sábado, 20 de mayo de 2017

Chile comienza una nueva “revolución aérea” con descenso de tarifas, más pasajeros y administración de servicios adicionales

Por Ricardo J. Delpiano

LATAM pasajeros embarcando A321 2 (RD)
Foto: Ricardo J. Delpiano
Como consecuencia de los cambios en los modelos de negocios y la capacidad de adaptación de las líneas aéreas, el mercado aéreo chileno comenzará a vivir una de las épocas más interesantes de su historia reciente. Un número mayor número de operadores y nuevos modelos de negocios están creando una oferta sin precedentes que prometen incrementar en más de 50% la actual cantidad de pasajeros que hoy utiliza el avión como medio de transporte en Chile.

En los últimos 10 años, tres han sido las etapas que han marcado el transporte aéreo. Una que comienza en 2006-2007, cuando la entonces LAN (hoy LATAM) cambia su modelo de negocios de corto alcance de uno tradicional uno híbrido; la segunda, con la transformación de Sky en la primera aerolínea de bajo costo y tarifas bajas (LCC, por siglas en inglés); y una tercera marcada por una nueva estructura tarifaria de LATAM como resultado de la profundización de su modelo híbrido y el futuro ingreso de un operador de ultra bajo costo (ULCC), como es el caso de JetSmart.

En cada una de estas etapas, la reducción del precio ha sido fundamental para atraer más pasajeros al viaje en avión. Según datos de LATAM, desde el año 2005 hasta 2015 las tarifas se redujeron en promedio en un 40% siendo los descensos más significativos en el año 2007 y 2009. Este descenso en los valores de los pasajes estuvo acompañado de un incremento de capacidad como resultado de la incorporación de nuevos aviones y más frecuencias. Como resultado, los pasajeros en Chile podrían disfrutar de una verdadera democratización de la aviación que continuó con el cambio de Sky a un operador LCC y la respuesta natural de la competencia.

El segmento LCC había estado excluido del mercado nacional por las condiciones geopolíticas, económicas y demográficas del país (fuerte centralización en torno a Santiago), pero ha conseguido abrirse espacio por la alta capacidad de adaptación de las líneas aéreas. Con metas claras, Sky ha conseguido modificar el modelo a la realidad local y actualmente trabaja por profundizarlo con más frecuencias y capacidad. El objetivo es conseguir la masa crítica que todo operador LCC necesita. Si bien hay resultados, como el aumento de pasajeros registrado y el descenso de precios, se estima que el trabajo de Sky podrá materializarse con más fuerza durante 2018, cuando arribe la nueva flota que supondrá más asientos por vuelo, más frecuencias y una red superior.

A los dos elementos característicos de las etapas anteriores, como el estímulo a través del precio y la capacidad para sumar más pasajeros, la tercera “revolución” del transporte aéreo chileno está marcada por un fuerte uso de los servicios complementarios a través de los cuales, las compañías aumentan su oferta de productos y los pasajeros experimentan un mejor satisfacción del viaje, ya que lo valoran más y sólo lo adquieren si realmente lo necesitan.

Los servicios complementarios son todos aquellos que no guardan relación con el derecho al transporte, motivo por el cual uno adquiere un pasaje, y pueden ser de distinto tipo como la venta de comida a bordo, la selección de un asiento, las compras en programas de viajero frecuentes o Duty Free, administración de las reservas, etc. En el último tiempo, la industria aérea global ha visto en su aplicación una fórmula interesante para enfrentar los ciclos económicos más frecuentes y las nuevas amenazas a la seguridad, además de ser aportes para fortalecer el negocio. Mediante el cobro por separado del pasaje, permite reducir los costos y que el pasajero valore más su uso, evitando un desaprovechamiento de los productos ofrecidos.

En Chile como en cualquier parte del mundo, los servicios adicionales siempre han estado presentes, pero es con las transformaciones de los negocios de LATAM y Sky que han cobrado protagonismo. JetSmart, la futura aerolínea chilena ULCC, espera no sólo continuar ese camino sino que maximizar su uso para de esta forma asegurar las tarifas “ultra bajas” que promete a sus potenciales usuarios.

La masificación del transporte aéreo en estos últimos 10 años ha triplicado el número de pasajeros a una tasa ampliamente superior al Producto Interno Bruto (PIB) del país. Según datos de la Junta Aeronáutica Civil (JAC) y el Banco Central, la evolución muestra un incremento de las tasa de crecimiento anual compuesto (CAGR, por sus siglas en inglés) de 12,0% en la cantidad de pasajeros transportados en comparación al apenas 4,0% del PIB. El aumento sería tres veces más si el crecimiento económico del país fuese superior pero independiente de esto, hoy Chile es el país con la mayor tasa de viajes aéreo per cápita de la región: 1,0 viajes en avión por habitante en vuelos domésticos e internacionales y sólo 0,55 viajes si se consideran vuelos domésticos superando a Colombia (0,48), Brasil (0,48), Perú (0,31) y México (0,29).

SCL Pasajeros counter (RD)
Foto: Ricardo J. Delpiano
La concepción de un transporte masivo está generando beneficios para la industria y para el país. Para las líneas aéreas, les permite reducir el impacto de las crisis económicas en sus negocios, ya que junto con la diversificación de los ingresos, pueden continuar ofreciendo bajos precios que atraen pasajeros. Para los aeropuertos y el sistema aeronáutico general, se traducen en más usuarios al sistema. A nivel país, el aumento de los viajeros genera altos beneficios como una alta recaudación tributaria por el concepto de las tasas aeroportuarias, más consumo turístico por mayor demanda de hoteles, paquetes, taxis, buses, y más empleo directo e indirecto por el dinamismo del sector.

LATAM considera que con su nuevo modelo de negocios las tarifas podrían disminuir hasta en un 40% más en comparación a los valores actuales y con esto sumar un millón adicional de pasajeros anuales en comparación a lo que hoy transporta. Si se considera la acción comercial de Sky y la de JetSmart, el volumen de pasajeros volando dentro de Chile aumentará significativamente en los próximos años. El mayor crecimiento del transporte aéreo también beneficiará a operadores más pequeños por ser alternativas a las principales líneas aéreas.

Pero la nueva revolución de transporte aéreo en Chile generará desafíos inmediatos que obligaran a actores aeronáuticos y no aeronáuticos, así como a las entidades regulatorias a redoblar los esfuerzos para atender la gran masa de personas que se avecina. Uno de los puntos más críticos es sin duda el tema de infraestructura, que a fecha de hoy se encuentra saturada en ciertas horas del día y el trabajo que desempeñan organismos públicos en el transporte aéreo.

Más trabajo en conjunto -y efectivo- con el sector privado, mayor flexibilidad en las bases de licitación (BALI) por parte del Estado que permita a concesionarios adecuar terminales aéreos a una mayor demanda, que los servicios públicos (PDI, AVSEC, Aduanas) funcionen mayor eficiencia para evitar cuellos de botella, y mayor inversión en áreas operativas de los aeropuertos y aeródromos del país, son algunos de los desafíos pendientes que Chile debe afrontar en el corto plazo. 

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Personalmente, creo que la tercera etapa, la marcara el inicio de operaciones de JetSmart. Viendo desde otro punto, Latam solo esta reaccionando ante la competencia.

Anónimo dijo...

Me parece vergonzoso como las dos principales aerolíneas de Chile se ríen de todos los chilenos, pasajes low cost más caros que muchos que he comprado anterior al cambio y sin restricciones un ejemplo pasaje a la Serena ida y vuelta comprado en noviembre del año pasado con equipaje, elección de asiento y snack 32.000.-. en cambio hoy con tarifa low cost el mismo pasaje 19.000 + 15.000 de tasas + 19.980 de maleta sumando ambos tramos total 53.980.- y eso que no sume el snack y la elección de asiento. Donde esta el low cost, de verdad vergonzoso.

Anónimo dijo...

Solo mentiras, a mi ahora me cuesta 40 mil pesos mas caro volar de Punta Arenas a Temuco ya que yo requiero volar con equipaje.

Volará LAW a Punta Arenas y Temuco?

Saludos
Boris.

@cushini dijo...

Con toda la parafernalia publicitaria a cuestas, es dificil visualizar el mercado tal cual es. Pero la objetividad es clara y la cotizacion no miente. Hoy la aerolinea mas economica entre Concepcion y Santiago es LAW, quien ademas no castiga por proximidad de viajes, puedes comprar por tramos o el ida y vuelta en el mismo dia, tampoco sin castigo. Puedes seleccionar asiento y un enorme snack a bordo, que de manera personal me da lo mismo porque no vuelo por comida, pero hasta en eso LAW esta marcando diferencia respecto a LATAM y Sky.

No se si la plataforma de LATAM esta mala producto del cambio tarifario, espero que los precios publicados hoy sean producto de un error de sistema, pero hice la prueba durante la semana, cotizando pasajes CCP-SCL para Junio, Julio y Agosto, y hoy, mismos horarios, mismos dias, esta entre $15.000 y $25.000 pesos mas caro, y en la famosa tarifa Light, que no permite seleccionar asientos ni llevar equipaje.

No me suelo quejar, mas bien apoyo cada nueva iniciativa que impulse el transporte aereo, pero lo de LATAM es un disparate y Sky esta en el rango tarifario de LATAM antes del cambio (meh). Hoy la opcion economica, y curiosamente sin definirse Low Cost, es LAW! Y va a irrumpir Jet Smart, que bastante fe le tengo.

Anónimo dijo...

Balmaceda y Pta. Arenas son los próximos destinos. Lo dijeron el dia del primer vuelo a PMC.

Anónimo dijo...

@cushini Habrá que ver hasta cuando aguanta LAW con ese servicio. Esta demostrado que ofrecer comida no genera valor al pasajero, pregúntele a Sky cuando tenía la comida chilena o LAW que con todo su full service tiene bajísimos factores de ocupación y eso que sus horarios son buenos.

Anónimo dijo...

De jetsmart me huele que cobrara el check in y tarjeta de embarque en el aeropuerto.

Anónimo dijo...

Creo que el ingreso de JetSmart como ultra low cost será una revolución. Lo único que ha cambiado hasta ahora es que Sky hace más ruido que antes. LATAM ha bajado marginalmente su participación de mercado al mismo tiempo de haber reducido su flota y oferta, de modo que no es Sky ganando espacio sino que LATAM permitiéndoselo.

Anónimo dijo...

Entonces las únicas aerolíneas (que operen mercado doméstico) que nosean "low cost", híbridas o la cosa que sea LATAM van a ser: Amaszonas, LAW, DAP, ONE y Paravai? (Nose porque hay gente dicen que paravai es una compañia falsa, si estan esperando la certificacion de la DGAC)

Anónimo dijo...

LAW va a volar a Punta Arenas vía Balmaceda relativamente pronto. Luego viene Antofagasta y Calama, creo que Iquique viene más adelante. Las bajas tasas de ocupación es producto de una falta de publicidad. Les falta más promoción. No he volado con ellos, pero conozco gente que sí y dicen que el servicio es excelente, desde el trato hasta el snack. Cierto que la comida no agrega valor, pero si en la otra te cobran lo mismo y no te lo dan, o te lo venden aparte, mejor tenerlo, o no? LAW no va a ser LCC; vean sus itinerarios, apuntan al que viaja por negocios, no al turista.

Anónimo dijo...

Sky publicidad engañosa, latam elitista como siempre,jetsmart una ilusión,parabai un brote de esquizofrenia.
Hasta ahora Amaszonas a sido una respuesta en el norte, con pasajes caros en su mayoría, pero bastante conveniente el tramo arica-iquique $15.000 ida.
Law se vislumbra como una excelente alternativa, esperemos abarque chile con pasajes que no pasen los 50.000 y triunfen.
Aún se espera la llegada de Albatros al norte y sur.

Anónimo dijo...

¿Albatros? tiene el mismo tufillo de Paravai y de AeroPatagonia. LAW tiene publicidad, y mucha, pero tiene el peso de la campaña en contra de los reportajes por lo de los haitianos.