martes, 4 de abril de 2017

American Airlines invierte en China Southern y anuncia alianza estratégica para atender el mayor mercado de Asia

Por Ricardo J. Delpiano

American B777-200ER (S.Blaise)
Foto: S.Blaise
Con el fin de hacer competir de manera eficiente y hacer frente al avance de otros operadores en uno de los mayores mercados del mundo, American Airlines ha anunciado una inversión de US$ 200 millones en China Southern y el establecimiento de una alianza de cooperación a largo plazo. De esta manera, la aerolínea más grande del mundo y la aerolínea más grande de China, esperan iniciar un nuevo camino de cooperación que continúa llevando al gigante asiático al interior del  nuevos esquemas de consolidación de la industria aérea.

La inversión se realizará mediante la compra del 2,47% del capital que China Southern pondrá a la venta en la Bolsa de Valores de Shanghái, lo que permitirá el ingreso de American. Así, la aerolínea con base en Dallas Ft. Worth se unirá a Delta Air Lines y United que con inversiones y también alianzas, poseen herramientas para atender el mercado chino. Cabe recordar que Delta posee participación en China Eastern mientras que United mantiene una alianza estratégica con Air China, su socia también en Star Alliance.

“Somos dos grandes compañías en el mundo y nuestras redes son altamente complementarias que tienen el potencial de ofrecer a los clientes de China Southern y American Airlines, un sinnúmero de destinos en un mercado estratégico para los negocios y los viajes de turismo”, indica Robert Isom, presidente de American Airlines.

A pesar de que las dos compañías carecen de puntos de contactos significativos, la alianza toma valor por los mercados que cada una atiende, así como por las oportunidades de conectividad a nivel internacional que se abren a futuro, más todavía si se considera que son dos aerolíneas con una alta proyección de crecimiento.

China Southern es la principal aerolínea doméstica de China. Desde su hub en Guangzhou, opera distintas rutas transpacíficas que incluyen a Los Ángeles, San Francisco y Nueva York (JFK), las que servirán como puntos de conexión con American Airlines. Por su parte American, vuela desde sus hubs en Chicago (ORD), Dallas Ft. Worth y Los Ángeles, a Beijing y Shanghái (PVG).

Las dos aerolíneas esperan establecer un acuerdo bilateral de código compartido hacia fines de año con el cual comenzarían los beneficios para los clientes. Las intenciones de ambas es trabajar la conectividad entre China y Norteamérica, las dos firmas apuestan también por incluir a Sudamérica, tomando en consideración el incremento de viajes desde esta región hacia China. El código compartido permitirá a los pasajeros de American acceder a más de 40 destinos a través de Beijing y a más de 30 desde Shanghái (PVG). Para los clientes de China Southern, tendrán acceso a 80 destinos en los Estados Unidos y Sudamérica.

Con el ingreso al capital de China Southern y el establecimiento de una alianza, American Airlines busca no sólo realizar un balance de poder en uno de sus nuevos mercados frente a sus competidores estadounidenses y norteamericanos, sino que también a los operadores globales, como por ejemplo las tres grandes aerolíneas del Medio Oriente, otras compañías asiáticas, así como también, algunas europeas que en el caso del mercado sudamericano son una opción preferida para viajar a China y Asia en general.

En el caso China Southern, la asociación con American puede ser una oportunidad para compensar el eclipse que le provocará el establecimiento del acuerdo de joint venture entre Delta Air Lines y Korean Air, al interior de SkyTeam, además de complementar la expansión que está realizando y que en los próximos meses la llevarán a incursionar con presencia propia en el mercado latinoamericano.

El anuncio de este acuerdo se dio a conocer el pasado 28 de marzo y probablemente esté acompañando de otros adicionales en los meses siguientes. Dependiendo de los resultados, esta asociación podría generar algunas respuestas de parte de sus competidores. 

No hay comentarios.: