lunes, 12 de junio de 2017

Usuarios destacan el llamado de Nuevo Pudahuel para acelerar la construcción de un metro o tren ligero al aeropuerto de Santiago

Por Ricardo J. Delpiano

Metro Santiago Logo (VD)
Foto: Ricardo J. Delpiano
Positivas han sido las reacciones de los usuarios respecto al llamado que hizo el concesionario Nuevo Pudahuel al Estado de Chile para que este avance en la construcción de una línea de metro o tren ligero entre la ciudad de Santiago y el aeropuerto. El interés es poder contar en el futuro con más y mejores medios de transporte terrestre en comparación a los que se disponen hoy en día.

Viajeros frecuentes, personas ligadas a los mundos de los viajes y simples pasajeros, fueron consultados respecto al llamado realizado, una apreciación de la oferta actual y los medios de transportes que utilizan. En términos generales, la mayoría de los entrevistados se mostraron muy favor de que la capital de Chile debe considerar la opción de metro para mejorar la actual oferta de transporte terrestre, especialmente si Santiago quiere proyectarse como un ciudad desarrollada en el mundo. La valoración aumenta considerando la limitada oferta actual, los altos precios y la escasa confianza que existe hacia el sistema de transporte público de buses urbanos, conocido como Transantiago.

“Me parece más que necesario, todos las ciudades desarrolladas tienen conectividad de metro con el aeropuerto principal”, dice Sebastián, periodista de viajes en Chile. Dentro del rubro, la opinión es compartida por Jesús, del sitio ExplorandoRutas.com, quien expresa que la petición que hace el consorcio Nuevo Pudahuel “es completamente válida y acorde a la naturaleza del proyecto de expansión que actualmente se adelanta”. Puntualiza que “seguramente traerá beneficios a mediano y largo plazo”.

Famosa por sus viajes por el mundo, Gloria Apara o “Nomadic Chica” como se la conoce en el mundo de internet, señala que el metro “es absolutamente necesario” para modernizar el concepto turístico de Santiago. “La distancia a la actual estación Pajaritos es pequeña y toma menos de 10 minutos en bus, parece lógico realizar esta inversión y aportar mayor conectividad tanto a trabajadores del aeropuerto como a quienes viajan desde y hacia él”, comenta tras llegar a su más reciente destino, Alemania, país donde el tren es un medio recurrente para ella para llegar hasta el hub de Frankfurt am Main.

Desde el extranjero las opiniones no difieren, aunque mencionan que el caso de Santiago no difiere del resto de las principales ciudades latinoamericanas en lo que se refiere a la conectividad ciudad – aeropuerto. A excepción de México DF, ninguna otra capital o ciudad importante cuenta actualmente con un sistema de transporte masivo que conecte el terminal aéreo con el centro de la ciudad. En Sao Paulo, una línea de bus conecta Guarulhos con la red de metro de la ciudad, mientras proyectos en Perú buscan que el metro de esa ciudad y el sistema “Metropolitano” también pueda extenderse al aeropuerto Jorge Chávez.

Gastón, estudiante de licenciatura en Turismo en Argentina y viajero frecuente a Chile, va más allá y aborda la problemática general del transporte. “El concesionario sabe de las falencias que tiene el sistema de transporte público de Santiago y su falta de cobertura, y el lugar que ocupa como punto de llegada y entrada al país”, dice. “Creo que si bien el concesionario no debe cargar con la responsabilidad económica de financiar la llegada del Metro al aeropuerto propiamente dicho, sí debe de facilitar las gestiones y el planeamiento del mismo.”

Como usuario considera que la alternativa de metro o tren ligero es necesario para asegurar un flujo de tráfico y aumentar la oferta para bajar el costos de los servicios y especialmente “romper” con el oligopolio de los taxis y buses, además de disminuir significativamente los tiempos de traslados.

Nuevo Pudahuel ha realizado el llamado al Estado de Chile para agilizar la construcción de un metro o tren ligero como parte de las medidas adicionales que acompañen el crecimiento explosivo del tráfico aéreo, el aumento de la demanda y la reducción de la dependencia de los actuales servicios, mismos que por ejemplo, generan congestión en los estacionamientos del terminal aéreo. “Tiene que haber un crecimiento transversal y en ese sentido, la llegada de una línea de metro o un tren ligero va a ayudar a que más personas accedan al aeropuerto”, ha dicho Nuevo Pudahuel.

El reciente anuncio de construcción de una línea 7 del Metro de Santiago abrió esperanzas de que la ansiada mejora en la conectividad fuese recibida por las autoridades del presente Gobierno, pero hasta la fecha no existen novedades al respecto.

Un día antes de la Cuenta Pública de la Presidente Michelle Bachelet, la ministra de Transportes, Paola Tapia, señaló en radio Bío-Bío (31/05/2017), que “ya existen medios para llegar al aeropuerto” agregando que no estudiar posibilidades como un Metro o un tren no tiene nada que ver con temas económicos. El subsecretario de Transportes, Carlos Melo, citado por diario El Mercurio (27/05/2017), había indicado previamente que los estudios para extender la red de metro o trenes ligeros indican que “no son rentables socialmente.

Oferta actual insuficiente, poco confiable y cara

SCL Transantiago J07 (RD)
Foto: Ricardo J.Delpiano
Los usuarios discrepan con las autoridades. Califican que los transportes actuales no son suficientes y la oferta es regular a mala. La percepción negativa aumenta más al mencionar el Transantiago, por su deficiente servicio, la falta de infraestructura para ofrecer traslados a viajeros y el alto valor del pasaje para una baja calidad servicio. “Si el Transantiago llega al aeropuerto no será opción para viajar, al menos para mí. No es confiable para moverse diariamente por la ciudad menos lo será para alcanzar un vuelo. Los buses van llenos, las frecuencias no se respetan, los choferes tienen malos tratos y no hay espacio para las maletas, sin mencionar su mal estado y la falta de seguridad”, expresa Daniela.

Un eventual servicio de Transantiago está pensando más para los trabajadores del aeropuerto más que para los viajeros, pero aún así, sus servicios no generan confianza. Algunos trabajadores consideran que el auto seguirá siendo la forma más eficiente de llegar por las ventajas en comodidad y seguridad.

Desde su experiencia, Sebastián menciona que la oferta actual “es además cara y con servicios de dudosa reputación, como los taxistas piratas que estafan a los turistas. Un metro va a reducir esto y hacer que bajen los precios para llegar al aeropuerto”.

Nomadic Chica agrega a la deficiencia actual, la falta de conexión con sectores rurales las que prácticamente están obligados a recurrir al automóvil para viajar. “Me llama la atención la definitiva falta de transporte público al aeropuerto. Conociendo la ciudad, en donde existen largos recorridos que incluso conectan con sectores rurales, me parece muy deficiente la conectividad para acceder al aeropuerto a precios razonables”.

Gastón ve en sus viajes a Chile dos maneras directas de moverse masivamente entre el aeropuerto y Santiago: Centropuerto o TurBus. A estos se refiere como “dos opciones, que por negligencia propia o de las prestadoras o del concesionario, no están bien promocionadas como formas exitosas de llegar al centro de la capital (o a la estación Pajaritos).”

Una opinión más favorable, lo tiene la bloguera de viajes Francisca Opazo de “La Vida Nómade”. Según su opinión, la oferta actual es “más o menos” pero también se inclina por el transporte masivo. “Definitivamente hace falta el metro”. Francisca, dice que ha logrado compensar los servicios actuales utilizando los medios alternativos de transporte a través de aplicaciones por todas las conveniencias que ofrecen. “Antes usaba Transvip o me iba a dejar alguien. El estacionamiento es medio caro. Ahora uso Uber que creo que es la mejor opción”.

Considerando el alto valor de los taxis, sean concesionados o no, este medio de transporte prácticamente es descartado por los pasajeros. Los transfers y buses son la primera opción, especialmente si se viaja ligero o por motivos de vacaciones, aunque se guarda cierta distancia porque estos medios de transporte se ven afectados por la congestión vehicular de la ciudad, irregularidades del servicio y a veces malos tratos de los choferes. “En el caso de que no arriende auto en el aeropuerto de Santiago, utilizo Centropuerto hasta Pajaritos y de ahí el Metro. Centropuerto no es costoso, por CLP 1.700 ida o CLP 3.000 ida y vuelta, es un servicio accesible y brinda una buena conectividad”, agrega Gastón.

Los taxis casi no fueron mencionados por lo costoso del servicio y por la mala fama que han hecho de este servicio los piratas en el aeropuerto y por la falta de control de parte de las autoridades, siendo esto uno de los puntos pendientes a resolver. En el caso de las comunas más alejadas del terminal aéreo, los valores de los taxis pueden incluso superar a los precios de un pasaje en avión.

La idea de Nuevo Pudahuel es que para el año 2020, cuando se inaugure el nuevo terminal 2 y se completen las mejoras del actual, los usuarios puedan disfrutar de un sistema de transporte más eficiente y económico para llegar o salir del aeropuerto. El llamado es realizado con el fin de que los organismos del Estado planifiquen el desarrollo de la infraestructura de la ciudad en el largo plazo y no esperen hasta que el crecimiento de la capital bloquee cualquier opción de tener un transporte masivo eficiente para los próximos años.

El concesionario está convencido de que el aeropuerto de Santiago puede ser un referente en la región con la nueva infraestructura a entregar en el año 2020 y los nuevos servicios que se ofrecerán. Estos permitirán volver a posicionar el terminal aéreo de la capital chilena entre los mejores del mundo, tal como lo fue años atrás. Para alcanzar esa meta, insiste en la colaboración de todas las partes las que deben aunar esfuerzos para cumplir el calendario fijado y de esta forma, evitar retrasos que impliquen consecuencias para la aviación y para el país.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Con un gobierno marcado por la ideología y la testarudez van a seguir con la idea de las micros aunque todo el mundo le diga que no. Personalmente, comparto con las opiniones y ni ca... optaría por el Transantiago para ir a tomar un vuelo.

Jaime Ruiz Errázuriz dijo...

La conectividad por metro es necesaria, coincido con las ideas planteadas en el artículo. Espero que los candidatos presidenciales manifiesten sus opiniones respecto a esta materia y que no se espere a último momento para considerar esta propuesta que nos beneficiará a todos

Salvador Leosvaldo dijo...

creo que no es problema ideologico, que mas ciego el que habla de ideolopgias hay dos lineas de buses, que casi nadie ocupa para ir al aeropuerto , las vrces que me a tocado ir por estos servicios, solamente la mayoria que viajan lo hacen por asuntos de trabajo, trabajan en este sector, aconomicamente, no es rentable ni socialmente tampoco. por la sencilla razon es que el metro andaria casi vacio todo el dia, a los chilenos por seguridad siempre nos van a dejar al aeropuerto,los familiares, otros, por transfer, otros por taxi de llamada, ademas los metros en europa que van a los aeropuertos, tambien son financiados por el estado, ademas ir por los metros aqui con maletas es los mas incomodo, en europa lo es mas.

Anónimo dijo...

Parece que el único que es ciego aqui, eres tú, Salvador Leosvaldo. Cada vez que me ha tocado ir al aeropuerto veo como se repletan los buses de Centropuerto y de Tur-Bus, ya sea en Los Heroes, o en Pajaritos donde se forman filas muy largas y hasta personas se quedan abajo porque los buses no dan abasto para la demanda.

Un Metro al aeropuerto sería un tremendo acierto ya que dinamizaría la limitada oferta en medios de transporte que hay en la actualidad, y que personas que viven en otros sectores de la ciudad más allá del centro puedan llegar a la terminal aérea de forma más fácil.

Al parecer las autoridades siguen viendo al transporte aéreo como algo limitado a una elite económica, cuando las estadísticas demuestran lo contrario.

Anónimo dijo...

Personalmente creo que seria espectacular que llegara el metro al Aeropuerto, sin embargo, seamos realistas para un viaje en familia o de trabajo alguno de nosotros piensa irse en metro al aeropuerto?, entendamos viajando con maletas de gran tamaño?, he visto en Madrid, Sydney y Barcelona por Ej., que los vagones del metro y/o tren no son lo mas utilizado e incluso mas caros (que recuerde el valor era 10 veces lo que cuesta el ticket normal de metro) que los buses que te llevan al centro (que si entregan un mejor servicio y mejores horarios incluso de madrugada hasta puntos neurálgicos)
Por otro lado entiendo que la idea de la llegada del transantiago al aeropuerto esta pensado en los trabajadores del terminal mas que en los pasajeros.
Pero ojo, el metro hasta el aeropuerto jamas costará 750 pesos, la pregunta es si el ticket vale lo mismo que un transfer, que opción tomaremos?, mas si viajamos en grupo?