sábado, 29 de julio de 2017

Air France – KLM, Delta, Virgin Atlantic y China Eastern fortalecen su relación con compras y la propuesta de un nuevo JBA

Por Ricardo J. Delpiano

Air France, KLM, Delta, Virgin Atlantic, China Eastern (Air France)
Foto: Air France - KLM
En lo que se considera un escalamiento en el nivel de consolidación, Air France – KLM, Delta, Virgin Atlantic y China Eastern han anunciado una serie de movimientos financieros y comerciales, con los cuales buscan profundizar sus relaciones existentes además de fortalecer su negocio frente a una creciente competencia global.

Se trata de dos acciones separadas pero insertas dentro de un mismo objetivo. La primera es la compra que Air France – KLM realizará a Virgin Group por el 31% de Virgin Atlantic por un valor de 220 millones libras esterlinas (US$287 millones), acción que será seguida por la compra por parte de Delta del 10% de Air France – KLM por un valor de €375 millones (US$437 millones). En paralelo, China Eastern también adquirirá otro 10% del holding franco-holandés. De acuerdo con Air France – KLM, la compra de Delta y China Eastern permitirán inyectar €751 millones a su caja.

La segunda acción es la propuesta de un nuevo Joint Business Agrement (JBA, por sus siglas inglés) entre Air France – KLM, Delta y Virgin Atlantic en las rutas del Atlántico Norte. Respaldado por el movimiento financiero del grupo franco-holandés en la aerolínea británica, la posible nueva alianza ampliará el JBA existente que incluye a Alitalia.

“La combinación de los joint venture existentes entre Air France – KLM, Delta y Alitalia, y en segundo lugar entre Delta y Virgin Atlantic, en un solo joint venture marca la expansión y el reforzamiento de uno de los modelos de asociación más avanzados de la industria de la aviación”, destaca Air France – KLM.

“El dinámico panorama global significa que es más importante que nunca para Delta profundizar los lazos con nuestros socios globales para proporcionar oportunidades para el crecimiento mutuo”, dice Ed Bastian, CEO de Delta. “Reunir las fuerzas de Delta, Air France-KLM y Virgin Atlantic en un joint venture combinado creará la asociación transatlántica de elección para los clientes”.

La ampliación del JBA ofrecerá casi 300 vuelos transatlánticos diarios sin escalas y horarios de vuelos coordinados a disposición de los clientes. De esta manera, todos los viajeros se beneficiarán de las acciones conjuntas que todas las líneas aéreas realizarían, incluyendo los accesos a importantes aeropuertos hub a ambos lados del Atlántico, beneficiando de esta manera a la conectividad global.

Para Air France – KLM el nuevo esquema de asociación permitirá consolidar su posición en el Atlántico Norte y en los mercados de Europa, con una red de rutas poderosa articulada a través de los centros de conexiones Ámsterdam, Atlanta, Boston, Cincinnati, Detroit, Los Ángeles, Londres (LHR), Minneapolis St. Paul, Nueva York (JFK), París (CDG), Salt Lake City y Seattle. Con todos los vuelos coordinados, el grupo franco-holandés podrá manejar la oferta de acuerdo a los cambios en la demanda ofreciendo a los clientes una propuesta de rutas sin comparación. Uno de los mayores beneficios, será el acceso al mercado de Londres a través de la coordinación de las ventas, la participación en Virgin Atlantic y compartir ganancias.

Delta dice que este nuevo JBA está alineado con las inversiones que ha venido realizado para aumentar su presencia internacional con asociaciones de distinto nivel con compañías estratégicas en distintas partes del mundo. “Durante la última década, las alianzas globales de Delta han impulsado un crecimiento internacional significativo”, señala Steve Sear, vicepresidente ejecutivo de Ventas Globales de Delta. “A medida que desarrollemos estas asociaciones, nuestra capacidad de alinear redes, ventas y otras iniciativas comerciales y operacionales proporcionará beneficios aún mayores para nuestros clientes y empleados.”

El JBA entre Air France – KLM y Delta viene desde 2009 y es uno de los más importantes de la industria a nivel global. En 2010, se incorporó Alitalia fortaleciendo aún más esta asociación. En 2012, la línea aérea con base en Atlanta lanzó una asociación con Virgin Australia, seguida en 2013 con la compra del 49% y un JBA con Virgin Atlantic. En 2015, Delta adquirió el 3,5% de China Eastern y en 2017, logró poner en marcha el JBA con Aeroméxico, en la que participa con un 49% del capital. Continuando con su estrategia, Delta anunció un JBA con Korean Air para las rutas transpacíficas y tiene una participación en la brasilera GOL con un 9,5% de la propiedad.

Si el JBA ampliado es aprobado por las autoridades regulatorias de todos los países Air France, Delta y Virgin Atlantic, conformarán una poderosa alianza que rivalizará con IAG (Aer Lingus, British Airways, Iberia, Vueling y Level) y su JBA con American Airlines y Finnair, además del JBA trasatlántico que Lufthansa Group (Lufthansa, Brussels Airlines, Swiss, Austrian) posee con United Airlines y Air Canada. Los cambios son también una forma para enfrentar el avance de las líneas aéreas de bajo costo y tarifas bajas (LCC) en rutas medias como Norwegian o WOW Air.

Si bien China Eastern no participa del JBA, no se descarta que en un futuro cercano esta importante compañía china también pueda ser incluida en alguna asociación de estas características. Mientras tanto, el fortalecimiento de las relaciones con Air France – KLM permitirá a este último mejorar su presencia y exposición en el mercado chino, compitiendo en un nivel superior con las tres grandes del Medio Oriente (Emirates, Etihad y Qatar Airways) que en los últimos años le han generado un impacto no menor.

Los movimientos financieros multilaterales como complementos de las asociaciones reflejan como las compañías aéreas están avanzando en crear relaciones a largo plazo, que por los compromisos adoptados brindan seguridad a los clientes quienes se benefician de las sinergias, cooperación y coordinación en todos los aspectos relacionados del viaje. La decisión de avanzar en los JBA es una clara demostración de que este mecanismo de asociación está resultando ser mucho más conveniente para las partes, ya que sin comprometer capital ni estructuras de las empresas, generan beneficios iguales o superiores a los de una fusión.

No hay comentarios.: