martes, 9 de mayo de 2017

Aeroméxico y Delta escriben “un nuevo capítulo en la aviación americana” al iniciar su joint venture

Por Ricardo J. Delpiano

Aeromexico Delta tail (Delta Air Lines)
Foto: Delta 
Después de dos años de trámites, finalmente Aeroméxico y Delta han comenzado a implementar su acuerdo de joint venture (JV o JBA, por sus siglas en inglés) en rutas entre Estados Unidos y México. Para las dos aerolíneas, el acuerdo se traduce en una oportunidad significativa que mejora su posición en el mercado al superar a su competencia, mientras que para el usuario representa la posibilidad de acceder a una mayor cantidad de vuelos, nuevas rutas y mejores conexiones.

La implementación del JBA entre Aeroméxico y Delta marca un punto de inflexión en la historia de la aviación latinoamericana y también mundial. Es el primer acuerdo de este tipo entre un país latinoamericano y los Estados Unidos que cuenta con la inmunidad otorgada por las autoridades económicas y de transporte de ambos países. También es el primer JBA en el mundo en ser aplicado a rutas de corto alcance, vuelos transfronterizos y con una alta cantidad de frecuencias, hecho que demuestra el carácter sectorial que tienen este nuevo tipo de asociaciones.

Hasta ahora, los JBA prácticamente estaban aplicados en vuelos de larga distancia como las rutas trasatlánticas o transpacíficas o entre Europa y Asia. Incluso, los JBA propuestos entre LATAM y American Airlines, y LATAM e IAG, que actualmente están siendo revisados se enmarcan dentro de esa condición. En 2012, Air Canada y United consiguieron una inmunidad para compartir vuelos entre Canada y Estados Unidos, pero nunca materializaron el acuerdo.

“Las aerolíneas están escribiendo un nuevo capítulo en la historia de la aviación del continente americano con la primera alianza inmunizada transfronteriza entre México y los Estados Unidos”, destaca Delta al anunciar el comienzo de la alianza. “Gracias a esta alianza, las aerolíneas podrán incrementar su competitividad y ofrecer más rutas a sus clientes. Así, al ofrecer una mayor variedad de servicios y horarios más convenientes, los clientes de ambas compañías se verán beneficiados, lo cual fortalecerá la relación que ambas empresas han forjado durante más de 20 años”.

Aeroméxico y Delta confirmaron al Departamento de Transporte de los Estados Unidos (DOT, por sus siglas en inglés) y a la Comisión Federal de Competencia Económica (COFECE) que han cumplido con todos los requerimientos para que se pueda implementar la asociación. Las condiciones exigidas establecieron la entrega de 24 slots diarios en la ruta Ciudad de México y distintas ciudades en los Estados Unidos de aquí al 2018, además de seis slots diarios en rutas desde Nueva York (JFK) a seis ciudades mexicanas.

Las dos compañías aéreas coordinarán sus horarios para ofrecer una nueva y mayor oferta a los usuarios. También cooperarán en temas de uso de infraestructura en los distintos aeropuertos como salones VIP y puertas de embarque. Uno de los puntos más importantes serán las iniciativas comerciales que las dos empresas comenzarán a aplicar y que permitirán a los pasajeros contar con más alternativas de viaje, ya sea en precios, frecuencias o programas.

“La capacidad de cooperación con Aeroméxico traerá mayor competencia a uno de los mercados transfronterizos más dinámicos del mundo”, señala Ed Bastian, CEO de Delta. “Esta oportunidad de compartir la experiencia de Delta, sumada a nuestra exitosa trayectoria en alianzas similares y nuestra extensa historia de colaboración con Aeroméxico, garantizarán la excelencia de este acuerdo”.

Delta posee un excelente historial en acuerdos de estas características. Fue una de las primeras en implementar un JBA en rutas trasatlánticas junto con Air France – KLM que posteriormente extendió a Alitalia. También consiguió una alianza similar en 2014 con Virgin Atlantic tras adquirir dos años antes el 49% de Virgin Atlantic. Continuando con su estrategia, espera conseguir un JBA con la brasilera GOL dentro del marco que permite la liberalización de los cielos entre Estados Unidos y Brasil. “Ahora estamos en una posición favorable para brindar beneficios significativos a nuestros clientes, socios comerciales y colaboradores”, agrega Bastian.

“Este acuerdo histórico es muy importante para nuestros clientes, quienes se verán beneficiados con más opciones de vuelo y conectividad entre ambos países. En el caso de nuestros colaboradores, representa una oportunidad extraordinaria de desarrollo a través de la adopción de mejores prácticas que nos permitirán tener la alianza más exitosa de la región. Nos complace también que este acuerdo fortalecerá la relación entre México y los Estados Unidos al ofrecer mayor conectividad que nunca entre ambos países”, dice Andrés Conesa, CEO de Grupo Aeroméxico.

El JBA entre Aeroméxico y Delta se materializará principalmente con vuelos a través de los hubs de ambas compañías. La aerolínea azteca ofrecerá acceso a través de los centros de conexiones en México DF, Guadalajara y Monterrey, mientras que la compañía estadounidense lo hará a través de los hubs en Atlanta, Nueva York (JFK), Detroit, Los Ángeles, Minneapolis St. Paul y Salt Lake City.

Aeroméxico B787 y Delta B767-300ER tail en SCL (RD)
Foto: Ricardo J. Delpiano
Según Flightglobal, el JBA de Aeroméxico y Delta administrarán cerca del 22% de la capacidad entre Estados Unidos y México, superando a American Airlines que ostenta el 18,7% y United con el 16,7%. Delta siempre había sido uno de los tres principales operadores entre los dos países pero no se había visto fortalecida significativa luego de la posición ventajosa que consiguieron American y United con sus respectivas fusiones. Basta recordar que en la década pasada, Continental (hoy parte de United) era la principal aerolínea estadounidense en México.

Aeroméxico y Delta destacan su historia como un ejemplo de colaboración en la industria de la aviación desde que en 1994 hicieron uso de su primer código compartido. En 2011, Delta firmó un acuerdo comercial de mayor valor con Aeroméxico que complementó al año siguiente con una inversión de US$ 65 millones. En 2015, ambas aerolíneas presentaron la solicitud ante el DOT y CONFECE para obtener la inmunidad en un futuro JBA transfronterizo, permisos que fueron otorgados con condiciones en 2016 y aplicadas en 2017. Durante este año, Delta finalizó la oferta para adquirir el 32,0% de Grupo Aeroméxico, ostentando en total el 36,2% de las acciones con la opción de adquirir un 12,8% adicional para llegar al 49%.

Se estima que con el JBA las dos compañías aumentarán de 70 a 100 los vuelos diarios equivalentes a 10 mil operaciones anuales. Este crecimiento significativo de la oferta demuestra uno de los beneficios que este tipo de alianzas tienen en los pasajeros.

Para la industria, aprobación y ahora implementación, es considerada todo un hito especialmente en una región donde los JBA son vistos como un fenómeno nuevo que todavía genera ciertas desconfianzas, especialmente cuando se mezclan o privilegian intereses políticos o sectoriales en lugar de una visión a futuro de competencia y oferta al usuario.

El mercado entre Estados Unidos y México, prácticamente es atendido por todas las aerolíneas principales de ambos países, lo que representa una oferta considerable que incluye distintos modelos de negocios y tipos de demanda. Las concesiones realizadas permitirán que algunos competidores continúen incrementando capacidad entre los dos países generando un balance frente a este nuevo proceso de consolidación. 

No hay comentarios.: