atendiendo una solicitud para extender la ruta desde Iquique hacia Antofagasta, con derechos correspondientes para mover pasajeros entre ambas ciudades. “La ruta está en evaluación”, señalaron en esa ocasión.

Con dos años operando en el mercado y con cambios significativos en la oferta por parte de sus competidores en los mercados que atiende, el Grupo Amaszonas pareciera tener una operación firme en el país. A modo de ejemplo, la ruta Asunción – Iquique tiene una rentabilidad aceptable por el tráfico corporativo de la misma, según información entregada desde Paraguay. Además de la operación en el norte, el grupo ha indicado que su filial uruguaya podría también considerar a Chile como parte de su red, aunque con vuelos a Santiago desde Montevideo como principal opción.

Según datos de la Junta Aeronáutica Civil de Chile (JAC), Amaszonas ha transportado a 40.625 pasajeros desde que aterrizó en Chile. De ese total, 4.928 corresponden a las personas movilizadas por la filial paraguaya y las restantes 35.697, por la firma boliviana. Como resultado directo de su operación, la ciudad de Iquique ha visto incrementada la cantidad de vuelos internacionales ocupando el segundo lugar a nivel nacional de acuerdo con el Análisis de Capacidad de Aeropuertos de la Asociación Latinoamericana y el Caribe de Transporte Aéreo (ALTA) para el año 2016.

Amaszonas busca diversificar su red aprovechando las oportunidades y los vacíos que existen en el mercado aéreo de la región, especialmente en lo que respecta a una conectividad interna entre los países de Sudamérica, desafío pendiente por factores económicos, políticos y demográficos. Actualmente, el grupo posee una flota conformada por nueve CRJ200 con capacidad para 50 pasajeros de los cuales siete están basados en Bolivia, uno en Paraguay y uno en Uruguay. Considerando los ajustes en las flotas de otras compañías aéreas, no debiera ser extraño que la compañía aproveche esta instancia para renovar material o bien sumar nuevas unidades, especialmente de aquellos modelos de mayor capacidad pero de la misma familia con el fin de hacer más eficientes sus operaciones.

3 comentarios:

dove-sei dijo...

Se nota que Amaszonas tiene un buen trabajo de años, que utiliza los recursos disponibles y utiliza otras aeronaves que salgan de los antiguos B737 y que demuestra con ello que es posible obtener una operacion exitosa con dichas aeronaves.
Siempre es bueno tener nuevos actores en el mercado nacional

Anónimo dijo...

Sería fantástico que abrieran una filial en el Norte, supliendo así el golpe bajo que propinó Sky y Lan a los habitantes de toda esa zona del país, obligándolos a venir a Santiago para poder viajar a sus ciudades vecinas.

Andrés dijo...

No entiendo cómo es que pueden atreverse a decir que "abren filiales" con una sola aeronave en cada país. Me parece muy poco profesional y estratégico, abrir filiales solo por abrir. Me parece genial que Amaszonas quiera expandirse en la región y buscar posicionarse como una alternativa más en el mercado, pero no de esta forma tan apresurada. Sino qué fácil, cualquier aerolínea abriría filiales en cualquier lado.