martes, 21 de febrero de 2017

Air France – KLM reporta resultados financieros positivos en 2016: bajos precios del combustible y mejoras de las compañías impulsan los números

Por Ricardo J. Delpiano

Air France KLM B777-300ER tails (KLM)
Foto: Air France - KLM 
Como un fuerte respaldo a la gestión, Air France – KLM reportan un año 2016 positivo en términos financieros que se reflejan en una utilidad neta de 792 millones de euros (US$ 834,4 millones). El resultado representa una mejora de 674 millones de euros sobre el año de 2015, cuando el grupo franco-holandés registró una ganancia neta de 118 millones de euros. Los ingresos operacionales fueron de 1.049 millones de euros, que representan una mejora de 269 millones de euros y de 558 millones de euros excluyendo factores relacionados con los efectos de las monedas.

La baja en los precios del combustible y el buen desempeño de los costos, pese a las presiones existentes en los ingresos unitarios y en la variación de las monedas, son los dos factores que explican los resultados obtenidos. Según el reporte, el gasto por combustible para el año 2016 asciende a 4.597 millones de euros lo que representa una caída de 25,7% respecto al año anterior. El descenso en los precios del carburante tuvo una incidencia positiva de 927 millones de euros. En tema de los costos, destaca por ejemplo el descenso de los costos unitarios y de las pensiones. El reporte financiero se da en un año políticamente incierto, especialmente para las compañías europeas con presencia global por los cambios geopolíticos existentes.

Air France – KLM destaca que los resultados obtenidos están alineados con los objetivos y los KPI están mostrando mejoras, lo que reafirma las directrices aplicadas en el plan de negocios junto con las iniciativas impulsadas, el esfuerzo de los empleados y la lealtad de los clientes, esto  último pese a la mayor competencia existente en distintos segmentos. Pese a los resultados, el panorama continúa siendo desafiante.

“Mientras el precio de los combustibles continúa reduciendo los costos del grupo, el contexto geopolítico, la competencia y el exceso de capacidad en la industria tienen como resultado un bajo nivel de ingresos”, comenta Jean-Marc Janaillac, presidente y CEO de Air France – KLM.

Sus comentarios además de hacer referencia al escenario internacional, muestran el impacto que las nuevas aerolíneas globales como las del Medio Oriente y también el crecimiento de otras compañías han generado. En este punto, emerge por ejemplo la oferta general realizada por la utilización masiva de los aviones de fuselaje ancho. Janaillac, indica que la compañía cuenta con las herramientas para hacer frente estos escenarios.

“Con Trust Together, nuestro proyecto estratégico, estamos decididos a dar la ofensiva reforzando nuestra capacidad de innovar y mejorar nuestra competitividad. En un contexto político que sigue siendo muy incierto y frente a una competencia agresiva, el status quo no es una opción”, puntualiza el ejecutivo.

Por líneas aéreas, los resultados operativos en 2016 son más favorables para KLM con 681 millones de euros (6,9% de margen) mientras que Air France obtiene 372 millones de euros (2,4% de margen).

Air France – KLM se jacta de lograr en 2016 una red robusta e integrada entre las dos firmas que sigue creciendo y que le aporta un desempeño fuerte al negocio con 19.682 millones de euros, frente a los 2.069 millones de euros de la carga, y los 4.182 millones de euros del rubro de mantenimiento (MRO).

Durante 2016, la compañía mantiene un estricto de la capacidad ofrecida, medida en asientos disponibles por kilómetro (ASK), que apenas crece en 0,7%, lo que sumado a una gestión activa, limitan la presión hacia los ingresos unitarios, especialmente en el segmento de Premium de larga distancia. Los ingresos por servicios complementarios aumentan en un 12,0% a 515 millones de euros.

En la red de larga distancia, el ASK crece un 0,6% como resultado de la utilización de aeronaves de mayor capacidad mientras que los ingresos descendieron en un 4,0%. En este segmento influyen también los efectos asociados al terrorismo en Francia, los ajustes en capacidad y cambios en la demanda. Pese a esto, la compañía tiene un resultado positivo más favorable con un aumento de 250 millones euros para cerrar en 1.320 millones de euros. En los vuelos de corto-medio alcance alimentados por el hub, el ASK crece un 2,0% durante 2016, con un descenso de 5,4% en los ingresos, excluyendo efectos monetarios. Nuevamente, los flujos hacia Francia contribuyen a esta situación. La reducción de los vuelos punto a punto se muestra en un descenso de 3,9% en términos de ASK que contribuyen a una mejora de 1,0% en ingresos, representados en un aumento de 20 millones de euros. Air France - KLM como grupo transportan en 2016 a 93.442 millones de pasajeros lo que representa un incremento de 4,0% respecto al 2015. 

A nivel de carga, Air France – KLM continúan ajustando su unidad de carga por la excesiva oferta que existe y la debilidad de los mercados globales, todo con el fin de aportar la mayor contribución al grupo. Así, la capacidad de carga (ATK) se contrae significativamente en 24,0% como consecuencia de la salida de aeronaves cargueras, que a fecha de hoy quedan sólo seis operativas (tres Boeing 747-400ERF, un B747-400BCF de KLM y dos B777F, de Air France).

En el negocio de mantenimiento (MRO), Air France – KLM registran mejoras en ingresos que ascienden a 1.834 millones de euros que reflejan un crecimiento de 16,0% como consecuencia nuevos contratos de los últimos años. Sólo en el año 2016, los contratos para prestar servicios a terceros aumentan en 6,0% principalmente para todo lo referente a la mantención de aviones Airbus A350 y B787.

La unidad de bajo costo y tarifas bajas (LCC, por sus siglas en inglés), Transavia, continúa su crecimiento con una operación en equilibrio, que responde principalmente a la captura que la compañía realiza de los viajes de placer dentro de Europa, además de la valoración de la marca. El ASK en Francia de Transavia tiene en 2016 un crecimiento de 23,0% mientras que en los Países Bajos del 11,0%. Actualmente, la filial opera en más de 100 destinos en Europa y Norte de África, transportando a 13,3 millones de personas al año.

Air France – KLM visualiza un año 2017 con un comportamiento similar al 2016. El factor de la incertidumbre política a nivel global continuará generando presión en las operaciones de la compañía así como en el tema del precio de los combustibles, además de la evolución de toda la industria de la aviación. Siguiendo las directrices generales, apuesta por un crecimiento inteligente de entre 3,0% y 5,0% en ASK, además de continuar realizando gestiones para reducir los costos unitarios a un mínimo de 1,5% y reducir la deuda que la compañía mantiene.

No hay comentarios.: